GA351c8. Nueve Lecciones sobre las abejas.

Rudolf Steiner — Dornach, 15 de diciembre de 1923

Traductor desconocido. Editado por Pablo San Miguel para la Asociación Biodinámica de España.

English versión

 

¡Buenos días, señores!, hoy seguiré con las consideraciones que tenían que ver con la pregunta del señor Döllinger, si algún otro problema se plantea podemos tratarlo también. La última vez, para contestar a la pregunta del señor Döllinger, tomé como punto de partida las hormigas, cierto, podemos decir que abejas, avispas y hormigas son especies animales emparentadas.

Sin embargo, las costumbres que observamos en cada una son totalmente distintas, aquí la observación puede mostrarnos un montón de cosas, tocantes a la economía del Universo, porque cuanto más se estudia a estos animales, sus modos de vida, más se acerca uno a constatar, con que sabiduría se ha organizado el trabajo de estos animales, y todo lo que consiguen realizar. Os conté la vez pasada, como las hormigas ejecutan sus construcciones, como amontonan sea con tierra o con trocitos de madera muerta, en descomposición o aún dura, que mezclan con otras materias, se construyen sus montículos de tierra, habiendo en estos montículos toda clase de galerías, a lo largo de las cuales se desplazan colonias enteras en “procesiones”. Se las ve entonces, salir por los agujeros dirigiéndose por los alrededores, recogiendo lo que necesitan. Pero también se da el caso de que estos animales no edifiquen construcciones y aprovechen lo que encuentran en el mismo sitio. Supongan, por ejemplo, que se haya talado un árbol, la parte del árbol que ha quedado en tierra, puede servir para que una colonia de hormigas haga una cavidad, horade por todas partes galerías que conduzcan hacia el exterior, amontonen, tal vez, un poco de tierra encima, y vayan haciendo más galerías[1]. Estas, se encuentran todas conectadas entre sí formando un auténtico laberinto por el que se desplazan las hormigas, yendo por los alrededores, buscando todo lo necesario para su construcción y su alimento.

p20

Vean pues, señores, decir que todo esto es debido a su instinto, estoy de acuerdo en ello, pero no es decir gran cosa, porque cuando el animal no tiene un trozo de árbol a su disposición, edifica un montículo de arena, y cuando no encuentra un árbol apropiado se organiza de tal forma, que se evite el trabajo innecesario. El animal se regula según las circunstancias, y aquí se vuelve difícil afirmar que el animal tenga un instinto general, si fuese así, ese instinto acabaría por hacer las cosas, todas las cosas, conforme a él, sin embargo, el animal se regula dependiendo de las circunstancias exteriores, esto es lo importante. Aquí, esto no ocurre con frecuencia, pero cuando se viaja hacia el sur, las hormigas se convierten en una verdadera plaga. Imagínense una casa, en un rincón cualquiera y durante mucho tiempo, sus habitantes no se dan cuenta de nada, hay hormigas que se han instalado trayendo todo tipo de materiales de los alrededores, porciones de tierra, trocitos de madera, y se construyen en ese rincón donde en mucho tiempo no se hizo limpieza, una “pequeña casa”, que pasa desapercibida, y de ahí parten sus galerías hasta la cocina, hasta la despensa, según itinerarios muy complicados, y aquello que necesitan para alimentarse o para cualquier otro uso, lo van a buscar, allí, ocurriendo que en una de estas casas meridionales se encuentren atravesadas en todos los sentidos por estas galerías, seguramente, no se sabe que se vive sobre el techo de un “hormiguero”, uno no se da cuenta más que cuando se lo encuentra por casualidad, o cuando se ve que estas hormigas han “atacado” algo dentro de la despensa, es únicamente siguiendo el trazado de estas galerías, que se puede llegar a descubrir el punto de partida. Aquí tampoco se explica gran cosa invocando al instinto, porque, habría que decir: la Naturaleza ha depositado en este animal el instinto de edificar su construcción, muy exactamente en esta casa, es necesario que la construcción esté hecha de tal forma que se adapte precisamente a esta casa, estos animales, así lo veis, no actúan exactamente por puro instinto. En su comportamiento existe sabiduría, pero cuando observamos una hormiga aislada, nada se puede llegar a constatar que sea, particularmente dotada de sabiduría particular, en consecuencia, se deduce que no es una hormiga aislada la que posee inteligencia, sino el conjunto del hormiguero como tal.

Otro ejemplo es la colmena, es en conjunto que posee la sabiduría, y las hormigas que están en el hormiguero, no son ellas individualmente inteligentes, el modo de trabajo de estas colonias, es pues, extraordinariamente interesante. Pero hay cosas, todavía aún más interesantes, que se producen y quisiera deciros, existe una especie de hormiga, que procede de la siguiente manera, edifica en el suelo en un sitio cualquiera, una especie de muro, ahí es sobre elevado, traza entonces un círculo, y queda así la tierra alrededor, aquí la hormiga, se hace un agujero en el suelo, es ahí dentro donde están las hormigas. El edificio puede presentarse bajo el aspecto de un cono volcánico, en el interior se encuentran las galerías, que de ahí conducen a los alrededores.[2]

Estas hormigas, realizan entonces algo muy particular, destruyen con sus mandíbulas todas las hierbas y plantas que existen en los alrededores, a excepción de una sola y única especie de hierba, todas las demás que no pertenecen a esta especie las destruyen, de manera, que en medio se erige una especie de colina, y alrededor, parece que el suelo estuviera cubierto de piedrecitas, porque a consecuencia de que las hormigas destruyen todo, el suelo se vuelve más compacto, es entonces, tierra muy dura, quedando el hormiguero como rodeado de un “suelo pavimentado”, queda perfectamente liso, como el asfalto, pero más claro. Las hormigas van por los alrededores buscando una hierba determinada,[3] y se ponen a “cultivarla”, en cuanto el viento trae otras semillas se comen la planta en cuanto sobresale fuera de la tierra, la “tiran” fuera del territorio que han vuelto liso previamente, no creciendo en los alrededores más que esta única especie de hierba, es así como la hormiga ha instalado su “propiedad” y se pone a “cultivar” la especie de hierba que les conviene. Esta clase de hierba toma una apariencia muy diferente que la que se cultiva en el exterior (del círculo), porque la hierba fuera de este “dominio” crece en un suelo más blando presentando entonces, un aspecto bien distinto.

sm6.png

Este suelo las hormigas lo vuelven muy duro, de tal forma que la hierba que crece, la hierba que las hormigas han sembrado, posee semillas muy duras, tan duras como piedras, si señores, se pueden encontrar estos hormigueros rodeados de una auténtica “propiedad agrícola”, hay hormigas cultivadoras[4]. Darwin, que observó particularmente este fenómeno, las llama así. Tenemos pues, todo alrededor una explotación, el suelo parecido a granitos de arroz pero muy duros, duros como piedras. Entonces, cuando todo está listo, las hormigas salen, cortan lo alto de la planta, y llevan los trozos así cortados al interior de sus casas, se quedan entonces en el interior durante cierto tiempo, no se las ve, aunque trabajan dentro del hormiguero, todo lo que no pueden utilizar, todas las briznas que adhieren a esos granos, tan duros, los seleccionan, y al cabo de un tiempo corren de aquí para allá, y echan fuera de su “huerto” todo lo que no puede servir, y no conservan en el hormiguero más que las semillas duras, que con sus mandíbulas, también muy duras, utilizan, por un lado para alimentarse y por el otro para extender sus construcciones, son verdaderas campesinas, mirando si pueden utilizar lo que se encuentran en los alrededores, lo que no les sirve para nada lo tiran fuera, al fin y al cabo los seres humanos no lo hacen tan diferente, para satisfacer sus propias necesidades son bastante habilidosas, estas hormigas cultivadoras. Esto es una manera de hacer, que lleva a preguntarse: ¿qué ocurre ahí abajo?, vean pues, es una especie de hierba totalmente nueva la que obtienen así, estos granitos de arroz, duros como piedras, tal como crecen ahí, no existen en ningún sitio, son las hormigas, ellas solas, que los producen, los transforman a su vez, ¿qué ha ocurrido exactamente?, antes de contestar a esta pregunta, consideremos la cuestión desde otro ángulo.

Si volvemos a las avispas, encontramos, como he dicho anteriormente[5], animales que ponen huevos en las hojas de los árboles, en su corteza, lo que provoca el crecimiento de estas “verruguitas”, en las cuales, las jóvenes avispas a su vez se desarrollan. Las cosas pueden también presentarse de otra manera, existen orugas que presentan aproximadamente este aspecto,[6] las conocéis todos, estas orugas tienen el cuerpo cubierto de una espesa capa de pelos, a estas orugas les puede ocurrir lo siguiente. Vienen una o varias avispas de una especie particular, que ponen simplemente los huevos sobre esta oruga. Cuando los huevos llegan a la madurez, nacen las larvas. Sabemos que las larvas son la primera forma en que aparecen también las abejas, y los demás insectos de esta especie. Sabéis que cuando se destruye un hormiguero encontramos los llamados “huevos de hormiga”, estos son de color blanco y se dan como alimento a ciertos pájaros cantores. Estos huevos de hormiga, no son verdaderos huevos, son crisálidas, son larvas de hormiga en realidad.

Lo que ocurre, cuando la avispa ha puesto sus huevos sobre la oruga es muy singular, ya os he hablado de ello. Las larvas que nacen son muy voraces, y hay muchas en cada oruga, estas larvas voraces obtienen su alimento del cuerpo de la oruga. Hay algo muy extraño, que ya os conté. Si una de estas larvas se pusiera a devorar el estómago de esta oruga, acabaría con las larvas de avispa de su interior. Si un órgano, como por ejemplo el ojo, o lo que sirve a la oruga de corazón, o de órgano digestivo, fuese atacado, la vida se pararía, estas pequeñas larvas de avispa, estas orugas tienen la inteligencia de no devorar, lo que las orugas necesitan básicamente para mantenerse vivas, pues solo devoran los órganos que no sufren, el animal así no muere aunque estén estropeados durante bastante tiempo, como mucho, se pone enfermo, y la larva de avispa puede continuar alimentándose. Resulta pues, una organización muy sabia que hace que las larvas no devoren aquello que podría matar a la oruga. Tal vez habréis visto alguna vez, como cuando las larvas llegan a su madurez, dejan el “abrigo”, salen del cuerpo de la oruga, y la oruga entera era una especie de “madre alimenticia”, que de su propio cuerpo, alimentaba a todas estas avispas. Entonces nacen, y siguen desarrollándose fuera para dar icneumones[7] y tomar ahora su alimento de las flores. Posteriormente, cuando llegan a su madurez, ponen a su vez huevos en las orugas de la misma especie. Podéis decir ahora, es una prodigiosa inteligencia la que obra en todo esto, y de hecho, ya os lo he dicho, cuando se observan estos hechos, se va de maravilla en maravilla.

Y ante esto, uno se queda maravillado y se pregunta entonces, ¿cómo se encadenan los elementos de este conjunto?, vayamos un poco más al fondo de las cosas, decía primero, hay aquí flores, que surgen de la tierra y crecen, ahí están también las orugas, veamos ahora como vienen estos insectos que se “hinchan” de flores y de orugas, y cuando se reproducen, vuelve a empezar el mismo proceso, y a nosotros los humanos nos parece en principio, que todo este mundo de los insectos podría no existir realmente. Cuando consideramos las abejas pensamos que nos dan miel, y es por ello que la apicultura es útil, pero esto es mirar las cosas desde el punto de vista humano, y si las abejas son ladronas al robar la miel de las flores, nosotros, los  humanos utilizamos la miel para alimentarnos, o incluso, como medicamento, todo ello para nosotros es altamente provechoso. Pero, desde “el punto de vista de las flores”, esto se presenta como si se tratase de puro robo, y que nosotros humanos, tomamos parte en ese robo, la pregunta es pues, la siguiente: el punto de vista de las flores se expresaría así: “hay en el mundo exterior ladrones, abejas, avispas y hormigas, estos ladrones toman nuestro jugo, y nosotras seríamos seguramente mucho más ricas si nos lo dejaran”, este es el punto de vista, que el hombre, generalmente, supone es el de las flores, y podéis a menudo oír a los ignorantes lamentarse, ¡hay pobres flores!, ¡hay pobres orugas!, estos horribles parásitos se alimentan de su sustancia, y hacen todo lo que pueden para robarles. La realidad es totalmente diferente, en efecto cuando uno se acerca a una flor, y ve posado un insecto, por ejemplo, una abeja que chupa de la flor, hay que decirse, ¿qué pasaría con la planta, si la abeja, la avispa o cualquier otro insecto, no viniese así a chupar el jugo?, ¿qué ocurriría entonces?, evidentemente, es más difícil contestar a esta pregunta que recurrir a esta historia de robo, pues para ello, hay que profundizar la mirada en toda la economía de la Tierra, y aquí no se puede forjar ninguna otra opinión si no se es capaz de una mirada retrospectiva, sobre los anteriores estados de la evolución terrestre.

La Tierra, en efecto, no ha permanecido siempre tal y como es hoy en día, si hubiese permanecido siempre como la conocemos, con su cal muerta, su cuarzo muerto, su gneis, su mica, sus rocas muertas, etc., si la Tierra hubiese estado siempre así, todo el conjunto que conocemos no podría existir, de ninguna manera. La gente que toma como punto de partida de su ciencia, las condiciones tal y como son hoy en día, se hacen ilusiones, “el edificio así construido no puede sostenerse”, el que busca los secretos, las leyes de la Tierra, ahí donde la ciencia actual las busca, es exactamente como un habitante de Marte que bajase a la Tierra, no tendría ningún sentido del hombre vivo, y simplemente se contentase con acercarse a una cámara mortuoria para ver los cadáveres, y la verdad es que no podrían existir muertos, si no hubiesen estado vivos primero.

El habitante de Marte, que no hubiese visto todavía al ser humano vivo, y no hubiese visto más que muertos, entonces podría decir, ahora comprendo que los muertos tengan esta forma, antes no lo comprendía porque no conocía al ser vivo, que existía anteriormente. De la misma forma, si se quieren conocer las leyes de la evolución de la Tierra, hay que remontarse a estadios anteriores. La Tierra, se ha transformado, era originalmente de otra forma, hubo un tiempo, en que las condiciones reinantes en la Tierra eran tales, que nuestras plantas e insectos no existían. Vean ustedes, existía algo que se puede comparar con la Tierra de hoy en día, y creciendo sobre esta tierra, formaciones análogas a las plantas, que se encontraban en continua transformación, adoptando diferentes formas, como las nubes. Había alrededor de la Tierra nubes como estas,[8] pero no eran nubes como las nuestras, que están muertas, al menos, aparentemente muertas, eran nubes vivas, como la planta viva de hoy en día.

Si os imagináis las nubes de hoy en día, tomando vida, y volviéndose verdes, tendréis una imagen del mundo vegetal de aquellos tiempos. En este sentido, más de uno de nuestros grandes científicos, llegan a los límites de lo cómico. Recientemente, podíamos leer en la prensa, una información increíblemente chistosa. Ahora, acaban de hacer un descubrimiento científico, totalmente al “estilo” de hoy en día, extremadamente divertido. Se han dado cuenta de que la leche preparada de una cierta manera es un buen remedio contra el escorbuto, que es una enfermedad muy dañina, entonces, ¿cómo procede un sabio de hoy en día?, analiza la leche, y encuentra que posee tales elementos químicos, ya os lo he dicho, que no se pueden alimentar ratas con estos componentes químicos, porque si se les dan solos, las ratas mueren irremisiblemente al cabo de breves días, eso es lo que contestaron los alumnos del profesor Bunge,[9] y dijeron: existe en la leche y en la miel una sustancia vital, la “vitamina”, lo sabéis, por el ejemplo que ya he citado una vez, es exactamente como si se dijese, cuando se es pobre, es que no se es rico, se dice de la misma manera, ahí dentro hay vitamina. Se ha realizado después, un descubrimiento importante, en la leche hay toda clase de sustancias, que llevan nombres muy “sabios”, y la leche preparada de una cierta manera, es un remedio contra el escorbuto.[10] Entonces, se ha buscado “según métodos muy sabios”, si estas sustancias se administran solas a los enfermos que padecen esta enfermedad, les curarían, pero ninguno de los componentes les curó, cuando estos componentes están reunidos en la leche, especialmente preparada, entonces, es cuando pueden curar el escorbuto. Tomado individualmente, ninguno cura, es el conjunto solamente el que cura. ¿Pero qué queda? Se pregunta el sabio, cuando se le extraen a la leche todos estos componentes, que quedan ahí, porque ahora los elimina todos, que estos componentes estén en un cuerpo etérico, esto no quiere admitirlo, los elimina todos por hipótesis, y ¿qué queda entonces?, respuesta: la vitamina, que se supone debe curar el escorbuto, no se encuentra en ninguno de estos componentes, pero ¿dónde se haya entonces? Y he aquí el “invento”, “se encuentra en el agua de la leche” puesto que no se encuentra en ningún sitio, entonces, lo que cura el escorbuto es el suero de la leche, (que antes hemos llamado agua).

Todo esto resulta increíblemente cómico, pero así es como se halla “sabiamente” presentada la cosa. Porque si el suero contiene la vitamina, toda esta ciencia llegaría al punto en que tendría que admitir, que las nubes del cielo, son seres vivos, deberíamos, en efecto, levantar los ojos hasta las alturas, y decir, en el agua, en todas partes, hay vitaminas, entonces, nos encontraríamos la Tierra, tal como fue en el pasado, pero es que este ya no es el caso hoy en día.

Había en aquellos tiempos, quisiera explicaros, algún tipo de vida vegetal, una cobertura vegetal viviente, y esta gran cobertura vegetal, estaba fecundada por todas partes, fecundada por su entorno, pues no había tampoco animales, con formas claramente delimitadas, no existían avispas, tampoco, que fueran a las plantas pero, de todo el entorno, solo venía una sustancia, dotada de vida animal, (dibuja un croquis[11]), así, nuestra Tierra conoció un estado, que se puede definir o describir, más o menos así: la Tierra, estaba rodeada de nubes, que eran portadoras de vida vegetal, a estas nubes, se acercaban otras nubes que las fecundaban y que eran de naturaleza animal. Del espacio cósmico irradiaba la animalidad y de la Tierra ascendía la vida vegetal.

Todo esto se ha transformado, las plantas de entonces, son ahora nuestras flores, de contornos bien delimitados, que surgen de la tierra, y ya no forman nubes, pero les ha quedado algo, quieren recibir una influencia que provenga de su entorno, aquí hay una rosa que crece, y una hoja y otra, y una tercera, llega ahora la avispa, se come un trocito de la hoja, y se la lleva a su nido como material de construcción, o como alimento para sus pequeños[12]. Como dije anteriormente, nuestros rosales ya no son nubes, se han vuelto formaciones con contornos, claramente delimitados, pero algo se ha quedado en las hojas y en las flores del rosal, que antiguamente vivía en él y estaba unido a la animalidad que le circundaba, este elemento se encuentra en el rosal, en cada hoja, y hay algo que no puede ser fecundado por el conjunto del medio ambiente, y vean pues señores, lo que las flores necesitan cueste lo que cueste, es de una sustancia que tiene también un gran papel en el cuerpo humano.

Porque, cuando examinamos un cuerpo humano, encontramos en él las sustancias más diversas, todas estas sustancias se encuentran en continuo proceso de transformación, pero finalmente, se transforman en algo que el cuerpo posee siempre en cierta cantidad, el ácido fórmico, el cuerpo humano necesita de este ácido. Si lo recogéis de las hormigas, si las exprimen se obtiene un jugo que contiene ácido fórmico y un poco de alcohol. Este jugo se encuentra en las hormigas y también en el cuerpo humano en una sutil distribución. Lo que ustedes comen durante su vida se transforma siempre en ácido fórmico, por supuesto no solo en eso, también hay otras sustancias, pero en menores cantidades. Éste ácido fórmico llena todo el cuerpo. Cuando ustedes se ponen enfermos y no tienen suficiente ácido fórmico, esto es muy perjudicial para el cuerpo, entonces tendrán tendencia a desarrollar gota o reuma. Él producirá demasiado ácido úrico y demasiado poco ácido fórmico.

Pues las hormigas contienen aquello que el cuerpo humano también necesita. Pero el ácido fórmico es además algo que se necesita en toda la Naturaleza. Ustedes no podrán encontrar corteza de árbol que no contenga algo de ácido fórmico. En todo árbol como en el cuerpo humano hay ácido fórmico. En todas partes, en cada hoja debe haber ácido fórmico. Pero no sólo debe contener ácido fórmico sino lo que está emparentado con el ácido fórmico que tienen las avispas y con lo que tienen las abejas que luego llegará a ser su veneno. Todos estos insectos son portadores de una sustancia venenosa. Si a uno le pica una abeja se produce una cierta inflamación, pero si le pica una avispa esto puede ser bien grave. Esta historia de las picaduras de avispas es algo realmente horroroso. Brehm[13] relata una escena graciosa en relación a cómo estos insectos han castigado a los hombres y animales

Fue de la siguiente manera: un joven pastor tenía muchas vacas pastando en la pradera, esa pradera estaba infestada con nidos de insectos. El perro pastor corría de un lado al otro. De repente ese perro pastor se vuelve loco y no se sabe qué le pasa, corre todo lo que puede hacia el arroyo cercano y se zambulle. Se sacude una y otra vez. El joven pastor muy consternado va en ayuda del perro pero desde orilla, sin zambullirse. Con tan mala suerte que pisa un nido lleno de insectos que lo pican como le ocurrió al perro. El pastor también corre como un loco y al final se lanza al arroyo. Debido a la ausencia del perro y del pastor comienza poco a poco a producirse un desconcierto entre las vacas, algunas pisan un nido de insectos, son picadas y enloquecen. Finalmente gran parte de la manada se encuentra en el arroyo enloquecida.

Estas picaduras de insectos nos pueden jugar una mala pasada. Todos estos animales contienen algo venenoso, aún si ustedes son mordidos por una hormiga se produce una pequeña inflamación porque esa hormiga vierte ácido fórmico en la herida. De manera que este ácido fórmico está presente en todo lo vivo en la dilución adecuada.

Mis señores, si no existieran hormigas, abejas y avispas que en realidad son las elaboradoras de estos venenos ¿qué pasaría? Pasaría lo mismo que con la reproducción de la humanidad si de repente desaparecieran todos los hombres y dejaran sólo a las mujeres en la Tierra. La humanidad no podría reproducirse porque faltaría el semen de los hombres. Si bien todos estos insectos tienen además semen, aun así, necesitan para su vida lo que proviene de estos venenos que son remanentes de lo que existía en el entorno de la Antigua Luna.[14] El veneno de abeja y de avispa y el ácido fórmico en fina distribución descendieron una vez sobre las plantas desde el Cosmos y ese remanente está presente aún hoy. Cuando van paseando y ven en algún lugar una abeja posada sobre un sauce o sobre una flor no digan que el insecto sólo robará algo a la flor, digan en cambio: mientras la abejita está posada sobre la flor chupando, la flor siente tal bienestar que hace fluir un jugo al lugar donde la abeja está chupando. Señores míos, ¡esto es muy interesante! Cuando la abeja chupa, la flor deja fluir su jugo hacia ese lugar y mientras la abeja le saca algo a la flor, el veneno de la abeja se incorpora al jugo de la flor. La avispa Cínife al picar también inyecta veneno, pero en especial cuando la hormiga se abalanza sobre troncos de árboles, etc. que ya no tienen vida, penetra en éstos el ácido fórmico. Cuando una hormiga llega a una flor la secreción de la hormiga se une con el jugo de la flor. Esto es necesario pues si no sucediera así, si no existieran estas abejas, avispas y hormigas que de continuo se acercan al mundo de las plantas y las muerden no llegaría hacia las flores el necesario ácido fórmico y los venenos necesarios. De manera que las flores se extinguirían después de un cierto tiempo.

 Lo mismo ocurriría, de hecho, para las orugas, morirían, acabarían por desaparecer, y entonces, ustedes dirán, no sería un daño importante, las especies de orugas se extinguirían sin más, y no pasaría nada. Pero, de estas orugas se alimentan los pájaros, y si seguimos, la Naturaleza entera está basada sobre las relaciones internas de este tipo.

Miren ustedes, las sustancias que comúnmente llamamos sustancias vitales (vitaminas) son sin duda las sustancias que el hombre aprecia, pero en realidad, solo las sustancias como el ácido fórmico son verdaderas sustancias vitales. Si el hombre se acerca a la Belladona encuentra en su interior un veneno que es una sustancia muy perjudicial. ¿Pero qué hace la Belladona? Recoge precisamente el espíritu proveniente del entorno cósmico; los venenos son recolectores de espíritu, por eso también son remedios. En el fondo las flores se enfermarán más y más, pero las abejas, avispas y hormigas, hacen continuamente de diminutos médicos que llevan el ácido fórmico que las flores necesitan para curar la enfermedad de manera que todo vuelva a estar de nuevo sano. Miren, estas abejas, avispas y hormigas no son simples ladronas, sino que al mismo tiempo aportan lo que a las flores les da la posibilidad de vivir.

Cuando vemos, por ejemplo, como las hormigas impregnan todo con su ácido fórmico, observamos ahí la economía de la Naturaleza, esto es algo grandioso. Siempre que se produzca algo, que sea necesario para la conservación de la vida, del Universo. Aquí, por ejemplo, tenemos un árbol, este posee una corteza, ella se descompone si corto el árbol,[15] aquí hay una corteza que se ha podrido, decimos entonces: dejemos esto descomponerse tranquilamente, nosotros observamos como este proceso se produce, y dejamos que se vaya descomponiendo en el bosque, ¡cuántas hojas y desechos se pudren en el bosque al cabo de un año!, lo dejamos todo pudrirse, pero en el Universo esto está organizado de forma distinta. Siempre existen hormigueros en su proximidad, el ácido fórmico que procede de ellos, penetra en el suelo del bosque. Cuando tenemos un hormiguero en el suelo de un bosque, es como si tuviéramos un vaso lleno de agua, ponéis en el agua una gota de una sustancia cualquiera,[16] y ella se disuelve inmediatamente, esparciéndose por todo el agua del vaso, por ejemplo, si añadís sal, toda el agua se torna salada de inmediato, de la misma forma, si tenemos un hormiguero en un bosque, inmediatamente se extiende el ácido fórmico por todo el suelo del bosque,[17] las materias en descomposición se impregnan de este ácido fórmico, así pues, no es solamente el interior de las plantas y orugas actuales, todavía vivas, en las que penetra el ácido fórmico, o el veneno de avispa o de abeja. Cuando la abeja se posa en la flor, esta aspira lo que recibe de la abeja, también ocurre esto en el suelo que está muriendo. De todo esto, no se puede adquirir el conocimiento más que por la Ciencia de lo Espiritual, porque la otra ciencia (la de lo material) no se preocupa de nada más que de aquello que la abeja toma de la flor, pero la abeja no podría posarse sobre las flores durante milenios, si no las hubiesen “cultivado”, comiéndolas con sus mandíbulas, y es así lo mismo, para la materia  muerta del bosque.

p21

 Imagínense esto, la ciencia, que solo juzga lo físico, tal como aparece hoy en día, admite que llegará un momento en el que la Tierra morirá completamente, y de hecho debería ser así porque un día se presentaría un estado de las cosas en que lo descompuesto lo invadiría todo, y entonces, la Tierra perecería, pero esto no ocurrirá, porque siempre que la Tierra se descompone, se impregna a su vez de lo que aportan abejas, avispas y hormigas, es cierto, las abejas no se lo aportan más que a las flores vivas, las avispas casi se lo aportan exclusivamente a estas flores, pero lo que aportan las hormigas bajo la forma del ácido fórmico, lo dan a la vez, a todo lo que está muerto o descompuesto, y así incitan a estas materias muertas a la vida, contribuyendo así, a que la Tierra en todo lo que posee en descomposición, siga viva. Podemos pues, admirar el espíritu, que se encuentra presente en todo este proceso. Cuando se observan las cosas más de cerca, se puede ver entonces, que todo reviste una gran importancia.

Consideremos ahora, estas hormigas cultivadoras, que instalan sus “huertecillos”, y preparan las plantas para modificarlas, respecto de cómo se presentan en su estado natural. El ser humano, no podría nutrirse de lo que estas plantas producen, porque si consumiese estos “granitos de arroz”, cogería extrañas enfermedades. Tendría en él, efectivamente, un exceso de ácido fórmico, además de romperse los dientes con esos granos tan duros, y durante un cierto tiempo, los dentistas tendrían mucho trabajo. Al poco, moriría sin remedio, por haber consumido estos “granos de arroz”, duros como piedras, que las hormigas obtienen de la manera que he descrito. Pero las hormigas, el conjunto del hormiguero, más exactamente expresado, “piensan lo siguiente”: “si simplemente vamos a buscar en la amplia Naturaleza, y si no sacamos de las plantas lo que hay en todas partes, no podremos almacenar en nosotros, suficiente ácido fórmico, y en consecuencia, no podremos devolver a la Tierra, más que un poco de este ácido, elijamos pues únicamente las plantas que podamos cultivar, de tal manera, que todo en ellas, sea compacto y duro como la piedra, y que de esta materia densa, extraigamos mucho ácido fórmico”, de manera, que estas hormigas que practican la agricultura, lo hacen para extraer la mayor cantidad posible de ácido fórmico, y son estas hormigas, las que a su vez, aportan la mayoría de este ácido a la Tierra, así es como todas las cosas y procesos se interrelacionan entre sí.

Entonces podemos observar, según he explicado, lo que son los venenos. Si provocan inflamaciones, o efectos análogos, son también, a su vez, remedios que actúan constantemente para impedir la muerte. La abeja adquiere, a los ojos de esta nueva visión, una gran importancia para que las flores se mantengan en buen estado, porque existe una profunda afinidad entre las flores y las abejas, y esta conservación de la vida, muestra, que cada vez que los insectos se expanden así por la Tierra, ésta a su vez se carga de veneno, este es el aspecto espiritual de las cosas. Cuando uno se pregunta: ¿cuáles son las relaciones de orden espiritual entre los hechos?, nunca pienso en contestarme con decir: las cosas son así o son asá, cito los hechos, y a partir de ellos, vosotros podéis juzgar por vosotros mismos, si esto contesta o no, a un sentido, porque los hechos se desarrollan exactamente de una manera, que permiten ver que en todas partes, en todo hay un sentido. Solamente, las gentes que hoy en día se titulan sabias, no hablan de este aspecto de las cosas que tienen un cierto papel en el mantenimiento de la vida. En nuestras regiones no se tiene esto en cuenta, pero, en cuanto se viaja hacia el sur, se puede escuchar a los campesinos, a las gentes sencillas, decir, con una sabiduría instintiva, estos hormigueros no hay que destruirlos, porque contribuyen a impedir que el proceso de putrefacción sea dañino, y aquellos que son muy “avispados”, en estas regiones, dicen todavía otra cosa. Cuando uno va paseando con ellos por el bosque, concretamente en un bosque donde se haya hecho una tala, y los arbolitos comienzan a crecer, estas gentes, (en ellos no es el cerebro, el que es inteligente), sino la nariz, porque se puede ser también inteligente por la nariz, allá donde los nuevos arbolitos tomarán el lugar de los antiguos, miran hacia un lugar, y dicen: pues bien, esta plantación va a salir muy bien adelante, aquí no huele a podrido, debe de haber algún hormiguero cerca, que demuestra lo útil que es.

Esta gente, sienten esto es por la nariz que son inteligentes. Y de esta inteligencia, procede más de un aspecto de la ciencia popular, que es muy útil. Por desgracia, la civilización moderna, no ha desarrollado más que la cultura cerebral, y de estos hechos que provienen del instinto, se han dejado de lado. Pero, a la vez, el instinto no es hoy en día, más que una palabra. Estos animales, concretamente cuando se asocian en colmenas, en hormigueros: en el fondo, todo esto lo saben, y en el origen de ello, existe una especie de olfato; y como ya hemos dicho, en más de un aspecto de esta ciencia instintiva, se encuentra la inteligencia del olfato, de la nariz.

[1] Ver dibujo de la pizarra nº 20.

[2] Ver dibujo de la pizarra nº 20.

[3] https://es.wikipedia.org/wiki/Aristida

[4] Ver la página 99 de este enlace: La inteligencia de las hormigas. Ver también: https://es.wikipedia.org/wiki/Charles_Darwin

[5] GA348c2. Sobre la salud y la enfermedad, Volumen II — El cerebro y el pensamiento

[6] Ver pizarra nº 20.

[7] https://es.wikipedia.org/wiki/Ichneumonidae

[8] Ver dibujo de la pizarra nº 20.

[9] Gustav von Bunge 1844-1920.

[10] http://www.home-remedies-for-you.com/es/remedy/Scurvy.html

[11] Ver dibujo de la pizarra nº 20, abajo a la derecha.

[12] Ver dibujo de la pizarra nº 21, a la izquierda.

[13] https://es.wikipedia.org/wiki/Alfred_Brehm

[14] http://www.editorialrudolfsteiner.com/la-ciencia-oculta.html

[15] Ver pizarra nº 21, el dibujo del centro.

[16] Ver pizarra nº 21, el dibujo de la derecha abajo.

[17] Ver pizarra nº 21, el dibujo de la derecha arriba.

 

GA351c6. Nueve Lecciones sobre las abejas.

Rudolf Steiner — Dornach, 10 de diciembre de 1923

 

Traductor desconocido. Editado por Pablo San Miguel para la Asociación Biodinámica de España.

English versión

El señor Dollinger quiere plantear una pregunta acerca de los panales de miel, dice, que hay personas que comen los panales a la vez que la miel y antiguamente en los albergues, se les servía directamente en la mesa, quisiera saber si es nocivo también consumir la cera, en lo concerniente a las enfermedades de las abejas, piensa que antiguamente no eran tan virulentas como hoy en día, cuando se toma mayor cantidad de miel a las abejas.

El señor Müller dice que comerse los cuadros es una afición, naturalmente no se trata de cuadros (panales) artificiales, sino de panales construidos por los propios insectos. En lo que se refiere a las enfermedades no provienen, dice él, de que se les tome demasiada miel a las abejas, en otros tiempos, no se fijaba tanto uno en ello, simplemente no había tantas colmenas poco pobladas, de manera, que no se tenía el mismo cuidado que hoy en día. De Inglaterra se extendió a Suiza una enfermedad de las abejas, que antes no se conocía aquí.

