GA238. La individualidad de Elías, Juan, Rafael, Novalis

La última dirección dada por Rudolf Steiner

 – Dornach 28 de Septiembre de 1924

English version

Mis queridos amigos,

No me ha sido posible dirigirme a ustedes en los últimos dos días. Pero hoy, el día en que el ánimo dedicado a Micael derrama su luz en nuestros corazones, no quería dejarlo pasar sin deciros por lo menos unas pocas palabras. El que yo pueda ser capaz de hacerlo se lo debo por completo al cuidado amoroso y dedicado de nuestra amiga la Dra. Ita Wegman. Por lo que todavía espero poder expresar lo que hoy deseo decirles particularmente con motivo de esta festividad.

En los últimos meses hemos hablado con frecuencia, de la corriente de Micael en los eventos espirituales de la vida del hombre sobre la Tierra. Y será uno de los resultados más bellos que pueden derivarse de nuestra comprensión antroposófica sobre el tiempo y las estaciones, si realmente somos capaces de añadir a las otras festividades del año una Festividad de Micael correctamente regulada. Esto sin embargo, sólo será posible cuando la fuerza y ​​el poder de los pensamientos de Micael, de los cuales los hombres actuales no tienen más que un tenue sentimiento, se haya apoderado de una serie de almas humanas que serán capaces de crear el punto de partida humano adecuado para tal festividad.

Lo que podemos hacer en este momento es despertar el estado de ánimo micaélico, entregándonos a pensamientos que nos prepararán el camino para una futura Festividad de Micael. Y esos pensamientos agitaran especialmente la actividad en nosotros cuando volvemos la mirada a todo lo que ha tenido lugar —en parte en la Tierra, en parte, en los mundos suprasensibles— durante largos períodos de tiempo, como preparación para todo lo que ahora en el curso del presente siglo se puede lograr para la evolución humana por las almas que, llenas de un sincero sentimiento se sienten atraídas por la corriente de Micael.

Ustedes mismos, mis queridos amigos, en la medida en que real y honestamente se sienten inclinados por el Movimiento Antroposófico, pertenecen a estas almas —he tratado de dejarlo claro en las conferencias de las últimas semanas y especialmente en las conferencias donde les hablé directamente del karma de la Sociedad Antroposófica. Sin embargo, podemos llevar estas consideraciones un poco más lejos y esto es lo que quiero hacer hoy.

Traigamos ahora ante nuestras almas a los seres que están íntimamente conectados, y que siempre estarán íntimamente conectados, con la corriente de Micael en el sentido que ya hemos descrito. Dirijamos nuestra mirada a estos seres que en al menos dos encarnaciones sucesivas dejaron una profunda huella en gran número de sus semejantes, seres que, sin embargo, sólo se manifiestan en su verdadera unidad cuando los reconocemos como sucesivas encarnaciones de uno y el mismo ser.

Cuando miramos hacia atrás, a la antigüedad, dentro de las tradiciones del judaísmo vemos alzarse ante nosotros la figura del profeta Elías. Sabemos qué significado tenía el profeta Elías para el pueblo del Antiguo Testamento, y para toda la Humanidad, sabemos cómo puso ante de ellos el destino y la meta de su existencia. Y hemos demostrado que en el curso del tiempo el ser que estaba presente en Elías apareció de nuevo en el momento más importante de la evolución humana, apareció de nuevo para que el mismo Cristo Jesús pudiera darle la Iniciación que le permitiera llevar adelante la evolución de la Humanidad. Pues el ser de Elías volvió a aparecer en Lázaro-Juan —que son en realidad una y la misma figura, como ya habrán entendido por las indicaciones de mi libro “el Cristianismo como Hecho Místico”.

cuatro individualidades

Y más adelante vimos que este ser aparece una vez más en ese pintor mundial que dejó que su poder artístico se desarrollara en maravillosas profundidades de ternura, a medida que avanzaba flotando sobre el Misterio del Gólgota. Y vimos cómo el impulso profundamente cristiano que vive en Rafael, como si estuviera impulsando el color y la forma misma de la naturaleza y el ser del cristianismo mismo — y vimos cómo este impulso volvió a elevarse en el poeta Novalis. En el poeta Novalis se revela en palabras maravillosamente bellas lo que Rafael había dado la humanidad en los colores y formas de hermosura poco común. Vemos, así siguiendo uno a otro en el tiempo, seres que se unifican cuando se entiende la reencarnación.

