Isis Sophia II -Introducción a la edición de 1951

Por más de 24 años, el autor de este libro se ha esforzado por encontrar un nuevo enfoque por sobre el antiguo dilema acerca de la conexión del mundo celeste de las estrellas con los eventos terrestres. Tras dedicar muchos años a todo el complejo de la Astrología, él se ve convencido de que ésta falla al  proveer una explicación satisfactoria por sobre la relación entre las estrellas y el ser humano. La Astrología, tal como se ubica hoy en día, sólo asiente sobre el hecho de que esta relación existe y sólo la encuentra por medio de la pura práctica empírica. Según el punto de vista moderno, debe admitirse que cualquier tipo de práctica astrológica está bajo sospecha de superstición, y es semejante a pretender usar una herramienta sin conocer sus propiedades y confiabilidad. Esta es una de las razones que provoca el rechazo de la ciencia moderna por la Astrología. El suponer una conexión entre las estrellas y el destino humano no encaja dentro del cuadro actual del universo. Según la Astronomía moderna, el cosmos estelar es una especie de máquina gigante. Por supuesto, es obvio que una máquina -sin importar cuán perfecta sea- no puede ‘hacer’ destino.

A menos que hallemos una nueva concepción espiritual del universo, no hay esperanza de reconciliar la visión de la Astrología con la mentalidad de la ciencia moderna. Se torna más y más evidente que un modelo puramente mecánico y matemático del cosmos no es suficiente. El concepto del cosmos como máquina se ha desarrollado sobre la base de la tecnología moderna. Tales consideraciones han de sugerir tarde o temprano las deficiencias de esta concepción del universo, ya que sabemos perfectamente que una máquina no se crea a sí misma ni opera bajo su propio consenso. Para ello son indispensables las mentes del inventor y del operador, sin embargo eso no puede ser visto por medio de los ojos. Incluso la más ingeniosa explicación sobre la naturaleza del cosmos como máquina no puede ocultar el hecho de que por detrás, ha de existir una mente cósmica maestra invisible, que ha puesto a la máquina en movimiento.

Pero encontrar a esta mente cósmica maestra e invisible, o en otras palabras, a fin de ganar un conocimiento acerca del mundo cósmico divino, resulta ser absolutamente imposible para la disciplina de la ciencia natural moderna. El autor, por otra parte, habiendo sido un discípulo de la ciencia espiritual de Rudolf Steiner durante 30 años, se ha convencido a sí mismo de la existencia de un mundo cósmico espiritual que ya no se encuentra cerrado a la cognición del ser humano. La práctica de lo que fue descrito por Rudolf Steiner como el camino moderno hacia el conocimiento superior, puede abrir las puertas del conocimiento a ese mundo de la existencia e inteligencia cósmica. Este libro es un humilde intento en pos de describir experiencias y descubrimientos relacionados con la nueva sabiduría estelar.

Willi O. Sucher, 1951

Traducido por Diego Milillo y editado por Gracia Muñoz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Planetas.

Un comentario el “Isis Sophia II -Introducción a la edición de 1951

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s