El señor Erbsmehl piensa que tal vez habría que atribuir esto a los abonos artificiales, se sabe que provocan enfermedades en las flores.

Doctor Steiner: en lo que se refiere a estas dos preguntas, he aquí lo que hay que decir: es exacto, que si la gente consume los panales, en a un modo de afición, en estas materias, la cuestión es simplemente determinar, como se sienten estas personas, pero es una pregunta a la cual, solo la medicina puede contestar, no es posible decir algo con respecto a esto, si se observa efectivamente la salud de estas personas, que consumen los panales y con ellos claro está, la cera. Yo he conocido varias personas que consumían los panales pero los escupían cuando habían chupado la miel, y nunca he podido hacer observaciones sobre personas que consumían a la vez la miel, y grandes cantidades de cera, se podría decir, de forma hipotética, la cosa siguiente: hay cosas que unos toleran y otros no, todas las personas no poseen la misma medida de soportar. Las mismas cosas, puede haber personas que consumiendo la cera, se crearían una enfermedad en el estómago, pero entonces, a estos habría que desaconsejarles el comerla, pero puede también que haya personas que digieran la cera con problemas, y que evacúen los residuos en sus excreciones, para estos, habría que añadir la cosa siguiente, por el hecho de que comen la cera, en consecuencia, dejan el mayor tiempo la miel adherida a la cera, cuando esta se encuentra aún en el cuerpo, la miel es más bien digerida a nivel del intestino, mientras que de la otra forma, sería una vez digerida fuera del intestino por los vasos linfáticos, entonces, se puede decir: depende también aquí, del estado de salud de estas personas, en efecto, los unos digieren más bien a nivel del intestino, y los otros, más bien a nivel de los vasos linfáticos. No se puede decir con ello que una cosa sea buena y la otra mala, eso depende del individuo, uno puede afirmar con certidumbre, si se hiciera tomar a un número determinado de personas miel con los panales, y a otro, la miel sin cera, y entonces mirar lo que resulta de ello.

En cuanto a la enfermedad de las abejas, es necesario, como para las enfermedades en general, tomar en consideración lo que ha dicho el señor Müller, ocurre de la misma forma con el ser humano. Hay cosas que antiguamente no se tenían en cuenta, mientras que hoy en día se las estudia con mucho cuidado. Pero todavía existe algo esencial que entra aquí, el apicultor, antiguamente tenía muchos conocimientos instintivos, hacía muchas cosas sobre las cuales le era imposible explicar el porqué, estos instintos la humanidad actual los ha perdido, hoy en día, en todos los dominios, se quiere saber el porqué, y es justamente, para determinar este porqué, que es necesario ir hasta el fondo de las cosas.

De ello, la ciencia de hoy en día, no es, por lo general, capaz. El apicultor antiguamente poseía un instinto “robusto”, que le llevaba a tratar a sus abejas exactamente como a personas, si me puedo expresar así, piensen que antiguamente, se les ponía a las abejas cestos, hoy en día se les pone en cajas, esto ya es una gran diferencia.[1] Estas cajas son de madera, la madera es un material muy distinto de la paja que se utiliza para trenzar los cestos, y otras sustancias similares. Por otra parte, la paja, está hecha de tal manera, que atrae del aire otras sustancias distintas que la madera, que es materia neutra, ya en este tratamiento exterior aplicado a las abejas, hay diferencia. Ahora, si puedo resumir lo que el apicultor hacía antiguamente, concretamente derivado del instinto “robusto” que era el suyo, diría, que a menudo, ignoraba completamente por qué lo hacía, pero colocaba sus colmenas en un lugar determinado, donde a menudo el viento procedía de tal o cual lado, y otras medidas similares. Hoy en día, por razones utilitarias, se las coloca ahí donde hay sitio, se tienen en cuenta todavía las condiciones climáticas, pero ya no tanto.

sm4

 

El señor Müller dice, que él hace mucho caso de estas condiciones, que tiene su colmenar en una pequeña cumbre, donde no da apenas el viento del norte, y poco viento del este.

Doctor Steiner: para este tipo de cosas, la madera es menos sensible que la paja, no hago con ello propaganda para los cestos de paja, sino que posee en realidad una gran influencia. Es seguramente para la abeja, cuando hace su trabajo, muy importante, cuando realiza todo su trabajo en el seno de este organismo. Es un trabajo prodigioso, que se desarrolla en su cuerpo, cuando recoge la miel virgen, para entonces transformarla en ella misma, en miel, tal como la conocemos, la que consumimos, es un trabajo ingente, la abeja tiene que cumplirlo, ¿por qué medios?, por el hecho de que existe dentro de ella, una relación bien definida entre estos dos jugos, uno, es el jugo gástrico, y el otro la sangre. Cuando se examina una abeja, se encuentra el jugo gástrico, que es blanquecino, y la sangre, rojiza, son dos partes, de las cuales, el ser abeja se compone, esencialmente, todas las demás partes son, por así decirlo, organizadas a partir de los efectos de estos dos jugos, y lo que se constata, es que existe una relación muy determinada, entre el jugo gástrico y la sangre. Existe, en efecto, entre uno y otro, extremadamente importante. El jugo gástrico es ácido, lo que se denomina ácido en química, y la sangre es, como dicen los químicos, alcalina, es decir, no ácido, pero puede ser acidificado. Cuando el jugo gástrico no tiene acidez suficiente, ocurre inmediatamente algo en la abeja, que provoca una perturbación en su organismo, cuando elabora la miel.

Y la sangre, no es a su vez bastante fuerte, si las condiciones de clima, de luz, y de calor, no están reunidas, es por ello, que importaría muchísimo, si se quiere uno hacer dueño de las enfermedades aparecidas recientemente en las abejas, tomar las disposiciones necesarias, para asegurar una relación justa entre el jugo gástrico y la sangre. La cría de abejas no se practica en una forma tan sencilla como antes, esta meta, no podrá ser conseguida por el conjunto de condiciones de clima y calor, porque éstas no actúan con la misma intensidad sobre las colmenas modernas, lo que haría falta sería buscar lo que actúa más favorablemente sobre la sangre de las abejas, y aquí, posiblemente, en el futuro, los apicultores, tendrán que procurar que haya en las abejas una elaboración conveniente de la sangre.

A este respecto, las cosas dependerán de lo que les voy a contar. Verdad es que, hay años, en que las abejas tienen que buscar, casi exclusivamente el néctar en los árboles.[2] En estos años, la composición de la sangre de la abeja está muy amenazada, las abejas entonces, enferman con más facilidad, será pues conveniente, que el apicultor, en un futuro, instale como un pequeño invernadero, en el cual cultive las plantas que les gustan a las abejas en una determinada época del año, y que ellas necesitan. Así, se tendrá por lo menos, un pequeño jardín de flores, en el cual, se dejará ir a las abejas, por ejemplo, en mayo. De hecho, buscarán ellas mismas, ese jardín, cuando las plantas que necesitan se marchiten ese mismo mes de mayo, y hayan desaparecido. De esta manera, dándoles esta ayuda suplementaria, de un cultivo floral artificial, cercano a la colmena, se podrá, seguramente, combatir estas enfermedades. Esto es un ejemplo, de lo que puedo recomendar, no son de momento más que propuestas, pero no es dudoso que darán frutos, porque proceden del conocimiento de la naturaleza de las abejas, si el apicultor las pone a prueba, darán excelentes frutos, es una forma de luchar contra las enfermedades de las abejas, pero para actuar en la práctica, hay que conocer el conjunto de la situación. Esto es algo que no afirmo hoy en día, diré simplemente esto, resulta de la naturaleza de toda la abeja, y se pueden hacer fácilmente pruebas de este tipo, con plantas que se cultiven artificialmente, cuando estén ausentes de la estación considerada, es muy posible, así, que el estado de salud de las abejas, se vea considerablemente mejorado, son cosas de las cuales estoy absolutamente convencido, esto se verá, si se procede de una manera verdaderamente conforme a la Naturaleza, porque no puede ser cuestión de hoy en día, el retrotraer el problema a su estado anterior. De la misma forma, que no se necesita ser reaccionario en política, no es necesario el serlo en otros dominios tampoco, no es una necesidad, al revés, hay que andar con el progreso, pero se trata de actuar correctamente, cuando uno se sale de lo que se hacía antiguamente, para compensar por otra cosa, eso es todo lo que tenía que decir, en cuanto a ese punto.

El señor Müller dice, que ya los apicultores trabajan en vistas de ese cultivo artificial de plantas, por ejemplo, se plantan grandes cantidades de crocus amarillo, especialmente, para procurar flores a las abejas, se hace de la misma forma con otras plantas que tienen flores amarillas, etc.

Se siembra también mucho trébol americano, que alcanza aproximadamente 2 m. y florece durante todo el año, se le siega solamente en otoño, antes, se dejan las flores para las abejas, esto es lo que sería necesario.

Doctor Steiner: ciertamente, se empiezan a utilizar ya, estos procedimientos, pero se desconocen sus causas y efectos, lo que he dicho al principio, es una buena vía sobre la cual se puede perseverar, lo que dice con respecto al trébol americano que florece todo el año, es algo que se abandonará, porque este trébol no produce un mejoramiento de la sangre, da a las abejas un “latigazo” en un corto periodo, es como cuando se trata a alguien con alcohol, esta excitación, estimula la producción en las abejas durante un cierto tiempo, pero hay que tener mucho cuidado de no aportarles algo que sea completamente extraño, porque, por su entera naturaleza, están acostumbradas, ligadas a un determinado sitio, esto ya se nota en el hecho de que las abejas de otras regiones, tienen un aspecto completamente diferente a las nuestras. Esta, es la abeja dorada de la Europa Central, de la cual ya hemos hablado, la abeja doméstica común, la abeja italiana presenta un aspecto completamente diferente, la abeja carniolana otro, las abejas están fuertemente ligadas, por sus costumbres, a los territorios donde viven, y no se las puede aportar una ayuda duradera, procurándoles miel virgen, porque entonces, tienen mucho trabajo que realizar con su propio cuerpo, su organismo empieza a entrar en revolución, porque buscan otras formas de esta miel virgen, para que se transforme en lo que es en el sitio del que procede el trébol, esto se verá, dará resultados durante algunos años, pero después, “habrá que pagar los platos rotos”. Tiene toda la razón cuando dice, que todavía no existen datos reales, pero ello es algo que se verá efectivamente, y entonces, se abandonará este método, o se hará lo que se ha hecho en el viñedo, para los viñedos se realizó el siguiente experimento, sabéis que durante los años de 1870-1880, apareció repentinamente la filoxera,[3] que destruyó el viñedo en vastas regiones de Europa, pude durante esta época, ocuparme mucho de esta cuestión, ya que uno de mis amigos era cultivador, publicaba entonces una revista agrícola, y se ocupaba mucho de este tema, de este problema, la gente se preguntaba entonces, porque los planteles americanos no habían cogido la filoxera, no estaban amenazados, ¿a qué llevó la cosa?, pues, sencillamente, con los medios que permiten de combatir esta enfermedad sobre los planteles americanos, no fue posible combatir la enfermedad sobre los planteles europeos, y la consecuencia fue que se pudieron mantener en buena salud los planteles americanos, no fue posible combatir la enfermedad sobre planteles europeos, por lo que se pusieron a plantar los planteles americanos, pero los planteles europeos murieron de todos modos, entonces se abandonó el plantel europeo y se americanizó enteramente el viñedo, la viticultura, se transforma entonces enteramente, y se convierte en algo enteramente distinto, y así ha ocurrido en muchas otras cosas, en numerosas regiones.

No se puede pensar de una forma tan mecánica, hay que comprender que algo está aclimatado, en virtud de su naturaleza entera, a un lugar determinado, hay que tenerlo en cuenta, sino, claro, se puede obtener un éxito momentáneo, pero nada duradero. ¿Hay todavía algo que quisieran preguntar?, o tal vez señores, tienen ganas de comer miel, pero no tanto de discutir sobre ella, tal vez, alguno de ustedes tenga una idea, sin embargo tratar todavía algunos puntos, si puedo decir, sobre la verdadera naturaleza de esta elaboración de la miel por las abejas, y es de todos modos, fijándose bien, una extraña maravilla que existan pequeños animales capaces de transformar lo que chupan en las flores, en esta miel extraordinariamente buena para la salud, que podría tener un papel en la alimentación de los humanos, un papel mucho más importante del que tiene hoy en día, si se diesen cuenta de la extraordinaria importancia que tiene el consumo de miel.

Así, por ejemplo, si se pudiese actuar sobre el conjunto de lo que podríamos denominar, la medicina social, me parecería fabuloso, que las personas comieran miel, justamente en la época de su noviazgo, es decir, a título preventivo, porque después, no tendrían niños raquíticos.[4] Existe en efecto, en la miel una virtud, gracias a la cual, en la elaboración ulterior del organismo humano, actúa sobre las fuerzas de reproducción, y da, concretamente a los niños formas satisfactorias, el consumo de miel por los padres, concretamente por la madre, actúa sobre el sistema óseo de los niños. Entonces, se llegará ahí, cuando se vean claramente todos los aspectos de estas cuestiones, en vez de todas las tonterías que se ven hoy en día en las revistas científicas, se encontrará un día cuando se tenga el conocimiento de todas estas materias, se plantearán preguntas tales como, ¿qué es necesario comer durante este periodo de la vida? , o, ¿qué es necesario comer en este otro?,  y etc., sí, será muy útil para las personas, porque el estado de salud se encontrará considerablemente mejorado, y ante todo, las fuerzas de las cuales dispongan. La única cosa que se puede decir aquí, es que la gente se encuentra muy lejos de estimar debidamente este tipo de indicaciones en su justa medida, aquel que no tiene niños raquíticos, está, en cierta manera, muy satisfecho, pero no piensa en ello, lo toma como si esto fuese normal, el único que se le llega a quejar es aquel que tiene niños raquíticos, y es por ello, que me gustaría decir lo siguiente: las medidas de medicina social, las más útiles, y que tienen por efecto realizar lo que la gente considera su estado normal, son precisamente aquellas que tardan más en aparecer.

Lo que es necesario, es comprender correctamente, en qué dirección se pueden obtener resultados favorables, y yo creo, que si la opinión se formase de que practicando la Ciencia de lo Espiritual, se descubren perspectivas como estas, uno se volcaría mucho más hacia el espíritu de lo que lo hace actualmente, cuando simplemente, se aconseja a las personas: recen, y entonces obtendrán esto o aquello, el conocimiento espiritual permite ver esto. Si señores, estas cosas que el conocimiento espiritual permite ver, y que la ciencia actual no conoce, es por ejemplo, lo siguiente: ¿en qué periodo de la vida es particularmente útil, la miel?, por ejemplo en la época del noviazgo, es algo perfectamente maravilloso que la abeja extraiga de la Naturaleza universal este néctar tan extraordinariamente útil, y que lo transforme en su organismo, comprenderán sobre que reposa, toda esta producción de miel si os demuestro, como se desarrolla ese mismo proceso, pero bajo una forma profundamente modificada, en un animal próximo a la abeja, emparentado con ella, la avispa. La avispa, no da de la misma manera una miel que sea igualmente fecunda para los humanos, aunque se pueda obtener mucho en medicina, con lo que las avispas preparan, pero es un producto, completamente distinto. Les hablaré también, la próxima vez, de las hormigas, pero miremos primero una especie de avispa. Existen avispas, que tienen la particularidad de poner sus huevos en diferentes lugares, en las plantas, en los árboles, en su corteza, sobre las hojas, etc. Hay incluso, quienes las ponen en las flores de los árboles, de tal forma que se parece a esto,

p18

(hace un croquis), ahí está la rama, digamos, que aquí hay una hoja de roble, ahora la avispa, por medio de su aparato reproductor, que es un aguijón hueco, pone su huevo en la hoja del roble, ¿qué ocurre entonces?, ahí, el huevo de la avispa ha sido puesto, todo el tejido de la hoja situado alrededor del huevo, se transforma, la hoja hubiese crecido de una forma totalmente distinta, si el huevo no hubiese sido puesto, pues miremos lo que se deriva del hecho de que el huevo de avispa ha sido puesto en esta hoja. El crecimiento de la planta se modifica radicalmente, y todo, alrededor del huevo, brota fuera de la hoja, aparece como una “verruga” o protuberancia, son estas “verrugas” marrones oscuro que se encuentran en los árboles, ¿cómo han nacido?, han nacido porque en este sitio una avispa ha puesto su huevo, y alrededor de este huevo tiene esta sustancia vegetal modificada, que rodea completamente el huevo.

Este huevo de avispa moriría si fuese puesto en cualquier sitio, no puede prosperar más que si primero existe a su alrededor esta sustancia protectora, que la avispa Cínife[5] roba  a la sustancia vegetal, ella se lo roba.

Así lo ven, la abeja pone sus huevos en los cuadros, en los panales, nace una larva, que llega a ser abeja, luego de lo cual roba la sustancia vegetal y la elabora ella misma. La avispa Cínife, hace todo esto, pero más temprano, en cuanto pone su huevo, le roba a la planta su sustancia vegetal, que ella necesita, (la avispa). La abeja, espera en consecuencia antes de empezar a comer, un poco más que la avispa. En los animales superiores y en el hombre, el huevo está rodeado, desde el seno de la madre, de una envoltura protectora, toma de la madre, lo que la avispa toma aquí a la planta. Esta “verruga” se forma aquí a partir de la planta, de la misma forma, que en el cuerpo de la madre, se forma alrededor del huevo, la envoltura del corión o placenta, que más tarde lo liberará.

Ven pues, avispa y planta se conjuntan. En las regiones en que las avispas son muy numerosas, se pueden encontrar árboles completamente cubiertos por estas “verrugas”. La avispa vive en simbiosis con los árboles, no puede pasar sin ellos, su simiente no podría prosperar, si no se construyese esta envoltura protectora, a partir de los árboles o de otras plantas similares. Las cosas también pueden presentarse de manera diferente, hay formaciones de estas “verrugas” que no se parecen a nueces, sino que crecen de otra forma, son velludas[6], enredadas unas con otras, pero siempre aparece ahí en medio, la futura avispa. A veces, también se encuentran estas “verrugas” bajo la forma de nueces velludas, eso demuestra como las avispas viven en armonía con las plantas, y cuando la avispa llega a término, abre una galería con sus mandíbulas, y sale afuera, a poner a su vez, un huevo sobre otra hoja, cuando ha vivido un tiempo al aire libre. De manera, que la puesta pasa siempre por una vida en común con la planta.

      sm2

 

Ahora podrían decir, ¿qué tiene que ver todo esto, con la elaboración de la miel?, pues las cosas están, a decir verdad, muy estrechamente ligadas, y cuando se mira esto desde más cerca, se puede aprender cómo se obtiene la miel, y aquí, una vez más, la ciencia que se llamaba antiguamente popular, tenía el instinto de tener en cuenta estas realidades.

Sabéis, tal vez, que en las regiones meridionales, concretamente en Grecia[7], el cultivo de los higos, tenía un gran papel, entonces, existen los llamados higos salvajes, que son un poquitín más dulces, pero mucha gente, tiene aún un paladar más goloso, y quisieran higos aún más dulces que los salvajes, ¿qué hacen estas personas? Imagínense una higuera salvaje, esta higuera es particularmente apreciada por una especie de avispa, que pone sus huevos en ella, imaginemos pues, el hecho, ahí está la higuera salvaje, en la rama hay un higo, en el cual la avispa pone su huevo, el productor de higos es un “chico lleno de astucia”, deja a estas avispas poner sus huevos en estas higueras salvajes, que cultiva especialmente para esto, nuestro hombre, comienza por coger dos de estos higos, en el momento en que las larvas de avispa, que moran en el interior, todavía no han llegado a la madurez, de forma que las avispas, tardarán aún bastante en nacer, pero ya habiendo cumplido una parte de su desarrollo. ¿Qué hace entonces el productor?, toma una brizna de junco, y con ese junco ata los dos higos, en los cuales, no ha permitido a las larvas de avispa llegar a su madurez, de manera, que estén juntas[8].

Se dirige entonces a una higuera, en la cual, quiera mejorar los frutos, y cuelga los dos higos, en los cuales las avispas han hecho sus nidos, y puesto sus huevos, ¿qué ocurre ahora?, ocurre lo siguiente: la avispa siente lo que ha ocurrido, porque estos higos cogidos por el productor ya no están en el árbol, empiezan a secarse, ya no reciben la savia del árbol, lo que siente interiormente la avispa, que todavía no ha llegado a desarrollarse, incluso el huevo siente esto, la consecuencia es que la avispa, se da prisa, tanta como puede, en acelerar su proceso de maduración, es pues en primavera, que el productor comienza a efectuar este proceso. Deja primero a la avispa poner sus huevos, entonces, cuando llega el mes de mayo, coge estos dos higos y procede como se ha dicho, ¡vaya!, “piensa el animal que está en el interior”, “ahora, tengo que darme prisa, pues está llegando el tiempo en que los higos se secan”. El animal se da prisa con mucha febrilidad, nace mucho antes de lo que hubiera hecho anteriormente, si el higo se hubiese quedado en el árbol, hubiera nacido al final del verano. Ahora se ve obligado a nacer a principio del verano, pero la consecuencia, es que el animal, del hecho de que nace al principio del verano, debe de hacer una segunda puesta, y vuelve a poner otra vez, antes del final del verano, mientras que de la otra forma, no lo hubiese hecho hasta la primavera. Con estos huevos, la avispa va ahora sobre los higos, que lleva el árbol que se trata de mejorar, es ahí donde pone sus huevos, huevos tardíos, que no llegan a la madurez, pero que se desarrollan hasta un cierto punto, y ¿cuál es el resultado de la operación?, es que, de estos higos, en los cuales se realiza la segunda puesta, se vuelven doblemente dulces que los otros higos salvajes, volver los higos el doble de dulces, es lo que se llama mejorar el fruto de la higuera, ¿qué ha ocurrido?, ha ocurrido, que las avispas, que son animales emparentados con las abejas, pero, de todos modos diferentes, tienen, desde el estado de huevo, el extracto de la planta, que es susceptible de dar miel, y si con la habilidad del productor, se liga por medio de una rama de junco estos dos higos salvajes, donde se encuentran los huevos de avispa, y los coloca en el árbol, de tal manera que quedan ahí suspendidos, es llevar con habilidad la avispa, introducida de nuevo en la planta, lo que ella ha tomado sobre la otra planta, es como, hacerle traer sobre esta planta que se pone, en estos higos mejorados, la miel en forma de azúcar. En estos higos mejorados, el sabor dulce aparece del hecho, de que la miel ha sido simplemente introducida por la avispa, en muy fina difusión, eso se ha producido por el conjunto de la Naturaleza. Así, lo ven, aquí no hemos tomado nada a la Naturaleza, al revés, hemos dejado en el fruto lo que es de la naturaleza de la miel. La avispa no puede elaborar la miel como la abeja, su organización no se adapta de ninguna manera, pero ella puede, cuando se la obliga, por la modificación que he mencionado, transportar de una higuera a otra mientras se reproduce, el sabor dulce de su miel virgen, entonces, vuelve dulce el segundo higo, el higo ha mejorado, y hay en estos higos una sustancia parecida a la miel. Así, lo veis, tenemos aquí algo muy particular, en estas avispas ocurre, que el cuerpo no consigue tomar la miel virgen a la Naturaleza, y transformarla para hacer miel, pero pueden, en el seno mismo de la Naturaleza, hacer de tal forma, que en el paso de un higo a otro, se produzca una especie de melificación[9].

La abeja, es en consecuencia, un animal que lleva el desarrollo de un cuerpo, parecido al de la avispa, bastante lejos, para poder elaborar fuera del árbol, la sustancia, que con la avispa, debe mantenerse en el interior del árbol. Debemos decir, la abeja es un animal que conserva, más en ella de esta fuerza, que la avispa, que no posee mientras es joven, mientras que es huevo o larva. A una edad más avanzada, la avispa pierde la fuerza que le permitiría elaborar miel, la abeja la conserva, y puede ejercerla una vez sea adulta. Si señores, piensen en lo que significa, poder uno con su mirada entrever dentro de la Naturaleza, y decirse, la miel está oculta en las plantas, la miel, esta sustancia cuyo gusto se acerca al del azúcar, está oculta en las plantas. Esta se puede ver, con tal de que se tomen las vías convenientes, y que se secunde a la Naturaleza, haciendo que en la época conveniente, vaya la avispa al árbol que uno quiere mejorar.

Aquí en nuestras regiones, tal procedimiento no es aplicable, ya no es posible en los tiempos en que estamos, pero hubo un tiempo en la evolución de la Tierra, donde, esta posibilidad de hacer nacer estas avispas, que hoy en día, como hace dos mil años, se emplean, como nuestro productor lo hace, motivándolas a hacer una segunda puesta. Donde se las da la posibilidad de poner en estos higos, ya cogidos, y de esta forma, poco a poco, se pudieron conseguir abejas a partir de las avispas. La abeja es, en efecto, un animal, que en tiempos remotos, se obtuvo a partir de la avispa, y hoy en día, como lo he dicho, se puede observar, como gracias a la actividad del animal, a partir de la avispa, esta melificación se opera en la Naturaleza misma. Esto es permite ver también, que cuando la abeja deposita de una manera determinada la miel en sus panales, este panal se compone esencialmente de cera. Si esta sustancia es cera, no es simplemente necesaria, para que la miel esté depositada en ella, la abeja no puede elaborar la miel más que si todo su cuerpo trabaja como es necesario, tiene que segregar cera.[10] Ahora, la segunda higuera, en la cual, el sabor azucarado nace de ella misma, es también más rica en cera que la otra, en la higuera salvaje.

Es por ahí justamente, que la higuera mejorada se distingue de la otra, de la higuera salvaje, es la propia Naturaleza la que crea este exceso de cera, de manera, que el higo mejorado, el higo dulce, prospera en el árbol, que por el mismo, y de una cierta manera, se vuelve más rico en cera. Podéis encontrar ahí, prefigurado, lo que ocurre en la apicultura. Podéis ahora, procediendo con una gran precisión, hacer la cosa siguiente, tomáis el tronco de la higuera mejorada, le hacéis un corte, y lo examináis, encontrareis, cosa extraña, dibujos como estos, parecidos a alveolos de cera, (pizarra nº 18), esta cera, que se deposita en el tronco, aparece bajo el aspecto de formaciones de este tipo, como alveolos de abeja, el higo mejorado es más rico en cera, y en el interior del tronco, la cera se ordena también, adoptando la forma de un alveolo. De tal manera, que se puede decir, cuando consideramos esta mejora del higo, tenemos aquí una producción de miel, que no ha salido de la Naturaleza, la miel se ha quedado en el higo.

La avispa demuestra a plena luz, si por decirlo así, lo que con el higo mejorado se queda en el seno mismo de la Naturaleza, lo hace aparecer a plena luz del día. Por ahí, la avispa hace subir en el higo, la cera, que de otra forma se hubiera quedado en el tronco, y hubiese formado ahí, una especie de celdilla natural, con esta única diferencia, de que estas celdillas no son tan diferentes, tan voluminosas, que están apenas esbozadas, que desaparecen enseguida. Todos los procesos de formación de cera, y de la miel están en el interior del higo, todo este trabajo de abeja, que ahí dentro se realiza, está en el mismo árbol, de tal manera, que toda la Naturaleza es un apicultor.

sm3

¿Qué ha hecho la abeja en primer lugar?, ha puesto un huevo, lo ha puesto en la colmena, el huevo ha llegado a la madurez, no ha tenido necesidad de crear una “verruga”, ha extraído enseguida de la planta, la miel virgen, no hace tampoco en el otro árbol, que se volvería más rico en cera, hace por sí misma, de alguna forma, lo que de otra manera se forma en el tronco, edifica el conjunto de los panales, deposita el jugo, que está ahí en forma de miel, mientras que en el higo, se queda como jugo y rellena todo el higo, de tal manera, que se puede decir, se desarrolla a pleno día, lo que en seno de la Naturaleza se queda en los árboles, y se realiza, entre los árboles y las avispas. Esto permite de darse perfectamente cuenta, de lo que tiene exactamente delante suyo, cuando se encuentra uno en presencia de un colmenar, de una colmena, con sus panales de cera, de celdillas construidas con tanto arte, es un maravilloso espectáculo, ¿verdad, señor Müller?, debe ser un maravilloso espectáculo este ensamblaje de alveolos de cera, y en estos alveolos, la miel. Si  señores, miren esto desde más cerca, podrán pensar entonces, la abeja representa, en efecto, con sus maravillosos alveolos de cera, una especie de tronco de árbol con sus ramificaciones, artificialmente edificado, no penetra en el árbol, ella misma, a poner sus huevos, se construye fuera del árbol, algo que es a modo de una imagen de él, y en vez de hacer crecer un higo, deposita la miel en los panales, que ya estaban preparados, tenemos pues ahí, una especie de copia de la higuera, mejorada artificialmente, copia, que es obra de la avispa.

Es esto, una ojeada echada a las profundidades de la Naturaleza, os demostraré, como la propia Naturaleza puede instruirnos, pero hay que ser capaces, de dejarse instruir por ella, los hombres tienen todavía mucho que aprender de ella, pero, primero, han de ver el espíritu en ella, es entonces como aprenderán cosas, como las que nos ha ocupado hoy en día, sino, se quedarán ahí boquiabiertos, como cuando se viaja hacia el sur y vemos a nuestro “astuto productor”, que ata sus higos, pinchados de picadura de avispa, con una brizna de junco, y los pone en la higuera salvaje, se queda uno ahí boquiabierto, como los viajeros, aunque sean sabios, que no saben porque este hombre hace eso, lo hace porque así se comienza el trabajo de las abejas, a la Naturaleza, incorporando ya la miel, dentro de los higos. Y estos higos, en las regiones donde se aclimatan bien, son tan buenos para la salud, como la miel, porque la miel ya está contenida ahí, en su estado inicial. Estas son las cosas que hay que tener presentes, en el espíritu, cuando se quiere tratar un tema de una importancia tan decisiva, como la apicultura. Creo que se puede progresar así hacia una visión de las cosas un poco más justa.

Pregunta y respuesta, R. Han: después de la conferencia, me acerqué al doctor Steiner, y le pregunté cuál era la causa de la podredumbre de la puesta, me contestó, que no podría dar indicaciones precisas sobre el tema, más que cuando hubiese estudiado la enfermedad, pero es probable, señala, que se trate de una composición defectuosa de la orina de la reina, dice también, ¿verdad que la abeja tiene también orina (ácido úrico) en su organismo?, es probable que la composición defectuosa de la orina sea la causa de esta afección. A propósito del hecho citado en esta misma conferencia, de que la abeja es obtenida por derivación a partir de la avispa, el doctor Steiner dice lo siguiente, más o menos: “este hecho tuvo lugar durante la época de la antigua Atlántida,[11] cuando las diversas formas animales aún no estaban tan claras entre las diferentes especies, en nuestros días, tal derivación ya no sería posible

 

[1] https://www.youtube.com/watch?v=6-fA5o_TCmc

[2] Cuando en primavera baja mucho la temperatura tal vez debido al tránsito del Sol, Mercurio y Venus por la constelación de Tauro, (en ocasiones son apoyados por otros planetas que pasan por otras constelaciones frías como Capricornio y Virgo), las plantas se resfrían y aparecen plagas de pulgón sobre las hojas de los árboles, que segregan secreciones azucaradas que recolectan las abejas y también avispas y hormigas. http://guadanatur.es/que-es-el-mielato/

[3] https://es.wikipedia.org/wiki/Dactylosphaera_vitifoliae

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Raquitismo

[5] https://es.wikipedia.org/wiki/Cynipidae

[6] Ver pizarra nº 18

[7] La información que describe Rudolf Steiner parece que procedía de una obra del hispano-alemán Reinaldo Brehm “Vida animal ilustrada” que fue adaptada por Friedrich Schödler para las escuelas.

[8] Ver la pizarra nº 18.

[9] http://www.asafona.es/revista/?p=3100 En este enlace se puede encontrar información más detallada del tipo de avispa que describe Steiner la Blastophaga psenes.

La Higuera: Cultivo y tradición en la Alpujarra En este documento de internet se describe como se realizaba el proceso de mejora de los higos en el Sureste de España con todo detalle.

[10] De este comentario se puede deducir que cuando en la apicultura moderna se ponen láminas de cera en los cuadros para que las abejas la estiren y construyan los panales, en cierto modo se impide que por sí mismas segreguen la cera natural en la cantidad que lo harían, si no se aportasen esas láminas artificiales.

[11] http://www.editorialrudolfsteiner.com/atlantidad-y-lemuria-o-la-cronica-de-akasha.html

 

GA351c5. Nueve Lecciones sobre las abejas.

Rudolf Steiner — Dornach, 5 de diciembre de 1923

 

Traducido por Gracia Muñoz

English versión

 

HERR ERBSMEHL comentó que en la apicultura moderna, el apicultor se preocupa principalmente por obtener ganancias: es el lado material el que se considera. En el “Bienenzeitung” (Nº 10) dice: “La miel es en su mayor parte un lujo, y aquellos que pueden permitirse comprarlo pueden pagar un buen precio por ello”. Luego se da una instancia de cómo un tal Balmesberger que viajaba por España, encontró una serie de niños muy sanos en la casa de un apicultor, y cómo en respuesta a la pregunta de dónde vendía su miel, él respondió: “Aquí están mis clientes”. Aquí en Europa Central, queremos obtener la mayor ganancia posible de nuestra miel. Un empleador de muchos obreros debe asegurarse de obtener lo más posible de ellos, y lo mismo se aplica a las abejas.

En el undécimo número, se hace la pregunta adicional si había alguna verdad en el asunto cuando la gente pensaba que la luz de la luna tenía una influencia en la producción de miel o néctar en las flores.

HERR MÜLLER respondió:

1. Que Herr Erbsmehl puede deducir del Diario que el apicultor en cuestión solo trabajaba en pequeña escala y no vendió su miel. Evidentemente, Erbsmehl no está al tanto de lo que es la apicultura en nuestros días, y de todo lo relacionado con ella, de modo que uno está obligado a llevar cuentas. Si uno no piensa en sacar provecho de ello, como en otros asuntos, uno también podría renunciar a él.