Sabemos [porque lo he contado en varias ocasiones] cómo, cuando el hombre ha pasado por el portal de la muerte, entra en el mundo de las estrellas. Lo que estamos acostumbrados a llamar “estrellas” en el sentido físico externo no es más que el signo exterior y símbolo de los mundos espirituales que miran hacia la Tierra y participan en todas las obras de la evolución de la Humanidad.

Sabemos que el hombre pasa a través de la esfera de la Luna, pasa por las esferas de Mercurio y Venus, llega a las esferas del Sol, de Marte, de Júpiter y de Saturno. Y sabemos que cuando, junto con los seres de estas esferas y junto con las almas humanas que también pasaron por el umbral de la muerte, apartándose de la vida en la Tierra, elaboran su karma, para una próxima vuelta a la existencia terrenal.

Teniendo esto en mente, vamos a mirar por un momento a Rafael y veamos cómo atraviesa el portal de la muerte, entrando en el reino cósmico, el reino de la evolución espiritual, llevando consigo el poder de su arte, que ya en la Tierra brilló como la luz de las estrellas. Contemplamos, mis queridos amigos, cómo Raphael entra en la esfera lunar, y vemos cómo se relaciona ahí con los Seres Espirituales que viven en la esfera de la Luna y que son las Individualidades espirituales de los Grandes Líderes de la Humanidad original, de cuya sabiduría Raphael, como Elías, se había inspirado profundamente. Él conoce a estos Seres Lunares, y conoce también a todas las almas con las que ha vivido en las etapas tempranas de la evolución de la Tierra. Vemos cómo se une espiritualmente con el origen espiritual de la Tierra, con ese Mundo de los Seres primordiales que hicieron posible la existencia del hombre haciendo que lo terrenal fuera impregnado con lo Divino. Contemplamos a Rafael como si estuviera completamente “en casa” unido con aquellos a quienes más amaba en su existencia como Elías, en tanto que fueron ellos quienes al principio de la existencia de la Tierra regularon los objetivos de la vida en esta Tierra.

madona sixtina

 

Entonces lo vemos atravesando la esfera de Mercurio donde, en asociación con los grandes Sanadores Cósmicos, transforma en espíritu ese poder creador del color y de la línea infinitamente completo y saludable; todo lo que había creado con la pintura, tanto en tela como en fresco, llena de ayuda, consuelo y una interminable inspiración a los que pueden conectar con su obra, tan radiante de luz. Y ahora cuando pasa a través de la esfera de los Seres de Mercurio se le muestra la gran conexión cósmica en la fue capaz de mantenerse.

Y así él, que en la Tierra había desplegado un amor tan grande por el arte, cuya alma se había encendido con amor hacia el color y la línea, se eleva ahora a la esfera de Venus, que a su vez amorosamente le acompaña hasta el Sol, a la existencia del Sol, donde vivió en todas sus encarnaciones hasta donde nos son conocidas. Porque fue desde el Sol que él, como el profeta Elías, llevo a la Humanidad por medio de su pueblo las verdades que pertenecen a los objetivos de la existencia.

Vemos cómo en la esfera del Sol vive, en un sentido profundo e íntimo —de manera diferente a la que vivió en la Tierra como compañero de Cristo Jesús— recapacitando de nuevo lo que sufrió cuando, a través de la Iniciación de Cristo Jesús, él, Lázaro, se convirtió en Juan. Y todo lo que ha pintado con luz brillante para los seguidores de Cristo Jesús, —ahora contempla todo esto derramando sus rayos en la transformación cósmica del corazón humano.

Y vemos con más detalle cómo lo que él tenía como el fundamento de su vida penetra, lleno de sabiduría en la esfera de Júpiter. En esta esfera de sabiduría entra en una relación de entendimiento con espíritus tales como Goethe —es decir, el espíritu, que después se convirtió en Goethe—Así como también con espíritus que se habían extraviado por otros caminos, pero que sin embargo lideraron sobre el Ser y el Pensamiento del Mundo adentrándolo en el reino de lo mágico. Y establece el fundamento de su idealismo mágico en la experiencia que tuvo en la evolución del posterior Eliphas Levi. Y también vemos cómo participa en todo lo que estaba viviendo allí en Swedenborg.

