Saturno 2

Del libro CURSO DE COSMOLOGÍA – de  WILI SUCHER

 ~ 22 de Octubre 1954

English version

En el último encuentro hemos hablado de Saturno, que entró en la constelación de Libra en San Miguel, y de la transición del Padre al Hijo. Saturno es un planeta que nos tironea hacia el pasado, pero también nos lleva a ver el futuro. La posición de Saturno en el nacimiento muestra nuestra encarnación pasada, y como en un reflejo, se puede leer el pasado en la misma. Y en esa reflexión hay un vacío, por así decirlo, en el que brilla el futuro.

Nos estamos moviendo en el sentido a la evolución del otoño, el otoño de la Tierra, en el sentido del karma mundial, se puede hablar de otoño. Juan en el libro del Apocalipsis nos muestra una imagen: Hay una mujer en el cielo vestida del sol con la luna bajo sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Ella estaba dando a luz a un hijo. Hay un dragón que arraso un tercio de las estrellas a la tierra y estaba esperando para devorar al niño. Podemos ver en este mundo de las estrellas físicas, el mundo de la ciencia moderna.

¿Quién es la mujer? En las conferencias sobre el Apocalipsis el Dr. Steiner, nos da el tiempo de cuando esto se llevará realmente a cabo en la Tierra. Actualmente nos encontramos en la quinta época cultural, a la que seguirán la sexta y la séptima. Sólo después de estas épocas tendrá lugar el momento de la “mujer en el cielo”. Ella es la visión de lo que será el alma después de la muerte. Después de la muerte nos unimos con el alma del universo. Debemos imaginar que en ese tiempo futuro,  la Tierra ya no será física y que la Luna y el Sol se habrán unido a ella. La Tierra tendrá entonces una consistencia distinta. Para entonces ya deberíamos haber aprendido a vivir como después de la muerte, ya que estaremos permanentemente en esa condición. Este es el significado de las enseñanzas que grandes individualidades como Christian Rosacruz nos han traído como preparación para la llegada de los nuevos eventos. Esta es una gran advertencia para aprender a permanecer atentos en este ámbito, después de la muerte. Uno puede pensar que la muerte es un estado de oscuridad, de la nada, pero esta idea debe ser superada. La visión de la “mujer” debe convertirse en una realidad para nosotros.

Aparte de esta imagen, hay algo más. Por debajo de la constelación de Virgo esta la constelación del dragón, la Hidra. El Hidra es el monstruo que Hércules mató al sumergir sus flechas en la sangre del dragón, lo que las hizo venenosas. Finalmente, esta sangre del dragón mató al mismo Hércules. La Hidra está conectada con la sangre y con la conciencia. Tenemos la imagen de la Virgen con el pie en la Luna y en la Hidra. Al lado de la Virgen tenemos el cráter de la copa (el portador de vino), que también está conectado con la sangre.

Tenemos que crear nuestra propia imaginación, y aprender a mirar los planetas tal como lo podríamos hacer con un reloj en el que hacemos ciertas cosas en ciertos momentos. Saturno es un indicador de tiempo, y si remontamos la historia nos encontramos con que Saturno en Libra nos muestra un carácter apocalíptico. Por ejemplo, Mani murió en febrero del año 276, cuando Saturno estaba en Libra. Fue el fundador del maniqueísmo, en Asia Menor,  enseñó  la búsqueda de un saber vivir la interacción de lo espiritual en todas las cosas materiales. Él es un Gran Líder de la Humanidad, pero él y sus seguidores fueron perseguidos, y tuvo una muerte horrible. Rudolf Steiner, dijo que Mani y el maniqueísmo llegaran a un primer plano cuando la Luna se haya reunido con la Tierra. La realidad de la gran tribulación es de gran importancia.

En la Edad Media, también había gente importante que murió cuando Saturno estaba en Libra: Copérnico, como sabemos, fue el que introdujo la concepción copernicana del mundo de los planetas que giran alrededor del Sol central. Él es quien se ocupaba de la tercera parte de las estrellas que fueron arrojadas a la Tierra por el dragón. Tycho Brahe fue también una gran individualidad que murió cuando Saturno estaba en Libra. En una encarnación anterior fue Juliano el Apóstata, que quería introducir los misterios persas en Europa, y en el siglo noveno encarno como Herzeleide, la madre de Parsifal. En un gran esfuerzo, Tycho Brahe quería contrarrestar a Copérnico, quería hacer de la Tierra el centro del universo. En años posteriores se convirtió en un vagabundo y finalmente encontró refugio en Praga, donde conoció a Kepler. Como Julián, él quería que los misterios antiguos se conservaran, y como Tycho,  quería salvar el conocimiento cósmico. En Praga trabajó con Kepler, instándolo a continuar su propia concepción del mundo. Sin embargo, tras la muerte de Tycho Brahe, Kepler trabajó más en la concepción del mundo de Copérnico. Cuando Kepler murió, Saturno también estaba en Libra. Primero fue Copérnico, después Tycho que quería salvar, o fomentar el lado espiritual, y Kepler, que volvió a la visión copernicana.