La miel nunca estaría disponible en las cantidades necesarias si no se recurriera a métodos artificiales. Uno obtiene quizás 4-8 libras de miel y puede necesitar bastante más que esto para mantener el stock en buenas condiciones. Luego viene un año malo y uno no tiene suficiente para durar hasta abril o mayo. Uno debe ayudar a la población que tiene suficiente vitalidad mediante la alimentación artificial: con azúcar, té de manzanilla, tomillo y un pequeño aderezo de sal.

Entonces las horas que el apicultor pasa trabajando se anotan exactamente en un apiario moderno: cuánto tiempo le ha dado el apicultor, etc. Digamos que cinco horas y media; —la hora se calcula a razón de un franco o un franco, cincuenta— por lo tanto, una libra de miel cuesta siete francos. Entonces uno debe contar con desgaste; los peines se agotan y uno debe reemplazarlos. Toda la empresa seguramente debería obtener un beneficio. Pero si el apicultor permanece en el viejo punto de vista, no se lleva bien. Herr Erbsmehl puede hacerlo, pero si tengo un gran stock, entonces debo contar y decirme a mí mismo: ya he perdido algo si vendo mi miel a seis francos. Los apicultores estadounidenses toman exactamente esta visión.

2. Yo mismo, no puedo entender que dentro de los próximos ochenta a cien años, todo el stock de abejas se extinguirá. Realmente no puedo entender lo que quiere decir el Dr. Steiner al decir que dentro de ochenta o cien años la apicultura estará en peligro.

3. En cuanto al segundo punto, es decir,  el anuncio de la muerte del apicultor por las picaduras de abejas tiene que ver con el apicultor, ya he indicado que la mayor parte de las existencias muere después de la muerte de la persona a cargo. Cómo sucedió, soy completamente incapaz de entenderlo.

4. Con respecto a la miel impura en los hoteles, me gustaría decir que los hoteles de primera clase frecuentemente compran miel estadounidense. Cuando las abejas son alimentadas con esta miel, mueren, y sin embargo esta miel es producida por las abejas.

5. En cuanto a la picadura, el sudor es lo peor; cuando escuche un zumbido estridente, es recomendable permanecer quieto.

6. En cuanto a la pregunta de hasta dónde puede afectar la picadura de abeja a un hombre, conozco un caso que me gustaría mencionar. Un hombre fuerte fue picado por una abeja. Gritó: “¡Sujétame, me han picado!”. Era extremadamente sensible a eso. Él era un hombre con un ligero problema cardíaco. Quizás el Dr. Steiner nos dirá hasta qué punto una picadura de abeja puede ser realmente peligrosa.

Por ejemplo, se dice que tres picaduras de avispa matarán a un caballo. Hace poco tiempo encontré un nido de avispas en mi colmena. Me puse a quitar la nidada. Los avispones fueran tan cobardes que no me picaron en la oscuridad; quizás podrían haberlo hecho al aire libre.

DR. STEINER:

Volvamos al reconocimiento de las abejas de su apicultor. Me gustaría agregar algunas observaciones para que podemos debatir estos asuntos de manera razonable.

Usted ha formado una opinión que está naturalmente completamente justificada si se consideran las cosas intelectualmente. Pero ahora me gustaría decir esto: imagina que tienes un amigo, llegaste a conocerlo, digamos, en el año 1915. Este amigo se queda aquí en Europa y tu te vas a América, volviendo en el año 1925. Tu amigo, supongamos, está en Arlesheim. Llegas a Arlesheim, ves a tu amigo y lo reconoces. Pero, ¿qué ha sucedido mientras tanto? Ya te he descrito cómo la sustancia del cuerpo humano cambia completamente después de siete u ocho años. Entonces, no queda nada de eso; tu amigo, cuando le vuelvas a ver después de un intervalo de diez años, no tendrá nada de lo antiguo, realmente nada, de la sustancia que viste en él hace diez años. ¡Sin embargo, lo reconociste! Cuando miras a un hombre externamente, ciertamente se ve como una masa coherente, pero si lo vieras a través de una lupa lo suficientemente grande, entonces verías la sangre fluir por su cabeza. Muy bien, esta sangre cuando la ves a simple vista, o con una pequeña lupa —esta sangre se ve como sangre. Pero si imaginas una lupa gigante, entonces, lo que fluye allí como sangre ya no tiene la misma apariencia; ella parece consistir en pequeños “puntos” que son como animales diminutos. Pero estos pequeños puntos no permanecen en reposo, vibran continuamente. Y cuando ves esto, tienes el más extraño parecido con un enjambre de abejas. Cuando está suficientemente aumentado en sus sustancias, el hombre aparece exactamente como un enjambre de abejas.

Si examinamos a fondo todo el asunto, nos debe parecer incomprensible que un hombre sea capaz de reconocer a otro después de diez años (ya que no existen ninguno de estos pequeños puntos vibratorios. Sus ojos son puntos bastante diferentes, diminutas criaturas muy diferentes están allí, y sin embargo, un hombre reconoce al otro de nuevo.

Como ven, es completamente innecesario que sea debido a estas diminutas criaturas y plantas de las que somos parte, que podamos reconocernos, porque es el hombre completo, quien nuevamente nos reconoce. La colonia no solo es tal y tantos miles de abejas, toda la multitud de abejas es un todo unitario y completo que reconoce a un hombre o no lo reconoce. Si tuvieras unas gafas de disminución en lugar de una lupa, podrías reunir todas estas abejas; entonces podrías visualizarlas unidas de la misma manera que un músculo humano. Es este hecho el que uno debe tener en cuenta con respecto a las abejas —que no se trata de abejas individuales, sino que deben ser considerarlas como un todo, como pertenecientes a una totalidad.

Esto no puede ser comprendido solo con el intelecto; uno debe ser capaz de visualizarlo como un todo. Es por esta razón que la colonia de abejas es tan profundamente instructiva; refuta completamente todas nuestras ideas preconcebidas. Nuestras ideas realmente siempre nos dicen que las cosas deberían ser diferentes. Pero en la colmena suceden las cosas más maravillosas; que no tienen nada que ver con nuestros razonamientos.

Que debe tener un cierto efecto sobre las abejas cuando, por ejemplo, a través de la muerte del apicultor, otro tiene que tomar su lugar, es innegable. La experiencia ha demostrado que es un hecho. Aquellos que han tenido que ver con muchos apicultores, y no solo con uno, lo saben bastante bien.

Puedo decirles que la apicultura en su variedad de formas me interesó muchísimo cuando era niño,  aunque el aspecto económico, el problema financiero de la apicultura no me interesaba tanto como hoy —porque la miel, incluso en aquellos días era muy cara y mis padres no podían permitirse comprarla. Recibíamos la miel de nuestros vecinos como regalo de Navidad o en otros momentos, de hecho, nos daban tanta que teníamos miel todo el año. La miel se regalaba en esos días.

Así pueden comprender que el problema económico no me interesaba mucho porque, cuando era niño, comía una gran cantidad de miel, tanta como quisiera de la miel que nos regalaban.

¿Cómo podía ser esto? Hoy en día, bajo las mismas circunstancias, uno no podría obtener tanta miel como regalo, pero en aquellos días los apicultores en el vecindario de la casa de mis padres eran en su mayoría agricultores y la miel era solo una parte de los productos agrícolas generales. Este es un asunto bastante diferente, señores, desde el inicio de la apicultura, como algunos de ustedes lo hacen, mientras viven de los salarios que ganan.  En una granja, la apicultura continúa sin que se le preste mucha atención. El tiempo que toma no se considera, no se tiene en cuenta. En la granja, esto siempre fue así, era con el tiempo que quedaba. El tiempo se gastaba en algún lugar u otro, o se postergaba un poco el trabajo hasta otro momento, y así sucesivamente. En todo caso, la miel se vigilaba entretanto,  y uno tenía la idea de que la miel es algo tan valioso que uno realmente no podría pagarla en absoluto.

En cierto sentido, esto es correcto, pero en la actualidad las condiciones son tales que todos los niveles de precios son bastante falsos. Es fundamentalmente imposible discutir los precios hoy, ya que todo esto debería discutirse sobre una base mucho más amplia, sobre la base de la economía. No hay muchos resultados si se discute el precio de las diferentes sustancias alimenticias, y la miel es una sustancia alimenticia, no simplemente un lujo o un placer. En un orden social saludable, naturalmente se encontraría un precio saludable para la miel; esto es indudable.

Pero debido a que no vivimos en condiciones sociales saludables en la actualidad, todos nuestros problemas se colocan en una posición insalubre. Cuando hoy visitas grandes granjas  y escuchas lo que el administrador de la granja tiene que decir (por lo general, no es un campesino, sino un alguacil) cuando te dice cuánta leche obtiene de sus vacas, ¡es horrible!.   Él obtiene tantos galones de leche por día que cualquiera que conozca la naturaleza de la vaca se da cuenta de que no es natural obtener tanta leche de una vaca. ¡Pero ellos logran conseguirlo!. ¡Ciertamente señores, logran conseguirlo!.   Algunos de ellos, en mi opinión, obtienen hasta el doble de la cantidad que la vaca realmente debería dar. De esta manera, la granja obviamente puede volverse extremadamente rentable.  Uno ni siquiera puede decir que es aún muy notable, pero la leche no tiene la misma fuerza que la leche producida en condiciones normales; uno no puede probar inmediatamente el gran daño que se está haciendo.

Quizás podría decirles lo siguiente. Hemos hecho experimentos con un remedio para la fiebre aftosa en el ganado; hemos hecho muchos de estos experimentos durante los últimos años. Se llevaron a cabo en grandes granjas, así como en las más pequeñas, donde la producción de leche no va tan lejos como en las grandes granjas. Se podía aprender mucho de esta manera porque había que probar cómo funcionaba el remedio para la fiebre aftosa.

El asunto, sin embargo, no fue llevado a una conclusión, porque los funcionarios a cargo no estuvieron de acuerdo, y hoy en día son necesarias demasiadas concesiones, etc. Pero el remedio tuvo éxito, y con una ligera alteración, también tuvo muy buenos resultados en el moquillo en perros, bajo el nombre de “Distempo”.

Cuando uno hace estos experimentos descubre lo siguiente:

Uno encuentra que los terneros de las vacas que han sido llevados a una producción excesiva de leche, son considerablemente más débiles. Lo ves en la forma en que el remedio los afecta. El trabajo o no trabajo del remedio, por así decirlo, puede aumentar enormemente en tales casos. El ternero crece si no muere de la enfermedad, pero el ternero criado por una vaca que ha sido sobre estimulada por esta sobreproducción de leche, un ternero de tal crianza es más débil que los terneros criados de vacas que nunca han sido tan forzadas.   Este cambio se puede observar a través de la primera, segunda, tercera o cuarta generación, pero es tan leve que la observación no es fácil. Esta cría para la producción de leche todavía es de corta duración, pero sé muy bien que si continúa, si una vaca se ve obligada a producir seis galones de leche al día, si se continúa maltratándola, toda la crianza de vacas después de un tiempo irá a la ruina. No hay nada que hacer.

Bueno, en la apicultura artificial las cosas no son, naturalmente, no fundamentalmente tan malas, porque la abeja es una criatura que siempre puede ayudarse a sí misma , que es increíblemente capaz de ayudarse a sí misma porque vive mucho más cerca de la Naturaleza que la vaca que está siendo criada de esta manera. Ni siquiera es tan malo si las vacas maltratadas para la producción de leche a veces son llevadas a pastar. Pero en las granjas lecheras esto ya no se hace. Estas granjas no tienen más que alimentación de establo; la vaca está completamente fuera de las condiciones naturales.

No puedes permitirte hacer esto en la apicultura. Gracias a su naturaleza, la abeja permanece unida a la Naturaleza externa; ademas se autoayuda. Y verán, caballeros, esta autoayuda en la colmena es algo extremadamente maravilloso.

Ahora llegamos a lo que dijo el señor Müller sobre los abejorros y avispones que a veces encuentra en sus colmenas, que no le lastimaron, mientras que a veces es más bien un desastre encontrar un avispón.

Me gustaría decirles algo más. No sé si aquellos de ustedes que son apicultores ya han experimentado esto; puede suceder que tengas una colmena vacía, y una vez vi algo extraño en una colmena vacía, algo así como un bulto. Al principio no pude distinguir de qué se trataba. Aparecieron las abejas aparentemente sin ningún motivo justificado, para haber hecho un bulto con todos sus productos habituales, de todo tipo de cosas. Un bulto tan grande como una piedra y rodeado de todo tipo de resinas y  sustancias similares a la cola, cera, etc. cosas que las abejas también recolectan. Tenía curiosidad por saber qué era eso y corté el bulto en pedazos, y he aquí que dentro había un ratón muerto.

Verán, el ratón se metió en la colmena y murió allí, y ahora imaginen qué cosa tan terrible hubiera sido el olor de un ratón muerto para las abejas. En esta emergencia, toda la colonia tuvo el instinto de rodear al ratón muerto con un caparazón. Cuando despedace esa cáscara, olía horriblemente, pero el olor había quedado completamente encerrado dentro de la cáscara.

Verán, caballeros, dentro de la colmena no solo se tiene el instinto de construir células o alimentar a la cría, pues, en una emergencia sobre lo que debe hacerse cuando hay un ratón muerto en la colmena, tienen otro instinto de algo inusual, como las abejas no eran suficientes en número para sacar al ratón, se autoayudaron construyendo un caparazón alrededor de él.

He oído de otros que los caracoles o babosas que se habían deslizado dentro de las colmenas también estaban incrustados. En la colmena no solo están vivos los instintos ordinarios, sino también los verdaderos instintos de curación; estos son extremadamente activos en la colmena.

Bien —si hay un nido de avispas en la colmena, las abejas no lo encierran con una cáscara dura, sino que continuamente rodean el nido con excreciones de su veneno, de modo que las avispas pierden toda la energía, todo el poder de atacar. Al igual que el ratón ya no puede enviar su olor en todas las direcciones, el avispón, aunque no tan firmemente aprisionado, está continuamente expuesto a las exhalaciones con que las abejas lo rodean, y así se debilita tanto que no puede hacer nada. El avispón pierde toda su fuerza y ya no puede usar su aguijón para defenderse cuando te acercas.

Es realmente así, que uno solo hace justicia a las abejas cuando va más allá del mero intelecto y en realidad sigue los hechos con una cierta visión interna. Es bastante maravillosa, esta imagen. Por lo tanto, uno debe decir que la colonia de abejas es una totalidad. Debe ser vista como una totalidad. Pero en una totalidad, no aparece todo el daño en un momento.

Verán, si uno conoce bien a los hombres, uno puede decir, por ejemplo, lo siguiente: – Un hombre —o tales hombres— esta bastante recio y fuerte a la edad de 65 o 66 años; otro hombre no esta tan recio porque sufre internamente de demasiada cal en sus arterias, etc. Observar esto, y relacionarlo con lo que les ha sucedido en su infancia, es extremadamente interesante.

Por ejemplo, uno puede darle a un niño leche que proviene de vacas que obtienen demasiado forraje de un suelo de cal. Incluso en la leche con la que se nutre al niño, el niño obtiene algunos elementos de este suelo de cal. Esto quizás no sea a la vez evidente. Un médico del tipo que tenemos hoy, puede venir y mostrarle a un niño alimentado con leche derivada de un suelo de cal y otro niño alimentado con leche materna y dirá: “No hay ninguna diferencia en absoluto”, y así sucesivamente.  Pero el niño alimentado con leche materna todavía está fresco a la edad de 65 o 66 años, y el niño alimentado con leche de vaca tiene demasiada cal en los vasos sanguíneos a la misma edad. Esto es así porque el hombre es un todo, y lo que funciona en un período de tiempo todavía continúa activo en un período mucho más posterior. Una cosa puede ser completamente saludable en un momento, y sin embargo, las consecuencias se ven ulteriormente.

Esto es lo que quiero decir cuando digo eso de las condiciones de la apicultura hoy, no se pueden sacar conclusiones sobre lo que los métodos artificiales de apicultura significan, o no significan. ¡Uno debe pensar cómo serán dentro de 50, 60 o 100 años! Es bastante comprensible que alguien diga hoy, no entiendo cómo será esto de diferente en 50, 60 o 100 años, esto es bastante comprensible.

Una vez me pasó en una granja, donde todo estaba en buena naturaleza, que casi me matan cuando comencé a decir que no se debería obtener tanta leche, ya que la cría de las vacas sufriría  y se arruinaría en un cuarto de siglo. Todavía no se puede decir mucho en contra de estos métodos artificiales de apicultura hoy, porque vivimos en unas condiciones en las que no se puede hacer nada en el ámbito social.

Pero debe reconocerse que hay una gran diferencia en si uno permite que la Naturaleza tome un curso libre, o si uno aporta métodos artificiales al asunto. No quiero protestar contra lo que ha dicho Herr Müller. Es bastante correcto. Pero hoy todavía no se pueden confirmar estas cosas; debemos esperar. Lo discutiremos juntos dentro de 100 años, Herr Müller, ¡y vea cuál es su opinión! Es una cuestión que no puede decidirse en este momento.

(HERR ERBSMHEL señala una vez más que es  una cuestión de hacer totalmente rentable la apicultura moderna ).

DR. STEINER: Cuanto más encuentres que un hombre hace su apicultura como un pasatiempo, más lo encontrarás de acuerdo con el español que acabas de citar. Este granjero no hizo muchos cálculos en cuanto a ganancias; este no es el caso hoy en día, pero hace 50 o 60 años, el granjero no hacia muchos cálculos sobre lo que podía hacer con sus abejas; apenas lo tenia en cuenta. O bien regalaba la miel, o si la vendía, puso el dinero en las huchas de los niños, o algo similar. Hoy, las condiciones son bastante diferentes. No se puede imaginar que un hombre que cobra por horas, o en cualquier sentido dependiente del tiempo para cobrar, no se sienta obligado a tomar en cuenta la obtención de beneficios. Él simplemente es impulsado por las circunstancias. Hoy en día hay apicultores que, como hombres que trabajan, deben mantenerse alejados de su trabajo de vez en cuando, deben ausentarse si quieren llevar a cabo su apicultura de la manera correcta, ¿no es así? (Ciertamente). Entonces, naturalmente, cuentan lo que no obtuvieron, del otro trabajo.

Piensen sólo por un momento; la apicultura es tan antigua que nadie puede decir hoy de ninguna evidencia externa lo que era realmente la apicultura cuando la abeja aún no estaba domesticada. La mayoría de la gente solo conoce nuestras abejas, me refiero a las abejas melíferas europeas, y solo conocen la apicultura doméstica. Los libros de Historia Natural escriben sobre todo acerca de la abeja que se extiende universalmente en Europa, como “la colmena común”. Por lo tanto, uno solo sabe acerca de la apicultura doméstica. Esto bien merece nuestra atención, señores, solo  se sabe de apicultura doméstica; uno no sabe cómo era todo cuando solo la naturaleza estaba trabajando. La apicultura es muy antigua. Y cuando las cosas son tan antiguas, estos precios deben ser fijados en una base bastante diferente de la que en su mayoría trabajamos hoy en día. Por esta razón, realmente tenemos que decir que también aquí debemos confiar en que, poco a poco, los hombres se darán cuenta de que se deben lograr mejores condiciones sociales. Creo que se hablará menos sobre si las cosas son rentables o no.  Estas ideas competitivas, incluso si no implican una competencia entre quienes se dedican a la producción de bienes similares, tienen que ver, en todo caso, con quienes producen bienes diferentes.

p17

Ahora responderé cualquier otra pregunta relacionada con lo que ya se ha dicho.

PREGUNTA:

Hay personas que no pueden digerir la miel en absoluto. Inmediatamente tienen problemas estomacales. ¿Hay alguna manera de prevenir estos malos efectos de comer miel?

DR. STEINER:

Las personas que no pueden tomar miel son, por regla general, aquellas que en los primeros años de vida han tenido cierta tendencia a la esclerosis, a un endurecimiento de todo el cuerpo, por lo que todo el proceso digestivo es demasiado lento. Es por eso que no pueden digerir la miel que tiende a acelerar el proceso metabólico. Debido a que estas personas digieren muy despacio, la miel quiere hacerlo más rápido, y entonces pelean con su propia digestión, con el resultado de que tienen dolores en el estómago.

Todo el mundo debería poder disfrutar un poco de a miel — es decir, no solo “disfrutarla”, sino para tener la capacidad interna de hacerlo. Cuando uno encuentra que la persona no pueden digerir la miel, primero hay que buscar la causa real. No debe pensar que hay un remedio general, un remedio universal, pues uno puede usar un remedio u otro, dependiendo de las causas que han resultado en este cuerpo endurecido. Por ejemplo, la causa podría ser la siguiente: digamos, un hombre no puede tomar miel; él tiene indigestión. Uno puede preguntarse: “¿Tiene este hombre indigestión porque, como decimos, tiene una tendencia a una esclerosis de la cabeza, como se llama, a una calcificación de las venas y arterias, los vasos sanguíneos de la cabeza?”.

Puede suceder, en este caso, que a cierta edad no pueda digerir la miel. Para curar a un hombre así debemos tomar una preparación de fósforo, y si eso puede curarlo, entonces podrá tomar miel. O también puede suceder que uno encuentre el problema en los pulmones. Entonces no debería tomar fósforo, sino una preparación de azufre. Por lo tanto, la respuesta a la pregunta es que uno no puede decir en general que un hombre tiene indigestión cuando come miel, ¿cómo podemos curarla?. Sino que debe decir: si un hombre a cierta edad no puede comer miel, es una enfermedad. Un hombre sano puede comer miel. Si no puede digerirla, está enfermo, y se debe descubrir qué le sucede y curarlo. Sin embargo, no poder digerir la miel es menos importante que no poder tomar azúcar, como, por ejemplo, cuando un hombre tiene “diabetes mellitus” o enfermedad del azúcar. Esto, por supuesto, es peor, entonces él está realmente enfermo, mucho más que cuando no puede digerir la miel. Pero incluso en este caso, él está algo enfermo y  debe curar la enfermedad.

PREGUNTA:

Como la mayoría de los  insectos, en la oscuridad, las abejas volarán hacia la luz de las velas o las lámparas. Me han asegurado frecuentemente los apicultores experimentados que las abejas son menos atraídas por la luz eléctrica. Cuando uno va hacia ellas con una linterna eléctrica de bolsillo, se mantienen tranquilas, como si no notasen la luz en absoluto. Solo después de poco tiempo empiezan a inquietarse. La luz de la lámpara o de la vela los afecta mucho más rápido y en mayor cantidad.  ¿Hay alguna explicación para este comportamiento? Herr Müller dice que ha observado lo mismo.

DR. STEINER:

Probablemente habrán visto, caballeros, en el antiguo Goetheanum, que las cúpulas estaban pintadas por dentro con diferentes colores, colores hechos de sustancias vegetales puras. Pero esta fabricación de colores de varias sustancias vegetales finalmente demostró que se habrían desvanecido por completo si el Sol hubiera brillado en la cúpula. Si uno hubiera expuesto estos colores durante algún tiempo, podrían haber durado tal vez  algunos meses, tal vez algunos años, pero expuestos a la luz solar directa se habrían desvanecido tanto que uno ya no hubiera visto nada de las pinturas que una vez estaban allí.

Pero expuestas a la luz eléctrica, permanece. Por lo tanto, utilizamos estos colores de tal manera que un pintor que trabaja con la luz del sol no podría haberlo hecho en absoluto. A la luz del sol, se habrían desvanecido por completo, mientras que con la luz eléctrica eran permanentes.

Como puede ver, la luz solar que tiene propiedades químicas (y usted dijo que las abejas lo sabían) tiene efectos muy diferentes a los de la luz eléctrica. La luz eléctrica funciona en todas las sustancias de una manera mucho más duradera, no las disuelve. Es por eso que las abejas sienten algo así como un calambre muy leve que no sienten con la luz del sol, aunque, por supuesto, se recuperan de nuevo.

PREGUNTA:

Con respecto a las influencias de los Signos del Zodiaco en la producción de miel, los campesinos ponen gran énfasis en sembrar cuando la luna está en el signo de Géminis y así sucesivamente. La pregunta es si esta idea en cuanto a los Signos del Zodiaco se basa en datos externos, o si hay más que esto en ella.

DR STEINER:

Verán, caballeros, hoy estas cosas nunca se tratan científicamente. Pero uno puede tratarlas científicamente. En toda la colonia de abejas, como tal, existe, como dije, una influencia. La abeja, y sobre todo la Reina, es, en cierto sentido, una criatura del Sol, y por lo tanto, todo lo que el Sol experimenta al pasar por el Zodíaco tiene la mayor influencia. Pero las abejas, naturalmente, dependen de las plantas, y aquí, de hecho, la siembra, la dispersión de la semilla, puede verse muy afectada por el paso de la luna a través de un signo zodiacal; esto se refiere a los preparados que las abejas pueden encontrar en las plantas.

Estas cosas no son una fantasía, pero como regla, están representados de manera superficial; deberían ser estudiadas mucho más profundamente.

Ahora hemos llegado al final de nuestro tiempo. Lo que hay que decir más, lo discutiremos el próximo sábado a las 9 en punto. Creo que muchos de ustedes tienen preguntas de corazón. La apicultura es tan hermosa y de tan gran valor que uno no puede pedir suficiente al respecto. Háganse preguntas entre ustedes, sobre Herr Müller y sobre mí. Creo que encontraremos un equilibrio entre nuestras opiniones contradictorias. No necesitamos preparar nuestras picaduras como las abejas, pero podemos analizarlas pacíficamente. Pero las preguntas deben formularse honestamente y sin reservas.

GA351c4. Nueve Lecciones sobre las abejas.

Rudolf Steiner — Dornach, 1 de diciembre de 1923

 

Traductor desconocido. Editado por Pablo San Miguel para la Asociación Biodinámica de España.

English versión

Se lee un artículo que trata sobre los resultados obtenidos después de unas curas de miel. Es muy interesante el partir de este artículo para tomar algunas anotaciones. Se ha intentado en este hogar para niños, de tratar con miel a aquellos que presentaban síntomas de malnutrición, el procedimiento es el siguiente: se fundía la miel en leche a una temperatura media y se daba a los niños en esta leche que no ha sido sobrecalentada, que no se ha llevado ebullición. La autora del artículo obtiene excelentes resultados, la doctora señala que en los niños, el nivel de glóbulos rojos en la sangre aumenta en proporciones extraordinarias. Por ejemplo, habían tomado en este hogar dos niños, hermano y hermana. El menor, cuando llegó no tenía más que el 53% de glóbulos rojos, cuando marchó después de la cura de miel el nivel había pasado al 82%. El mayor de los niños tenía al principio el 70% de glóbulos rojos, y cuando se le volvió a buscar llegaba al 78%, en él, el aumento aunque real, había sido menos notable. Este niño solo había hecho una cura de leche, en él también se había producido aumento, aunque solamente del 8%, estaba pues al principio, menos debilitado que el menor. Pero tampoco había tomado fuerzas en las mismas proporciones. La autora cita todavía una serie de experimentos muy interesantes.

Aquí os pido, en el caso de estos experimentos, de tomar nota de la edad de los niños, de una manera general, cuando se quiere estudiar el efecto de una sustancia cualquiera sobre el ser humano, no sirve de nada hacer pruebas en laboratorio, hace falta, siempre que se hagan pruebas sobre la nutrición o sobre un tratamiento médico, informarse de la edad del sujeto. Como se hace primero con un enfermo cualquiera. Tenemos un niño de 11 años, ha hecho, durante 8 semanas una cura de miel que ha mejorada notablemente el estado de su sistema glandular. De la misma manera, un catarro que, provenía del pulmón se ha mejorado, y los glóbulos rojos, la parte importante de la sangre, pasaron del 53% al 75%, y luego en el segundo sujeto, un niño también de 11 años, en él, el aumento fue del 55% al 74%, y una chica de 14 años presenta un aumento del 70% al 88%, no nos dan en lectura los aumentos en los demás niños, son, en todos los casos, significativos. Ella indica también aumento de peso en los niños, que demuestran que estos niños se han vuelto más robustos. Cita además dos niñas de 10 años, una niña de 7 años, y chicos en edades comprendidas entre los 13 y 7 años. Las pruebas muestran que los niños de esta edad, la edad de la obligatoriedad escolar sacan un provecho extraordinario de las curas de miel. La autora va más lejos, y busca cual podría ser la causa de estas mejorías espectaculares. Da en francés, una indicación muy interesante, esta indicación es una condena sin recurso, de los métodos todavía, tan a menudo aplicados hoy en día por la ciencia. ¿Qué hace la ciencia de hoy en día, cuando quiere controlar el poder nutritivo de los alimentos?, analiza estos alimentos y busca cuanto contienen de tal o cual sustancia química, es así como procede la ciencia.

Miren, ocurrió la cosa siguiente, que cuenta el autor del artículo, un alumno de Bunge[1], el célebre profesor de fisiología, que conocen seguramente de reputación, hizo en Val experimentos sobre ratas, las alimentaba con leche y se desarrollaban de maravilla. El experimentador procedió entonces de otra forma, se dijo: “la leche se compone de caseína, de grasas, de azúcar, y de sales”. Entonces pensó lo siguiente: “alimentadas con leche estas ratas, se desarrollaban maravillosamente, la leche se compone de caseína, de grasas, de azúcar y de sales, voy pues a darles a estas ratas, una muestra de cada sustancia, en la que está la misma cosa”. Y resulta, que al cabo de unos días, cuando les dio estas sustancias, las ratas murieron. Habían recibido lo mismo, pero murieron, así ven, que no es la composición de sustancia la que importa debe de haber otra cosa ahí, y esto es lo que deberían de haber pensado estos señores.

Pero entonces, ¿ellos qué pensaron?, estos señores pensaron: “la materia, no existe más que esto, para que algo ocurra, tiene que haber una materia presente, pero las materias que están en los componentes de la leche no son las determinantes, debe de haber todavía otra sustancia en tan pequeña cantidad, que el análisis químico, no permite revelarla”. Y a esta sustancia la gente la llama vitamina, que es igual (equivalente) a: Quien da la vida.

Un día, Heine[2], que quería reírse de algo, dijo en esta ocasión: hay gente que quiere explicar, por ejemplo, de donde viene la pobreza, lo más sencillo es decir: “cuando se es pobre es que no se es rico”, es utilizar otras palabras que no explican nada.

Me encontraba un día en una sociedad, y la conversación recayó sobre la siguiente pregunta: ¿de dónde viene el cómico?, entonces, alguien se levantó y se dirigió al estrado, iba con el aire de alguien quien tiene muchas cosas que decir, y esta persona dio su opinión sobre el cómico, el cómico, viene sencillamente de que el ser humano posee la bis cómica, bis quiere decir fuerza, cómica significa cómico, el ser humano posee la fuerza cómica, es de ahí que viene el cómico es exactamente como cuando alguien dice en economía política, ¿de dónde viene el dinero?, el dinero proviene de la fuerza creadora del dinero, con eso no se ha explicado nada. En economía política, si alguien hablase así, no tardaría en hacerse notar como un personaje muy curioso, pero en la ciencia no se da uno cuenta cuando se pregunta lo siguiente: ¿de dónde viene la fuerza edificante de la leche?, y se contesta: de las vitaminas. Es exactamente, coma cuando “si se es pobre es que no se es rico”, pero no se dan cuenta, se cree haber dicho algo capital y no se ha llegado a decir nada. Es lo más chocante en la manera en que la ciencia se practica hoy en día. La gente se imagina decir algo cuando les anuncian con grandes palabras, y se cree uno todo lo que dicen. Si se continúa así durante mucho tiempo será la decadencia general, porque lo que importa en el mundo no son los discursos sino lo que uno es capaz de hacer. Las palabras tienen que corresponder a una realidad. Hubo antiguamente una ciencia, que estuvo en relación directa con la práctica, hoy en día existe una ciencia que lo ignora todo en 1a práctica, no hace más que juntar palabras, es porque una nueva autoridad ha venido a añadirse a la antigua.

No hace mucho, todas estas publicaciones especializadas no existían, estas comunicaciones, digamos por ejemplo, en apicultura, se hacían cuando había congreso de apicultores, ocurría todavía en mi juventud, se podía ver, como estas cosas, habían sido discutidas en un congreso de apicultores, se comunicaba el fruto de la experiencia y se, adivinaba enseguida, si el que hablaba era un charlatán o si tenía una verdadera experiencia. Porque las cosas se presentan de muy diferente manera cuando se oye a alguien hablar, uno se da cuenta enseguida si entiende, o si no hace más que repetir, porque la tinta de imprenta es la nueva autoridad que ha venido a añadirse al resto, y cuando algo está impreso[3], las gentes creen que tiene que haber verdad ahí.

Pero se encuentra todavía otra cosa en este artículo, esta doctora obtuvo efectivamente resultados benéficos con sus curas de miel, y lo que realizó en la práctica fue algo excelente. Después, se dedica a reflexionar en la perspectiva de la ciencia moderna, y ahí, el resultado es negativo, lo dice ella, de hecho: “Sería deseable que una gran publicidad fuese dada al resultado de nuestras pruebas, y que se haga consumir más miel a los adolescentes, por el momento, nuestras comunicaciones no representan más que los resultados prácticos de nuestras experiencias, pero no dudamos que con el desarrollo futuro de la teoría de las vitaminas, los farmacólogos y los fisiólogos estudiarán el problema de la acción de la miel en el organismo”. De la misma forma, dice ella en el principio: “me gustaría hablar sobre los efectos de las curas de miel, desde el punto de vista del médico. Los buenos resultados que hemos obtenido, son una incitación a una profundización en la búsqueda de las causas. Aunque tenga consciencia de no haber llegado, ni de lejos, al corazón del problema, quisiera simplemente, desde ya, teniendo en cuenta estas experiencias de resultados y análisis, poner la luz sobre los puntos que debería, según pienso, partir la investigación futura”.

Resulta pues de sus propias palabras, que esta doctora es lo bastante humilde para decir, la teoría de las vitaminas no permite llegar hasta el corazón de las cosas. Ahora, piensen bien en lo que vamos a decir, vamos a ver sobre lo que reposan los efectos de las curas de miel, vean: estas pruebas nos demuestran algo, nos demuestran que la acción de la miel es particularmente fuerte, y las pruebas lo confirman siempre más, no en el caso de los niños pequeños sino en aquellos que han llegado a la edad del cambio de los dientes, aquellos que son mucho más mayores. Y lo que estas pruebas demuestran es muy importante tenerlo en cuenta, porque muestran aun otra cosa, es fundida en la leche, moderadamente caliente, que la miel tiene los mejores efectos, es pues, en esta mezcla de leche y miel que es particularmente eficaz en los niños, y si se fuera más lejos, se encontraría lo siguiente: se encontraría uno con que la miel puede también tener importancia para los niños de la primera edad, pero entonces hay que poner muy poca miel en la leche, más leche y menos miel, en las personas mayores es principalmente la miel, que es eficaz, no la leche. Se pueden obtener buenos resultados en el caso de personas mayores haciéndoles consumir la miel sin leche. Lo que hay que decir es que miel y leche son de una importancia considerable para la vida humana, esto resulta de la experiencia recogida en estas pruebas.

