GA237c11. Evolución del principio de Micael a lo largo de los tiempos – La división en la inteligencia cósmica

Del ciclo: GA237. Relaciones kármicas: Estudios Esotéricos – Volumen III

Rudolf Steiner — Dornach, 8 de agosto de 1924

English version

Durante mucho tiempo hemos estado hablando de los hechos y condiciones kármicas conectadas con el Movimiento Antroposófico, con la Sociedad Antroposófica y con los individuos que se sienten impulsados por una sinceridad interior, a elegir su camino de vida dentro de este Movimiento. Quedara mucho por decir sobre estas cuestiones kármicas a mi regreso de Inglaterra, pero hoy, en nuestra última conferencia antes de mi partida, que me llevará por el resto de agosto, me gustaría llegar a una conclusión sobre lo ya dicho. Por lo tanto, en la conferencia de hoy completaremos en cierta medida los pensamientos que he podido comunicarles en estos nuestros estudios sobre el karma.

Todos ustedes habrán observado, queridos amigos, cuan múltiples son las formas a través de las cuales el karma del antropósofo individual ha pasado en vidas pasadas en la Tierra y entre la muerte y un nuevo nacimiento. Especialmente en las dos últimas conferencias hemos podido insinuar la gran importancia que estas cosas pueden tener para el antropósofo individual en su karma. Hemos visto cómo el karma de los antropósofos está conectado con la evolución del principio de Micael a través de largas etapas de tiempo. Para empezar, vimos en una forma más abstracta cómo la regencia de la Inteligencia Cósmica —como la llamamos—cayó del dominio de Micael.

Porque, como dije, en la antigüedad era muy cierto que los hombres no podían adjudicarse a sí mismos la esencia de la Inteligencia. Ellos atribuyeron a la inspiración de los poderes superiores todo lo que podían expresar en formas de inteligencia. Y aquellos que tenían conocimiento de estos asuntos sabían que los poderes superiores aquí concernidos eran los que después, en terminología cristiana, fueron designados como los Poderes de Micael. También les hablé del siglo VIII o IX como el punto del tiempo en la evolución de la humanidad civilizada cuando la Inteligencia Cósmica gradualmente descendió a la Tierra, tomando forma en muchas gotas individuales que luego vivieron como Inteligencia personal en almas humanas individuales. Y les dije, queridos amigos, cómo la percepción y el entendimiento de la Inteligencia Cósmica —es decir, de la antigua regencia de Micael—  vivía tradicionalmente, como una cierta realidad de revelación.

Dirigimos nuestra mirada, por ejemplo, a aquellos, en muchos aspectos excelentes, académicos que estaban conectados con el arabismo y con el aristotelismo que había vivido en Asia desde las campañas de Alejandro. Este aristotelismo también impregnaba el misticismo de Oriente, llenándolo, por así decirlo, con Inteligencia. Todo esto fue llevado a través de África hasta España y siguió trabajando allí, en la sabiduría de los moros, en individualidades tan sobresalientes como Averroes; y en las enseñanzas de estos eruditos moros y españoles, encontramos un reflejo muy real de esas antiguas percepciones que todavía habían mirado hacia arriba a la Inteligencia Cósmica.

Intentemos obtener una idea vívida de cómo se concibió la Inteligencia Cósmica. Les daré un bosquejo de lo que estos eruditos moros y españoles enseñaron a sus alumnos en España en los siglos X, XI y XII, en el tiempo en que en otras partes de Europa prevalecían centros como la Escuela de Chartres, de la cual ya he dicho mucho. En España fue enseñado por los eruditos moros y sobre todo por una individualidad como Averroes, que la inteligencia domina en todas partes. El mundo entero, todo el cosmos está lleno de una Inteligencia omnipresente. Los seres humanos aquí en la Tierra tienen muchas propiedades diferentes, pero no poseen una inteligencia personal propia. Por el contrario, cada vez que un ser humano está activo en la Tierra, una gota de Inteligencia, un rayo de Inteligencia procede de la Inteligencia Universal, y desciende como si fuera a la cabeza, al cuerpo del ser humano individual.