Cuando Faraday y otros científicos murieron, Saturno estaba en Libra. Saturno en Libra de alguna manera está conectado con los sentidos. Esto también culmina con Rudolf Steiner, pues cuando murió Saturno también estaba en Libra.

Después de la muerte  el cuadro del cuerpo etérico  generalmente permanece intacto durante tres días, y luego se dispersa en las estrellas. Uno puede imaginarse  abandonando poco a poco a las fuerzas de la vida como una espiral saliendo de la Tierra y continuando a través de las esferas. Se puede leer en la posición de Saturno, el dramático momento en la vida de Rudolf Steiner, cuando vivía experiencias que para él fueron una realidad interior. Muchos de los que vivían con él, no podían aceptar la realidad de un mundo espiritual; incluso Hermann Grimm no podía aceptarlo. La pregunta que se  presentó a Rudolf Steiner en cuanto a si debía permanecer en silencio, sin embargo, él decidió hablar. Esta es la esencia espiritual de si el “hijo de la mujer en el Cielo”, podrá trabajar en el futuro. Hay huellas poderosas en Libra, y estos impulsos no desaparecen. Otras personas  descienden a la encarnación para hacer frente a estos impulsos y desarrollarlas aún más. Por ejemplo, Leonardo da Vinci, cuyo Saturno al nacer estaba en el signo de Libra, tuvo la idea de máquinas voladoras, y años más tarde hubo varios que comenzaron estos dramáticos acontecimientos, que habían nacido en Libra. De momento parece que sólo han trabajado de una manera destructiva. Gottfried Hermann Schubert fue otra gran personalidad que nació cuando Saturno estaba en Libra. Tenemos que aprender a mirar cada individualidad única y trabajar con ella en un ejercicio interno de concentración e imaginación.

Respuestas a las preguntas

El zodíaco es como una columna vertebral, y las constelaciones del Zodíaco son como ilustraciones. La esencia de estas fuerzas se cultiva con la actividad del pensar. Las plantas se crean a partir del arquetipo. ¿Cuál es la diferencia entre el arquetipo y lo que se renueva?. ¿Qué hace la transición de lo viejo a lo nuevo?. La creación hasta el momento, fue una creación de la obediencia. En la “nueva” creación, tenemos la posibilidad de decir “no”, tenemos la posibilidad de desviarnos. Lucifer y Ahriman crean de la obediencia (véase el prólogo del Fausto de Goethe a continuación). Ahora tenemos la capacidad para negar la posibilidad de identificarnos desde la libertad y el amor, con el mundo divino. La nueva creación será una creación nacida del amor y de la libertad. Esto es algo totalmente nuevo. No tenemos que aceptar el mundo espiritual, podemos rechazarlo.

Saturno en Libra es una especie de columna vertebral. De alguna manera Saturno trabaja en los sentidos y de otra manera en el esqueleto. Saturno, siendo el planeta más antiguo, sabe en qué dirección tiene que ir el desarrollo del mundo. La dirección de los cielos a la Tierra es la dirección del esqueleto, por lo que Saturno trae la línea de destino a la humanidad. La virtud de Saturno, en un sentido filosófico, es la gnosis.

He mencionado a Copérnico, Tycho Brahe, Kepler, y Rudolf Steiner: ¿Por qué todos han salido de la tierra con Saturno en Libra? Que tiene que ver la  cosmología con Saturno en Libra?.

 

PROLOGO EN EL CIELO

El Señor  ~ las Huestes Celestiales – detrás Mephistopheles

RAFAEL : El Sol templa, a la antigua usanza, el duelo de canto de las esferas hermanadas y culmina con un rayo su prescrito viaje. Su luz da fuerza a los ángeles, aunque ninguno puede dar razón de él. Las nobles y sublimes obras están tan espléndidas como el primer día.

GABRIEL : Y, con una velocidad inconcebible, la hermosa Tierra gira rápida sobre su eje e intercambia el esplendor paradisíaco con la noche profunda y estremecedora. Grandes oleadas de mar rompen en espuma al estrellarse en la honda base de las rocas, y estas y el mar son arrastradas por el rápido y eterno curso de la esfera.

MIGUEL : Las tempestades rugen con el desafío del mar y la tierra, de la tierra y la mar, a su alrededor e, iracundas, van trenzando una cadena del más poderoso influjo. Allí, una desolación ardiente hace brillar la senda que precede trueno; pero tus mensajeros, Señor, admiran el apacible caminar de tu día.