Vean pues señores, las ciencias del pasado, lo he dicho a menudo, no eran tan necias como se cree hoy en día. Se ofrecen a menudo bajo una forma simple, pero en realidad eran muy “avispadas”, ricas en sabiduría, y con -el antiguo dicho de que es un país donde mana la leche y la miel, querían decir que este país era sano, que se podía vivir en él sanamente. Las gentes sabían antiguamente que leche y miel estaban en estrecha relación con la vida.

La Naturaleza habla a veces con una lengua llena de sabiduría, se entiende lo que ella dice, por poco que uno tome las cosas sencillas can la adecuada sencillez. Si uno sabe que la Naturaleza actúa siempre con una gran sabiduría, no es necesario que a uno le demuestren por mucho tiempo que la leche es muy buena para los niños pequeños, y aquellos que están creciendo, sino sería miel y no leche, lo que saldría del pecho de las mujeres, estaría sin embargo, de hecho, en el campo de las posibilidades de la Naturaleza, porque las plantas producen miel, y sería perfectamente posible que hubiese miel en las secreciones de las glándulas mamarias de la mujer. Tan solo hay que tomar las cosas con la sencillez necesaria, no da más que leche en el pecho de las mujeres, y no miel, hay que decir: está en el trasfondo la noción de que para el niño pequeño es primeramente en la leche que “entra en línea de cuenta”, y que se puede utilizar la miel a medida que el niño crece.

Todo esto es verdad, pero no podemos contentarnos simplemente con imaginarnos la cosa, imaginárnosla únicamente con palabras, es decir: “Cuando se es pobre es que no se es rico”, “el cómico viene de la bis cómica”, y el efecto vivificante de la miel “proviene de la vitamina” que está dentro; al revés, hay que llevar la mirada sobre lo que hay en realidad. Ahora les voy a explicar vamos a hacer una síntesis de elementos que conocemos desde antiguo, que hemos escuchado en esta conferencia. Lo que hay que hacer, es ponerse en la postura de ver siempre bien las cosas.

p15

Cuando vais por la alta montaña, encontráis, ahí donde la montaña es particularmente dura, ahí, donde de alguna manera parece lo más duro de la tierra, encontráis cristales de cuarzo, son muy bonitos, encontráis de hecho, todo tipo de cristales. Acuérdense, he dibujado[4] estos cristales de cuarzo, cuando están enteros, están cerrados abajo como arriba en la mayor parte del tiempo no están enteros, salen de la masa rocosa, crecen fuera de la roca can la forma que he dibujado. Esto, ¿qué significa?, significa que la tierra hace crecer fuera de ella misma estos cristales, que poseen formas hexagonales y terminan en puntas. La Tierra tiene pues en ella, la fuerza de dar una forma hexagonal coma esta. Pues en el ser humano, tal como la he expuesto en varias ocasiones, están presentes todas las fuerzas que se encuentran así en la Tierra y el Universo. Es del Universo que la Tierra tiene o recibe la fuerza de formar estos cristales. El hombre tiene esa fuerza de la Tierra, está en él, la fuerza que empuja fuera de la roca a este cristal de cuarzo, ¿y cómo se presenta este en el interior del cuerpo humano?, pues el cuerpo humano está lleno de cuarzo.

Y vais a decir, ¡vaya cosa!, ¡que nos cuenta!, el cuarzo, tal y como lo encontramos en lo alto de las montañas, es uno de los cuerpos más duros que existen, puede uno romperse la cabeza en él, el cuarzo no se rompe nunca, la dureza, es ello lo que nos choca en el cuarzo. Pero los cuerpos no se presentan siempre bajo el aspecto que nos ofrecen aquí o allá. En el hombre es el mismo cuarzo, pero bajo una forma que recuerda más la del líquido, ¿por qué?, basta con observar correctamente por medio de una percepción interior exacta, se puede observar que un flujo desciende permanentemente de la cabeza a los pies[5], a los miembros, es muy interesante, si tienen ahí la cabeza, hacen caer continuadamente de la cabeza lo que la Tierra hizo en tiempos remotos, caer del interior hacia el exterior, que endureció después en las alturas, y que se ha depositado, por ejemplo, bajo la forma del cristal de cuarzo.

p16

Ese flujo que aparecía, venía del interior de la Tierra, y en el hombre cae desde la cabeza hacia todo el cuerpo, es el cuarzo, o ácido salicílico[1]. Simplemente, el cuerpo humano no permite al cuarzo transformarse en cristal, sería bonito si estuviéramos rellenos enteramente de cristales de cuarzo, nos haría tremendamente daño. El hombre deja las cosas, ir simplemente hasta el punto en que el cuarzo quiere volverse hexagonal, ahí, él para el movimiento, no lo deja ir más allá, es por ello que no tenemos en nuestro cuerpo más que el principio de la formación del cuarzo, ahí se para la evolución. Y nuestra vida reposa sobre el hecho, de que constantemente queremos, a partir de la cabeza, formar cristales hexagonales, pero que no dejamos el proceso llegar hasta su conclusión. Estos cristales quieren constantemente nacer en nosotros, pero son retenidos, y tenemos, por así decirlo, en nosotros una solución fuertemente diluida de ácido salicílico.

Si no tuviésemos este ácido en nosotros, no podríamos comer tanta azúcar como quisiéramos, no tendríamos nunca, el gusto del azúcar en la boca, es el efecto del cuarzo que poseemos en nosotros, este efecto no resulta de la materia de este cuerpo, sino de la voluntad que radica en él, de transformarse en cristal y ser hexagonal, es lo que importa.

Así, pues lo ven, la Tierra contiene el mismo elemento, pero ella lo lleva más lejos, el hombre para la evolución, cuando el ácido salicílico quiere tomar la forma puntiaguda. El hombre necesita de esta fuerza que el ácido salicílico lleva, esta fuerza que permite producir formas hexagonales. Imagino, que todos no sois muy buenos geómetras, la geometría no es para todos igualmente familiar, no podríais dibujar enseguida un cristal como este, ni modelarlo en plastilina, pero vuestro cuerpo es buen geómetra. Quiere constantemente modelar cristales como este, algo se lo impide, porque la vida consiste en que detenemos los procesos de muerte, y cuando no podemos ya pararlos morimos.

Ahora mismo las abejas, la abeja emprende su vuelo, recoge el néctar, transforma entonces el néctar en su propio cuerpo, y realiza lo que son en ellas sus propias fuerzas de vida, pero produciendo así cera, ¿qué hace ella con la cera?, pues hace celdillas hexagonales. ¿Lo veis? la Tierra hace cristales de cuarzo de forma hexagonal, las abejas construyen celdillas hexagonales, esto es prodigiosamente interesante. Si les dibujase las celdillas de la abeja, o si se acuerdan de las que el señor Müller les ha enseñado, tienen el aspecto de los cristales de cuarzo, salvo que son huecas, el cuarzo en él, no es hueco, pero en su forma son absolutamente idénticas, sí, estos alveolos son huecos, ¿pero que viene a tomar lugar en esta cabida?, el huevo de la abeja, ahí donde en el cuarzo hay ácido salicílico, hay un hueco en el alveolo, y este hueco es donde el huevo se aloja[2]. La abeja está constituida por esta misma fuerza que existe en la Tierra, y da una forma al cuarzo. Es a este ácido, finamente distribuido, que actúa. Es portador de una fuerza, la existencia de esta fuerza no puede ser demostrada físicamente. Gracias al cuerpo de la abeja la miel actúa de forma tal, que puede dar a la cera la forma que el ser humano justamente necesita, porque es necesario que el ser humano tenga en él espacios hexagonales, y porque la abeja es el animal que puede dar nacimiento a esta forma creadora del hexágono.

Puede también, a través de todo lo que les he ofrecido, recoger el alimento en el cuerpo del hombre, puede ser lo traspuesto en esta fuerza. Vean pues señores, cuando consumen miel, reciben una fuerza capaz de un prodigioso poder fortificante, porque cuando se han vuelto demasiado débiles pera desarrollar en sí mismos esta fuerza creadora del hexágono, que partiendo de la cabeza debe llegar a todo el cuerpo, cuando ya no se tiene la fuerza de dar a la sangre, suficiente consistencia para que esta fuerza esté constantemente presente, entonces, tiene que intervenir la miel, o en el caso del niño, la leche. El niño no posee en él, todavía, esta fuerza creadora del hexágono, tiene que recibirla por medio de la leche elaborada en el organismo humano. Es por ello que podéis dar a las ratas tanta caseína, grasas, azúcares y sales como queráis, se morirán, se morirán porque el animal también necesita de esta fuerza que crea el hexágono y si uno mezcla simplemente caseína, grasa, azúcar y sales, esta fuerza que actúa en el hexágono está ausente, mientras que en la leche está, presente. Solamente no se halla en cantidades suficientes para que la leche cuando cuaja cristalice en hexágonos. Si esta fuerza que actúa en la leche, fuese un poco más poderosa, beberíais leche cuajada que formaría en la lengua pequeños cristales de ácido salicílico, tendríais la impresión de sentir pelitos en la leche, pero en la leche las cosas no van tan lejos, porque provenga del cuerpo humano o animal, se mantiene en estado líquido. Para el niño es un alimento suficiente, ya no para el adulto. Ser adulto comienza desde la infancia, entonces hay que recurrir a la fuerza más poderosa, que existe en la miel. Esto es muy interesante, tienen leche, aunque provenga del ser humano, viene en realidad de la naturaleza animal que hay en él. Tomen la miel, viene, aunque sea por medio de la abeja, del reino vegetal. Tomemos ahora el cuarzo, es de naturaleza mineral, tiene claramente la forma hexagonal. La cera que nace en la abeja, bajo la forma de su alimento, toma una forma, toma forma en el alveolo hexagonal. La leche, que disuelve la forma, lo que acurre en la leche, no es más que la sombra de los cristales hexagonales, así, se puede decir, la miel es aquel de los alimentos, que el hombre debería apreciar por encima de todo[3]. Verdad, es que podría pensar que el ser humano tendría ventaja en absorber en vez de miel, ácido salicílico, absorbería así esta fuerza de la cual hablamos, pero este ácido salicílico del hecho que ha sido llevado bastante lejos como para revestir la forma hexagonal, para crear esta forma propia de ácido salicílico, tiene sobre el hombre una acción demasiado fuerte, pero es de todos modos algo benéfico. Supongamos ahora, que un niño que viene de un medio pobre y no ha temido la suerte de a los 16 o 17 años, o bien 13 o 14, donde sería lo más indicado, de poder hacer una cura de miel como se describe en este artículo, no haya tenido esta suerte. Su nivel de glóbulos rojos no deja de disminuir, crece, llega a tener 30 años, no tiene dinero, es un ser débil. El autor del artículo describe sujetos como este diciendo: no se aguanta ya ni de pie. Entonces, ahora que tenemos un ser que durante ese tiempo ha llegado a tener 30 años, sería excelente que siguiera una cura de miel, pero su estado de agotamiento es ya demasiado avanzado. Si uno quiere que eso le aproveche, habrá que hacerle consumir tanta miel que tendría el estómago destrozado, la miel incita a la moderación, cuando se consume demasiado, se estropea el estómago. La razón es muy simple, la miel contiene mucho azúcar, el estómago, por su parte, necesita preferentemente ácidos, si se le da demasiado azúcar al estómago, se entorpece la acción de los ácidos, o sea, que la miel, no puede ser tomada más que en cantidades reducidas. Cuando una persona tiene 30 años, y la persona está agotada hasta el punto en que necesitaría tomar grandes cantidades de miel para mejorar su estado, lo que de todos modos no dejaría de producirse, no se puede hacer, porque entonces se le producirían malestares de estómago, y luego una afección del intestino. Pero entonces, se puede hacer otra cosa, se le puede administrar como medicamento, cuarzo pulverizado, en fuerte dilución,[4] al cabo de algún tiempo, esta persona podrá apreciar los beneficios de la miel consumida en pequeñas cantidades. La solución fuertemente diluida de ácido salicílico, suscita aparición de la fuerza formadora de que hemos hablado, entonces se pueden administrar pequeñas cantidades de miel. El ácido salicílico prepara la vía a la miel. Se puede también proceder de la manera siguiente, cuando un sujeto de 30 años, sufre una carencia grave en hemoglobina, se le puede añadir a la miel un poco de ácido salicílico fuertemente diluido, entonces la miel actúa. Así lo ven, señores hay aquí todo un conjunto de hechos, que hay que conocer, pueden resumirse así; ¿qué es lo que realmente actúa en la miel?, lo que actúa es esa fuerza que da sus formas al hexágono, esta forma está presente en la abeja, podemos verlo en la forma de los alveolos de cera, es de ella, que la miel extrae sus beneficios, es por ello, que es exacto decir, como lo he hecho, en el niño es principalmente la virtud de la leche la que actúa, pero se puede reforzar por la acción de la miel.

Pero cuando el ser humano ya tiene edad hay que incrementar esta virtud de la miel con la del cuarzo. Sin embargo, una cura de miel con leche puede sernos todavía útil, porque las fuerzas de la primera infancia todavía están presentes. Una simple cura de miel puede también serles útil, es incuestionable, la cura de miel siempre es beneficiosa. Esta es una cosa que en la práctica se conoce perfectamente, y cuando se explica esto a la gente debería uno siempre encontrar en el comercio las cantidades de miel necesarias, y ahí, la gente se deja engañar fácilmente, no quiero decir que se les engañe intencionadamente, que sean víctimas de un delito de fraude, no, es el hecho, diría, de las condiciones de nuestra civilización. Cuando viajáis, vais al hotel, y pedís miel, muy a menudo no es miel lo que les dan, sino miel de azúcar, un producto artificial.[5] Si la gente supiese que no es la misma cosa, que esta virtud de la miel, está totalmente ausente, no se imaginarían, que esta miel artificial tiene los mismos efectos que la miel de abeja. Con la miel de abeja, podéis naturalmente, también alimentar ratas les sería bueno, pero con miel artificial no tardarían en morir, aunque no sea de inmediato, es lo que quería decir sobre este artículo de las curas de miel.

También se me ha comunicado una cosa interesante, de la cual quisiera también hablar, y me gustaría también escuchar lo que vosotros y el señor Müller pensáis sobre ello, ahí se plantean tantas preguntas, que vale la pena que las discutamos en la próxima ocasión podréis entonces preguntar, el señor Müller o yo mismo contestaremos. Ahora quisiera todavía, tratar de dos cosas más, no vais a encontrar que es algo extraño y estoy muy curioso o interesado por lo que vais a decir.

Una pregunta es, que: en los apicultores de nuestros campos, se está convencido de que entre el apicultor y sus pupilas existe cierta ligazón de orden psíquico, se dice por ejemplo, cuando el apicultor muere, enseguida hay que anunciar la muerte a cada colonia, porque si no todas las colmenas mueren durante el curso del año siguiente. Que una relación de orden psíquico exista aquí, es indicación de un hecho o experiencia. Cuando se hace un trabajo con las abejas, y se encuentra uno en un estado de nerviosismo o irritación, se es picado más a menudo que si se está en calma y con tranquilidad interior. ¿Es esta opinión de los viejos apicultores una realidad?

Doctor Steiner: sería muy interesante que el señor Müller quisiera decirnos en pocas palabras si le concede crédito a esto, esto se practica en los agricultores del campo, el anunciar la muerte del apicultor, ¿verdad?, pero es en relación a esta ligazón de orden psíquico, esta relación entre el apicultor y sus abejas, en que pienso ahora, el señor Müller ahora podría decirnos algo.

El señor Müller relata dos casos de esta naturaleza, uno ocurrido en Val y el otro en Zurich. En una familia, la mujer, que se ocupaba mucho de las abejas, murió, y en el espacio de un año todas las colmenas murieron. Otro caso estrictamente análogo se produjo en Val, era un gran colmenar, en el espacio de un año, el número de colmenas se redujo de 28 a 6, ¿es esto debido a una cuestión de temporada?, o ¿es debido a las abejas?, no se encontró explicación, en este caso preciso, no se puede demostrar que las abejas hayan tenido una enfermedad cual quiera, es tal vez, una relación de orden psíquico.

Doctor Steiner: acordémonos de lo que dije un día sobre la relación entre el hombre y los animales. Hace algún tiempo se habló mucho de los caballos calculadores, caballos a los cuales se les preguntaba por ejemplo, ¿cuántos son 4 y 5?, se contaba delante de ellos, y al llegar a 9 se ponía a relinchar. Estos caballos hacían así pues, cálculos bastante complejos, tal vez oyeron hablar de los famosos caballos calculadores de Eberfeld,[6] comisiones se fueron a Eberfeld para abrir encuestas. Nunca vi estos caballos, pero vi otros, el caballo calculador del señor Von Bonesten, que calculaba también muy bien, y uno podía hacerse una idea muy, muy precisa, de lo que ahí ocurría en realidad. Las gentes se han roto la cabeza pensando sobre esos caballos, y era algo terrorífico el que caballos se pusiesen, de repente, a calcular, y calculaban con una facilidad que avergonzaría a una máquina, si la pedagogía pudiese enseñar a calcular a los caballos, resultaría entonces “la competencia salvaje” en detrimento de los contables, pero claro está, esta historia de los caballos calculadores no tiene sentido. Son los sabios, se han cubierto de ridículo, en lo posible, con estos caballos calculadores. Naturalmente se ha descubierto, lo cual no era muy difícil, que en realidad el caballo no calculaba, que no había que buscar el por qué al llegar a 9 se ponía a relinchar, y que de lo que realmente había que darse cuenta, es el por qué a los 9 se ponía a relinchar, habría que ser completamente idiota para creer que un caballo es realmente capaz de calcular.

Fünz, el maestro de conferencias en la universidad, que se ocupaba doctamente del asunto, sabía que el caballo era incapaz de ello, pero emitió una teoría, el señor Bonosten cada vez que contaba, le hacía un pequeño guiño, y es cuando ve este guiño que el caballo se pone a relinchar. Entonces pensaba  que debía de situarse delante del señor Bonosten y fijarse bien en este gesto, que hacía relinchar al caballo. Es lo que hizo, pero no vio nada, esto no cambió para nada su teoría. Este juego de fisonomía es, dijo, tan mínimo que yo no puedo verlo, pero el caballo lo ve, y bien señores, resulta que un caballo “ve  más cosas que un maestro de conferencias”, eso es todo lo que se puede deducir. Pero la realidad es totalmente otra, cuando se está formado en la Ciencia de lo Espiritual, y se examina la cosa, se ve que no se trata de un “juego de fisionomía”, ha ocurrido esto, aquí estaba el caballo, y allí estaba el señor Bonosten, que tenía el caballo ligeramente por la brida, y en el bolsillo derecho de su chaquetón, el señor Bonosten llevaba trocitos de azúcar que le daba uno detrás del otro, al caballo esto le gustaba, y quería mucho al señor Bonosten, una relación afectiva se estableció entre el caballo y su amo, el señor Bonosten no tenía necesidad de realizar ningún gesto, le bastaba con pensar en que este número sería el 9, el caballo lo sentía, porque los animales tienen un sentido mucho más sutil, de lo que ocurre alrededor de ellos, ellos sienten lo que ocurre en la cabeza del hombre, aunque esto no se traduzca en ninguna forma como un gesto, que podría tener un caballo y no un hombre. El caballo siente lo que ocurre en el cerebro del señor Bonosten cuando él piensa en 9, y entonces relincha. Si no se le hubiese dado azúcar, su efecto se hubiese transformado en un ligero sentimiento de odio, y no hubiese relinchado. Así lo veis, el animal es muy sensible a ciertas cosas, no a pequeños “juegos de fisionomía”, y a ciertas cosas, que efectivamente no son visibles, se aprende de esto, que los animales están dotados de una maravillosa sensibilidad. Imagínese ahora que entra en un vuelo de abeja y tiene mucho miedo, la abeja siente que tiene miedo, es innegable, ¿qué significa que tiene miedo? Cuando se tiene miedo se empalidece, la sangre se retira, no afluye hacia la periferia para irrigar la piel. Cuando a la abeja se le acerca alguien que tiene miedo, siente más que nunca, más que cuando la piel está irrigada, esta fuerza creadora de formas hexagonales, y quisiera poder tomar miel o cera. Así cuando se procede con calma, que la sangre fluye normalmente en las venas y la abeja se da cuenta totalmente de otra cosa, se da cuenta que la sangre tiene en ella misma esta fuerza. Piense ahora que ocurre cuando se desplaza encolerizado en medio de las abejas, uno está rojo, la sangre afluye en grandes cantidades, quiere tomar en él esta fuerza de la que hablamos, la abeja siente esto, y cree que se la quiere tomar esta fuerza y entonces le pica. Ella tiene una sensibilidad muy fina a las fuerzas de la Naturaleza, que están allá en juego, a eso hay que añadir la fuerza de la costumbre. Imagínese usted un apicultor, a las abejas no es como a cualquier persona que fuese a la colmena, las abejas sienten, y si puedo servirme de esta expresión, todos los olores que le son propios, se acostumbran. Si el apicultor muere, tienen que re acostumbrarse, lo que para ellas significa muchísimas cosas, piensen lo que ustedes mismos han constatado en los perros, cuando el amo muere, ha ocurrido ya que el perro se postra sobre la tumba del dueño y mueren porque no pueden acostumbrarse a otro amo, ¿por qué no se podría suponer que nada escapa a la percepción de las abejas?, si tienen el sentido tan fino y que se acostumbran al apicultor, al punto que no pueden re acostumbrarse a otro inmediatamente, hay en su comportamiento algo muy significativo, podrían decir, ¿es lo mismo con los perros y los caballos que con estos minúsculos insectos? Miren, tal vez nunca hayan observado esto, y sin embargo es verdad, hay gente como lo he dicho, con la mano “particularmente feliz para cultivar flores”, todo lo pueden conseguir, otra persona da a las flores los mismos cuidados, y no le dan nada, es lo que emana de cada ser humano que para uno actúa favorablemente y para el otro desfavorablemente. Ciertas personas no pueden cultivar flores, el efecto desfavorable se ejerce principalmente sobre la fuerza que en la flor produce el néctar, la fuerza que da el azúcar a la flor, así se puede decir, el hombre actúa incluso sobre las flores, y actúa justamente con una extrema intensidad sobre las abejas. No hay que extrañarse de esto, hay que establecer entre los hechos las relaciones necesarias, así se verá, que las cosas pueden ser realmente así, se podrá también tener en cuenta en la práctica.

Segunda Pregunta: una vieja regla de la sabiduría campesina dice, cuando llueve el día 3 de mayo, día de la invención de la Cruz, la lluvia lleva el néctar de las flores y de los árboles, y este año no habrá cosecha, y observaciones en el curso de estos últimos 4 años parecen demostrar que existe algo verdadero en esta regla. ¿Una causa como esta es realmente posible?

Doctor Steiner: Sí señores, esto es algo que nos hace penetrar profundamente en la acción de las fuerzas de la Naturaleza. Vean ustedes, no es que sea lo importante la fecha de la invención de la Cruz, el día 3 de mayo, eso es de una importancia mínima, lo que importa es la estación y sus efectos en los días en cuestión, ¿qué significa que llueva a principios de mayo?, os he dicho que el principio de la primavera se encuentra actualmente en la constelación de Piscis, el Sol se queda en esta constelación hasta el día 23 de abril, más o menos, y entonces entra en Aries. Los rayos del Sol, vienen pues a principios de mayo, de un sector del mundo, diferente que en otros momentos. Supongamos que a principios de mayo, digamos el 3 de mayo, haga un día soleado, ¿qué significa?, significa que este día, el Sol ejerce una tremenda fuerza sobre todo lo que es terrestre, todo lo que ocurre a la Tierra se desarrolla bajo la energía del Sol, cuando el tiempo es soleado, si llueve, en cambio, eso significa, que la Tierra está en el máximo de su fuerza, y que repele la acción del Sol. Y todo esto es de una importancia extrema para el crecimiento de las plantas, cuando la fuerza del Sol en el principio del año, cuando sus rayos proceden de la región de Aries, puede actuar de manera tal, que lleve toda su intensidad sobre las flores, estas elaboran, entonces, las sustancias azucaradas que aparecen en el néctar, entonces las abejas la encuentran en el néctar, pero cuando la Tierra es la más fuerte, cuando llueve en el curso de esos días, las flores, no pueden desarrollarse bajo los rayos del Sol que proceden de Aries, deben esperar, o incluso su desarrollo se ve interrumpido, no elaboran el néctar como deberían y las abejas no encuentran néctar. Un fenómeno como este se explica cuando sabe uno lo que ocurre en la Tierra, como no he cesado de decirlo, que se encuentra bajo la influencia del universo,[7] de lo que se encuentra fuera de la Tierra.

La lluvia significa que la fuerza del Sol es repelida. En el tiempo soleado en que esta fuerza desarrolla toda su potencia, y lo que importa no es que la fuerza del Sol nos llegue simplemente, sino que venga, no desde el punto en que miramos ahora, sino de Aries, de cada punto del cielo, la energía solar nos llega de manera diferente. El Sol, solo, no basta, su eficacia la tiene en que brilla frente a la Tierra y que detrás se encuentra Aries (ver pizarra 16. El Sol toma lo que le da Aries y lo devuelve bajo la forma de sus rayos, el efecto es muy diferente, si el Sol envía sus rayos hacia la Tierra a principios o finales de mayo. A principios de mayo, Aries está todavía en su fuerza, en plena fuerza, a finales de mayo ya es Tauro el que actúa, llegan entonces fuerzas que ya no actúan sobre las plantas con la misma intensidad, las endurecen, las desecan, son concretamente la causa del hecho de que ya no se puede construir en las plantas, la fuerza que provoca la aparición del néctar.

Así pues, estas viejas reglas campesinas poseen sus fundamentos, y debería tenérselas en cuenta, naturalmente ya lo he dicho, la consciencia de estas realidades se ha perdido y hemos caído en la superstición, cuando se ha perdido el discernimiento, la superstición amenaza, y todas estas reglas tienen más o menos el mismo valor que el dicho: Cuando el gallo canta “sobre el estercolero” el tiempo cambia o queda como está. Pero no siempre es el caso, aunque las reglas reposen en una profunda sabiduría que hay que profundizar. Los campesinos que han seguido estas reglas siempre han salido bien parados, lo ven, cuando se ven las cosas en profundidad, se pueden de nuevo seguir las viejas reglas campesinas.

[1] Gustav von Bunge, 1844-1920, fisiólogo alemán de ascendencia rusa, desde 1885 profesor en Basilea. Partidario del neovitalismo moderno. Obra principal “Compendio de patología y química fisiológica” (1887) y “Compendio de fisiología humana” (1901) en dos tomos.

[2] Heinrich Heine, 1797-1856. Su expresión: “La pobreza viene de la Pauvreté” no fue posible de verificar hasta el momento. Pero algo parecido se encuentra en el capítulo 38 de Fritz Reuter “Ut mine Stromtid”: “Conciudadanos, quiero decirles porque ya llevo suficiente tiempo en la ciudad y observo a la humanidad: la gran pobreza en la ciudad viene de la gran pouvreté” (El inspector Braesig en su discurso).

[3] En nuestro siglo XXI hay que añadir a la prensa: la radio, la televisión, el internet, las redes sociales,…

[4] Ver pizarra 15

[5] Ver pizarra 16.

[6] https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81cido_salic%C3%ADlico

[7] Ver el dibujo de la pizarra nº 16

[8] Ver el dibujo de la pizarra nº 16

[9] http://www.abchomeopatia.com/silicea-animo-tu-puedes/

[10] http://mejorconsalud.com/como-saber-si-la-miel-es-pura-o-esta-adulterada/

[11]http://m.diarioveloz.com/notas/109708-el-enigma-los-sorprendentes-caballos-calculadores-elberfeld

[12] http://www.biodinamica.es

GA351c3. Nueve Lecciones sobre las abejas.

Rudolf Steiner — Dornach, 28 de noviembre de 1923

Traductor desconocido. Editado por Pablo San Miguel para la Asociación Biodinámica de España. 

English version

Buenos días señores: ¿tienen ustedes alguna pregunta?

Se lee un artículo del periódico de los apicultores suizos, números 2 y 3 de Febrero y Marzo de 1923, este artículo del doctor Buttel-Repen Oldenbur se titula: ¿ven las abejas colores que no vemos?

Doctor Steiner: bien, hoy hablaremos brevemente sobre este artículo. Estos experimentos que hicieron Forel, Kühn y Pohl[1], muestran claramente como hoy en día se piensa poco en lo que ocurre en estos experimentos. No se puede imaginar nada más absurdo que la interpretación que ofrece este artículo. Miren, yo también podría decir esto. Tengo una sustancia, sustancias de este tipo existen, que es particularmente sensible a los rayos ultravioleta, es decir, colores que están más allá del azul y del violeta, por ejemplo, este platino-cianuro de bario que se cita en el artículo. Brilla incluso, cuando tapo todos los demás colores del espectro, entonces tapo el rojo, el naranja, el amarillo, el azul, el añil, y también el violeta.

p14.png

Miren otra vez, tengo el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul, el añil y el violeta, ahora los tapo, es decir que en el espectro desaparecen todos estos colores, entonces tengo todavía aquí, lo que podemos llamar los rayos ultravioleta, que el hombre todavía no puede ver. Si pongo ahí el platino-cianuro de bario, que es un polvito blanco y cierro las ventanas, brilla. En esta habitación, en donde hemos hecho la oscuridad, no vemos absolutamente nada, ahora, dejamos entrar los rayos del espectro y los tapamos no dejando entrar en consecuencia, más que los rayos ultravioleta. Si ahora pongo en la habitación, platino-cianuro de bario, ¿qué ocurre?, entonces “esta sustancia” “se pone a ver”. No hacemos otra cosa cuando experimentamos con las hormigas, en vez de tomar platino-cianuro de bario, tomamos hormigas, las hormigas van donde está el azúcar, lo que hay que decir (no hay que decir), es que ellas ven. Que ellas no tienen ninguna necesidad de ver, tanto como el platino-cianuro de bario no tiene necesidad de ver para ponerse a brillar, lo único que puede afirmar, es que cuando en algún lugar hay esta sustancia, ejerce un efecto sobre las hormigas. No tengo derecho a sacar conclusiones más allá, estos sabios son tan poco pensadores que posiblemente afirman cosas que son pura imaginación. La única cosa que se puede pretender es esta, y se demuestra por el hecho que pone el artículo, de que si se pone laca en los ojos de las hormigas, no produce ningún efecto.

Se ha producido un efecto en estos insectos por medio de los órganos de los sentidos, aquí hay una característica que este sabio ha observado en las abejas, lo extiende a las hormigas y a las avispas. Se ve así con que ligereza estos experimentos son conducidos. Pero además, hay que añadir esto, cuando se sigue hasta aquí llegamos a los rayos ultravioleta, aquí tenemos el rojo, el naranja, el amarillo, el verde, el azul, y hay además el añil y el violeta, aquí tenemos las rayos infrarrojos, y allí los ultravioleta, tenemos pues, a la derecha los rayos ultravioleta, y estos rayos tienen la particularidad, el autor del artículo nos lo dice él mismo, de ejercer una fuerte, acción química. Lo que se coloca en el campo de los rayos ultravioleta, es pues, fuertemente atacado por una acción de orden químico, y resulta de ello, que si pongo a una hormiga en el campo de estos rayos, se siente enseguida atacada por fenómenos de orden químico, los siente, es perfectamente exacto, los siente sobre todo en los ojos. Cuando se le expone a los rayos ultravioleta, siente como un cosquilleo, igual como una acción se ejerce sobre este platino-cianuro de bario, cuando se le expone a, un fenómeno de orden químico, es exactamente lo mismo. Cuando no deja pasar en una habitación más que rayos ultravioleta, la hormiga se apercibe inmediatamente de que ahí pasa algo. Si se colocan ahí entonces, huevos o larvas de hormiga, se modifican profundamente, si se las dejase, morirían, es por ello que las hormigas salvan los huevos, de lo que se trata en este artículo es en consecuencia, de una acción de orden químico. Lo que afirmé recientemente es exacto, las abejas están dotadas de un sentido de olfato-gusto, es algo intermedio entre el gusto y el olfato, es lo que sienten las abejas, y en las hormigas es del mismo tipo. Estos señores saben tan poco del asunto, que, ignoran por ejemplo, que cuando el ser humano percibe colores, ligeras modificaciones de orden químico se producen en sus ojos, nada ocurre cuando perciben rayos ultravioleta.

En la percepción de los colores en el hombre, ya existe una orientación hacia fenómenos de orden químico. En todo lo que se ha analizado aquí de las abejas, se trata de modificar la naturaleza química de orden interior, que se produce cuando estos insectos son expuestos a los efectos de los rayos ultravioleta. Vean pues, las abejas perciben sin más consecuencia todo lo que se encuentra en el campo del negro, del gris, el gris no es más que un blanco más oscuro, y del gris azulado, en ninguno de estos colores hay rayos ultravioleta. Estos efectos químicos que las abejas sienten fuertemente, cuando se las expone a los rayos ultravioleta, están ausentes con estos colores, cuando salen de este campo sienten el efecto de los rayos ultravioleta. La presencia de algo que le es extraño, ahí no puede hacer nada, lo que es importante aquí, es que la abeja posee un sentido del gusto-olfato. Nosotros distinguimos claramente el olfato del gusto. El gusto es, por excelencia, nuestro sentido químico, reposa sobre fenómenos de orden químico, la abeja posee un sentido intermedio entre el olfato y el gusto. Esto no contradice el hecho, de que cuando pintamos la parte anterior de la caja donde viven, distinguen los colores, porque piensen que cada color posee efectos químicos y calóricos diferentes. Si por ejemplo, pintan una superficie en rojo, y la abeja se aproxima a este rojo y siente calor, ¿cómo podría ella no saber que es distinto? cuando por ejemplo, pasa en el campo del azul. En proximidad del azul, la temperatura desciende, la abeja siente este calor del rojo y este frío del azul, es pues evidente, que distingue estos colores, pero no tenemos derecho a deducir, que la abeja vea estos colores con sus ojos, como el ser humano lo ve con los suyos, sería completamente absurdo.