De modo que el ser humano, mientras recorre la Tierra, comparte la Inteligencia Cósmica universal que es común a todos. Y cuando muere, cuando atraviesa el portal de la muerte, la Inteligencia Universal, regresa nuevamente. Así, todos los pensamientos, concepciones e ideas que el hombre posee en la vida entre el nacimiento y la muerte vuelven a fluir hacia el depósito común de la Inteligencia Universal. Por lo tanto, no se puede decir que lo que tiene un valor excepcional en el alma del hombre, es decir, su inteligencia, esté sujeto a la inmortalidad personal. De hecho, los estudiosos moros españoles enseñaron que el hombre no posee la inmortalidad personal. Es cierto, él vive, pero, dijeron estos estudiosos, lo más importante de él durante su vida es el hecho de que puede desplegar el conocimiento inteligente, y esto no permanece con su propio ser. Por lo tanto, no podemos decir que el ser inteligente posea inmortalidad personal. Verán, este fue el punto de furia en la batalla que libraron los escolásticos de la Orden dominica. Fue por mantener y apoyar la inmortalidad personal del hombre.

Y en ese momento, ese esfuerzo no podría aparecer de ninguna otra manera que cuando los dominicos declararon: el hombre es personalmente inmortal, y la enseñanza de Averroes sobre este tema es una herejía, una herejía absoluta. Hoy tendríamos que decirlo de otra manera, pero en ese tiempo uno puede entender que un hombre como Averroes en España, que no asumió la inmortalidad personal del hombre, fuera declarado hereje. Hoy tendríamos que estudiar el asunto en su realidad. Tendríamos que decir: en el sentido en que el hombre se ha vuelto inmortal, en cuanto a su Yo Espiritual, ciertamente ha alcanzado la inmortalidad, la conciencia continua de la personalidad después de atravesar el portal de la muerte, pero lo ha logrado solo desde el tiempo en que el Yo Espiritual tomó su morada en el hombre terrenal. Si, por lo tanto, le hubiéramos preguntado a Aristóteles o a Alejandro qué pensaban sobre la inmortalidad, ¿cuál habría sido su respuesta?

Las palabras, por supuesto, no son exactas. Pero si, al ser preguntados, hubieran respondido en nuestra terminología cristiana, habrían dicho: Nuestra alma es recibida por Micael y vivimos en comunión con Micael. O lo habrían expresado cosmológicamente. Sobre todo en una comunidad como la de Alejandro o Aristóteles, habrían hablado así en términos cósmicos, y de hecho hablaron así: el alma del hombre es inteligente en la Tierra, pero esta inteligencia es una gota de la plenitud de lo que Micael  derrama como una lluvia de Inteligencia que fluye sobre la humanidad. Esta lluvia procede del Sol, y el Sol recibe de nuevo al alma humana en su propio ser. El alma humana tal como existe entre el nacimiento y la muerte se irradia a la Tierra desde el Sol. Así, en el Sol habrían buscado el dominio de Micael, y esa habría sido su respuesta, cosmológicamente hablando.

Estas concepciones encontraron su camino en Asia, regresaron de Asia y florecieron entre los moros en España en el momento en que la filosofía escolástica se levantó en defensa de la inmortalidad personal. No debemos decir con los escolásticos que esta concepción fue un error, pero debemos decir: la evolución de la humanidad trajo consigo la inmortalidad personal e individual del hombre. Y fue por los maestros dominicos que esta inmortalidad personal se destacó por primera vez, mientras que, por otro lado, una verdad antigua — uno que ya no era cierta para esa época en la evolución de la raza humana—  fue presentada en las Academias conducidas por los moros en España. Porque hoy no solo debemos ser tolerantes con nuestros contemporáneos. Debemos ser tolerantes con aquellos que continuaron propagando las enseñanzas antiguas. Tal tolerancia no fue posible en ese momento. Por lo tanto, es importante que nos repitamos esto una y otra vez: la inmortalidad personal mantenida por los maestros dominicos solo ha sido verdadera desde el momento en que el Yo Espiritual entró lenta y gradualmente en la humanidad.

