El retorno del Rey Arturo

Willi Sucher – 1 de Octubre de 1954

English version

En las leyendas artúricas se dice que algún día, en alguna gran emergencia, el rey Arturo volverá a dirigir a su pueblo. Estas leyendas no son cuentos fantásticos de épocas antiguas, pues inscritas en las mismas están siempre presentes los hechos espirituales.

Primero vamos a hablar de Tintagel, el legendario lugar de nacimiento de Arturo. Esta isla en el sentido espiritual, es notable por su forma misma, como se puede ver en los mapas que se pueden conseguir de la Guía Oficial. Los mitos describen hechos espirituales de una manera aceptable para una edad determinada, y tenemos que penetrar en la forma legendaria de esta verdad espiritual.

La isla tiene aproximadamente la forma de un pentágono, y el pentágono es el fundamento de la estrella de cinco puntas. Este es un patrón cósmico, pues el plano básico es pura cosmología, una imagen de los gestos del planeta que llamamos Venus. En el futuro nos referiremos a este planeta como el Mercurio oculto, porque así es como se le conocía en la antigüedad. No voy a entrar ahora en las razones,  sólo decir que tiene las cualidades de Mercurio, que son la verdadera sanación.

tintagel-aerea

Mercurio oculto, como sabemos, se mueve a través de la eclíptica, y vamos a mirarlo desde el punto de vista de la concepción ptolemaica. De acuerdo con este punto de vista, se mueve alrededor de la Tierra con ciertos ritmos. Por ejemplo, cuando en el solsticio de verano se encuentra en la constelación de Cáncer, y muy por detrás del Sol, hace una conjunción superior, y su luz está dominada por la luz del Sol, que se sitúa entre este y  la Tierra. Entonces se mueve alrededor de la Tierra, hace un bucle en Libra, y se interpone entre la Tierra y el Sol. Se trata de una conjunción inferior. Así,  pasa alternativamente haciendo un bucle delante del Sol para después pasar detrás de él, hasta que vuelve a su punto de partida después de ocho años. En ese período de ocho años inscribe por sus gestos una hermosa estrella de cinco puntas entre los cielos y la tierra. Este movimiento, de conjunción superior al bucle tarda nueve meses, y este gesto ocurre cinco veces en diferentes lugares del Zodiaco (ver segunda imagen en la conferencia de 11 de marzo).

Todo esto era conocido en la antigüedad. Está incluido en los calendarios de piedra mexicanos. En efecto, existe una especie de pentagrama doble, uno de los bucles y otro por las conjunciones superiores. Ocurre lo mismo con el plano del Castillo de Tintagel, esta isla geográficamente tiene la forma de una estrella de cinco puntas. ¿Parece esto un disparate?. Tenemos muchos monumentos antiguos en Gran Bretaña, que reflejan deliberadamente tales hechos cósmicos. Stonehenge fue utilizado en la antigüedad como un calendario celestial, mientras que la isla de Avalon en Glastonbury revela las características del Zodiaco, según una reciente encuesta aérea. Estas están impresas en la tierra por setos, caminos antiguos, ríos, arroyos, etc.

glanst

Mercurio Oculto es el ser cósmico que está detrás del Rey Arturo. En el universo celta había una gran deidad llamada Gwydion, quien también representa a Mercurio Oculto. Su castillo fue llamado Caerleon, que significa la Vía Láctea. Esta Vía Láctea es el cielo que se mueve entre las estrellas gemelas Cástor y Pólux. Gwydion tenía hijos gemelos, uno oscuro y otro brillante. Esta gran personalidad divina, es el equivalente de Mercurio oculto, porque combate la oscuridad y trae armonía al mundo. Sus oponentes son los habitantes de la más profunda oscuridad, una región llamada Annwn en la mitología celta. Estos opositores se llaman Pwyll y Pryderi, y construyeron una fortaleza ósea en este lugar oscuro. Esto podría entenderse como el esqueleto, y Annwn representaba el abismo, o el Infierno. Era una especie de embudo, abierto en la parte superior y va hacia abajo a una base oscura, estrecha. Es llamado Caldero, y su forma se asemeja a la forma de nuestra Tierra.

Gwydion combate la oscuridad, pero está encarcelado en la fortaleza ósea, el esqueleto mineral cristalizado, y en la gran batalla celta de los “árboles”, gano a estas fuerzas de la oscuridad, porque Mercurio es la curación, la armonización, la fuerza que llena de luz la oscuridad. Incluso algunos astrólogos modernos saben de este gran secreto y llaman a la estrella Venus “el armonizador”, dando así a Venus las verdaderas cualidades mercuriales del Mercurio Oculto. Arturo es el sucesor de Gwydion. Los seres humanos llegaron a reconocer esta divinidad tal como se expresa en la naturaleza humana, después de haber perdido la experiencia de la espiritualidad directa. Arturo no es un nombre ni un título, es un grado de la Iniciación. Arturo representando estas fuerzas ocultas de Mercurio nació en la isla de Tintagel, la cual se manifiesta como el pentagrama de la estrella.