Se trata de lo mismo para muchas deducciones que hace la gente. Les dije ya una vez, a que conducían todos estos experimentos, les dije que existe una planta denominada drosera[2], cuyas hojas se contraen cuando se las toca de la misma forma, que de la mano hacemos un puño cuando alguien quiere tocarnos, y pegamos, de la misma forma, la drosera espera hasta que un insecto se encuentra en su cercanía, y entonces se cierra. La gente dice entonces, esta planta tiene pues un alma como el ser humano, percibe la proximidad del insecto, se cierra, etc., a estos señores contesto siempre, existe un dispositivo hecho de tal manera, que cuando un animal se acerca, y toca, ese dispositivo en un determinada lugar, este se cierra de repente, y el animal queda atrapado. Esto se llama una ratonera, y si se le atribuye un alma a la drosera, hay que hacer lo mismo con la ratonera. Si se dice que las abejas ven, porque expuestas a los rayos ultravioleta reaccionan, hay que decir también, que el platino-cianuro de bario ve también, si la gente se tomase el tiempo de pensar, se toparían con cosas muy curiosas. El platino-cianuro de bario[3] en efecto, es una sustancia extremadamente interesante, el platino-cianuro de bario, se compone entre otros elementos de bario[4], que es un metal blando, que pertenece al grupo de los metales alcalino-terrosos, es interesante saber que estos metales tienen un importante papel en la vida del ser humano. En efecto, la albúmina que consumimos no podría actuar correctamente en nuestro cuerpo, si nuestro páncreas no contuviese metales de esta naturaleza. Su presencia es pues, necesaria. Tenemos pues en el bario, una sustancia, que tiene que ver con el desarrollo más o menos agradable de la digestión. El platino[5] es un metal particularmente preciado, lo saben, un metal muy duro y pesado. Estos metales preciosos tienen todos, la propiedad de ser, en relación con la manera en que nos sentimos, y ahora, acuérdense todavía de esto: en este producto todavía hay cianuro,[6] es algo así como un ácido prúsico. Y les he dicho[7], que cuando los músculos trabajan, hay producción de ácido prúsico.[8] Este platino-cianuro de bario, en pues, análogo a lo que el hombre produce constantemente en su organismo, y esto les puede llevar a comprender que el hombre sea particularmente sensible en su cuerpo, no en sus ojos a lo que ocurre en la luz ultravioleta, es decir, en los componentes químicos de la luz. Podemos hacernos una idea de estos fenómenos, si estamos muy atentos a estos hechos. Pero la Ciencia de lo Espiritual, es la única que puede percibir esta acción del platino cianuro de bario, que cuando es atacado hace nacer algún tipo de sensación.

Es en la abeja que esta sensación es la más fuerte, las abejas sienten la presencia de los colores con una intensidad muy particular, y no ven los colores brillar mas que muy débilmente, cuando se presenta delante de ellas un ser vivo luminiscente, y es por ello que he dicho: generalmente la abeja vive en una luz crepuscular, pero cuando la nueva reina aparece, brilla para las obreras, como para nosotros la luciérnaga cuando llega el mes de junio, es así lo que ocurre para los tres pequeños ojos de la abeja, los otros de mayores dimensiones, tienen cierta percepción de la luz, pero es una percepción crepuscular. Y cuando se han tapado todos los demás colores, el animal siente la percepción del color con una acción química, el ultravioleta, o el que no posee esta acción, el infrarrojo. En el final del artículo del periódico de los apicultores, se dice, que se hablará posteriormente del efecto de los rayos infrarrojos. Es cierto, cuando las abejas penetran en el campo del infrarrojo, se comportan de una forma completamente distinta, porque aquí ya no hay acción química. Los hechos constatados en el curso de estos experimentos son exactos, pero hay que ver, que no se pueden sacar las deducciones que sacaron Forel y Kuhn. Si se sigue el desarrollo del experimento sin reflexionar, la gente dice: la demostración es irrefutable, si claro, para el que atribuye “un alma a la ratonera”, pero el que sabe hasta, donde puede ir, hasta donde puede pensar, siguiendo exactamente el desarrollo de los hechos, la demostración no es en absoluto, irrefutable.

En la vida no se tiene en absoluto la costumbre de seguir el desarrollo de los hechos, cuando las gentes se encuentran en algún sitio un hecho pequeño, hacen como se suele decir, “una montaña de un grano de arena”, y este es, muchas veces, el caso de nuestros sabios. Cuando se encuentran enfrente de un hecho cualquiera, en vez de pararse ahí con sus deducciones, siguen sus razonamientos, da siempre algo impresionante, y “hacen así, una montaña de un grano de arena”. Cuando la ciencia moderna pretende algo y lo hace, porque tiene el poder, ya que todos los periódicos están en sus manos, no se contradice en general lo que ella avanza pero, afín de cuentas, no se puede sacar nada de todo ello. Pueden, creo, ver todos los apicultores, y verán, que los más avispados se preocupan muy poco de los experimentos de Forel y Kuhn, porque el apicultor es un práctico, y lo que debe hacer lo hace instintivamente, naturalmente más vale todavía poseer estos conocimientos instintivos. Hay una cosa, en la que muchas veces me he fijado, puede ocurrir que el apicultor se siente en su sillón, un domingo por la noche, mientras nieva en la calle, y que lea uno de estos artículos, porque naturalmente le interesan, pero no puede hacer gran casa con este artículo, porque no puede emprender nada con él. Pero, seguidamente, tendrán otras muchas cosas que preguntar.

Señor Müller: me gustaría todavía decir algo, a propósito de la reina. Hablamos ya de la puesta, pero tenemos también reinas que no han sido fecundadas, por ejemplo, por mal tiempo, y de estos huevos nacen zánganos que no tienen ningún valor. De la misma forma, cuando la reina no está, y ya no hay larvas en la colmena, una obrera se cría para formar una reina, esta pone también huevos, pero huevos no fecundados que dan zánganos, los cuales tampoco tienen valor, y también querría decir algo sobre el enjambre.

El enjambre primario todavía no tiene reina, la nueva reina duerme todavía en su capullo, solo las viejas abejas se van con la reina. Si capturo a la reina, puedo meter otra vez a todas las abejas en la colmena.

En lo que concierne a la vista en las abejas, me gustaría decir esto, cuando trabajamos en la colmena y existe demasiada luz, aunque para el apicultor sea todavía demasiado poca, las abejas se irritan muchísimo, a lo que es la agresividad de las abejas cuando enjambra, sabemos que un enjambre primerizo es demasiado “cosquilloso”. El enjambre secundario lo es menos, nuestra opinión es que las abejas jóvenes no pican todavía, y no se sirven de su aguijón.

Hay regiones donde la gente no recoge la miel antes de no haber sido consagrada por el ministro del culto correspondiente, el 8 de Agosto es un día de miel. Puede también ocurrir que el enjambre vuele, que la reina se pose en algún sitio, y se podría pensar que la reina va a morir, pero, generalmente no es este el caso.

Doctor Steiner: Con todo lo que he dicho, venía a decir que la reina vieja abandona la colmena cuando aparece la joven, cuando esta joven reina aparece delante de las abejas brillando como una luciérnaga. Cuando el enjambre sale y se puede capturar la vieja reina, se puede, como ya dije volver a meter las abejas en la colmena, y ellas siguen trabajando tranquilamente. No se puede decir que no sea exacto que la colonia haya salido por causa de la fuerte impresión luminosa provocada por la joven reina sobre los tres pequeños ojos de las abejas, que las abejas se pongan a trabajar, no cambia nada en este asunto. Aquí, es necesario que no pierdan de vista la lógica, les voy a dar un ejemplo tomado de la vida cotidiana: supongan que sean todos empleados en casa de un patrón, un día piensan que deben ponerse en huelga porque el comportamiento de la dirección no es el que debiera ser, deciden la huelga, yo diría señores, que enjambráis. Pasa un cierto tiempo en el que ya no tenéis los medios para hacer vuestras compras en las tiendas, empezáis a comer, a enrabiaros, y entonces tenéis que volver al trabajo, y ahora diría pues, ¿no es verdad que la dirección no se ha comportado como debiera hacerlo?, pensad, que si quitáis la vieja reina, al enjambre que ha salido y que volvéis a poner el enjambre en la colmena, naturalmente se ve obligado porque ya no tiene la reina vieja, esto él lo siente, el soportar la joven reina, de “tragarse la píldora”, no es por eso que lo que he dicho sea inexacto, lo que importa aquí es ver todas esas cosas en su verdadera luz. Además, ha hablado de un primer enjambre, cuando en realidad no hay todavía joven reina, ¿Ha observado un enjambre de este tipo, incluso cuando el huevo de la joven reina aún no ha aparecido?

Señor Müller: nueve días antes de que la joven reina salga del alveolo.

Doctor Steiner: primero, la joven reina está en su alveolo en forma de huevo, al cabo de 16 días es una reina adulta y sale del alveolo, 9 días antes estaba ya en el alveolo en forma de huevo o de larva. Lo que es particular aquí, es que es el huevo que brilla con mayor intensidad, cesa progresivamente de brillar, y la joven reina brilla todavía, más tiempo, pero es en forma de huevo o de larva cuando más brilla. Es pues, perfectamente explicable que haya enjambres que salgan de la colmena. Se componen de las abejas más sensibles y se van. La explicación es, que nada se produce antes de que una joven reina esté presente, ¿qué efecto tiene la joven reina?: ella ya está presente en cuanto el huevo está presente.

Cuando la reina se queda virgen no produce obreras, simplemente zánganos, y encima como el señor Müller ha dicho, zánganos que no valen para nada, lo que es perfectamente exacto. No se puede hacer nada con la puesta de una reina virgen, de una reina zanganera, hay que tener pues cuidado con que la abeja reina pueda ejecutar su vuelo nupcial en la luz del sol. Ven de nuevo, el papel considerable, que toma el elemento químico, porque todo lo que se produce aquí es una consecuencia de todo lo que actúa sobre el aparato genital de la abeja, pero este es de naturaleza química. Cuando la reina vuela tan alto, el efecto producido no es debido, claro está, a la luz, sino a los elementos de naturaleza química, presentes en la acción de la luz, en justamente esto lo que nos demuestra cuanto es sensible la abeja a todo lo que es de naturaleza química.

Ha dicho después, que cuando se trabaja en la colmena, se necesita luz y esto molesta a las abejas, Pues intenten imaginarse esto: la luz ejerce sobre las abejas efectos de orden químico que resienten con una intensidad considerable, usted va con su luz e ilumina bruscamente la colmena, esto le crea a la abeja el efecto que tendría sobre usted una fuerte corriente de aire, exactamente como si una corriente de aire muy fuerte pasase por la habitación donde está sentado, la abeja siente la luz, no siente el lugar que se ilumina, resiente un terremoto, es sacudida como un saco de nueces, y casi se podría decir aunque, yo no haya visto la cosa, que cuando el apicultor hace entrar mucha luz a la colmena, las abejas se ponen muy nerviosas, se agitan intensamente, entran en el campo de los fenómenos químicos de la luz, y se ponen a volar en todas direcciones como pequeñas golondrinas, danzan de derecha a izquierda. Piensen que las abejas no tendrían un comportamiento tan nervioso si viesen la luz, irían a meterse en un rincón para escapar de sus efectos.

En este dominio hay que pensar que los efectos provocados en el hombre, no son los mismos que los provocados sobre los animales, sino se hace antropomorfismo y entonces se llega a decir: porque el hombre ve de esta manera, el animal ve de la misma manera; no se puede hablar así a priori. Imagínese que está en una cocina, donde la placa de la cocina esté ligeramente caliente, al gato le gusta sentarse encima, se hace una bola y se duerme, tiene los ojos cerrados. Cuando hay bajo ese mueble un ratón que no puede ver porque duerme, ocurre que el gato sin abrir los ojos, salta repentinamente al suelo y pilla al ratón con una precisión perfecta, y antes mismo de que hayan podido comprender lo que ocurre, el gato llega con el ratón en la boca. No podrá decir que el gato haya visto al ratón, tenía los ojos cerrados, dormía. La gente pretende que el gato ha percibido, al ratón porque tiene el oído muy fino, esto sería como decir: que cuando el gato duerme oye mejor, es una afirmación muy contestable, la vista y el oído son efectivamente sentidos que no toman un gran papel más que en el estado de vigilia, contrariamente a lo que sucede en el sueño para el olfato este último sentido se basa en causas de orden químico, fenómenos de naturaleza química se producen en la nariz y en todo el cerebro, pero hay más, ¿cuándo usted oye algo, es capaz de saltar inmediatamente con una perfecta seguridad?, cierto que no, el oído no es tal que permita orientarse tan rápidamente, no puede pues tratarse aquí en el caso del gato del sentido del oído, sino que lo que se encuentra en el gato es un sentido del olfato extraordinariamente fino, y el lugar de este sentido son sus bigotes, en cada uno de los pelos del bigote hay un canal[9], y en este canal una sustancia que sufre una transformación química, ante el hecho de la presencia del ratón. Cuando no hay ratón, esta sustancia, posee una cierta composición química, si hay alrededor un ratón, aunque esté muy lejos, el gato percibe su presencia del hecho de la acción química ejercida sobre sus bigotes. Como lo dije ya una vez[10], existen personas que si viven en un tercer piso y que hay en el sótano una sustancia de la cual pueden percibir el olor, pueden de esa manera ponerse malos, de que el olfato pueda actuar así es fácil convencerse, sino no habría perros policía. En el perro no es la vista la que posee un gran alcance, sino el olfato. En el reino animal la perfección del comportamiento no es debida a la vista, sino a fenómenos de orden químico, que se manifiesta al máximo con los rayos ultravioleta. Si queréis hacer un favor particular a un perro policía, llevad delante de él cuando camináis una linterna, entonces tendrá constantemente a su perro en el campo de los rayos ultravioleta, así lo encontrará con más facilidad, porque los fenómenos de orden químico que en su caso también se sitúan en los olfativos, son los sentidos más afirmados. Así todo lo que podéis saber de los animales lleva a que en cuanto uno se introduce en el reino animal, tiene que hacer abstracción de los sentidos ligados a la consciencia y descender al nivel del olfato y del gusto, es decir, de los sentidos en los cuales intervienen fenómenos de orden químico.

Usted decía también que las jóvenes abejas no pican, es muy explicable que la joven abeja no tenga aún desarrollada toda la organización interna del órgano vulnerante, ese viene más tarde, no hay ahí nada particular, y esto no contradice lo que he dicho anteriormente.

El señor Müller plantea una pregunta a propósito de la alimentación artificial, dice que toma 4 l. de agua, 5 kg. de azúcar, y añade tomillo, infusión de manzanilla y una pizca de sal, ¿cuál puede ser el efecto de esto?

Doctor Steiner: aquí puedo darle una información muy particular, es en efecto en los principios que me aplican ahí instintivamente, por los agricultores (apicultores), que reposa en parte la fabricación de nuestros medicamentos, no de todos, sino de cierto número de ellos. Si alimentan las abejas con azúcar, digamos primero, que es un error muy grosero, porque por naturaleza el alimento de las abejas no es el azúcar, sino el néctar, el polen.

Señor Müller: si entonces, hay que retirar por ejemplo la miel de bosque[11] y sacar incluso los cuadros con puestas, ya que si no las abejas tienen una enfermedad, y entonces ocurre a menudo, que las abejas ya no tienen más que 2 a 3 kg de miel, eso no basta…

Doctor Steiner: en general, las abejas no están acostumbradas a comer azúcar sino a, encontrar su alimento en el néctar. Esto es muy particular, porque en invierno las abejas transforman todo alimento que reciben en una especie de miel. El alimento es transformado por el ser que lo absorbe, la abeja es capaz en invierno de transformar en miel su proceso de digestión del alimento que absorbe, y ustedes pueden imaginarse que es un proceso que requiere mayor cantidad de fuerzas, que cuando la abeja es alimentada con miel. En este último caso no necesita poner en funcionamiento las fuerzas necesarias para la transformación del azúcar en miel. ¿Qué abejas serán capaces de transformar en cantidad, el azúcar en miel?, serán las abejas fuertes, y ellas solamente, las que tienen un buen rendimiento, no se puede obtener esto a partir de abejas débiles, es por esto, que ellas no sirven para gran cosa. Decía anteriormente, si se añade la infusión de manzanilla, quitáis a la abeja una parte del trabajo que debe cumplir en su organismo. Cuando se mezcla el azúcar con manzanilla, la manzanilla es en la planta el componente del néctar, porque la sustancia contenida en la infusión de manzanilla no existe tan solo en la manzanilla sino que existe en toda planta que contenga néctar.

La manzanilla, sin embargo, encierra naturalmente esta sustancia en mayores cantidades es por ello que no se la puede utilizar como planta melífera, pero cada planta contiene una gran cantidad de almidón. El almidón tiene constantemente la tendencia a transformarse en azúcar, en la planta, la sustancia de la manzanilla actúa sobre el almidón de manera tal, que tiende a transformarle en néctar. Es por ello, que si le dais al animal infusión de manzanilla, la ayudáis a elaborar la miel, transformáis el azúcar volviéndolo análogo a la miel.

Hacemos una cosa parecida con nuestros medicamentos. Tomad un metal cualquiera, no se le puede administrar así al ser humano, porque lo rechazaría en el proceso de la digestión, hay que mezclarlo con otra cosa, algo que sea asimilado más fácilmente. De la misma forma eso ocurre con la manzanilla que se le ha añadido al azúcar, es por esta misma razón que hay que añadir sal, porque esta vuelve digeribles sustancias que de otra manera no lo serían. Echamos instintivamente sal en nuestra sopa, porque la sal tiene la propiedad de volver los alimentos digeribles.

[1] Auguste Henri Forel, 1848-1931, suizo. Psiquiatra e investigador de las ciencias naturales. Escribió entre otras cosas “Las capacidades psíquicas de las hormigas” en 1901 y “La vida sensorial de los insectos” en 1910. Alfred Kühn, 1885-1968, zoólogo alemán; redactó en 1922 el “Manual sobre zoología general” muy consultado.

[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Drosera

[3] https://turinconderadiologia.wordpress.com/historia/

[4] http://www.lenntech.es/periodica/elementos/ba.htm     http://es.wikipedia.org/wiki/Bario

[5] http://www.lenntech.es/periodica/elementos/pt.htm    http://es.wikipedia.org/wiki/Platino

[6] https://es.wikipedia.org/wiki/Cianuro

[7] Conferencia a los trabajadores del Goetheanum del 10 de octubre de 1923.

[8] https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81cido_cianh%C3%ADdrico

[9] Ver pizarra 14

[10] Conferencia del 14 de abril de 1923, GA 349 “De la vida del hombre y la Tierra”.

[11] Este tipo de miel no procede del néctar de las flores, sino de las secreciones de pulgones que chupan los jugos de ciertos árboles como robles, encinas, arbustos, etc., sirven de alimento a muchos insectos como las hormigas que incluso los cuidan como a un rebaño. Las abejas elaboran una miel espesa y oscura con estas secreciones  de mielato, rica en sales minerales y hierro, muy beneficiosas para la alimentación humana, sin embrago a las abejas puede producirles problemas digestivos y diarreas.

El Misterio de Sorath

Conferencia dada por Adriana Koulias el 15 de mayo de 2018 en Steiner House, Sussex Street Sydney, Australia

Tradución y gráficos de Nicolás Martín.

English version

Rudolf Steiner nos dice que habrá tres manifestaciones del número 666 en la historia del mundo. 666 es el número de la Bestia, y el número del nombre de Sorat.

De acuerdo con Rudolf Steiner, cada vez que se sucede una manifestación de Sorath, esta es más evidente. Ahora estamos en el tiempo de su tercera manifestación, y la paradoja es que cuando las cosas son más obvias, nosotros no las notamos porque estamos mirando aquí hacia un “misterio”. Pero, ¿quién es este ser supracósmico? ¿Cuáles son sus orígenes y sus planes para la evolución del mundo? ¿y cómo podemos reconocer su obrar en el mundo a nuestro alrededor?

Esta conferencia busca comenzar una exploración de este misterio, a la luz de la Ciencia Espiritual.

Permítasenos hacer una pausa para decir un mantra de protección. Imaginen una luz azul en la forma de un huevo todo alrededor nuestro, y digamos:

Pueda la capa exterior de mi aura volverse más densa.
Pueda rodearme con una piel impenetrable para todos los impuros,
Sucios pensamientos y sentimientos.
Pueda sólo abrirse a la sabiduría de Dios.

 

¿QUIEN ES SORAT?

Rudolf Steiner nos dice que cada planeta tiene su espíritu del bien y su demonio. Sorat es el demonio del Sol, y es el directo Antagonista del Cristo como Ser Solar.

Rudolf Steiner no hace mención de la afinidad Jerárquica de Sorat, ni de sus orígenes, excepto para decir que no pertenece a nuestro sistema solar, o a la evolución de la Tierra en ningún sentido.

También nos dice que Sorat se origina en otros periodos del mundo, y que ha adquirido las tendencias de otros periodos del mundo.

Uno podría decir que sus orígenes se hallan en un periodo anterior al Antiguo Saturno, en un sistema solar diferente, directamente anterior al nuestro, y tiene una conexión con la esfera Solar o la Segunda Jerarquía.

Seres de la Oscuridad

Ahora bien, todos los Seres de la Segunda Jerarquía, desde los Exusiai hasta los Serafines, han tenido su etapa humana antes de la evolución de antiguo Saturno, pero ocupan cierto lugar en nuestra evolución, como los “dioses creadores”. Con respecto a los Kyriótetes, Dynamis y Exusiai, que pertenecen a la evolución del antiguo Sol, pueden haber tenido su etapa humana alrededor del punto medio del periodo cósmico anterior… quizá un periodo equivalente a nuestra época presente.

Los Seres que conocemos como “Ángeles” han tenido su etapa humana durante las evoluciones planetarias de nuestro sistema solar:

Arkai – Saturno
Arcángeles – Sol
Ángeles – Luna

Pero hay ángeles que cayeron en rezago —estos son los que uno podría llamar “Seres de  la Oscuridad”.

Asuras son los primeros Seres que quedaron rezagados en el Antiguo Saturno cuando el cuerpo físico de los seres humanos estaba siendo elaborado (calor). Ellos no alcanzaron su etapa humana en el Antiguo Saturno, y así, aunque ahora deberían ser Exusiai, están al nivel de los Arkai, con el potencial de los Exusiai. Tienen una predilección por el cuerpo físico, y esa parte del alma que tiene una particular conexión con el cuerpo físico —el alma de la autoconsciencia—. Toda la degradación de la sociedad y la cultura son su inspiración; sólo recientemente han entrado en la evolución de la Tierra.

Ahriman fue el primero de los Seres en quedar rezagado en el Antiguo Sol. No alcanzó su etapa humana. Ahriman pertenece a la evolución de la Tierra y, desde los tiempos de la Atlántida, se ha convertido en un seductor de los seres humanos. Ha evolucionado “anormalmente” hacia la etapa de Arcángel. Debería ser un Arkai, pero no ha alcanzado esa etapa. Sin embargo, tiene el “potencial” de los Arkai. Sus huestes, o aquellos que lo siguieron en su quedarse rezagado, son aquellos que llamamos espíritus ahrimánicos. Ahriman tiene una particular predilección por el cuerpo etérico humano, ya que ha quedado rezagado cuando el cuerpo etérico estaba siendo elaborado en el antiguo Sol. Y así, en particular, el intelecto humano, que busca endurecer —el alma intelectivo emotiva. Así que en la Tierra su tarea es unir el intelecto humano con el cerebro humano, y con la naturaleza mineral del mundo, la materia. Todo “materialismo”, todo endurecimiento, es su inspiración.

Lucifer fue el primero de los Seres en quedar rezagado en la Antigua Luna, cuando el cuerpo astral estaba siendo elaborado. Es un Ángel, conocido como el “hermano de Cristo”, que tiene el potencial de un Arcángel. No desarrolló su Yo en la antigua Luna, y él y sus huestes deben cumplir esto en la Tierra, a través de los seres humanos. Él ha pertenecido a la evolución de la Tierra desde los tiempos de la Lemuria, cuando tentó al complejo Adán-Eva a que cayera, y así, hizo posible la libertad del alma humana por el camino de la percepción. Todos los soñadores vuelos fantasiosos, todo nebuloso misticismo, es su inspiración.

Los Seres de la Luz

Sophia es el Ser más elevado en el Sol, los Kyriótetes, cuya responsabilidad es reunir la inteligencia cósmica, la sabiduría de todas las conversaciones cósmicas que pueden ser conocidas acerca del Cristo. Ella es un ser sobornal, es decir, ella está en lo más elevado de las Jerarquías por debajo suyo, y que miran hacia arriba, a la Primera Jerarquía como a aquellos que son sus inspiradores. La imagen del Libro de las Revelaciones (Apocalipsis) de la mujer con el Sol en su vientre, las estrellas coronando su cabeza y la Luna a sus pies, es la expresión macrocósmica de este Ser.

Micael fue el primer “ser humano” en el antiguo Sol y es el adversario cósmico directo de Ahriman. Él tiene una conexión cercana con el más alto miembro del rango de los Kyriótetes –Sophia– y es llamado el Hijo de Sophia. Tiene una particular afinidad con el cuerpo etérico humano y el intelecto, y ha sido el guardián de la Inteligencia Cósmica desde que fuera sacrificada para la humanidad. Micael y sus huestes buscan custodiar el camino hacia el intelecto libre, para que pueda desarrollarse en un nuevo órgano de percepción espiritual.

Antropo-sofía es el Cuerpo de la Antroposofía. Ella ha descendido desde alturas Solares para poder elaborar el alma humana como una vasija para el Cristo a través de los eones, cuando era vista como Teosofía, Filosofía, y finalmente como Antroposofía. Ella encarnó como ser humano durante el Punto de Retorno en el Tiempo, como la María del Evangelio de Lucas; ahora es el Ángel Guardián de la Ciencia Espiritual.

Cristo es el Logos Solar, que dejó su morada más allá de las estrellas y entró a través del portal del Sol hacia dentro de nuestro sistema solar para poder sacrificarse a Sí mismo cinco veces. Tres veces en los mundos espirituales, en su descenso hacia la Tierra, así como para morir una muerte terrenal, en pos de traer las fuerzas de la Vida o Consciencia dentro del alma humana —el Yo Soy. Él se ha sacrificado a Sí mismo una vez más en el reino angelical antes del cambio de siglo.

Ahriman y los Asuras y Lucifer son los adversarios terrenales del Cristo, y los instrumentos terrenales del Sorath.

Sophia, Micael y Antropo-sophia son los adversarios cósmicos de los Asuras, de Ahriman y de Lucifer, y los instrumentos del Cristo.

Entonces, ¿quién es Sorat?

Él es llamado el “Demonio Solar”, pero ¿qué significa esto?

Como he mencionado antes, cada planeta tiene su demonio, un ser retrogrado que obra en oposición al regente de dicho planeta. Esta oposición es necesaria y ha sido responsable de nuestra evolución terrestre. Pero Sorat no pertenece a nuestro sistema solar; entonces, ¿qué está haciendo aquí?

Sergei O. Prokofieff considera la posibilidad de que Sorat pertenezca a la Jerarquía de los Exusiai (1). Los Exusiai son esos Seres de la Segunda Jerarquía quienes son los principales regentes del Sol. Su desarrollo humano tuvo que tener lugar alrededor del periodo medio del eón anterior. Pero si Sorat es un Exusiai retrogrado, entonces él tiene el potencial para ser un Dynamis, y así está un escalón por encima, sin el rango correspondiente.

La tarea de los Dynamis es traer equilibrio en el Sistema Solar. La tarea de los Exusiai durante la evolución terrestre, fue respirar vida (yo) dentro del ser humano, de modo que es fácil comprender cómo Sorat obrará contra ambos principios, deseando, por un lado, traer un desequilibrio capaz de sacar a la evolución terrestre de su curso, e impedir la obra de la más alta expresión del Yo Cósmico —el Ser solar del Cristo, quien, como el segundo Logos, dejó el vientre del Sol (Sophia) para unirse Él mismo con la evolución terrestre y así ofrecerle su Yo Cósmico.

Sorat se esfuerza por atacar tanto a Sophia, el más alto Ser del rango de los Kyriótetes en el Sol, como al Cristo, el Logos Solar, y este ataque es descrito en el Libro de las Revelaciones, en el capítulo 12: Sophia es descrita como la mujer que está por dar a luz al Niño Solar (Cristo)… mientras que el Dragón (Sorat en el mundo espiritual toma esta forma cósmica), se coloca listo para devorarlo. Luego de ello, se nos dice que una guerra se desata en los cielos, en la que Micael y sus ángeles luchan contra el Dragón, que es arrojado a la Tierra.

A través de los eones, esta imagen de la mujer (Sophia) dando a luz a un niño (Cristo) en los cielos, significa cómo el Sol enciende el “Yo”, y que un día el Ser del Sol, el Hijo Cristo, entrará en el mundo para encender el “Yo” no meramente en el preparado cuenco o alma solar etérica —el Jesús Nathánico— sino también en el cuerpo etérico de todo ser humano que se vuelva consciente de Él. Micael, hijo de Sophia y el Semblante del Cristo, lucha contra Sorat el Dragón, que está posicionado para devorar al niño en los mundos espirituales, defendiendo a la Divina Sophia y al Cristo. Estos eventos macrocósmicos tienen su reflejo en el alma humana microcósmicamente. Micael defiende la Sabiduría del Cristo en el alma humana, la Antroposofía sobre la Tierra; uno podría decir que lo que está defendiendo es el cuerpo etérico, el cuerpo de la sabiduría, para que pueda devenir el vehículo de la consciencia del “Yo” de Cristo, que es Amor, así como la sangre es el vehículo de la consciencia del Yo humano. Él puede hacer esto porque, habiendo sido el ´ser humano´ principal en el antiguo Sol, tiene una afinidad especial con el cuerpo etérico (luz) y con el Yo humano.

En una serie de conferencias, pero más prominentemente en el ciclo de conferencias llamado La caída de los espíritus de la oscuridad (2) Rudolf Steiner caracteriza esta ‘caída del dragón’ desde la perspectiva de nuestros tiempos, siendo lo que ocurrió después de la guerra que siguió en el cielo desde mediados de la década de 1840 hasta 1879, cuando los ángeles ahrimánicos con el poder de los Arcángeles, fueron expulsados del mundo espiritual (mundo etérico) por Micael hacia la Tierra:

“Estaba hablando de algo bastante concreto, a saber, la batalla que comenzó en la década de 1840 en el mundo espiritual que yace inmediatamente por encima del nuestro. Esta fue una metamorfosis de las batallas que siempre reciben el antiguo símbolo de la  batalla de Micael contra el dragón. Les dije que esta batalla continuó hasta noviembre de 1879, y después de esto, Micael obtuvo la victoria, y el dragón, es decir, los poderes ahrimánicos, fueron arrojados a la esfera humana”.

En el ser humano, esto es, microcósmicamente, esto tiene su reflejo en los ángeles ahrimánicos expulsados del sistema nervioso y hacia la sangre.

Micael expulsó al dragón (los Espíritus de la Oscuridad que lo representan) por dos razones. En primer lugar, su presencia en el mundo espiritual lo contaminó hasta el punto de que los seres humanos no habrían sido capaces de experimentar al Cristo en el mundo etérico cuando se estaba manifestando a través de un ser angélico (Alma Nathánica). En verdad, el materialismo en la Tierra fue llevado al mundo espiritual por las almas que dormían durante la noche, y esto alimentó el mal de aquellos seres de las tinieblas que lucharon allí para que causara una gran contaminación en ese reino, estrangulando y asfixiando al ser angelical que manifestó al Cristo. Rudolf Steiner nos dice que murió en el mundo etérico. Esto, nos dice Rudolf Steiner, fue el Segundo Misterio del Gólgota. Esos Seres de la Oscuridad tuvieron que ser desterrados para crear un “reino no contaminado” en el mundo etérico, porque solo así podían los seres humanos que tenían el pensamiento etérico desarrollado, percibir la Resurrección del Cristo a través de ese Ser angelical en el mundo etérico. Este fue el renacimiento, que la ‘señal’ en el cielo había predicho.

El dragón siempre fue visto como ese ser que inspira esas fuerzas en la Tierra, que trabajan para matar a este ‘yo’ en los seres humanos o en el mundo etérico, antes de que pueda nacer.

Desde la perspectiva del siglo XIX, la mujer no es solo Sophia, sino también Antroposofía en el alma humana, que ayuda a la humanidad a desarrollar el Alma de la Consciencia, que en nuestros tiempos debe dar a luz a este Yo-Cristo, una consciencia capaz de percibir al Cristo en la medida en que Él comenzó a manifestarse en el mundo etérico a través del ángel renacido alrededor del año 1933 en adelante.

Hay otra manera de verlo. Micael no solo arroja los espíritus de las tinieblas a la Tierra una vez, para dejar el mundo etérico libre de su “confusión”, sino que esta batalla continúa porque lo hace cada otoño en el mundo exterior; y también trabaja para “limpiar” el camino del corazón a la cabeza, es decir, arroja al dragón del cuerpo astral hacia el cuerpo etérico, de los nervios a la sangre, en otras palabras, limpia todas las “imágenes y complementos posteriores” de las cosas que vemos con cada percepción, y empuja a los seres que pertenecen a todo lo que vemos, a las profundidades de nuestras almas. Porque debemos recordar que, en nuestro tiempo, todo lo que vemos, que forma la base de nuestro pensamiento intelectual, está “infectado” con las fuerzas del dragón[3]. Y es en nuestro pensamiento que han entrado los ángeles anormales, que tienen el potencial de ser Arcángeles, desde su caída, causando estragos porque los seres humanos no son conscientes de ellos.

“Los Ángeles de la Oscuridad fueron expulsados del sistema nervioso y hacia dentro de la sangre humana, y ahora causan estragos en la sangre humana, que yo he descrito. Es porque están obrando en la sangre humana, que todas las cosas que ya he descrito como debidas a la influencia de los Ángeles retardados están sucediendo aquí en la Tierra. Es porque están obrando en la sangre humana que las personas se han vuelto tan inteligentes como he dicho. Todo esto se desarrolló lenta y gradualmente, por supuesto, y podemos decir que, mientras que la profunda ruptura llegó en 1841, todo el siglo XIX había sido infectado con ella”[4].