También podemos describir estas cosas en una forma totalmente imaginativa. Cuando un hombre muere en nuestro tiempo —un hombre que realmente haya sido capaz, durante su vida terrenal, de impregnar su alma con la verdadera Inteligencia— habiendo atravesado el portal de la muerte, mira hacia atrás a su pasada vida terrenal y la ve como una vida independiente en la Tierra. En siglos anteriores, el hombre que había pasado por la puerta de la muerte y miraba hacia atrás en su vida terrenal, veía cómo el cuerpo etérico se disolvía en el cosmos. Luego pasaba por el reino de las almas, viviendo de nuevo los acontecimientos en orden inverso. Después podía decirse a sí mismo: “Así, Micael, a través del Sol, administra lo que antes era mío.” Esta es la gran diferencia. Pero solo podemos entender tales desarrollos en la evolución cuando miramos detrás del escenario de la existencia, percibiendo lo Espiritual detrás de lo Material. Debemos ver los eventos externos en la humanidad incluso a medida que se   forman y conforman  fuera del mundo espiritual.

En este punto, mis queridos amigos, deben volver a entrar una vez más en todo lo que les he contado ahora. Recuerden que con el siglo IX DC. se logró la gran crisis: la Inteligencia Cósmica descendió entre los hombres de la Tierra. Este era el hecho objetivo, esta era la realidad que estaba teniendo lugar. Y ahora siéntense en la esfera solar, donde Micael y sus seguidores estaban dominando como he descrito. Pues habían percibido la partida de Cristo del Sol y Su paso a la Tierra en el Misterio del Gólgota, y después de eso, habían experimentado cómo la Inteligencia Cósmica descendía cada vez más, para convertirse en conocimiento humano individual. Ahora hubo un evento importante que causó una profunda impresión, sobre todo, en aquellos que pertenecen a Micael, —a quienes en nuestra última conferencia los denomine como “Micaelitas”. Fue un evento totalmente excepcional, que he descrito a menudo en otras conexiones, mostrando la parte que jugó en el despliegue de la civilización en la Tierra. Ahora, sin embargo, debemos describirlo tal como apareció desde el aspecto de los mismos Micaelitas, es decir, desde el Sol. Debemos describirlo como se ve desde esa perspectiva, cuando uno mira hacia abajo desde el reino de Micael hasta la Tierra.

Este evento más significativo tuvo lugar en el año 869 DC. en el Octavo Concilio Ecuménico celebrado ese año en Constantinopla, se declaró dogmáticamente que la antigua concepción de la Trinidad, que dice que el hombre consiste en cuerpo, alma y Espíritu, es herética. Fue declarado: El hombre solo tiene cuerpo y alma, salvo que su alma posee ciertas cualidades espirituales.

Mientras que en la esfera de las realidades objetivas se estaba logrando el paso de la Inteligencia a los seres humanos individuales, se decretó en la Tierra: la tricotomía es una herejía. Fue decretado en una forma tan definitiva y decisiva que nadie dentro de la civilización europea podía aventurarse a contradecirlo. De ahí en adelante, se prohibió decir que el hombre tiene cuerpo, alma y espíritu. Uno solo podía hablar de cuerpo y alma, atribuyendo cualidades y fuerzas espirituales al alma. Algo así había sucedido en la Tierra, del cual en los reinos de Micael solo podían decir: ahora entrará en las almas de los hombres la convicción de que lo espiritual no es más que una cualidad del alma, y ​​no lo Divino que domina en el gran proceso de la evolución de la humanidad ‘Mira hacia abajo sobre la Tierra’ —tal era el lenguaje de Micael— ‘Mira a la Tierra, mira cómo se desvanece la conciencia del Espíritu.’ Pero deben ver, mis queridos amigos, que esta desaparición de la conciencia del Espíritu estaba ligada al tema principal del que deseamos hablar hoy.

Como dije hace un momento, hasta ahora solo he descrito en términos abstractos cómo la evolución del reino de Michael ha tenido lugar detrás del escenario de la existencia de la Tierra. He dicho: la Inteligencia Cósmica se redujo a los hombres individuales Pero esto, mis queridos amigos, es solo una abstracción. Porque, ¿qué es la inteligencia?

Huelga decir que no debemos concebir que cuando ascendamos a las regiones más elevadas podremos apoderarnos de la Inteligencia allí como tomamos de los árboles y arbustos aquí en el mundo físico. ¿Qué es inteligencia?