 Y ahora tengo que llamar su atención a algo en la vida de Rafael, que tiene una importancia muy grande. Una personalidad que estaba profundamente dedicada a Raphael —Hermann Grimm— se puso a trabajar en cuatro ocasiones para escribir la vida de Rafael. Su “Vida de Miguel Ángel” la llevo a una hermosa plenitud, pero nunca tuvo éxito en la elaboración de cualquier imagen de la vida de Rafael que le dejara satisfecho. Desde su propio punto de vista todo lo que escribía era inacabado e incompleto. El primer libro que llevó a cabo tuvo la intención de ser una biografía. ¿Y qué es?.  Nada más que una reproducción de viejas anécdotas contadas por Vasari.  Nada de la biografía de Raphael en absoluto, sino algo totalmente diferente —una descripción de lo que Raphael se convirtió en la Tierra después de su muerte, en el respeto y reconocimiento de sus semejantes. Hermann Grimm relata lo que la gente piensa de Raphael— lo que los italianos, los franceses, los alemanes piensan de Raphael en el curso de la historia a través de los siglos. Lo que nos da es una biografía del Pensamiento Rafael que ha vivido aquí en la Tierra desde su muerte. Él encuentra la manera de decir lo que queda de Rafael en los corazones y las mentes de los hombres, lo que vive de él todavía en su reverencia y entendimiento. Pero no encuentra la posibilidad de dar una imagen de la vida terrenal de Rafael.

Hermann Grimm que hizo el intento cuatro veces, dice: Todo lo que uno puede realmente hacer por Rafael como personalidad es escribir sobre cómo una imagen pasa a la siguiente, como si hubiera sido pintada por un ser suprasensible que simplemente no ha tocado la Tierra en absoluto con su vida terrenal. Los cuadros están ahí, pero uno puede mirar desde Raphael, quien pinta las imágenes y reproduce la secuencia de lo que se expresa en su contenido interior.

Y así, poco antes de su muerte, Hermann Grimm empezó a hablar una vez más sobre Raphael, y una vez más hizo el intento de poner la pluma y el papel y escribir sobre él. Esta vez, sin embargo, sólo habló de sus cuadros y no de la personalidad terrenal de Raphael en absoluto.

platon y aristoteles

La verdad es, mis queridos amigos, que esta personalidad terrenal de Rafael estuvo entregada por completo y sólo estaba presente en lo que Lázaro-Juan le inspiraba para poder derramarlo en color y línea para toda la Humanidad.

Tal era la vida de este ser. Y era así, que esta vida de Rafael sólo podía ser, por así decirlo, absuelta en otra vida de treinta años —en Novalis. Y así vemos a Raphael morir joven, Novalis muere joven también— un ser que salió de Elías-Juan, apareciendo ante la humanidad en dos formas diferentes, preparando a través del arte y a través de la poesía el verdadero talante anímico de Micael, enviado por su corriente como mensajero a los hombres en la Tierra.

Y ahora, he aquí el maravilloso poder artístico de Rafael vuelto a renacer en la poesía de Novalis que agita y arrebata los corazones de los hombres. Todo lo que a través de Raphael fue dado a lo que los ojos que los hombre pudieron ver — de esto pudieron los corazones humanos beber profundamente, cuando vino otra vez como Novalis.

Cuando consideramos la vida de Novalis, ¡qué eco hallamos allí de la vida de Rafael para la que Hermann Grimm tuvo un entendimiento tan fino!. Su amada muere en su juventud. El todavía es joven. ¿Qué va a hacer con su vida ahora que ella ha muerto?. Nos lo dice él mismo. Dice que su vida en la Tierra será a partir de ahora un “morir después de ella”, para seguirla por el camino de la muerte.  Él quiere pasar ya ahora a lo suprasensible, sin tocar la Tierra para llevar nuevamente la vida de Rafael, viviendo en la poesía su idealismo mágico. No quería dejarse tocar por la vida de la Tierra.

Cuando leemos los “fragmentos” de Novalis, y nos entregamos a la abundante vida que fluye de ellos, podemos descubrir el secreto de la profunda impresión que causan en nosotros. Lo que tenemos ante nosotros en el sentido de realidad inmediata, lo que el ojo puede ver y reconocer como hermoso —todo esto, a través del idealismo mágico que vive en el alma de Novalis, aparece en su poesía con un esplendor casi celestial. La cosa material más humilde y simple— con el idealismo mágico de su poesía puede hacer que vuelva a vivir en toda su luz y gloria espiritual.