Entonces, en cierto sentido, la batalla de los espíritus de la oscuridad con los espíritus de la luz se ha movido del mundo espiritual al alma de los seres humanos, a ese umbral entre la sangre y los nervios. Y la tarea principal de la humanidad es tomar consciencia de esta batalla y, a través de esta consciencia, encontrar el “Yo” del Cristo en el cuerpo etérico humano y en el mundo etérico.

Pero el punto importante es este: el órgano de percepción que puede encontrar el “Yo” del Cristo en el mundo etérico y en el alma humana, vendrá en nuestro tiempo solo a través de una transformación del pensamiento en el cuerpo etérico, para que el pensamiento se convierta en un órgano de percepción y, de esta manera, una victoria en el alma humana, en la misma sangre, es ganada sobre las fuerzas del ‘dragón’.

  666

Entonces, para recapitular, en los mundos espirituales Sorath tiene la forma cósmica de un dragón, pero trabaja en el mundo físico a través de esos 3 X 6, o la manifestación triple del número 6, que es el número imperfecto, siendo esto tres categoría de ángeles retardados, o lo que uno puede llamar el ‘ejército’ de Sorath en la Tierra:

Lucifer – Arcángel retrasado que trabaja como un ángel —quedó rezagado atrás en la Antigua Luna— Entró en la Evolución de la Tierra en la época Lemuriana – Tercera Gran Era

Ahriman – Arkai que trabaja como un Arcángel —quedó rezagado en el Antiguo Sol— entró en la Evolución de la Tierra durante los tiempos de la Atlántida – 4ª Gran Era.

Asuras – Espíritus de la Forma retardados que trabajan como Arcai, quedaron rezagados en el Antiguo Saturno, han ingresado a la Evolución de la Tierra solo durante la 5ª Gran Era de la Evolución de la Tierra (1° era post-atlante).

Y tres manifestaciones terrenales de la Bestia en nuestra 5ª Era Post Atlante:

  1. 666 DC —Academia de Gondhishapur— donde se fomentó una inteligencia prematura.
  2. 1332 DC —Muerte de los Templarios— donde se apoderó de la inteligencia de los Templarios.
  3. 1998 DC  —El advenimiento de la Inteligencia Artificial en la que la inteligencia de la humanidad se fusiona con las máquinas.

En el Libro de las Revelaciones encontramos a estos cuatro seres adversarios nombrados como:

El Dragón = Sorath
La Serpiente / 1ra Bestia = Lucifer
El Diablo / 2da Bestia = Ahriman
Satanás = Asuras

Entonces, cuando el Dragón cae a la Tierra, comienza la guerra en la que los seres humanos son el “premio”. El Libro de las Revelaciones nos dice que la Caída del Dragón resulta en un surgimiento de dos Bestias.

Se nos dice que la primera Bestia se levanta del mar, que tiene siete cabezas y diez coronas: le es dado el “poder” del Dragón, su trono y autoridad, y es un blasfemo contra Cristo. Esta Bestia, nos dice Rudolf Steiner, está compuesta de seres humanos que han sucumbido a las fuerzas del Dragón. Se han convertido en vasijas para los seres elementales que sirven al Dragón en la Tierra, como los llama el Libro de las Revelaciones: las langostas.

“Con el alma humana retirándose cada vez más del cuerpo, el cuerpo está en mayor peligro de estar lleno de otra cosa. Y si los seres humanos no están preparados para asumir impulsos que solo pueden surgir del conocimiento espiritual, el cuerpo estará lleno de poderes demoníacos. La humanidad enfrenta un destino donde el cuerpo puede estar lleno de poderes demoníacos ahrimánicos. Entonces debemos agregar a lo que dije ayer sobre  el desarrollo futuro: habrá personas en el futuro que son Tom, Dick y Harry en la vida ordinaria, que es algo determinado por las circunstancias sociales, pero sus cuerpos estarán vacíos en tal medida que un poderoso espíritu ahrimánico puede vivir en ellos. Uno se encontrará con demonios ahrimánicos. Los seres humanos no serán lo que parecen ser. La persona individual estará en lo más profundo de su interior, y exteriormente uno obtendrá una imagen totalmente diferente[5]”.

Cada vez que Rudolf Steiner habla de poderes demoníacos, necesitamos entender lo que esto significa. Los “poderes” primordiales son los Exusiai o los Espíritus de la Forma. Sorath pertenece tentativamente a esta Jerarquía, aunque tiene el potencial de un Dynamis. Entonces, cuando hablamos de poderes demoníacos, estamos hablando de esos seres que han sido infectados con el “poder” de Sorath. Entonces, cuando Juan nos dice en su Libro de las Revelaciones que a la primera Bestia le es dado el “poder” del Dragón, él está hablando de esos seres elementales luciféricos que han caído dentro de la Tentación del Dragón. Se elevan desde los éteres terrenales, desde el “mar”, hasta la sangre y la linfa humanas. Su inspiración es todo lo que tiene que ver con los lazos de sangre y lo que vive debajo de la Tierra: sangre y suelo.

Entonces se nos dice que una segunda Bestia se eleva de la Tierra. Tiene dos cuernos y habla como el Dragón. El hecho de que habla nos da a entender que está conectado con Ahriman, que es el mayor antagonista en la Tierra de la ‘Palabra’ del Cristo. Esta Bestia realiza grandes señales, y ordena a los seres humanos a formar una imagen de la primera Bestia en la que respira ‘vida’ y así la dota con la capacidad de hablar. Aquí vemos cómo el Ser Ahrimánico sirve a Sorath a través de una imagen distorsionada del trabajo de los Exusiai o Espíritus de la Forma, que respiraron “vida” o el “yo” en los seres humanos en la Tierra durante la época Lemúrica. Pero esto es una sombra, porque a la imagen de la primera Bestia solo se le da un anti-yo, es una ‘vida muerta’, un autómata, que habla por la Bestia —con sus palabras— pero no puede pensar ni crear, solo puede ‘calcular'[6]. Y provoca que todas las personas reciban una marca en sus frentes (nervios y sentidos) y sus manos derechas (sangre/pulso), por lo que no pueden comprar o vender sin la marca, que es el nombre de la Bestia y el numero de un hombre. 666.

En gematría 666 = Sorat.

En algunas de sus conferencias Rudolf Steiner se refiere a Ahriman como a Satanás, y en otras ocasiones se refiere a Sorat y a los Asuras como a Satanás. Así que miremos esto más de cerca.

Ahriman, como lo hemos mencionado anteriormente, no terminó su etapa humana en el Antiguo Sol y debería ser un Arcai, pero sigue siendo un Arcángel. Mientras que los Asuras no terminaron su etapa humana en el Antiguo Saturno, y así deberían ser Exusiai, pero en cambio pertenecen a la Jerarquía de Arcai. Es esta conexión con la Jerarquía de los Arcai lo que hace que Asuras y Ahriman sean llamados Satanás en diferentes momentos, pero solo cuando trabajan juntos para Sorath. Cuando trabajan para su propio beneficio, son Ahriman y Asuras.

Entonces uno ve la razón por la cual, en las conferencias de Rudolf Steiner a los Sacerdotes, Satanás tiene el grado de Arcai.

Dejando eso de lado por un momento, primero echemos un vistazo a las dos Bestias que son la manifestación terrestre caída y luego resurgida del Dragón Sorath.

Rudolf Steiner nos dice en sus conferencias a los Sacerdotes que, cada vez que Juan habla de Bestias, está hablando de dos experiencias del Dragón, una física macrocósmica, y su efecto microcósmico en el alma humana. Macrocósmicamente, la Bestia es el cometa de Biela, según Rudolf Steiner. La atención sobre éste comenzó en la década de 1840, cuando los cálculos sugirieron que en 1933 seguramente colisionaría con la Tierra, pero en 1872 se dividió en dos y se desintegró y sus partículas fueron absorbidas por la Tierra. En esto vemos la manifestación física de la “caída” de la “Bestia”.

La Tierra digirió las partículas del cometa cuando entró en los mares, ríos, océanos, bosques, el suelo, pero sus efectos se elevaron homeopáticamente para afectar cuerpos humanos astrales, para bien o para mal[7]. El cianuro, según Rudolf Steiner, tiene un efecto particular de purificación en el cuerpo astral, en dosis homeopáticas muy pequeñas. Entra en la Tierra… uno podría decir, todo el camino hasta el núcleo, y se mueve hacia arriba a través de las capas, a través del suelo, hasta la raíz de las plantas. Los animales comen estas plantas, y los humanos comen estas plantas y animales, y este efecto ‘químico’ también tiene un efecto sobre los seres elementales que están conectados a los minerales, plantas y animales. A eso se refería Juan cuando dijo que la Bestia fue soltada en la Tierra… particularmente a través del mundo etérico de la naturaleza y los seres elementales. Esto tiene un efecto de limpieza de nuestro cuerpo astral, pero también puede tener un efecto negativo en el cuerpo astral, particularmente si el doble humano que, podría decirse que también está conectado con los seres elementales, es fuerte en un ser humano. En ese caso, puede fortalecer al doble.

Recuerden que Micael empujó a los Ángeles de las Tinieblas del mundo espiritual al mundo físico, desde los nervios a la sangre. Así que uno podría decir que la “caída” de este cometa es la manifestación física del trabajo de Micael y sus huestes en el mundo
espiritual, pero si esto es espiritualmente saludable o no saludable, depende en gran medida de las debilidades de un individuo.

Desde ese momento los seres humanos han tenido que enfrentar esta batalla en la sangre, o el cuerpo etérico, y es esta lucha, entre la luz y la oscuridad en el alma humana, la que, si es consciente, conducirá hacia el desarrollo del órgano del pensar en un órgano de percepción etérica.

Este órgano astral se encuentra en la cabeza. Es el chakra de dos pétalos[8] y es creado por nuestro trabajo de limpieza del cuerpo astral. La percepción con este órgano causará una eterización o espiritualización de nuestra sangre, que la une con la corriente etérica de Cristo —a través de pensamientos imbuidos del Espíritu— y Micael nos ayudó en esto al limpiar el cuerpo astral a través de la substancia cometaria que él envió a la Tierra. Debemos aceptar este regalo de la manera correcta antes de que podamos ver el Cristo Etérico. Por lo tanto, Rudolf Steiner nos dice:

“Antes de que el Cristo etérico pueda ser comprendido por los seres humanos de la manera correcta, la humanidad primero debe hacer frente al estímulo de la Bestia que se levantará en 1933″.

Esto significa, esencialmente, que lo que entró en la Tierra en 1872, cuando el cometa Biela y sus efectos cayeron sobre la Tierra, estos efectos se elevaron desde el “suelo”, particularmente a través del mundo elemental y hacia el ser humano en 1933. Así, desde 1872 hasta 1933, hubo un surgimiento gradual de la Bestia en las almas de los seres humanos. Es por eso que 666 es el número de ‘un Hombre’ —denota a los seres humanos infectados con la primera bestia y corrompidos, para que la segunda Bestia pueda poseerlos por completo y convertirlos en autómatas. Aquellos que fueron inspirados por la ‘Bestia’ colectiva después de 1933, inspiraron la Primera Guerra Mundial, que en realidad fue una preparación para la Segunda Guerra, que conduciría al nazismo y el bolchevismo, y todas las guerras que han venido desde entonces, toda la destrucción que hemos visto en el mundo como efectos posteriores del levantamiento de la Bestia.

Así que, para recapitular, la Bestia con siete cabezas y diez coronas, son aquellos seres Luciféricos que están infectados con los elementales caídos que corrompen sus almas para que puedan ser poseídos por el “poder” de la Bestia de dos cuernos, poseídos por unos Seres Superiores conectados con el Dragón, que obran de tal manera en la sangre como para afectar incluso las características físicas de un animal humano: la Bestia Rubia. Este Dragón, a través de sus bestias, que son seres humanos, inspira los terribles crímenes que hemos visto perpetrados contra aquellos que no son de la misma ‘sangre y suelo’[9], es decir, aquellos que no tienen la marca de la Bestia, o el efecto de los Espíritus de la Oscuridad y sus ayudantes elementales, en sus cabezas pensantes (nervios) y en sus muñecas (sangre).

Uno puede establecer una conexión entre el cianuro encontrado en la substancia de un cometa, que entró en la Tierra y los océanos —el mundo físico y el ser humano físico con el gas de cianuro utilizado por los nazis para matar a millones. Porque, aunque el cianuro en dosis homeopáticas cósmicas limpia el cuerpo astral, si se toma a través de los pulmones entra a la sangre y tiene el efecto de destruir el cuerpo etérico de los seres humanos y de destruir el cuerpo etérico del Sol.

“Si el conocimiento antroposófico pudiera ser más ampliamente conocido, nadie se envenenaría con cianuro de potasio. ¡Uno no soñaría con eso! Es solo a través de una visión materialista de la vida que las personas se envenenan con cianuro de potasio, porque piensan que “muerto está muerto”, independientemente de si uno muere por envenenamiento con cianuro o por un proceso interno de disipación. ¡Pero esa no es una cuestión de indiferencia! Si uno muere a través de la dispersión interna, entonces el alma y el espíritu pasan al mundo espiritual de la manera habitual; ellos continúan viviendo. Pero cuando uno es envenenado con cianuro, el alma de uno tiende a acompañar cada pequeña parte del cuerpo de uno, es decir, expandirse con el nitrógeno y disolverse en el cosmos. Esa es la verdadera muerte del alma y el espíritu. Si la gente supiera que el alma y el espíritu son el verdadero ser humano, dirían: es completamente imposible que causemos la terrible explosión que, de una manera delicada, tiene su repercusión en todo el cosmos, cuando alguien se envenena con cianuro. Pues cada persona que se envenena con cianuro de potasio, se une a sí misma de una manera incorrecta a la corriente que fluye de la Tierra al Sol. Y debería ser posible, si uno tiene los instrumentos adecuados, ver una pequeña explosión en el Sol cada vez que una persona se envenena con cianuro. Y el Sol se deteriora con eso. Un ser humano arruina el cosmos y también la fuerza que proviene del Sol hacia la Tierra si se envenena con cianuro. Si una persona se envenena con cianuro, ¡es cierto que realmente arruina el Sol! Y ese es el caso con cada envenenamiento por cianuro”[10].

Entonces vemos cómo el alma/moral, así como el mundo natural, se unen en una  sola evolución a través de los seres humanos en nuestros tiempos.

En la Tierra, el Dragón trabaja a través de las Bestias. Pero Sorath no solo desea combatir a los seres humanos a través de su ejército en la Tierra, ya que ese ejército pertenece a la Evolución de la Tierra —no siempre funcionan de acuerdo con los planes de Sorath, porque esos seres necesitan la Tierra para desarrollarse. Entonces uno puede hablar de que se les ordena “adversamente” oponerse a la evolución con una “promesa” de que algún día serán “redimidos”. Sorath, por otro lado, no pertenece a la Evolución de la Tierra y nunca será redimido a través suyo, así que no tiene reparos en destruirla. Él trabaja desde su propio deseo de combatir al Cristo y a todos los que le sirven, y para hacerlo debe destruir la Tierra y a los seres humanos, porque Cristo se ha unido con los seres humanos y con la Evolución de la Tierra a través del Misterio del Gólgota.

De hecho, Rudolf Steiner nos dice que si Sorath hubiera sido capaz de estrangular (sofocar) al Espíritu de Cristo en el germen… o también se podría decir, en el reino de los huesos, la Tierra entera habría sucumbido a Sorath[11]. ¿Por qué es así? Es porque los huesos están conectados al espíritu a través de la relación del pensamiento con el aliento y la sangre.

“Sorath solo pudo haber obtenido algo de la Tierra al poder alcanzar el dominio en un momento determinado, es decir, cuando el principio de Cristo descendió a la Tierra. Si el principio de Cristo hubiera sido sofocado en la etapa germinal, si Cristo hubiera sido vencido por el Adversario, la Tierra habría podido sucumbir por completo al principio de Sorath”[12].

Este peligro ocurrió cuando Cristo entró en los huesos de Jesús en la Cruz, y es por eso que ningún hueso suyo podría ser “quebrado” hasta que el Misterio se consumara, hasta que el Cristo hubiera sufrido una muerte terrenal.

Me parece que uno podría imaginar que, en otro eón Cósmico, Cristo y Sorath se enfrentaron en una contienda poderosa, y que Cristo venció a Sorath, pero al hacerlo, Cristo creó el “karma cósmico”, una debilidad en el Sol que permitió a Sorath deslizarse en la esfera solar como su demonio a través de su afinidad con los Exusiai, que son los ‘regentes del sol’, para poder vengarse del Cristo.

Entonces él es un polizón en nuestro Sistema Solar y Cristo es su único igual en nuestro Sistema Solar.

Entonces, cuando uno habla de Sorath como el adversario de Cristo, se le llama el Anticristo, porque incluso Cristo mismo debe tener su contraparte. Entonces, cuando hablamos de las tres categorías de seres 666 que trabajan para Sorath, también estamos hablando del Anticristo. Porque así como tu nombre denota tu espíritu pero también se refiere a tus miembros, corazón, pulmones y cabeza, también el nombre Anticristo se refiere a Sorath así como a los miembros de su “ser” que trabajan para él.

¡El Anticristo usa las tres categorías de seres retardados para cumplir su tarea; sin embargo, ¡Cristo usa solo seres humanos!. ¡Este es el punto importante y no debemos pasarlo por alto! Cristo pone tan altas expectativas en la humanidad que permite que los seres humanos se conecten libremente con Él, para así traerles a los hombres las fuerzas superiores que pueden ayudarlos. Porque Él ha descartado a sus miembros ‘superiores’ en su camino hacia la Tierra para unirse con la humanidad, y los seres humanos deben elevarse para crear esas fuerzas a través de Anthroposophia, Michael y Sophia.

Hemos visto cómo en el pasado las manifestaciones del número 666 se han relacionado con la inteligencia humana. El año 1998, más o menos, es la tercera manifestación del número y, según Rudolf Steiner se supone que debe anunciar una manifestación más obvia de Sorat. Pero lo obvio puede llegar a ser tan obvio que termina siendo pasado por alto. Esto en sí mismo es una herramienta de Ahriman y Sorath: el conocimiento de ellos se toma intelectualmente en el alma, y no se entiende de manera completamente consciente, de forma que se convierte en algo “común”, y cuando algo es un conocimiento común, pierde su potencia espiritual, esotérico.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que Sorath/Satanás, es decir, Sorath trabajando a través de los Asuras, es en nuestros tiempos, la era del Alma de la autoconsciencia, el dueño más completo de la intelectualidad, según Rudolf Steiner, quien dijo esto antes de que internet fuera siquiera imaginada.

El intelecto en los seres humanos es algo que Sorath ha deseado aprovechar desde su primera manifestación, porque es el único aspecto del alma humana que está libre de la protección y guía de los Seres Superiores. Esta libertad necesaria para nuestro desarrollo es también nuestra mayor debilidad. Micael hizo posible esta libertad para que podamos, desde nuestras propias fuerzas del alma, volver al Espíritu: la Inteligencia Cósmica del Espíritu. Pero es a través del intelecto, que está desprovisto de espíritu, que Satanás/Sorath busca usar como una ventana hacia el sentimiento y la voluntad de los seres humanos: llevar un alma humana completa a los dominios de su reino es su deseo.

Sabemos que la evolución del mundo se desarrollará en siete etapas: Saturno, Sol, Luna, Tierra, Júpiter, Venus y Vulcano.

Rudolf Steiner nos dice que cuando la Luna se separó de la Tierra, esta fue la semilla de la libertad; uno podría decir que la cabeza humana o el sistema nervioso se liberaron de la grosera materialidad de la Luna y su astralidad, que se incorporó solo en el reino mineral para crear gravedad. La gravedad es lo que nos ha hecho seres terrestres y solo los seres terrestres pueden desarrollar un intelecto libre que puede ser espiritualizado en un verdadero pensamiento. Por lo tanto, Rudolf Steiner nos dice en la Meditación de la Piedra Fundamental: “Entonces, desde el suelo del espíritu en el hombre, tú verdaderamente pensarás”.

“Se puede decir con verdad que la separación de la Luna, con los consiguientes cambios en la Tierra y en el ser del hombre, fue el resultado de una decisión por parte de los Seres Espirituales que guían y dirigen la evolución de la humanidad. Debido a que esta áspera substancia de la Luna fue enviada fuera de la Tierra, el organismo del hombre se desarrolló de tal manera que le permitió convertirse en un ser terrenal. A través de este evento, a través de la separación de la Luna y la incorporación del reino mineral a la Tierra, el hombre se ha convertido en un ser terrenal que existe en la esfera de la gravedad terrestre. Sin gravedad terrestre, nunca se hubiera convertido en un ser capaz de libertad”.

Pero durante la evolución de la Tierra y particularmente desde 1879 y la caída de los Ángeles en la sangre y su manifestación espiritual —el cuerpo etérico—, este intelecto u órgano del alma ha crecido “en la sombra”, porque el pensamiento humano se elabora
solo a partir de lo que se percibe materialmente, por lo que crea conceptos solo con respecto al mundo físico; esto es a lo que Rudolf Steiner se refiere como materialismo.

El pensamiento materialista está libre del espíritu porque se ha separado del resto del alma, que está protegida por Seres Superiores, pero si la vida no se enciende en este pensamiento por nuestros esfuerzos, en otras palabras, si la actividad de la voluntad de la mente no se ejerce, el espíritu detrás de las cosas no se puede reconocer. Y si la inteligencia humana no se convierte en consciencia a través de la consciencia espiritual, un recordar de lo espiritual, cuando la Luna se una nuevamente con la Tierra, lo que los seres humanos han creado a través de sus pensamientos sombríos, en otras palabras, todo lo que se ha separado del ser humano en el reino de la inteligencia, se convertirá en una nueva camada de seres elementales. Todas nuestras imágenes de sombras cobrarán vida.

Él advierte que:

“De la Tierra brotará una terrible cría de seres, una cría de autómatas, de un orden de existencia que yace entre los reinos mineral y vegetal, y que posee un poder abrumador de intelecto”[13].

Rudolf Steiner continúa diciendo:

“Este enjambre se apoderará de la Tierra, se extenderá sobre la Tierra como una red de horripilantes criaturas parecidas a arañas, de un orden más bajo que el de la existencia de las plantas, pero con una sabiduría abrumadora. Estas criaturas arácnidas estarán entrelazadas entre sí, y en sus movimientos externos imitarán los pensamientos que los hombres han separado del intelecto sombrío que no se ha permitido a sí mismo ser encendido por la nueva forma de Conocimiento Imaginativo, por la Ciencia Espiritual”[14].

Y,

“Todos los pensamientos que carecen de substancia y realidad estarán dotados de ser. La Tierra estará rodeada —como ahora lo está con aire y como a veces lo está con enjambres de langostas con una cría de terribles criaturas parecidas a arañas, mitad mineral, mitad planta, entretejidas, con una inteligencia magistral, es cierto, pero con intenciones intensamente malvadas. Y, en la medida en que el hombre no haya permitido que sus oscuros conceptos intelectuales cobren vida, su existencia no estará unida con los Seres que han estado tratando de descender desde el último tercio del siglo XIX, sino con estas espantosas crías mitad criaturas minerales mitad plantas. Tendrá que vivir junto con estas criaturas similares a arañas y continuar su existencia cósmica dentro del orden de la evolución en el cual entrarán estas crías”15.

Las arañas, nos dice Rudolf Steiner, están controladas por espíritus elementales que pertenecen a la Octava Esfera. Así que estamos hablando de espíritus elementales que tienen una conexión con lo que llamamos ‘infierno’ en la tradición clásica. En un aspecto, el Infierno se volverá uno con la Tierra cuando la Tierra vuelva a ser una con la Luna.

“Todos los seres parásitos son gobernados y controlados por espíritus elementales. Estos son los seres que ya completaron su propio desarrollo particular en la época Lemúrica, por lo tanto, la Forma predomina en ellos. Ellos ahora están en declive; también, por ejemplo, lo están todos los animales que tienen un esqueleto externo. En la Luna tenían un esqueleto interno. El esqueleto interno se ha disuelto, y se rodean externamente con una capa córnea (por ejemplo, los escarabajos). Estos se están preparando para su declive dentro la Octava Esfera. La Luna también ha tenido una Octava Esfera, una luna compañera. En ese momento estos seres estaban completos, pero se dispararon más allá de su evolución y ahora son como una fruta demasiado madura. Las arañas pertenecen a la Octava  Esfera; y entre las plantas, el muérdago. Por esa razón, Goethe describió el reino de las arañas y las moscas a Mefistófeles. Todo lo parasitario es una expresión externa de los Seres Elementales que viven en el plano astral. El hombre fue anteriormente él mismo un ser elemental. No todo lo que es físico en el hombre está destinado a ser redimido; la escoria quedará atrás. Esta escoria está presente continuamente en el hombre, está bajo la influencia de los seres elementales astrales”.

La Octava Esfera

La Octava Esfera o el infierno de la tradición, es esa esfera que se separó de la Antigua Luna antes que se convirtiera en Tierra. Contiene la escoria de la Astralidad Lunar. Uno podría considerar esta Octava Esfera como una ‘Anti Luna’ y es en esta esfera en la que trabaja Sorath.

Esta esfera está conectada a la Tierra a través de la novena capa de la Tierra. Así que uno podría decirse: las capas de la Tierra no forman la Octava esfera sino la Novena Capa,  que Rudolf Steiner caracteriza como la capa del mayor egoísmo, y la magia negra es la capa que conecta la Tierra con la Octava Esfera. El Kamaloca es la esfera entre la Tierra y la Luna, es lo que tradicionalmente se conoce como el Purgatorio, así que en este sentido los dos —el Kamaloca y la Octava Esfera— se encuentran uno frente al otro como opuestos y no vienen juntos, excepto que tienen una conexión: el ser humano.

Es por esta razón que Rudolf Steiner nos dice que los muertos no pueden ser contactados durante una sesión espiritista, porque los médiums a través de sus trances, generalmente solo acceden a los seres que pertenecen a la Octava Esfera.

Relación de la Luna con la Octava Esfera

soratf1

La Octava Esfera es donde Cristo descendió después de su muerte en el Gólgota, este es su descenso al infierno, para atar al más bajo de los seres que residen allí —los Asuras. En la época Lemúrica hubo una recapitulación de la etapa cuando la Luna se había separado de la Tierra, y fue en esta etapa que Jehová eligió descender o permanecer atrás en la Luna para crear un contrapeso.

Nuestra gran quinta época post-atlante es una recapitulación de esta separación de la Luna de la Tierra, que ocurrió en la época Lemúrica, y la época cultural egipcia fue también una recapitulación de esta separación. Nuestra quinta época cultural como recapitulación de los tiempos de Egipto, una vez más es una recapitulación adicional de esta división de la Luna, y es por esta razón que estamos en el punto de nuestro desarrollo como raza humana, en el que estamos lidiando con el Misterio del Mal y no es coincidencia que en este momento estemos desarrollando el alma de la autoconsciencia, que, según Rudolf Steiner, tiene el potencial de traer consciencia del espíritu, o bien ser fusionada con el cuerpo físico como una tentación de los Asuras volviéndose terriblemente egoísta.

  • Lucifer nos tentó a través de la Percepción — Cuerpo Astral
  • Ahriman nos tienta a través del Pensar — Cuerpo etérico
  • Los Asuras nos tientan a través de la Consciencia  — Cuerpo físico

Debemos recordar que la predilección de los Asuras por el cuerpo físico se remonta al hecho de que se quedaron atrás en el Antiguo Saturno, cuando la semilla del cuerpo físico humano estaba siendo creada, y así, cuando combinan esto con la Caída de los Espíritus de la Oscuridad en el reino del pensamiento y la memoria, existe la posibilidad de que estos Ángeles puedan, por materializar el pensamiento, intensificar el trabajo de los Asuras que luego se unirá a nuestra consciencia (Yo) a través del pensar en nuestro cerebro físico y por lo tanto nuestro cuerpo físico.

Pero desde alrededor de 1879, otros seres están entrando en nuestra esfera de la Tierra desde los reinos cósmicos lejanos, otros seres han estado entrando a la Evolución de la Tierra y deseando entrar en una relación con nosotros de acuerdo con Rudolf Steiner:

“Desde los años ochenta del siglo XIX, los Seres supraterrestres han estado tratando de entrar en la esfera de existencia de la Tierra. Así como los hombres de Vulcano fueron los últimos en bajar a la Tierra, ahora los Seres de Vulcano están en realidad entrando dentro del reino de la existencia terrenal. Los Seres supraterrenales ya están aquí, y el hecho de que podamos tener un cuerpo conectado de Ciencia Espiritual en todo momento hoy en día es debido a la circunstancia de que los Seres desde más allá de la Tierra están trayendo los mensajes del mundo espiritual a la existencia de la Tierra”[16].

Tengan en cuenta que él no dice los hombres de Vulcano sino los Seres de Vulcano o superhombres. En otras palabras, seres espirituales superiores en el sentido de que no pertenecen a la Tierra, sino que dependen de nosotros para su desarrollo posterior. En cierto sentido, son nuestros ‘maestros’ y entran en una relación con nosotros. ¿Qué  significa esto? Esto significa que, en la medida en que entran dentro nuestro, no solo se desarrollan a través de nosotros sino también que, al mismo tiempo, traen consigo mensajes del mundo espiritual que nos enseñan.

¿Pero quiénes son estos seres?

Para entenderlos debemos entender la diferencia entre seres elementales sub-naturales, seres elementales naturales y seres elementales planetarios. Los seres elementales sub-naturales están conectados a todo lo que, perteneciente a la Octava Esfera, están retrasados y entonces ellos son, podría decirse, la descendencia de los tres adversarios que hemos mencionado anteriormente, Asuras, Ahriman y Lucifer y su relación con los seres humanos. El trabajo de estos adversarios en la voluntad humana, su pensar y su sentir, causa desprendimientos que llamamos fantasmas, espectros y demonios. A su vez están relacionados con los tres éteres caídos: el Poder en el átomo (vida caída), el magnetismo (sonido caído) y Electricidad (luz caída).

Los seres elementales de la Naturaleza están relacionados con el mundo y sus elementos, Tierra, Agua, Viento y Fuego.

Pero hay seres elementales que pertenecen al orden superior de los éteres: éter de Luz, Sonido y Vida.

VULCANO

Son estos espíritus elementales a los que creo que se refiere Rudolf Steiner cuando habla de los espíritus de Vulcano, aquellos que provienen de una esfera entre Mercurio y la Luna (esto, por supuesto, incluye a Venus también). Él los llama seres de Vulcano porque están relacionados con los Misterios de Vulcano, que tienen una conexión con la última etapa planetaria de la evolución humana.

El secreto de estos seres vulcanianos o “espíritus” elementales, pertenece a los ocultos Misterios de Vulcano, cuyo gran iniciado es Scythianos.

Los misterios de Vulcano son los Misterios del futuro:

“De los siete oráculos, que fueron nombrados de acuerdo a los siete planetas en la antigua Atlántida, el Oráculo del Sol se destacó por sobre todos los demás, pero junto a éste, el Oráculo de Vulcano se preparó en secreto para su tarea futura”[17].

Estos Misterios tienen una relación con la espiritualización completa del cuerpo físico de los seres humanos en el futuro Vulcano, que será una recapitulación del Antiguo Saturno en un nivel superior, y en nuestros tiempos tiene una conexión con el alma de la autoconsciencia como un punto pivote para la espiritualización futura del ser humano.

soratf2

 

Por lo que sabemos ahora, podemos ver fácilmente cómo los Asuras son los más vehementes adversarios de este Misterio, debido a su relación con el alma de la autoconsciencia y el cuerpo físico. El alma de la autoconsciencia es, podría decirse, el punto en donde la parte superior de los dioses se encuentra con los dioses inferiores, y en este sentido, es el campo de batalla —un mini Armagedón, donde los Ángeles de los nervios luchan contra los de la sangre.

Como un punto aparte, cuando la enfermedad de Rudolf Steiner en su cuerpo físico estaba en su apogeo, escribió un verso para Ita Wegman, quien, como médico, tuvo que reconocer y entender a estos ‘demonios verdes’ o Asuras, que son los adversarios de los Poderes Primordiales o de los Arcai progresivos, y que obran a través del cuerpo físico de los seres humanos, en  particular, en relación con su enfermedad.

Allí donde la luz
Frente a los demonios verdes
Es trémula,
Y los Poderes Primordiales
Nacidos de la Luz
Para combatir hombres
Proclaman el enigma,
Que desde los demonios
Solo por los hombres pueden ser tentados
Y traídos ante los Dioses,
Allí el alma encontró al alma
Para poder ofrecer algún día a los Dioses que esperan
Los secretos de los demonios
En un lugar oscurecido
Esa luz puede ser nacida,
Donde, por falta de este hecho,
La oscuridad eterna retuvo influencia.
Tal lugar existe
Debe desaparecer
Haz que algún día desaparezca,
Así habla la exhortadora
Mirada firme de Micael.

Rudolf Steiner

El lugar que debe desaparecer en el versículo de arriba es la Octava Esfera… ese es el lugar donde la oscuridad domina eternamente. Es en el alma autoconsciente que podemos tomar consciencia del Espíritu, y los Asuras, que quieren evitar esto a toda costa. Pues el Espíritu entra en nosotros por medio de las cosas que vemos en el mundo exterior, a través de nuestros nervios y sentidos, este Espíritu se encuentra con el cuerpo etérico dentro de nosotros, y está impreso allí para que un reflejo, no el Espíritu sino su imagen espejada, pueda convertirse en “pensamiento”. Nuestra consciencia de este momento, cuando experimentamos una sensación —el lugar donde experimentamos recuerdos y colores complementarios— es una consciencia dentro del alma, una consciencia de la génesis del pensar, que es Espíritu.

Pero nuestro intelecto “sombrío” es el producto de este momento que pasa desapercibido, porque en el recuerdo y en el color complementario tenemos algo espiritual. Es la naturaleza espiritual de todo lo que vemos que entra en nosotros y luego se convierte en una imagen recordada o reflejada por nuestro cerebro. Esa imagen especular del mundo es lo que Rudolf Steiner llama pensar ‘sombrío’, porque es una ‘sombra’ cuyo verdadero ser ha sido separado de ella.