Estas generalizaciones abstractas no existen, por supuesto, en la realidad. ‘Inteligencia’ significa las relaciones y conductas mutuas entre las Jerarquías superiores. Lo que hacen, cómo se relacionan entre sí, lo que son la una para la otra, —esta es la Inteligencia Cósmica. Y dado que como seres humanos debemos primero considerar el reino que está más cerca de nosotros, en términos concretos, la Inteligencia Cósmica será para nosotros la suma total de los Seres de la Jerarquía de los Ángeles. Si hablamos concretamente, no podemos decir “tanta inteligencia”, sino “tantos Ángeles”. Esta es la realidad.

Cuando los Padres de la Iglesia discutían en el año 869 DC si el hombre debía hablar en adelante del Espíritu, era una consecuencia del hecho de que varios Seres Angélicos se estaban separando del reino de Micael donde habían estado anteriormente, y estaban asumiendo que en lo sucesivo solamente tendrían que ver con los poderes terrenales —que la guía de los seres humanos se lograría a partir de ahora solo a través de los poderes terrenales. Deben ver claramente qué tipo de evento fue este. Los ángeles son los Seres que guían a los hombres de una vida terrenal a la siguiente. Son los Seres que están por encima de nosotros en el mundo espiritual, que nos guían a lo largo de nuestro camino en la vida entre la muerte y un nuevo nacimiento y nos muestran el camino hacia la vida terrenal que retorna. Hacen de nuestras diferentes vidas terrenales una cadena conectada, una totalidad de vida humana. Ahora una cantidad de estos Seres Angélicos —Seres que tienen esta tarea y que estaban unidos anteriormente con el reino de Michael— salieron y dejaron el reino de Micael.

Tal fue la conducta de estos Ángeles, el destino de los seres humanos no podía permanecer intacto. ¿Quién participa en primer lugar en el desarrollo del karma humano? —en la forma en que los pensamientos terrenales, los actos terrenales y los sentimientos terrenales se transforman y elaboran entre la muerte y un nuevo nacimiento?. Son los Ángeles. Si ahora estos Ángeles llegan a una posición completamente diferente en el cosmos —si, por así decirlo, dejan el reino del Sol y ya no son Ángeles celestiales sino terrestres— ¿qué puede pasar? Aquí encontramos un secreto que impregna toda la evolución y la historia de Europa, escondida detrás de los hechos externos. Ciertos Ángeles permanecieron en el reino de Michael. En esa gran escuela de principios del siglo XV, encontramos también a los Ángeles que pertenecen a los seres humanos que estaban entonces en el reino de Micael. A todas las almas de los seres humanos que vivieron en el reino de Micael, de las que les he hablado, pertenecen los Ángeles que han permanecido en el reino de Micael. Pero hubo otros que lo abandonaron y se identificaron con lo que era esencialmente terrenal.

Ahora dirán: ¿Cómo es posible que repentinamente se les ocurra a varios Ángeles de Micael abandonar el reino Micaélico? a los demás no se les ocurre irse.  Esto, mis queridos amigos, debo admitir, es una de las preguntas más difíciles que pueden plantearse en relación con la evolución de la humanidad. Es una pregunta tal que al entrar en ella entran en juego todas las fuerzas internas del ser humano. Es una cuestión íntima y profundamente relacionada con toda la vida del hombre. Para que vean, en la base de esto yace un hecho cósmico. Ya saben, de las conferencias que he dado aquí, que lo que comúnmente se conoce como un simple planeta físico es en realidad una reunión de Seres Espirituales. Cuando miramos hacia arriba a una estrella, lo que se nos aparece físicamente no es más que el aspecto externo. En realidad, tenemos que ver con una asamblea de Seres Espirituales. Ahora hay un cierto contraste. Este contraste ha existido desde el comienzo de la evolución terrenal. Es el contraste entre las Inteligencias de todos los planetas y la Inteligencia del Sol. De hecho, por un lado está la Inteligencia del Sol, mientras que por el otro están las Inteligencias de los diferentes planetas. Y siempre fue así, que la Inteligencia del Sol se mantuvo primordialmente bajo el dominio de Micael, mientras que las otras Inteligencias Planetarias estaban sujetas a los otros Arcángeles. Por lo tanto, podemos decir:

f1c11

Por otro lado, uno no podría decir Micael: administra solo la Inteligencia del Sol, sino más bien, Micael administra toda la Inteligencia Cósmica, diferenciada como está en la Inteligencia del Sol y las Inteligencias Planetarias, Mercurio, Venus, Marte, etc. Los diversos Seres de la Jerarquía de los Arcángeles participan en su administración. Pero sobre todos ellos juntos, Micael domina una y otra vez. Por lo tanto, toda la Inteligencia Cósmica es administrada por Micael. Ahora, por supuesto, todo ser humano era un ser humano incluso antes, cuando Micael administraba la Inteligencia Cósmica de la cual solo un rayo descendió al individuo. Y era debido al Sol que el hombre en la Tierra todavía podía sentirse como hombre; podía sentirse a sí mismo como un hombre individual y no como un mero vehículo de la Inteligencia Cósmica común. Toda la inteligencia humana proviene de Micael desde el Sol. Pero cuando se acercaron estos siglos —el siglo 8, el 9 y 10 DC—  sucedió que las Inteligencias Planetarias comenzaron a contar con el hecho de que la Tierra había cambiado, y que el Sol también había cambiado.

Mis queridos amigos, lo que sucede externamente, que los astrónomos describen, es después de todo solo el lado exterior. Saben que aproximadamente cada 11 años tenemos un período de manchas solares, cuando en el brillo del Sol en la Tierra ciertos lugares se oscurecen, cubiertos de manchas. Esto no siempre fue así. En tiempos muy antiguos, el Sol brillaba como un disco uniforme de luz. No había manchas solares. Además, después de algunos miles de años, el Sol tendrá muchas más manchas de las que tiene hoy. El Sol está decreciendo cada vez más. De nuevo, esta es la manifestación externa del hecho de que el Poder de Micael, el Poder Cósmico de la Inteligencia, está aún disminuyendo.

En el aumento de las manchas del Sol en el curso de la Evolución Cósmica se revela la decadencia del Sol; el Sol dentro del cosmos se vuelve cada vez más oscuro y viejo. Y a la aparición de un número suficientemente grande de manchas de Sol, las otras Inteligencias Planetarias reconocieron que ya no serían gobernadas por el Sol. Resolvieron no permitir más que la Tierra dependiera del Sol, sino hacerla dependiente de ahora en adelante directamente de todo el Cosmos. Esto tuvo lugar a través de los Consejos planetarios de los Arcángeles. Notablemente esta emancipación de las Inteligencias Planetarias de la Inteligencia del Sol tuvo lugar bajo el liderazgo de Oriphiel. Fue una separación total de los poderes cósmicos que hasta entonces habían permanecido juntos. La Inteligencia del Sol de Micael y las Inteligencias Planetarias gradualmente entraron en oposición cósmica una con la otra.

Sí, mis queridos amigos, aunque atribuimos un tipo completamente diferente de naturaleza interna  —de la facultad del alma y la condición del alma— a los Seres de la Jerarquía de los Ángeles, sin embargo, debemos atribuir decisiones, reflexiones de peso sobre lo que está teniendo lugar, incluso para ellos. Porque los seres humanos también tomamos nuestras decisiones de alguna manera. Observamos las cosas que están sucediendo externamente ante nosotros, dejamos que los hechos hablen por sí mismos y luego, bajo la influencia de los hechos, actuamos en consecuencia. Solo los factores determinantes para nosotros entre el nacimiento y la muerte son hechos terrenales, mientras que para los Seres de la Jerarquía de Ángeles son hechos cósmicos, como cuando ocurre una división en la vida planetaria.

Así, una hueste de Seres recurrió a la Inteligencia de la Tierra y con ella, al mismo tiempo a la Inteligencia Planetaria. La otra hueste se mantuvo fiel a la esfera de Micael con el fin de llevar al futuro lo que Micael administra como Eterno. Y esta es la pregunta decisiva de hoy. Ahora que todo el poder está entre los hombres, ¿será capaz Micael en su trabajo de llevar al futuro lo Eterno ahora que lo que aparece en el Sol físico se oscurece y desaparece lentamente?.