Y así vemos en Novalis un radiante y espléndido precursor de esa corriente de Micael que ahora nos guiará a todos, mis queridos amigos, mientras vivan; y luego, después de haber atravesado la puerta de la muerte, encontrarán en los mundos suprasensibles todos esos otros —entre ellos también el ser del que he estado hablando con ustedes hoy— todos aquellos con quienes debéis preparar la obra que se llevará a cabo a finales del siglo, y que llevará a la humanidad más allá de la gran crisis en la que está involucrada.

Este trabajo es: dejar que el Poder y la Voluntad de Micael penetren toda nuestra vida. El Poder y la Voluntad de Micael no es otra cosa que el Poder y la Voluntad  de Cristo, yendo antes a fin de implantar en el camino correcto en la Tierra el Poder de Cristo. Si este Poder de Miguel es capaz de vencer verdaderamente todo lo que es del demonio y el dragón [y sabrán lo que es], si todos ustedes, que de esta manera han recibido la luz del Pensamiento de Micael, y lo han recibido con la sinceridad y fidelidad de un corazón amoroso se esforzarán por seguir adelante desde la disposición del ánimo de Micael de este año, hasta que no sólo el pensamiento de Micael se revele en su alma, sino que también sean capaces de hacer que el pensamiento de Micael viva en sus acciones con toda su fuerza y todo su poder —Si es así, entonces seréis verdaderos siervos del Pensamiento de Micael, dignos ayudantes de lo que ahora tiene que entrar en la evolución de la Tierra a través de la Antroposofía y tomar su lugar allí en la corriente de Micael.

Si en un futuro próximo, en cuatro veces doce seres humanos, el Pensamiento de Michael se vuelve plenamente vivo —cuatro veces doce seres humanos, es decir, quienes sean reconocidos no por ellos mismos sino por el Liderazgo del Goetheanum, en Dornach— si en cuatro veces esos doce seres humanos surgen como líderes con un estado anímico perteneciente a la festividad de Micael, entonces podremos mirar hacia arriba a la luz que a través de la corriente y la actividad de Micael será derramada en el futuro de la Humanidad.

Porque esto es así, mis queridos amigos, he hecho hoy el esfuerzo de levantarme y hablar con vosotros, aunque sólo sean unas pocas palabras. Ya no tengo la fuerza suficiente para continuar. Que mis palabras hablen a vuestra alma recibiendo el Pensamiento de Micael en el sentido de lo que un fiel seguidor puede sentir cuando, vestido con los rayos de luz del Sol, Micael aparece y nos señala lo que ahora debe tener lugar. Porque debe ser precisamente que esta envoltura de Micael, esta vestidura de Luz, se convierta en la Palabra de los Mundos, que puede transformar el Logos de los Mundos en el Logos de la Humanidad. Por lo tanto, dejen que mis palabras a ustedes hoy sean estas:

Brotando desde los Poderes del Sol,

Poderes del Espíritu Radiante —-,

Bendiciendo todos los Mundos!

Por la irradiación de la vestidura de Micael

Estáis predestinados por el Pensamiento Divino.

Él, el mensajero de Cristo, se revela en vosotros –

Llevando a la Humanidad que crece –

 La sagrada Voluntad de los Mundos.

 Vosotros, los radicales Seres del Mundo Etérico,

 Llevad la Palabra de Cristo al Hombre.

Así aparecerán los Heraldos de Cristo

A las almas sedientas que esperan,

Resplandeciendo progresivamente su Palabra de Luz

En la era cósmica del Hombre Espíritu.

Vosotros, discípulos de la Ciencia Espiritual,

Tomad la señal de la sabiduría de Micael,

Tomad la Palabra  Amorosa de la Voluntad de los Mundos

Activamente en la aspiración del alma!

rembrandt-hombre con armadura

Traducido por Gracia Muñoz en Junio de 2017

 

Anuncios

2 comentarios el “GA238. La individualidad de Elías, Juan, Rafael, Novalis

  1. Jaime dice:

    En el Evangelio de Lucas (Rudolf Steiner) se indica que que en Juan Bautista hemos de reconocer a Elías reencarnado, eso significa que Elías vuelve a reencarnarse en Lazaro-Juan….??

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s