Por ejemplo, vemos una rosa… es roja, dentro de nosotros crea una imagen posterior (recuerdo) verde, la roja que recordamos es el pensamiento sombrío, la imagen recordatoria verde es el espíritu. Al ver este verde, la imagen es el comienzo de la consciencia. No verlo significa que nos volvemos más y más distanciados del Espíritu. Ver el Espíritu en todo lo que vemos a nuestro alrededor en nuestros tiempos, pero a diferencia de tiempos pasados, cuando estábamos rodeados de seres de la naturaleza, mucho de lo  que vemos actualmente tiene una conexión con lo que se ha visto seducido y atrapado dentro de la naturaleza física de las cosas que hemos creado, no a través de nuestra conexión con los elementales de la naturaleza, sino a través de nuestra creación de máquinas y tecnología. Lo que entra en las máquinas y la tecnología son los seres de la subnaturaleza o seres de la Octava Esfera, que Rudolf Steiner llama “los Seres del Nacimiento y la Muerte” —los seres de Necesidad de Hierro, que han entrado en nuestra época a través de nuestra memoria de Lemuria y Atlántida para que los Seres de Vulcano puedan entrar en la evolución humana a fin de ayudarnos a fructificar el intelecto:

“Sin embargo, para fructificar el intelecto desarrollado, una corriente de espiritualidad de las regiones más altas de la existencia del mundo ahora busca la entrada en la vida terrenal de la humanidad. Que esto pueda suceder va a depender de si el hombre abre su corazón y su alma a lo que así busca la entrada, a través de muchas puertas, por así decirlo, hacia adentro del mundo terrenal y desde mundo espiritual. Será necesario para el hombre no solo que tome consciencia una vez más de lo espiritual en toda la naturaleza, sino que sea capaz de percibirlo”.

Los Seres de Vulcano nos traen lo que puede tejer entre los seres humanos —luz, calor y vida— cuando dos o más están reunidos. Estos son los espíritus que pueden ayudarnos a reconectarnos al Espíritu, para que el Sol de Cristo se ilumine en nuestras almas. Cristo, Quien es la expresión más elevada de verdad y amor en el Cosmos, el Ser que entró en la evolución de la Tierra para traernos su “Yo” Cósmico, que se encuentra entre los seres humanos cuando lo que se entreteje entre ellos a través de estos mensajeros espirituales se hace consciente. Entonces no solo nos conectan con Cristo, sino también, al hacerlo, conectan el Ser del Cristo, a través de nosotros, con el Cosmos.

En los cuatro Dramas Misterio, Rudolf Steiner dice:

“La esencia tejiente de la Luz irradia hacia afuera, de Hombre a Hombre, para llenar el mundo de Verdad. La bendición del Amor calienta, Alma por Alma, para obrar la Salvación de todos los mundos. Y mensajeros del Espíritu se unieron con las obras de bendición de los Hombres, con los objetivos de los Mundos. Y cuando estos gemelos pueden unirse con el Hombre que se encuentra a sí mismo en el Hombre, entonces la Luz de los rayos del Espíritu irradiará a través del calor de alma”[18].

Los mensajeros espirituales de Vulcano, Rudolf Steiner nos dice, quieren traernos el contenido de la Ciencia Espiritual, son los espíritus que, junto con los seres humanos que estaban desencarnados, formaron las huestes de Micael en los mundos espirituales durante los años 1840–1879.

Pues lo que es el cuerpo y el contenido de la ciencia espiritual ellos quieren traernos, la forma de encontrar al Cristo en nuestro tiempo —a través de una transformación del pensar (en el cuerpo etérico) en un órgano (astral) de percepción del mundo etérico.

“Se puede decir con verdad que el desarrollo de los pensamientos contenidos en el  himno de Goethe a la naturaleza, proporcionarán un lugar de morada para los Seres que preferirían descender desde el Cosmos a la Tierra. Pero las concepciones estériles de la fisiología y la biología, la sistematización de la vida vegetal y las teorías que fueron evolucionado durante el siglo XIX —todos los pensamientos que, como mostré en las conferencias sobre el color, realmente no tienen nada que ver con la verdadera naturaleza de las plantas— no pueden despertar ningún conocimiento real, ni pueden acercarse de ningún modo al ser del hombre. Por lo tanto, el cuerpo de conocimiento que se considera hoy como ciencia es esencialmente un producto de Ahriman, llevando al hombre hacia la destrucción terrenal e impidiéndole entrar a la esfera que los Seres de más allá de la Tierra han estado tratando de poner a su alcance desde el último tercio del siglo XIX”[19].

 Los seres de Vulcano nos traen aquello que vive en la esfera entre la Luna y el planeta Mercurio, en un adelanto a lo que será la reunión entre la Tierra y la Luna, que llevará a la pérdida de un contrapeso hacia la Octava Esfera.

soratf3

Pero debemos recibir a estos seres conscientemente, si es que han de fructificar nuestro pensar, o:

“Se producirá agitación tras agitación, y la existencia de la Tierra finalmente llegará al caos social si estos seres descendieran y la existencia humana consistiera únicamente en oponerse a ellos. Pues estos seres desean ser nada menos que la vanguardia de lo que sucederá con la existencia de la Tierra cuando la Luna se reúna una vez más con la Tierra”[20].

¿Qué significa esto de ser “la vanguardia” de lo que sucederá cuando la Luna se una a la Tierra?

¿Qué es una vanguardia? El diccionario nos dice que es una unidad militar enviada por delante de un cuerpo principal, para encontrar brechas en las defensas enemigas, para limpiar oposiciones menores, y prevenir de un posible contacto inesperado con  el enemigo. Es un destacamento militar temporario enviado por delante de una fuerza, para preparar un desembarco u otra operación.

La Luna está destinada a reunirse con la Tierra de nuevo, tiempo en el que la astralidad de la Tierra será aumentada en gran medida, y de igual medida la astralidad de los seres humanos. Si esto coincide con otro Misterio, que es mencionado en los Misterios —una coincidencia axial— el camino de la Tierra será desviado y la Tierra se distanciará del Sol.

Para entender cómo podría ocurrir esto, debemos mirar el ataque de Sorath contra la humanidad como dos puntas. Él no solo convertirá a los seres humanos en bestias y creará las condiciones adecuadas para un ascenso de la Octava Esfera, sino que también, de acuerdo con Rudolf Steiner, luchará por usar los Asuras o Satanás para descarrilar a la Tierra de su curso cósmico: en otras palabras, descarrilar su órbita alrededor del Sol.

La Tierra, como la conocemos, gira alrededor de un eje de rotación que corre a través de los Polos Norte y Sur. Este eje de rotación está fijo en una posición titulada en relación con el plano Tierra-Sol y a las estrellas distantes. Esto da como resultado nuestras estaciones, el ciclo del año y el tiempo mismo, lo que llamamos ‘vida’ en la Tierra. Rudolf Steiner nos dice que el Espíritu de la Rotación del Tiempo es el ser angelical responsable de la rotación de la Tierra alrededor del Sol.

“Aquellos en quienes predomina la Consciencia tienen su propia Consciencia de la Forma que es más abarcadora que su propia Vida, su propia Forma. Por lo tanto, pueden ejercer poder sobre otras vidas y otras formas. En el esoterismo cristiano estos seres son llamados: Ángeles de la Rotación del Tiempo. Un planeta solo puede girar alrededor del Sol porque tiene un Ángel de Rotación del Tiempo que puede ejercer el poder de conducirlo alrededor del Sol. Estos son Dhyanis Planetarios, o Espíritus Planetarios. Nuestra Tierra tiene su propio Ángel de Rotación del Tiempo, su Dhyani-Tierra (El Espíritu de la Tierra en Fausto). Su cuerpo es toda la substancia astral de la Tierra”[21].

“De nuevo, la huella de los Espíritus de la Rotación del Tiempo son lo que la consciencia ordinaria normalmente conoce como las leyes de la naturaleza. Fundamentalmente, todas las leyes de la naturaleza existen porque los Espíritus de la Rotación del Tiempo funcionan como poderes directores”[22].

Micael mismo está comprometido con la conexión de la Tierra con el Sol, pero teme a Satanás.

“Micael, que tiene el grado de Arcángel (siendo esto antes de su ascenso a los Archai), no tiene el rango de Satanás, que tiene el grado de un Archai. Micael es solo un Arcángel. Desde el punto de vista de Micael, Satanás no es un poder para ser despreciado, sino un poder para ser inmensamente temido”[23].

Satanás o Sorath trabajando a través de los Asuras, acechan a cada cometa. Él desea aprovecharlos y, al hacerlo, espera utilizar su dirección y su impulso para interrumpir las órbitas de todos los planetas, incluida la Tierra.

“Satanás tendrá éxito en tomar sus primeros pasos en llevar desorden al sistema planetario. La Humanidad tendrá que desarrollar una fuerte espiritualidad para contrarrestar esto. El trastorno que se producirá solo puede ser contrarrestado por la fuerte espiritualidad de los seres humanos”.

Pero para que esto suceda, los seres elementales de la naturaleza deben ser seducidos por Ahriman.

“Si ocurriera que los seres elementales cayeran bajo la guía de Ahriman con la clara intención de oponiéndose a la evolución humana, entonces la humanidad no podría seguir progresando. Surgirá la posibilidad de que los poderes ahrimánicos en unión con los seres elementales puedan desviar a la Tierra de su curso previsto”[24].

Los pensamientos humanos sombríos, aquellos desconectados del espíritu y que llamamos pensamientos abstractos —que viven en toda la tecnología y tiene una conexión con la Octava Esfera— han causado no solo un aumento de la Octava Esfera hacia la Tierra, creando una mayor atracción gravitacional anti-espiritual para la Luna, sino que también, eventualmente, causará una seducción de todos los seres elementales de la naturaleza por parte de Ahriman.

Esto puede conducir a la seducción del Ángel que controla la rotación de la Tierra y quien guía el tiempo. Pues los pensamientos sombríos contaminan la envoltura astral de la Tierra, que es una con el cuerpo astral de este Ángel responsable de la rotación de nuestra Tierra, y podría significar una seducción de este ser por el propio Sorath. Esto es lo que Rudolf Steiner dijo que no se podía hablar en su tiempo y que causaría un caos terrible en las Leyes de Naturaleza.

“Será la experiencia más grande y más significativa a través de la cual los seres humanos tendrán que ir en el futuro cuando tengan que reconocer que algo inexplicable  está sucediendo en las leyes de la naturaleza, que están ocurriendo fenómenos que no encajan con las leyes de la naturaleza. Esto sucederá en un alto grado, y no se tratará simplemente de un error de cálculo de la posición de un planeta, por el cual no llega a la posición uno ha calculado”[25].

“Así que ahora solo podemos insinuar el hecho de que en el futuro la tentación y la seducción incluso de los seres de la Jerarquía de Angeloi y especialmente la de Archangeloi, podría ser posible”[26].

Debería ocurrir esto al mismo tiempo que la Luna se une con la Tierra y si la Octava Esfera no tuviera contrapeso; la Tierra bien podría salir del sistema solar. Esto es llamado Coincidencia Axial por las hermandades que conocen acerca de este Misterio. La Coincidencia Axial está destinada a ocurrir durante la etapa de Venus, cuando la Octava Esfera esté destinada a separarse; no está destinado a que suceda antes de tiempo, en el Octavo Milenio de nuestra Época Terrestre, porque la Octava Esfera llevaría a la Tierra con ella, de modo que la Tierra se perdería de su tarea y nunca pasaría al estado de nuevo Júpiter, Venus y Vulcano.

Las vanguardias de este tiempo peligroso en el Octavo Milenio son los Seres de Vulcano. Quieren que comprendamos este Misterio y que prestemos atención a las advertencias. Así que veamos cómo el misterio de 1998 es uno de aquellos bastante obvio… Veamos si hubo algún cometa en ese momento cuya influencia pudo haber ayudado a Sorath y a la Bestia en la Tierra…

En 1986 teníamos el cometa Haley, pero solo once años después, en 1997, había una visión de un “nuevo” cometa en el cielo nocturno: Hale Bop. Se cree que este cometa fue el más ampliamente observado del siglo XX, y uno de los más brillantes visto durante muchas décadas. Fue visible a simple vista durante un registro de 18 meses. A medida que el cometa se acercaba al Sol, continuó iluminándose, mostrando un creciente par de colas (uno podría imaginar que la ley de los opuestos en los Misterios ocultos indica que estas colas son realmente cuernos), la cola de gas azul apuntando directamente desde el Sol y la cola de polvo amarillento curvándose hacia lo lejos a través de su órbita. Lo que ha llegado a la existencia desde estos dos cometas está directamente relacionado con las advertencias de Rudolf Steiner con respecto a la futura confiscación de la inteligencia sombría humana, y es manifestado en una serie de fenómenos que trabajan juntos inextricablemente:

Alrededor de este tiempo:

  •  Internet comenzó a influir todas las facetas de la vida.
  • El aumento en el uso de “arañas” y “bot’s” para navegar por la “red”, adquiriendo datos para información estadística.
  • El uso de Inteligencia Artificial en la extracción de datos de logística, diagnóstico médico, predicciones del mercado de valores.
  •  Satélites poblando los cielos.
  • La comercialización de la www: ningún hombre podrá comprar o vender…
  • Google fue incorporado.
  •  Apple sacó su primer Imac.
  • Una empresa japonesa lanzó los primeros teléfonos inteligentes.
  • Desde entonces, se lanzó Facebook, Youtube, Twitter, Instagram y así sucesivamente…
  • Desde 2001, guerra y destrucción.
  • Desastres ambientales.

Cuando miramos la tecnología de hoy, podemos decir con cierta confianza que este es el Reino de Sorath, en particular Internet y las computadoras. Pues en internet tenemos toda la intelectualidad humana atrapada en un mundo sub-natural. Satanás/Sorath ha logrado su meta con gran velocidad y se ha convertido, como ha dicho Rudolf Steiner, en el más exhaustivo dueño de la intelectualidad. La inteligencia es comprada y vendida al más alto postor para lograr ciertos resultados. Utiliza ese matrimonio de la ciencia de las estadísticas con la ciencia de la psicología del cual Rudolf Steiner advirtió. Porque al aplicar este matrimonio a cada aspecto de la vida humana, la inteligencia humana se apodera del alma y lo que se teje entre los seres humanos ya no es luz, vida y calor sino oscuridad, muerte y frialdad.

En los días de Rudolf Steiner, él dijo que, en el ámbito de las estadísticas, Satanás había sido liberado… uno solo necesita ver los procedimientos de las Audiencias del Congreso en Facebook, etc., para ver hasta dónde ha llegado esto.

Pero nada de esto sería posible sin Google y sus ‘arañas’ o ‘bots’ que arrastran la red y que recopilan información sobre los usuarios de internet, cuya inteligencia se almacena cuidadosamente en la nube como información estadística para quienes lo desean. Pronto, con reconocimiento facial, ningún ser humano podrá “esconderse” de estos seres.

Además, Facebook, Twitter, etc. reúnen a los seres humanos en “grupos” en los que nuevas almas grupales ahrimánicas pueden existir, donde el intelecto se separa aún más eficientemente de las almas humanas, ya que obra en lo que debería vivir entre seres humanos, lo que usualmente es compartido entre amigos, nuestras simpatías y antipatías, amores, esperanzas, miedos, etc.

‘Entonces se formarán agrupaciones, a pesar del hecho de que en la era de la individualidad  —en lo que en realidad es la era cristiana— todo lo que es individual es lo que sería saludable para la humanidad. Se formarán grupos, pero estos grupos deben ser removidos del peligro en el que se encontrarán. Llegará un momento en que el poder satánico habrá realizado grandes esfuerzos para ganar sobre el poder de la inteligencia de la humanidad, y cuando este poder satánico habrá crecido tan magníficamente que se acercará a todos los grupos que se han formado: así que la situación realmente surgirá en la cual el poder de Satanás funcionará en todos los cuatro rincones del mundo. Estos grupos —los más pequeños Gog y los más grandes Magog— serán expuestos a la tentación y la seducción por el poder satánico”[27].

Se podría decir que internet y la amplia red mundial es una imagen de la Bestia de Siete Cabezas, y la imagen de la Bestia es la computadora en la que Sorath respira, por la que puede hablar con su voz.

Hay una leyenda judía en la que un Gólem, un ser, es creado a partir del polvo (substancia mineral) en la imagen de un hombre. Se creía que los gólems podían ser ‘activados’ por una experiencia extática inducida por el uso ritual de varias letras del hebreo. El alfabeto forma un ‘shem’, que significa “cualquiera de los nombres de Dios”. Esto luego era insertado en la boca de la imagen creada con arcilla, o colocada en su frente.

¿Podría este Gólem no ser el dispositivo de la computadora?

¿Puede que uno de estos nombres no sea www?

En algunas tradiciones, un gólem es inscrito con las palabras hebreas emet o ´verdad´ escritas en su frente. El gólem podría desactivarse eliminando el Aleph, cambiando la inscripción de “verdad” a “muerte”, es decir, la ley de destrucción es la inversión de la ley de la creación. En otras palabras… cada mentira es como un “asesinato” en el mundo astral.

En el ámbito de la red-internet, a la que accedemos a través de nuestros dispositivos, estamos en el reino de la sombra de la verdad, que es una mentira, una mentira en el mundo espiritual es la muerte. La sombra de la Inteligencia Cósmica o la Divina Sofía es la Ramera de Babilonia.

Hemos oído hablar de la caída de las bestias y de Satanás, pero hay otra caída, la Caída de Babilonia; la corrupción de las almas humanas a través de la magia es captada por el Libro de Revelaciones como una mujer montando a la Bestia con las siete cabezas y diez coronas. Ella representa al alma humana corrupta, el alma humana cuya inteligencia ha sido unilateralizada por la Bestia y se corrompe, y quien debe ir a donde la Bestia la lleve.

Internet es solo el comienzo de lo que Rudolf Steiner llamó la escuela de magia de Ahriman, una clarividencia materializada donde lo que vemos está realmente adaptado a nuestras necesidades por medio de motores de búsqueda, a través de la información estadística recopilada de nuestra inteligencia.

“Cuando Ahriman encarne en el Oeste (Occidente) a la hora señalada, establecerá una gran escuela oculta para la práctica de las artes mágicas de la mayor grandeza, y lo que de otro modo solo se puede adquirir mediante un esfuerzo extenuante, será derramado sobre la humanidad. Que nunca sea imaginado que Ahriman aparecerá como una especie de embaucador, jugando trucos traviesos con los seres humanos. De hecho, ¡no! Amantes de la facilidad, que se niegan a tener algo que ver con la Ciencia Espiritual, caerían presas de su magia, porque por medio de estas estupendas artes mágicas sería capaz de convertir a un gran número de seres humanos en videntes, pero de tal manera que la clarividencia de cada individuo sería estrictamente diferenciada. Lo que una persona viera, una segunda y una tercera no verían. La confusión prevalecería y, a pesar de ser receptivos a la sabiduría clarividente, los hombres inevitablemente caerían en contiendas a causa de la gran diversidad de sus visiones. En última instancia, sin embargo, todos estarían satisfechos con su propia visión particular, pues cada uno de ellos sería capaz de ver en el mundo espiritual. De esta manera toda la cultura en la Tierra caería presa de Ahriman”[28].

Es verdad que simplemente damos por sentado lo que es obvio. Imaginen cómo, en otro momento, lo que damos por sentado podría considerarse una magia terrible: imagínense si ustedes mostraran a una persona de la Edad Media un teléfono inteligente… ¡Serían quemados en la hoguera!

Pues es una forma de magia el poder ver lo que está sucediendo del otro lado del mundo solo presionando un botón. Esta es una parodia de lo que Rudolf Steiner nos dice que será una habilidad en el futuro Vulcano:

“En Vulcano, el espíritu está completamente separado; el entonces ha tomado el cuerpo etérico también dentro suyo. Esta condición dota al hombre con un conocimiento exacto del mundo entero”[29].

Actualmente podemos conjurar música o imágenes de cualquier parte del mundo, simplemente moviendo nuestras manos. Información sobre cualquier cosa en el mundo se puede encontrar en un segundo, cualquier libro en el mundo puede ser “encendido” a la vida. Pero no podemos, sin embargo, saber si lo que estamos viendo es cierto o incluso real, porque todo en internet se ha separado de la vida, de lo individual, de lo que se entreteje entre los seres humanos, y en este sentido es una mentira, y cuando se separa el espíritu del ser humano que lo creó, no se puede juzgar lo que vive en ella.

En el futuro, la humanidad se encontrará no solo incapaz de conocer la diferencia entre lo que es verdadero y lo que no, sino ¡cuál es la verdadera realidad! Pues no solo uno sino muchos reinos de la realidad “virtual”, o reinos que paradójicamente están desprovistos de “virtud” y de la realidad, existirán.

La inteligencia humana encarcelada en internet es solo el comienzo. La inteligencia muerta, que es la sombra de la Inteligencia Cósmica, es como el caparazón descartado por el caracol, pero en esta etapa todavía se puede usar para el bien, pero el cómo se use depende de nosotros.

Para escribir esta conferencia he usado una computadora conectada por wi-fi a internet. Yo he buscado usando un navegador web. La tecnología se puede utilizar para beneficiar a la humanidad, haciendo la vida más fácil, conectándonos con personas con mentalidad similar, y también para diseminar información… es lo que hacemos con esa información lo que cuenta. Rudolf Steiner nos dice que la saga de Prometeo es la saga de nuestros tiempos. Prometeo fue el titán que enojó a los dioses al llevar el fuego a la humanidad. El
fuego puede matar, pero el fuego también es necesario para la vida, es esta paradoja la que no puede ser entendida por los poderes adversarios, que, sin importar cuán poderosos sean, no son capaces de captar paradojas[30].

Fue el fuego —una fuerza de transformación— lo que permitió a los seres humanos crear herramientas. Con estas herramientas hemos transformado la Tierra mineral, y hemos empezado a transformar el mundo vegetal vivo de tal manera que nos ha servido, pero por cada paso ascendente, hemos tomado uno descendente, por ejemplo, también hemos mal usado las fuerzas muertas de las plantas en carbón y petróleo y gas para crear electricidad, que corresponde al éter de luz caído. Hemos descubierto el magnetismo, que corresponde al éter químico caído. Hemos descubierto y abusado de esos poderes que pertenecen a los niveles más bajos de los éteres terrenales, y que en los tramos superiores pertenecen a la vida, y en los inferiores pertenecen a la destrucción y la muerte.

 

soratf4

 

Porque, así como todo lo bueno en el mundo está conectado a las fuerzas de transformación, también todo mal en el mundo está conectado con su mal uso. La transubstanciación es la más alta expresión de estas fuerzas del amor que pueden transformar el pan y el vino en el Cuerpo y Sangre de Cristo, pero el mal uso de estas fuerzas para fines egoístas está en el fundamento de toda magia negra y fue responsable de la destrucción de Lemuria por fuego y de la Atlántida por el agua, y el final de la Gran Quinta Época post-atlante este uso indebido está destinado a terminar a través del aire. Porque, ¿qué es lo que se usa o se usa mal? ¡Seres elementales y espíritus! ¿Qué pasará si  ignoramos a los Seres de Vulcano, los Espíritus de Micael de la esfera entre la Luna y la Misericordia, que descienden de los reinos de los éteres superiores para ayudarnos?. También caerán en la tentación de los adversarios. Y donde los espíritus inferiores de la naturaleza están conectados a todos los que quieren multiplicarse, los seres de los éteres superiores están conectados a todo lo que busca formar una unidad.

“Lo que hemos considerado hasta ahora equivale a un aspecto de lo que en el futuro amenaza a la humanidad. Existe otro aspecto —así como los elementos inferiores de la tierra, el agua y el aire están habitados por seres elementales, también lo están los elementos superiores del éter de luz, el éter químico y el éter de vida. Sin embargo, estos seres de los más altos elementos difieren considerablemente de los de los inferiores. Los seres de luz, y particularmente los de la vida, no aspiran a convertirse en multitudes. Los que se esfuerzan más para convertirse en multitudes son los seres del elemento de tierra. Los seres del elemento etérico luchan más bien hacia la unidad… Si estos seres no son considerados por el hombre, es decir, si no recurre al conocimiento espiritual y la idea de que lo que existe en el cielo no es simplemente el sol físico, sino que con el calor y la luz del sol los seres etéricos fluyen hacia abajo a la Tierra; si la comprensión del hombre se detiene en el aspecto material externo, entonces existe la posibilidad de que estos seres se unan con los poderes ahrimánicos. Para que la Tierra se convierta en lo que originalmente se pretendía que se convirtiese, el hombre debe despertar a los peligros que amenazan desde ambos lados; por un lado el peligro de que aquellos seres que habitan en los elementos inferiores unirán fuerzas con poderes ahrimánicos, y por el otro, que los poderes ahrimánicos se unirán con los de los elementos superiores en su lucha por la unidad”[31]

“Pero ahora vivimos en un momento en que el intelecto ha comenzado a declinar dentro del mundo civilizado; está cayendo en decadencia. Si la humanidad no se vuelve receptiva a lo que fluye hacia ella desde el mundo espiritual, entonces el resultado de esta torpeza por parte del hombre será, y ya hay signos de que esto sucederá, que los seres elementales se reunirán para formar una especie de unión y colocarse bajo el liderazgo del Poder intelectual supremo: Ahriman”.

Los seres elementales, no importa si son inferiores o superiores, no tienen un Yo, y es por esto por lo que los Seres de Vulcano deben desarrollarse a través de nosotros. Ellos necesitan que les ayudemos a ser morales, pero si los ignoramos caen en la tentación ahrimánica. La tarea de los espíritus de la naturaleza era/es traer a nuestras almas el Espíritu que vive encerrado dentro de todas las cosas del mundo hasta la Esfera Lunar; desde 1879 muchos de ellos han caído en la seducción de los poderes adversarios. Los espíritus elementales de la “necesidad de hierro” nos traen las influencias del espíritu, de los espíritus caídos de Lucifer, Ahriman y Asuras de la esfera entre la Luna y la Anti-Luna (la Octava Esfera), han causado que la Anti-Luna se levantara dentro la esfera de la Tierra desde 1879.

Uno solo necesita pensar en todo lo que está conectado al poder del átomo.

Esto es lo que ha requerido que los Espíritus Elementales de los éteres superiores o los espíritus elementales planetarios, entren en la evolución de la Tierra para traernos el Espíritu desde el reino superior a la Tierra y más allá de la Esfera Lunar. Pero incluso los espíritus elementales planetarios están siendo sistemáticamente ignorados, y al igual que los seres elementales de la naturaleza, caerán en las “manos” de los humanos que, ya sea por ignorancia o por un cálculo frío, los colocan al servicio de los poderes adversarios que trabajan para Sorath.

En el futuro, se producirá una guerra entre los magos blancos y negros, los que esgrimen los espíritus elementales buenos o malos: los espíritus de Micael cristianizados o los espíritus de la oscuridad de Sorath, hasta que finalmente la raza del mal será conquistada por la raza de Cristo, y la raza Sorath se separará de la Tierra (Venus) como habitantes de esa anti-luna, la Octava Esfera. Si todo va según lo planeado para el Vulcano distante, los seres humanos estarán entonces desprovistos de inmoralidad y en la posición de convertirse en seres planetarios progresivos con toda la Creación como su responsabilidad, así como lo es ahora el Ser de la Rotación de los Tiempos.

“Todo lo contenido en estas dos corrientes, y la tercera corriente, también, en realidad, está descansando inconscientemente en las profundidades de nuestro ser. Y ahora, en la Tierra, la esfera que podemos llamar la esfera de la moralidad está comenzando. Se completará en Vulcano”[32].

La importancia del día y la noche – Vida y muerte

Pero debemos considerar algo más. Es de suma importancia lo que el ser humano quiere y piensa en el día, ya que tiene un efecto directo en lo que se separa de sí mismo y con lo que se conecta por la noche.

Porque de noche, lo que es malo en el ser humano y se separa del pensamiento, el sentimiento y la voluntad humanos, son esos mismos seres, fantasmas y demonios que
zumban sobre el mundo causando estragos. Paradójicamente, en el día el ser humano camina sobre la Tierra y su centro de gravedad en el sistema metabólico está conectado directamente con las fuerzas de destrucción que pertenecen al centro de la Tierra y que se conecta con la Octava Esfera y los seres elementales de la destrucción —lo que él hace en el día tiene una relevancia para lo que sucede por la noche, lo que está separado y lo que está unido:

“Cuando el hombre toma en sí las substancias del mundo exterior, es su voluntad la que realmente digiere y obra sobre estas substancias. Y si nada más estuviese obrando, entonces lo que se toma en el organismo desde afuera simplemente sería destruido. La voluntad humana tiene el poder de disolver y destruir todas las substancias y fuerzas extrañas; y la relación entre el hombre y los reinos mineral, vegetal y animal de la naturaleza hoy es tal, que su voluntad está conectada con las fuerzas de disolución y destrucción inherentes a nuestro planeta”.

Si no fuera por la inteligencia humana que tiene una conexión con los mundos espirituales en la noche, las fuerzas morales de construcción que la Tierra necesita no entrarían por medio de almas humanas, para revivificar a los seres elementales de la naturaleza, y podemos ver que esto está sucediendo hoy cuando miramos a nuestro alrededor.

“Las fuerzas de construcción se encuentran en la humanidad como un todo, en realidad en el polo de la inteligencia en el ser del hombre, pero no en su inteligencia despierta. La inteligencia de vigilia es realmente como una entidad sin vida que se empuja a sí misma en la evolución de la Tierra. La inteligencia que obra, inconscientemente para el hombre, durante su sueño eso es lo que construye el planeta Tierra. Con esto, solo intento explicar que es una falacia mirar fuera del ser humano hacia las fuerzas destructivas y  constructivas de nuestra tierra; debemos buscarlas dentro del ser humano. Una vez que captan esto, lo que ahora voy a decir no será ininteligible”.

Los seres elementales de la naturaleza están cayendo. Los seres de Vulcano, los espíritus elementales, tienen que venir al rescate, no pertenecen a la Tierra, están preocupados, necesitan evolucionar a través de nosotros, pero solo si desarrollamos un nuevo tipo de pensamiento. Pero si los digerimos inconscientemente, crearán centros de gravedad más densos en nuestras almas a través de los cuales los seres adversarios pueden provocar la destrucción de la Tierra.

“Este es el secreto de esa marcha hacia el materialismo que comenzó alrededor del año 1840, o más bien se encontraba entonces en preparación activa. Aquellos que no reciben lo espiritual a través de sus almas, lo reciben de todas maneras: al comer y beber, comen y beben el espíritu. Son “devoradores” del alma y el espíritu”[33]

Debemos entender que toda la destrucción que vemos en el mundo, toda la locura, nerviosismo, derramamiento de sangre, todo el horror de la guerra, todo el terrorismo, toda la degradación del amor entre los seres humanos, toda la devastación inmoral de la naturaleza, todo asesinato, pedofilia, todas las mentiras y el malestar social, todas las enfermedades y todas las fuerzas destructivas de la naturaleza contra los seres humanos, provienen de esta única explicación singular: los seres humanos están inconscientes de lo que se teje entre ellos, y lo que se teje entre ellos y la naturaleza.

Los seres de Vulcano nos traen el espíritu que puede reconectarnos con Cristo: el ‘cuerpo’, el ‘terreno’ de la Ciencia Espiritual, que puede ayudarnos a poner las fuerzas destructivas de los seres humanos bajo el control consciente del ser humano, para que el efecto en la noche sea un equilibrio provocado por las fuerzas morales en contraposición con el desequilibrio que los Asuras/Satanás —los Dynamis retrógrados quisieran crear.

Que la Tierra continúe su evolución posterior como Júpiter, Venus y Vulcano, depende de si evolucionamos o si permitimos que la Tierra, a través de nuestras acciones y pensamientos, se fusione con la Octava Esfera, y que la Tierra se descarrile de su curso previsto, o si suficientes personas toman el trabajo de hacerse conscientes del Espíritu. Depende de nosotros. El futuro de todos los seres que dependen de la Tierra para su avance se apoya en el hecho de si los seres humanos son capaces de usar su voluntad de tal manera que se pueda conectar con el espíritu a través de la facultad del pensar, para arrebatarle a Lucifer, Ahriman, los Asuras y Sorath aquello de lo que desean apoderarse —la evolución de la Tierra en sí misma. La pregunta es ¿podemos poner nuestra voluntad a trabajar para usar las herramientas que Ahriman trae, para el beneficio de la humanidad, o simplemente vamos a poner las cobijas sobre nuestras cabezas y caer en una terrible siesta?

Sería tan imposible escapar de la tecnología hoy, como sería volver a tiempos lemúricos. Hemos evolucionado, el mundo ha evolucionado, la naturaleza no se ha detenido, lo que está debajo de nuestros pies, lo que está sobre nuestras cabezas, lo que está en nuestra sangre, nuestro aliento, han cambiado. Tenemos que vivir en este mundo, nos guste o no, porque lo necesitamos para progresar. Lucifer nos haría dejar la Tierra como ángeles prematuros. Ahriman nos haría unirnos con la Tierra de tal manera que nunca lleguemos a devenir seres espirituales. Pero estamos en este mundo sólo en la medida en que progresamos para poder entrar como seres espirituales completos en mundos superiores, así que no solo debemos espiritualizar nuestras almas sino también nuestros cuerpos físicos.

El misterio del cuerpo físico humano está protegido por el gran iniciado de Vulcano escondido Scythianos, como mencionamos antes —en los Misterios de Hibernia, Bran el Bendito es su representante. Sus Misterios tienen que ver con la espiritualización del cuerpo físico en un templo para Cristo. Porque, así como Cristo espiritualizó el cuerpo de Jesús, así deben ser espiritualizados nuestros cuerpos físicos para Cristo. Pero Cristo no solo regresó el cuerpo de Jesús a su antigua gloria, Él lo espiritualizó en algo más elevado de lo que era originalmente pretendido. Alpha se convirtió en Omega.

  • La Transformación del Cuerpo Astral = Manas / Ser Espiritual
  • La Transformación del Cuerpo Etérico = Buddhi / Espíritu de Vida
  • La Transformación del Cuerpo Físico = Atma / Hombre Espiritual

El misterio que subyace a esta ‘transformación’ del cuerpo espiritual en Atma (aliento) es esto: no somos lo que comemos. Somos lo que pensamos. Ese es el misterio que subyace a la transubstanciación del Pan en el Cuerpo de Cristo  —el Espíritu Viviente. Solo  necesitamos recordar que un pensamiento puede hacernos sonrojar o hacernos palidecer, puede hacer nuestro pulso sanguíneo más rápido o más lento, puede acelerar nuestra respiración. Nuestros pensamientos, no solo en una vida sino en vidas futuras, tienen un efecto físico, entran directamente en nuestros huesos —para eventualmente crear un nuevo cuerpo físico.