Así vemos, como resultado de los eventos cósmicos, una división entre los Ángeles que anteriormente estaban unidos a Micael. Pero estos Seres mismos participan en la evolución kármica. Consideren como ocurre todo esto en la vida entre la muerte y un nuevo nacimiento. Aquí ningún alma humana pueda seguir su curso sola, ni los Ángeles que guían al ser humano pueden seguir su curso solos, sino que la Jerarquía de los Ángeles trabaja en conjunto; y en su trabajo conjunto vive y se resuelve el karma. Si en una vida terrenal me conecto con otro ser humano y lo resolvemos kármicamente en nuestra próxima vida, entonces, huelga decirlo, el Ángel del ser humano debe unirse con el Ángel del otro. Debe tener lugar una cooperación  Pues en muchos casos esto fue lo que sucedió (y esta es una experiencia abrumadora y devastadora). En el Concilio Ecuménico que tuvo lugar en la Tierra en 869 DC., se dio la señal de un evento abrumador en el mundo espiritual de arriba. Casi se haría añicos, cuando uno se mantiene totalmente erguido con el verdadero uso de la Inteligencia Cósmica, cara a cara con relaciones tan abrumadoras. Es algo de un significado incalculable que ya ha sucedido y está ocurriendo cada vez más: el Ángel del  ser humano, de la individualidad humana que estaba conectada kármicamente con otra alma humana, no siguió con el Ángel de esa otra alma. De dos almas humanas unidas kármicamente entre sí, un Ángel se quedó con Micael mientras que el otro bajó a la Tierra.

¿Qué podía a suceder como resultado? En el tiempo transcurrido entre la fundación del cristianismo y la época del Yo espiritual, que se destaca sobre todo en el siglo IX y el año 869 DC., el karma de los seres humanos entró en desorden. Esto es como pronunciar una de las palabras más profundas e importantes que pueden ser pronunciadas con respecto a la historia moderna de la humanidad. El desorden entró en el karma de la humanidad actual. En las siguientes vidas en la Tierra, las experiencias de los hombres ya no estaban todas correctamente coordinadas con su karma. Este es el elemento caótico en la historia de los últimos tiempos. Esto ha traído a la historia de los últimos tiempos más y más caos social, caos de la civilización; y el desorden al que ha llegado el karma humano no puede tener fin. Porque ha tenido lugar una división en la Jerarquía de los Ángeles que pertenecen a Micael.

Y ahora podemos expresar algo que está profundamente conectado con el karma de la Sociedad Antroposófica. Es una cosa de inmensa importancia, y, si puedo decirlo, es solo aquí que llegamos al matiz correcto del sentimiento. Porque con todo lo que podemos describir al elegir comparaciones de las condiciones que nos rodean, no podemos caracterizar de forma exhaustiva lo que ocurre detrás del escenario en los mundos espirituales. Cualesquiera que sean los pensamientos que podamos seleccionar de las condiciones terrenales que nos rodean, son apagados y débiles. Habiendo realizado todos estos preparativos, debemos recurrir a la descripción pura de las cosas espirituales.

Por lo tanto, debemos decir: Todo lo que ha llevado a las almas a unirse a la Sociedad Antroposófica, todo lo que les ha traído a esta comunidad a través de un impulso sincero y profundo de sus almas, es válido, no hace falta decirlo. Sin embargo, ¿cómo se produce? ¿Cómo están realmente las fuerzas que conducen a estos seres humanos en nuestro tiempo a encontrar el camino juntos bajo principios puramente espirituales, cuando en la vida ordinaria son completamente extraños el uno para el otro? ¿Dónde están las fuerzas que los llevan a estar juntos?. Mis queridos amigos, estas fuerzas subyacen en esto: a través de la entrada de la regencia de Micael en la época de Micael en la que vivimos —con la penetración de Michael en la regencia terrenal, reemplazando la regencia de Gabriel— Micael mismo está trayendo el poder que llevará nuevamente el orden al karma de aquellos que siguen unidos a él. Por lo tanto, podemos decir: ¿Cuál es el último resorte que une a los miembros de la Sociedad Antroposófica? Es que deben ordenar nuevamente a su karma. Esto les une. Y si alguno de ellos nota en el curso de su vida que está entrando aquí o allá en relaciones que no se ajustan a su impulso más íntimo —unas relaciones, que quizás, divergen de una manera u otra de lo que podemos llamar la verdadera armonía en el hombre como entre el bien y el mal —si tienen esto por un lado, mientras que por otro lado tienen un impulso constante de seguir adelante en la vida Antroposófica— el hecho es que ese hombre está luchando para ordenar su karma real. Él está luchando para vivir y expresar su karma real. Este es el rayo cósmico que fluye a través del Movimiento Antroposófico, claramente perceptible para el que sabe. Es la restauración de la verdad en el karma.