LOS TRES A LA VEZ : Esta visión da fuerzas a los ángeles, porque nadie puede dar razón de Ti y todas tus nobles obras están espléndidas como el primer día.

MEFISTÓFELES : Señor, ya que te acercas otra vez a preguntar cómo nos va todo por aquí, y ya que te agradó mirarme en otros tiempos, estoy de nuevo entre tu servidumbre. Perdona que no pueda hablarte con palabras elevadas, aunque de mí se mofe toda esta reunión; mi patetismo te haría reír, si no te hubieras acostumbrado a dejar de hacerlo. No sé nada sobre el sol y los mundos, sólo veo cómo se atormenta el hombre. El pequeño dios del mundo sigue igual que siempre, tan extraño como el primer día. Viviría un poco mejor si no le hubieras dado el reflejo de la luz celestial, a la que él llama razón y que usa sólo para ser más brutal que todos los animales. Lo comparo, con licencia de Vuestra Gracia, con esas cigarras zancudas que vuelan continuamente, dando saltos, y, una vez que están sobre la hierba, cantan su vieja canción. ¡Si al menos permanecieran en la hierba!, pero no, tiene que meter las narices donde no le importa.

EL SEÑOR : ¿No tienes nada más que decir?, ¿sólo vienes aquí a acusar? ¿Es que no hay sobre la tierra nada bueno?

MEFISTÓFELES : No, Señor; sinceramente me parece que allí todo va tan mal como siempre. Compadezco la vida de calamidades que llevan los hombres. Ni siquiera me apetece atormentar a esos desdichados.

EL SEÑOR : ¿Conoces a Fausto?

MEFISTÓFELES : ¿El doctor?

EL SEÑOR : Mi servidor.

MEFISTÓFELES: Sí; y cierto es que os sirve de una manera muy peculiar. Ni la comida ni la bebida de ese insensato son terrenales. Su inquietud lo inclina hacia lo inalcanzable, pero percibe su locura sólo a medias. Le exige al Cielo las más hermosas estrellas y a la Tierra los goces más elevados y, sin embargo, nada cercano ni lejano sacia su pecho profundamente agitado.

EL SEÑOR: Aunque ahora me sirve en la confusión, pronto lo llevaré a la claridad. El jardinero sabe, cuando el arbolito echa renuevos, que le crecerán ramas y le saldrán frutas.

MEFISTÓFELES : ¿Qué apostáis? Todavía habéis de perder si me permitís llevarlo a mi terreno.

EL SEÑOR : Mientras él viva sobre la tierra, no te será prohibido intentarlo. Siempre que tenga deseos y aspiraciones, el hombre puede equivocarse.

MEFISTÓFELES : Te lo agradezco, pues con los muertos nunca me he entendido muy bien. Prefiero unas mejillas frescas y gordezuelas. Con un cadáver no me encuentro nunca a gusto: me pasa lo que al gato con el ratón.

EL SEÑOR: Bien, lo dejo a tu disposición. Aparta a esa alma de su fuente originaria y, si puedes aferrarla por tu camino, llévala abajo, junto a ti. Pero te avergonzará reconocer que un hombre bueno, incluso extraviado en la oscuridad, es consciente del buen camino.

MEFISTÓFELES: ¡Muy bien!, no tardaremos mucho tiempo. No me da miedo la apuesta. Permíteme, si logro mi objetivo, sentirme henchido por mi triunfo. Para mi regocijo, él tendrá que morder el polvo, como mi tía, la famosa serpiente.

EL SEÑOR: Podrás actuar con toda libertad. Nunca he odiado a tus semejantes. De todos los espíritus que niegan, el pícaro es el que menos me desagrada. El hombre es demasiado propenso a adormecerse; se entrega pronto a un descanso sin estorbos; por eso es bueno darle un compañero que lo estimule, lo active y desempeñe el papel de su demonio. Pero vosotros, auténticos hijos de Dios, disfrutad de la viviente y rica belleza. Que lo cambiante, lo que siempre actúa y está vivo, os encierre en los suaves confines del amor, y fijad en ideas eternas lo que flota en oscilantes apariencias.

(El Cielo se cierra y los Arcángeles se dispersan.)

MEFISTÓFELES: De vez en cuando me gusta ver al Viejo y me guardo de indisponerme y romper con Él. Es muy generoso que un señor tan grande tenga la bondad de hablar incluso con el diablo.

Traducido por Gracia Muñoz

 ©Astrosophy Research Center 2012 – ISBN – 1888686-11-1

All rights reserved. These lectures are for private use, study, and research only and are not to be reprinted for any other purpose without the written permission of the Astrosophy Research Center

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Planetas.

Un comentario el “Saturno 2

  1. […] Saturno 2 – 22 de Octubre de 1954 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s