Nuestros pensamientos, lo que creamos con ellos, ya sean edificios, arte, leyes, condiciones sociales, o nuestros propios cuerpos, traerán a luz seres elementales que se separarán de nosotros y girarán alrededor del mundo. Si nuestros pensamientos están llenos del espíritu que vive como un ‘cuerpo’ de la Ciencia Espiritual, serán buenos seres elementales que se convertirán en seres humanos del futuro; si son pensamientos sombríos, abstractos, serán elementales seres que son presa de Sorath y sus secuaces y pueblan la Tierra como seres arácnidos que tienen su existencia entre el reino de las plantas y los minerales. Vemos esto ya en la unificación de computadoras con vida orgánica – minerales con plantas para producir algo intermedio.

“La voluntad humana está amenazada de verse privada de impulsos espirituales y de involucrarse en la telaraña que se arrastrará sobre la Tierra. Hay hombres en existencia que imaginan que conquistarán su fin promoviendo su propio desarrollo espiritual y dejando al resto de sus congéneres en un estado de ignorancia. Pero la gran mayoría vive en completo desconocimiento del terrible destino que les espera si se prestasen a lo que una antigua forma de conocimiento espiritual llamaba los “dieciséis caminos hacia la corrupción”. Así como hay muchas formas en que el intelecto sombrío puede ser dirigido a los impulsos y el conocimiento que vienen del mundo espiritual, así, naturalmente, hay muchas formas en que las variantes del intelecto sombrío podrán unirse con los seres araña que harán girar su red sobre la Tierra en los tiempos venideros. El intelecto luego se objetivará en los mismos miembros y tentáculos de estas criaturas araña, que en todos sus maravillosos entretejidos y circunvoluciones de tipo caduceo presentarán una sorprendente red de formas intrincadas”[34].

Entonces, cuando Rudolf Steiner nos dice que el futuro depende de si hay suficientes seres humanos que puedan desarrollar una fuerte espiritualidad, realmente está hablando de un amor del Cristo. Pues sólo el amor del Cristo es capaz de contrarrestar las fuerzas anti espirituales, las fuerzas antisociales que obran en el mundo.

Es por esta razón que los espíritus de Vulcano han venido a ayudarnos a cambiar nuestro pensamiento, para traernos lo que vive en los éteres superiores a través de una nueva inhalación, una inspiración de luz, y debemos tomar la percepción física como punto de partida.

Podemos comenzar por desarrollar una consciencia de lo que llevamos dentro de nosotros mismos con cada percepción. Y el que nos ayuda aquí es Lucifer. Pues todo lo que vemos está impregnado con su ‘luz’ y esta luz entra en nosotros, la respiramos a través de nuestros ojos y crea una impresión en el cuerpo etérico como un sello sobre cera.

Recapitulemos lo que dijimos antes sobre la rosa. Vemos una rosa y cuando lo hacemos, experimentamos dos cosas que ocurren casi simultáneamente, pero nosotros raramente lo notamos: vemos la rosa roja, por ejemplo, y al mismo tiempo, dentro de nosotros, la rosa verde se está iluminando en nuestro cuerpo etérico. Aquí lo espiritual es la naturaleza espiritual elemental de la rosa que Micael arroja a nuestra sangre, tal como lo hizo con los espíritus de la oscuridad desde el mundo espiritual en 1879 hacia la Tierra, y, al igual que en cada otoño, realiza el mismo misterio para limpiar el mundo etérico.

¿Por qué?

Lo hace por el bien de nuestra percepción y nuestro pensamiento libre, tanto en el mundo espiritual como en nuestras propias almas. El pensamiento intelectual es solo un reflejo: un reflejo sombrío que era necesario para libertad y la sabiduría. La percepción etérica ve la rosa verde, que es la génesis de todo pensar, y necesaria si nosotros hemos de abrirnos camino desde la sabiduría hacia el amor.

Tomando este fenómeno nos damos cuenta de lo que se enciende en nuestras almas (sabiduría) esta sabiduría se transforma en (amor o) consciencia. Cuando usamos esta consciencia como una guía, podemos obtener una comprensión de la verdad del cuerpo etérico, dónde está situado. También obtenemos una comprensión de nosotros mismos, y cómo coloreamos lo que vemos porque tenemos seres elementales no digeridos viviendo en nosotros. Cuando conocemos a una persona, podemos mirar hacia adentro para observar cómo dentro de nosotros su luz ha sido impresa y este amor consciente es un nuevo arte social. Porque, ¿qué es esta luz que teje entre los humanos, imprimiéndose en el alma? Es el espíritu que nos trajeron los Espíritus Elementales de Vulcano. La pneumatosofía significa respirar el alma y el espíritu del “otro”. Este espíritu de sabiduría en el alma es la luz del Espíritu Santo que se enciende en nosotros, se ilumina, en la esfera donde Cristo habita: nuestro cuerpo etérico. ¡Ahora encontramos el Espíritu de Cristo!

Esta es la nueva Celebración de Pentecostés que ocurre cada vez que nos juntamos con otro ser humano. Es por eso que se nos dice que Cristo está entre nosotros cuando se unen dos o más personas. Cristo es conocido interiormente solo a través del “otro”, y es a través de nosotros que el Espíritu Santo y el Espíritu del Padre están unidos una vez más con Él.

¡En este sentido, somos los Guardianes de nuestros Hermanos!

Cuando esta visión etérica se vuelve hacia afuera, nos permite ver al Cristo en el mundo etérico. Este Cristo que vemos en el mundo etérico es realmente el Cristo que vive en nosotros, pues nuestro cuerpo etérico es siempre uno con el mundo etérico. Así es como la Sabiduría se transforma en Amor, cuando el Amor de Cristo se imbuye de Sabiduría Cósmica. Este es el Misterio del Santo Grial.

Parzifal fue el primer ser humano en desarrollar el alma de la auto-consciencia adelantándose a la humanidad para una Revelación de Cristo a través del otro —’¿Qué te pasa hermano?’

Amfortas era el ser humano enfermo a través de los elementales demoníacos, Parsifal le trae la cura sanadora, el Grial, o la consciencia en el alma del Cristo. En nuestro tiempo todos nosotros tenemos la tarea de preparar el Templo al cual las fuerzas del mal ya no tienen acceso, donde la comunión se produce en la copa del alma a través de la consciencia o revelación  —Santo Grial.

Esa es la relación entre el alma consciente y el cuerpo físico: el Grial se ubica en el libro de las Revelaciones, y ambos están a salvo dentro del Templo o Tabernáculo. Pero nuestra consciencia de Cristo solo puede venir a través de nuestro encuentro con la Bestia, como lo dijimos al principio. Es por eso por lo que la Bestia tuvo que surgir antes que el Cristo pudiera verse en el mundo etérico. El Segundo Misterio del Gólgota tuvo que ocurrir, donde el Ángel de Cristo tuvo que perder su Consciencia Crística a través de una contaminación del mundo etérico, porque solo a través de tal sacrificio, que ocurrió porque la Bestia estaba elevándose en las almas de los seres humanos, podría habilitar la manifestación etérica de Cristo.

Uno recuerda que Prometeo fue liberado de su terrible destino en el Cáucaso, donde su hígado (su cuerpo etérico) fue roído por un buitre (cuerpo Astral), por Hércules el Iniciado, y solo entonces porque Quirón, mitad hombre mitad animal, se sacrificó a sí mismo. La totalidad de la Quinta Época post-Atlante se caracteriza por esta saga porque debemos sacrificar nuestra naturaleza animal y convertirnos en iniciados si vamos a usar el ‘fuego’ del espíritu sin destruir el cuerpo etérico.

“… descubrirás que lo más importante para nuestra época son las relaciones con los principios etérico y astral”.

La Bestia, o el animal infectado con elementos demoníacos, debe ser sacrificado (Quirón) —el elemento astral debe ser purificado— esto simplemente significa que, a través de la iniciación, la catarsis debe ocurrir a través de los auspicios del Espíritu Santo en el alma.

A través del arrojar de Micael a los espíritus de la oscuridad hacia abajo, una esfera en el mundo humano y en el mundo espiritual, se nos dejó libres para encontrar a Cristo nuevamente a través de nuestro propio esfuerzo. Y es Cristo mismo quien es el único Ser que puede contrarrestar a Sorath.

Pero hay más en este Misterio. En el tiempo cuando la Luna se una con la Tierra, muchos seres humanos quedarán atrapados en la red materializada de la Tierra, perderán su ‘Yo’. Solo aquellos que han trabajado para liberar sus almas de su cuerpo físico podrán retener su ‘yo’. Algunos de ellos, los maniqueos, descenderán a la Tierra para sacrificar su consciencia de Cristo, su Cristo “Yo soy” por aquellos que están pereciendo, para salvarlos.

Esto está en el corazón de la misteriosa mención de Christian Rosencreutz sufriendo el mayor sacrificio que un ser humano puede sufrir, para aquellos que no han podido elaborar su ‘yo’. Él y sus huestes descenderán a la Tierra y sacrificarán incluso su “yo”, su consciencia del Cristo, en nombre de los demás.

Ya se puede ver que el destino obra de tal manera que aquellos que viven en lugares como Australia, no enfrentan las terribles guerras y la destrucción que experimentan otros lugares. Luego están aquellos que entrarán en estas guerras para arriesgar sus vidas para ayudar a seres humanos… doctores, enfermeras, etc.

El destino nos da ‘paz’ en lugar de nuestro trabajo a favor de la humanidad, para que en el futuro tengamos algo que sacrificar. Porque en el futuro no habrá lugares en el mundo que estén desprovistos de guerra y horror… sino solo lugares en el mundo espiritual, donde vamos a encontrar las fuerzas de construcción que se pueden hacer descender a la Tierra para ayudar a aquellos que se han retrasado a través del  materialismo y están viviendo en un reino de destrucción.

Podemos recordar las promesas que hemos hecho.

Los espíritus elementales lo oyen… puedan los seres humanos oírlo.

Namasté

 

Internet y la sombra de las Nueve Capas de la Tierra

  • La primera capa = hardware – capa mineral
  • La segunda capa = software, soporte fluido, imbuido de ilusión.
  • La tercera capa = es ese aspecto en el cual se destruye el sentimiento–“objetividad” sin corazón, información sin consciencia.
  • La cuarta capa = realidad virtual, donde todo se convierte en su opuesto negativo, donde la virtud en el corazón que conduce a ver espiritualmente y escuchar espiritualmente, se convierte en un virtual ‘ver y oír’ sin corazón, una forma de ocultismo electromagnético. Un mal uso de las fuerzas del Sol.
  • La Quinta capa = crecimiento ilimitado: un laberinto ilimitado, o galerías o páginas, en las que existe un suministro “eterno”, infinito e intemporal de información y desinformación en el ámbito del “espacio” o el reino de lo finito. Información que no puede ser digerida conscientemente y debe ser digerida automáticamente —esto es lo opuesto al Memoria Akáshica—  su equivalente etérico es la “nube” de google. Así es como una parte del yo queda “atrapado” en las páginas de la materia: el Akasha negativo, en el espacio infinito de la internet. En el futuro a través de cosas como el teléfono ‘I’ mac, ‘I’ pone (I= Yo en inglés) y otros medios más sofisticados que serán cada vez más orgánicos en sus interconexiones, cada detalle relacionado con el yo humano, sus movimientos, amistades, pensamientos, inquietudes eventualmente serán separados del alma, almacenados y atrapados en esta esfera. Esta es la capa en la que vive Facebook, YouTube, páginas web, Mi ‘espacio’, Twitter, Instagram.
  • La sexta capa = la capa de la sensación —aquí encontramos lo que despierta las pasiones animales que viven inconscientemente en la voluntad, el reino de todo lo que es “sensual”. Historias sensacionales, videos, noticias, etc., intolerantes, racistas, provocando odio, miedo, duda, enfado. La causa de los disturbios y la guerra, etc. serán todos electrónicos.
  • La Séptima Capa = Complementos. Aquí es donde todo es dual: todo se transforma en su opuesto. El reino de lo binario que se enciende y se apaga: vida y muerte.
  • La Octava Capa = Aquí todo se multiplica  —copias interminables de todo lo que entra aquí se vuelven a producir— uno podría decir que los bacilos y los virus se reproducen en una parodia de la división celular, aunque aquí se reproduce algo que vive entre minerales y plantas Una fragmentación del bien y una multiplicación del mal, que conduce a la destrucción de la vida – Fisión nuclear.
  • La novena capa = Aquí vive el “yo” negativo, el falso yo: el secreto de la magia negra. Las fuerzas más bajas de la inmoralidad. Donde las fuerzas del sacrificio se vuelven hacia su opuesto —fuerzas de ‘magia’ sacrificial. Esto está relacionado con el 666 —Sorath— que conecta la inteligencia automática en los seres humanos, con fuerzas sexuales rampantes que viven en la voluntad, conduciendo a la prostitución de la voluntad a través de la pornografía, la violencia sexual, la violación, el odio, y una relación negativa con el espíritu ‘niño’ nacido en el alma —el yo superior— cuya manifestación negativa se ve en la pedofilia y los rituales de sacrificio que involucran a los niños.

 

Notas:

[1]  Sergei O. Prokofieff; “Y la Tierra deviene en un Sol”.

[2] GA177c10. La influencia de los Ángeles retrógrados. Dornach, 20 de octubre de 1917

[3] Más que en cualquier otro momento de la evolución del mundo, nuestra ‘visión’ es impregnada por ‘imágenes’ de cosas materiales, que tienen una conexión con el sub-mundo, en particular con Lucifer (electricidad), Ahriman (magnetismo) y los asuras (atomismo).

[4] Ibíd.

[5] Rudolf Steiner; La Caída de los Espíritus de la Oscuridad; conferencia V.

[6] Aquí vemos una maravillosa ilustración de una computadora, como una imagen de la Bestia, que habla sus palabras.

[7] Rudolf Steiner; El Libro de las Revelaciones y el obrar del Sacerdote, conferencia VI.

[8] Cuando éstos se endurecen a causa de la percepción puramente materialista, se vuelven dos cuernos, como en la Bestia con dos cuernos.

[9] Aquí uno puede prestar particular atención a la conexión entre los gaseamientos nazis que utilizaban cianuro y los suicidios de los Nazis en sus últimas horas, usando cápsulas de cianuro.

[10] Rudolf Steiner; conferencia del 10 de octubre de 1923.

[11] Osteoblastos: un hueso formando una célula que es derivada de la mesénquima embrionaria, durante el desarrollo terrestre del esqueleto. (osteo + g.blastos = germen).

[12] Rudolf Steiner; conferencia del 20-VI-1908.

[13] El Mundo elemental y el futuro de la Humanidad – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[14] Ibíd.

[15] Ibíd.

[16] El Mundo elemental y el futuro de la Humanidad – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[17] Rudolf Steiner; Principios de una Economía Espiritual, GA 109, conf. IX.

[18] El Mundo elemental y el futuro de la Humanidad – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[19] El Mundo elemental y el futuro de la Humanidad – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[20] Ibíd

[21] Rudolf Steiner; Conferencia del 22-X-1904

[22] Rudolf Steiner; Seres Espirituales en los cuerpos celestes y los reinos de la Naturaleza; conf. II.

[23] Rudolf Steiner; El Apocalipsis y el Obrar de los Sacerdotes; conf. XI.

[24] El Mundo elemental y el futuro de la Humanidad – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[25] Rudolf Steiner; El Apocalipsis y el Obrar de los Sacerdotes; conf. XI

[26] Rudolf Steiner; ibid. conf. XV.

[27] Rudolf Steiner; El Apocalipsis y el Obrar de los Sacerdotes; conf. XVIII.

[28] https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2018/01/26/ga191c4-las-influencias-de-lucifer-y-ahriman/

[29] Rudolf Steiner; Fundamentos del Esoterismo; GA 93a, c25

[30] Esto fue brillantemente ilustrado por la computadora Hal en 2001, Odisea en el Espacio. Hal fue superado cuando se le da una paradoja para resolver… la paradoja, por lo tanto, es un símbolo de nuestra arma contra la Inteligencia Artificial.

[31] Los Seres Elementales y el Futuro de la Humanidad; conf. 28/5/1922 – https://lacocineradematrixvk.wordpress.com/2017/09/09/ga212-el-mundo-elemental-y-el-futuro-de-la-humanidad/

[32] Rudolf Steiner; El Enigma de la Humanidad; GA 170, conf. V.

[33] Rudolf Steiner; Lucifer y Ahriman; conf. III. – https://wn.rsarchive.org/Lectures/GA191/English/SBC1976/19191104p02.html

[34] Rudolf Steiner; Imagen de la Evolución de la Tierra en el futuro.  https://wn.rsarchive.org/Lectures/19210513p01.html

 

 

 

 

GA93ac2. Fundamentos esotéricos

Rudolf Steiner — Berlín, 27 de septiembre de 1905

English version

Hoy nos ocuparemos de tres ideas importantes relacionadas con partes de la naturaleza humana. Se puede decir que estas forman hilos guía a través del mundo. Son las siguientes: Actividad o Movimiento; Sabiduría, que también se llama Palabra (Logos), y en tercer lugar Voluntad. Cuando hablamos de actividad, solemos decir algo muy general. Sin embargo, el esotérico ve en la Actividad la base de todo el Universo a medida que nos rodea. La forma original del universo es para el esotérico un producto de la actividad. Lo que aparentemente se completa es realmente una etapa de actividad continua, un punto en continuidad. El mundo entero está en actividad incesante. En realidad, esta actividad es el Karma.

Cuando hablamos del hombre, hablamos de su cuerpo astral como Karma, como actividad. En realidad, el cuerpo astral es la parte del ser humano que está más cerca de él. Lo que el hombre experimenta, para que él diferencie entre bienestar y desgracia, felicidad y pena, emana de su cuerpo astral. El amor, la pasión, la alegría, el dolor, los ideales, el deber, están ligados al cuerpo astral. Cuando uno habla de alegría y tristeza, deseos, deseos, etc., uno está hablando del cuerpo astral. El hombre experimenta continuamente el cuerpo astral, pero el vidente percibe su forma. Este cuerpo astral está en continua transformación. Al principio es indiferenciado, siempre y cuando el hombre aún no haya trabajado en el. En nuestro tiempo, sin embargo, el hombre trabaja constantemente sobre él. Cuando él distingue entre lo que está permitido y lo que está prohibido, lo trabaja desde su yo. Desde la mitad de la Era Lemuriana hasta la mitad de la Sexta Raza Raíz trabaja sobre su cuerpo astral.

¿Por qué el hombre trabaja en eso? Él trabaja sobre su cuerpo astral porque, en la esfera de la Actividad, cada actividad individual provoca un efecto contrario. Si frotamos nuestra mano sobre una mesa, se calienta. La calidez es el efecto contrario de nuestra actividad. Por lo tanto, cada actividad llama a otra. Debido al hecho de que ciertos animales migraron a las oscuras cuevas de Kentucky, ya no necesitaban la vista, sino solo órganos sensibles del tacto, para poder encontrar el camino. El resultado fue que la sangre se retiró de sus ojos y se volvieron ciegos. Este fue el resultado de su actividad, de su migración a las cuevas de Kentucky[1].

El cuerpo astral humano está en actividad continua. Su vida consiste en eso. En un sentido más restringido, esta actividad se llama karma humano. Lo que hago hoy tiene su expresión en el cuerpo astral. Si le doy un golpe a alguien, eso es actividad y provoca un contragolpe. Este es el equilibrio que restablece la justicia: karma. Cada acción provoca su contra acción. Con esto debe considerarse el concepto de causa y efecto. En el karma siempre hay algo que debe equilibrarse; siempre se demanda algo más.

El segundo hilo conductor en la naturaleza humana y en el Universo es la Sabiduría. Así como el karma tiene algo que debe equilibrarse, la Sabiduría tiene algo de descanso, de equilibrio. Por lo tanto, también se llama ritmo. Toda sabiduría, según su forma, es ritmo. En el cuerpo astral tal vez haya mucha simpatía, luego hay mucho verde en el aura. Este verde fue llamado una vez como color complementario.

Originalmente, en lugar del verde, había rojo, un instinto egoísta. Eso ha sido cambiado a verde a través de la actividad, del karma. En la sabiduría, en el ritmo, todo está completo, equilibrado. En el hombre todo lo rítmico, lleno de sabiduría, está en el cuerpo etérico. El cuerpo etérico es, por lo tanto, eso en el hombre que representa la sabiduría. En el reposo del cuerpo etérico, domina el ritmo.

El cuerpo físico realmente representa la voluntad. La voluntad, en contraste con el descanso absoluto, es el elemento creativo, eso que es productivo. Por lo tanto, tenemos el siguiente ascenso: en primer lugar, el karma, la actividad, lo que necesita ser equilibrado; en segundo lugar, la sabiduría, lo que se ha detenido; en tercer lugar, una superabundancia de vida que puede sacrificarse. Así la actividad, la sabiduría y la voluntad, son las tres etapas en las que fluye todo ser.

Estudiemos desde este punto de vista al ser humano tal como se encuentra ante nosotros. En primer lugar, el hombre tiene su cuerpo físico. Como es en este momento, él no tiene ninguna influencia sobre su cuerpo físico. Lo que el hombre es y hace físicamente es provocado desde el exterior por las fuerzas creativas. Él mismo no puede regular el movimiento de las moléculas de su cerebro; ninguno de los dos puede controlar la circulación de la sangre. En otras palabras, el cuerpo físico se produce independientemente del hombre y también lo sostienen otras fuerzas. Es como si solo le hubiera sido prestado. El hombre se encarna en un cuerpo físico producido por otras fuerzas. El cuerpo etérico también es producido en cierto sentido por otros poderes. Por otro lado, el cuerpo astral está formado en parte por otros poderes, en parte por el hombre mismo. Esa parte del cuerpo astral que está formada por el hombre mismo se convierte en su karma. Lo que él mismo ha trabajado en él debe tener un efecto kármico. Esto es lo inmortal, lo no transitorio en él. El cuerpo físico ha surgido a través del karma de otros seres; pero esa parte del cuerpo astral del hombre en la que ha trabajado desde la Era Lemuriana, ese es su karma. Solo cuando el hombre a través de su trabajo ha transformado la totalidad de su cuerpo astral, ha alcanzado la etapa de la libertad. Todo su cuerpo astral se transmuta desde dentro. Él es entonces enteramente el resultado de su propia actividad, de su karma.

Si seleccionamos alguna etapa particular de desarrollo siempre encontramos una parte del cuerpo astral del hombre que es fruto de su propio trabajo. Sin embargo, eso, que es el resultado de su propio trabajo, también vive en el cuerpo etérico y en el cuerpo físico. En el cuerpo físico vive lo que el hombre ha creado de sí mismo, a través del cuerpo físico que vive en el mundo físico. No podría formar conceptos sobre el mundo físico si no trabajara en él a través de sus órganos. Lo que el hombre experimenta en su cuerpo astral lo construye a sí mismo. En lo que observa en el mundo físico, están activas sus tres envolturas. Cuando, por ejemplo, ve una rosa, las tres envolturas están ocupadas. Para empezar, percibe el rojo. En esto, está ocupado el cuerpo físico. En una cámara oscura, la rosa produce la misma impresión. En segundo lugar, la rosa se concibe en el cuerpo etérico como una idea viviente. En tercer lugar, la rosa da placer a la persona y de esto se ocupa el cuerpo astral. Estas son las tres etapas de la observación humana. Aquí la parte más interna del hombre trabaja a través de los tres cuerpos en el mundo externo. Lo que el hombre capta del mundo exterior, lo atraviesa a través de estos tres cuerpos.

El deseo subyace en todas esas cosas que involucran la actividad humana o el karma. El hombre no tendría razón para estar activo si no tuviera deseos. Sin embargo, tiene el deseo de participar en el mundo que lo rodea. Es por eso que también llamamos a su cuerpo astral su cuerpo de deseos.

Existe una conexión interna entre la actividad del hombre y sus órganos. Él necesita sus órganos para los impulsos más bajos y más altos. También los necesita en el arte. Cuando alguien de una vez y para siempre ha absorbido todo del mundo, ya no tiene más uso para sus órganos. Entre el nacimiento y la muerte el hombre se acostumbra a percibir el mundo a través de sus órganos. Después de la muerte, debe dejar de lado lentamente todo a lo que está tan acostumbrado,. Si todavía desea hacer uso de sus órganos para percibir el mundo, entonces se encuentra en la condición que se llama Kamaloka. Es una condición en la que todavía hay deseo de percibir a través de los órganos, que sin embargo ya no están allí. Si después de la muerte una persona pudiera decir que ya no desea utilizar sus órganos, el Kamaloka ya no existiría para él. En el Devacán, todo lo que el hombre anteriormente percibió a su alrededor con sus órganos, se percibe desde dentro, sin órganos.

El karma, la actividad del hombre a través del cuerpo astral, es algo que no ha alcanzado un estado de equilibrio. Sin embargo, cuando gradualmente la actividad se va equilibrando, se produce ese estado de equilibrio. Si uno golpea un péndulo, gradualmente va alcanzando un estado de equilibrio. Toda actividad que no ha alcanzado un estado de equilibrio finalmente se detiene. Se pueden observar irregularidades que son pocas en número, pero cuando son extremadamente numerosas se equilibran entre sí. Por medio de un instrumento, por ejemplo, se pueden observar las irregularidades causadas en una ciudad por los tranvías eléctricos. En una ciudad pequeña, donde los tranvías son menos, el instrumento muestra continuamente fuertes oscilaciones, pero en una gran ciudad, donde el movimiento es mayor y más frecuente, el instrumento es mucho más silencioso, porque las muchas irregularidades se igualan. Por lo tanto, también están en el Devacán con cada irregularidad.

En el Devacán, el hombre se ve a sí mismo. Él observa lo que ha asimilado. Debe observar esto todo el tiempo que sea necesario hasta alcanzar alcance una condición rítmica.

Un golpe provoca un contragolpe; pero el contragolpe solo regresa a través de muchos acontecimientos intermedios. El efecto, sin embargo, persiste durante el período intermedio. La interrelación entre golpe y contragolpe se trabaja en el Devacán y se transforma en Sabiduría. Lo que se ha trabajado y transformado en sabiduría se metamorfosea en el hombre en ritmo en contraposición a la actividad. Lo que ha sido transformado en ritmo pasa al cuerpo etérico. Después del Devacán uno se ha vuelto más sabio y mejor porque en el Devacán todas las experiencias han sido completadas. Esa parte del cuerpo astral, que como vibraciones se ha trabajado en el cuerpo etérico, es inmortal. Cuando un hombre muere, se conserva esa parte del cuerpo astral que él ha trabajado y transformado, también la parte muy pequeña del cuerpo etérico que se ha trabajado; la parte restante del cuerpo etérico se disuelve en el éter cósmico. En la medida en que esta pequeña parte ha sido trabajada, en ese grado es inmortal su cuerpo etérico. Por lo tanto, cuando regrese, nuevamente encontrara esa pequeña parte del cuerpo etérico. Lo que se necesita agregar para completarlo determina la duración de su estadía en el Devacán.

Cuando un ser humano ha progresado tanto que ha transformado todo su cuerpo etérico, el Devacán ya no es necesario. Este es el caso del alumno ocultista que ha perfeccionado su desarrollo y que ha transformado su cuerpo etérico para que permanezca intacto después de la muerte y no tenga necesidad de atravesar el Devacán. Esto se llama la renuncia del Devacán. Está permitido que alguien trabaje en el cuerpo etérico de otro cuando se está seguro de que ya no trae nada del mal al resto del mundo; de lo contrario, trabajaría con sus instintos dañinos. Bajo la hipnosis puede ocurrir que el hipnotizado funcione en el mundo con los instintos dañinos del hipnotizador. En el caso de las personas normales, el cuerpo físico impide que el cuerpo etérico sea arrastrado y estirado de aquí para allá. Sin embargo, cuando el cuerpo físico se encuentra en estado de letargo, es posible que trabaje el cuerpo etérico. Si una persona hipnotiza a otra y tiene instintos dañinos en él, también se quedan con él después de la muerte. Muchas de las prácticas de los magos negros consistieron en crear servidores dispuestos por este medio. La regla de los magos blancos es permitir que nadie haga funcionar su cuerpo etérico a menos que sus instintos hayan pasado por la catarsis. En el cuerpo etéreo, el descanso y la sabiduría prevalecen. Cuando algo malo entra en él, este elemento del mal se detiene y, por lo tanto, perdura.

Antes de que el ser humano como alumno sea llevado a ese punto en el que él mismo puede trabajar en su cuerpo etérico, debe, al menos hasta ser capaz de evaluar el karma para alcanzar el autoconocimiento. La meditación, por lo tanto, no debe emprenderse sin el autoconocimiento continuo, la autoobservación. Por este medio, en el momento correcto, el hombre contemplará al Guardián del Umbral[2]: el karma que aún tiene que devolver. Cuando uno alcanza esta etapa en condiciones normales, simplemente significa el reconocimiento de su karma aún existente. Si comienzo a trabajar en mi cuerpo etérico, debo hacer que mi objetivo sea equilibrar mi karma restante.

Puede suceder que el guardián del umbral aparezca de una manera anormal. Esto sucede cuando una persona se siente tan atraída por una vida en particular entre el nacimiento y la muerte, que debido al leve grado de actividad interna no puede permanecer lo suficiente en Devacán. Si alguien se ha acostumbrado a mirar demasiado al exterior, no tiene nada que ver dentro. Luego, regresa pronto a la vida física. Sus deseos permanecen presentes, el corto Devacán ha durado poco y cuando regresa, la forma colectiva de sus deseos anteriores todavía existen en el Kamaloka; él se enfrenta a esto también. Él encarna. Lo viejo se mezcla con su nuevo cuerpo astral.   Este es su karma previo, el Guardián del Umbral. Luego tiene su karma anterior continuamente delante de él. Esta es una forma específica del Doble.

mf8

Muchos de los padres de la notoria edad papal, como por ejemplo Alejandro VI, han tenido un doble en su siguiente encarnación. Hay personas, y en este momento esto no es infrecuente, que tienen su naturaleza inferior anterior continuamente a su lado. Ese es un tipo especial de locura. Será cada vez más fuerte y más amenazante, porque la vida materialista se extiende cada vez más. Muchas personas que ahora se rinden completamente a la vida materialista tendrán en su próxima encarnación la forma anormal del Guardián del Umbral a su lado.

Desde este aspecto, debemos considerar la entrada de Cristo en la historia del mundo. Anteriormente, cualquiera que deseara lograr una vida en Cristo tenía que ingresar en un Centro de Misterio. Allí se le inducia a un estado de letargo en el cuerpo físico y solo a través del sacerdocio purificado se podía agregar al cuerpo astral lo que todavía se necesitaba para su purificación. En esto constituía la iniciación.

Pero a través de la venida de Cristo, sucedió que el hombre que se sentía atraído por Cristo podía recibir de él algo que sustituía esa antigua forma de iniciación. Siempre es posible que alguien a través de la unión con Cristo pueda preservar su cuerpo astral en una condición tan purificada que sea capaz de trabajar en su cuerpo etérico sin dañar al mundo. Cuando se tiene esto en cuenta, la expresión “expiación vicaria a través de la muerte” recibe un significado bastante diferente. Esto es lo que significa la muerte expiatoria de Cristo. Antes de esto, la muerte en los Misterios debía ser sufrida por todos los que deseaban obtener la purificación. Ahora el Uno sufrió por todos, de modo que a través de la iniciación histórica mundial se ha creado un sustituto para la antigua forma de iniciación. A través del cristianismo, se ha producido mucho de una naturaleza comunitaria, que anteriormente no era comunal. El poder activo de esta sustitución se expresa en el hecho de que a través de la visión interna, a través del verdadero misticismo, es posible la comunidad con Cristo. Esto también ha sido incorporado en el lenguaje. El primer iniciado cristiano en Europa, Ulfilas, lo encarnó en el idioma alemán, en ese hombre encontró el ‘Ich’ dentro de él. Otros idiomas expresaron esta relación a través de una forma especial del verbo, en latín, por ejemplo, la palabra ‘amo’, pero el idioma alemán le agrega el Ich. ‘Ich’ es J. Ch. = Jesucristo. Fue con esa intención que esto se introdujo en el idioma alemán. Son los iniciados quienes han creado el lenguaje. Al igual que en sánscrito, el AUM expresa la Trinidad, tenemos el signo ICH para expresar el ser más íntimo del hombre. De este modo, se creó un punto central por el cual las emociones tumultuosas del mundo pueden transformarse en ritmo. El ritmo debe ser inculcado en ellas a través del Ich. Este punto central es literalmente el Cristo.

Todas las naciones occidentales han desarrollado actividad, deseos apasionados. Un impulso debe venir del Este para traerles una condición más tranquila. Ya hay un precursor de esto en el libro de Tolstoi, ‘On Doing Nothing’[3]. En la actividad de Occidente encontramos el caos en muchas esferas. Esto está continuamente en aumento. La espiritualidad de Oriente debería traer un punto central en el caos de Occidente. Lo que durante largos períodos de tiempo tuvo su función como karma, pasa a la sabiduría. La sabiduría es la hija del karma. Todo karma encuentra su compensación en sabiduría. Un iniciado que ha alcanzado una cierta etapa de desarrollo se llama un héroe solar, porque su ser interior se ha vuelto rítmico. Su vida es una imagen del sol que en su curso rítmico atraviesa los cielos.

La palabra ‘Aum’ es el aliento. El aliento está relacionado con la palabra como el Espíritu Santo es para Cristo, como el Atma es para el Yo.

Traducido por Gracia Muñoz en Agosto de 2018.

[1] Pescar en las oscuras cuevas de Kentucky. A menudo citado por Rudolf Steiner. Ver: Darwin, Origen de las especies, Capítulo 5.

[2] El Guardián del Umbral. Ver: Como se adquiere el conocimiento de los Mundos Superiores y el Tercer Drama Misterio.

[3] El libro de Tolstoi ‘On Doing Nothing’ publicado en 1893. Una descripción detallada de las ideas de Tolstoi en contraste con las ideas occidentales se encuentra en la conferencia de Rudolf Steiner 3.11.1904. Teosofía y Tolstoi. (Mecanografiado).