Gwydion era un guerrero de la luz, y la historia de Arturo es la misma, como él también descendía de los cielos a las oscuras profundidades de la Tierra, pero por una escalera de estrellas en lugar de un embudo. El gran bardo galés, Taliesen, describe el descenso de Gwydion a Annwn, y cómo tuvo que conquistar siete castillos en el camino. Esto es esclarecedor, ya que las fortalezas son las siete esferas planetarias como este Mensajero de la Luz y la Armonía vinieron a armonizar el Caldero de la Sabiduría y la Iluminación.

Hay tantos misterios y secretos contenidos aquí que no puedo referirme a ellos ahora, pero Tintagel fue la cuna de las fuerzas curativas de la Tierra que atrajeron a las fuerzas ocultas de Mercurio a nuestra Tierra. Ustedes saben que la primera parte de nuestra evolución de la Tierra está bajo la influencia del  oscuro Marte, pero que ahora se mueve hacia la parte más ligera, que es el Mercurio oculto. Tanto el rey Arturo como la corriente celta pre-cristiana se prepararon para ello (véase el cristianismo cósmico Rudolf Steiner y el impulso de Mikael). Los acontecimientos de Palestina se vivieron después en la forma de mayores visiones. Esto arroja una nueva luz sobre la historia de la Mesa Redonda, y quiero que lo conviertan en el fundamento de nuestro trabajo en las próximas clases, es decir, esta imagen humana del Zodiaco, que es una monarquía más democrática.

El Rey Arturo se sienta en el asiento más importante, pero no es el líder de la tabla, es sólo uno más entre los trece. Todos son iguales y todos sirven. Ellos traen a la humanidad los alimentos que se sirven en esta mesa, y este es el motivo de las fuerzas curativas de Mercurio Oculto. Esta isla representa la Mesa Redonda. En un lugar cerca de Tintagel existe la leyenda de que en el antiguo Monte en pleno verano la tabla se levanta, pero sólo ciertas personas lo pueden ver.

cab

Ahora vamos a hacer un desvío. Les he dicho que creo que la meseta de Tintagel tiene la forma de un oso. Esto no es descabellado, porque se asemeja a la constelación de la Osa en el cielo, la Osa Mayor, que también se refiere al Rey Arturo. Hay una leyenda, contada por Fiona McCleod, llamado “Beyond the Blue” (Mas allá del Azul), acerca de las siete estrellas que componen esta constelación, y se ocupa de la ascendencia del rey Arturo de los cielos. Su alma se encuentra allí, con su padre Pendragón (la cabeza del dragón), quien lo dirigió hacia la constelación de la Osa Mayor. Esto también se conoce como el arado por la gente del campo o como Waen Arturo (Wagon).

Se compone de siete estrellas, y éstas representan los siete reyes que se sientan en la mesa, uno de los cuales es Arturo. Ellos deciden que ha llegado el momento en que “el más grande pasará a ser el más pequeño”, y que el macrocosmos descienda al microcosmos. Esto representa la encarnación. Y así, Arturo desciende a Tintagel, y la Osa Mayor en el cielo tiene la misma forma que esta meseta en la que nace Arturo. El nombre de Arturo se supone que se deriva del Uthyr galés, que significa oso, la Osa Mayor. El oso se mueve continuamente alrededor de la estrella polar “que nunca se pone”, pero esta estrella polar,  hace tres o cuatro mil años estaba en un lugar diferente, estaba en la cola del dragón. La Osa Mayor estaba entonces más cerca de la estrella polar con un círculo a su alrededor en una órbita muy estrecha. Los antiguos observaban esto con una paciencia y dedicación que ahora nos es ajena y veían en ello algo parecido a una escalera en espiral descendente, por la que Arturo descendió a la Tierra.

osamayor

Tintagel es un lugar excelente para la observación de las estrellas, tanto en el amanecer como en el atardecer, y es maravilloso observar el calendario todo el año. Era tarea terrenal de Arturo saber que la vida económica de la comunidad se sustenta en la observación de las estaciones y los movimientos de las estrellas en lo que se refiere a la agricultura, por lo que se mantenía en armonía con los ciclos cósmicos.

Tintagel probablemente quedó como un punto, a lo largo del puente de la Atlántida que desapareció del mundo europeo, y sin duda es de origen muy antiguo. Se adapta excelentemente para dirigir los asuntos de la humanidad por los ritmos cósmicos. Tintagel y Arturo se dedican en este sentido, a asuntos muy prácticos, sin misticismo. Sólo se necesita una comprensión del funcionamiento del Sol, la Luna y los planetas para realizarlos. Es esencial que se entiendan los acontecimientos actuales de acuerdo a las estrellas, como una continuación, en un sentido moderno antroposófico, de estas tradiciones británicas antiguas. En la mitología celta y la cosmología hay un mundo de secretos profundos.

Esto nos da la gran responsabilidad de no tomarlo como un mero interés, sino como algo muy importante y práctico. Nuestro objetivo espiritual que es práctico, de ninguna manera debe ser tomado como  sensacionalismo que en la Tierra debemos encontrar la plenitud de lo que aún nos habla desde el cosmos, y que las cuestiones que ahora se dirigen a nosotros, debemos recrearlas como una Tintagel espiritual y, con ello, llegar a la altura de la expectativa real de Rudolf Steiner.

Traducido por Gracia Muñoz.

https://www.youtube.com/watch?v=x7L5XnJBk4E

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Planetas.

Un comentario el “El retorno del Rey Arturo

  1. […] El retorno del Rey Arturo ~ 1 Octubre de 1954 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s