En este sentido, podemos comprender mucho, tanto del destino de los individuos en la Sociedad Antroposófica como del destino de toda la Sociedad. Para esto, por supuesto, deben mancomunarse el uno con el otro.

También debemos darnos cuenta de lo siguiente: para los seres humanos que están conectados con aquellos Seres de la Jerarquía de Ángeles que permanecieron en el reino de Micael, es difícil encontrar las formas de Inteligencia adecuadas a lo que ahora deben comprender. Se esfuerzan por mantener incluso la Inteligencia personal de acuerdo con la verdadera reverencia por Michael. Estas almas, que como les dije, participaron en esas preparaciones espirituales en los siglos XV y XIX, bajan a la Tierra, dedicadas todavía, con su esfuerzo interior más profundo, a Micael y a su esfera. Y, sin embargo, de acuerdo con los principios de la evolución humana, deben recibir la Inteligencia personal e individual. El resultado es una división, una división que sin embargo deben resolver por el desarrollo espiritual. Ellos, en su afinidad individual, deben unirse a lo que los mundos espirituales les están transmitiendo en la época actual de la Inteligencia. Aquellos por otro lado cuyos Ángeles cayeron (que está, por supuesto, conectado con su karma, porque el Ángel cae si está conectado con un karma humano que está de acuerdo con esto) reciben su Inteligencia personal como una cuestión completa, por supuesto. Esto significa que trabaja en ellos automáticamente, a través de su naturaleza corporal. Trabaja de tal manera que piensan, piensan inteligentemente, pero no están plena, profundamente y humanamente interesados ​​en lo que piensan. Este fue de hecho el gran conflicto que duró tanto tiempo, entre los dominicos y los franciscanos. Los dominicos no podían evolucionar el principio de Inteligencia personal de otra manera que con la mayor fidelidad posible a la esfera de Micael. Pero los franciscanos, los seguidores de Duns Scotus (no Scotus Erigena) se convirtieron en Nominalistas completos. Dijeron: la inteligencia en cualquier caso es solo una palabra. Todo lo que sucedió en estos debates y argumentaciones entre los hombres fue en realidad una imagen de poderosos conflictos que tuvieron lugar entre una hueste angélica y la otra.

Verán, es así, que los Seres de la Jerarquía de Ángeles que ahora se han unido con el principio de la Tierra, han estado viviendo en la Tierra, por así decirlo, desde aproximadamente el siglo IX o X. Esta es nuevamente una tragedia devastadora, mis queridos amigos. Aquí en la Tierra, el materialismo está aumentando. Los seres humanos —y sobre todo los más avanzados, los más inteligentes de ellos— son de tal clase que niegan lo espiritual. Comienzan a reírse con desprecio ante la idea de que los Seres Espirituales deberían estar en su entorno no menos que los seres humanos físicos. Durante este tiempo en que el materialismo se ha estado expandiendo en la Tierra, más y más Ángeles están descendiendo y viviendo en la Tierra. Ellos mismos se unen; porque fueron ellos quienes en ciertos momentos, cuando la conciencia humana se volvió deteriorada y aburrida, se incorporaron y trabajaron en la Tierra. Una gran cantidad de Seres Angelicales se abstuvieron y se mantuvieron apartados; pero aquellos que por su karma como Ángeles están más cerca de los poderes Ahrimánicos, no se detienen; en ciertos momentos se incorporan en los hombres; se sumergen en los seres humanos.

Luego surge lo que describí en nuestra última conferencia, cuando dije: “Aquí ahora hay un hombre así en la Tierra”. Tiene un gran talento humano, inteligencia humana, que se expresa, tal vez, con genio. Pero durante un cierto tiempo cuando su conciencia se oscureció, una Inteligencia Angélico-Ahrimánica tomo su morada en él. En un momento así, esto puede ocurrir: este ser humano; parece como si fuera un ser humano ordinario, escribiendo esto o aquello fuera de su propia humanidad. (Ahora Ahriman puede acercarse al ser humano más fácilmente a través de las mismas cosas que los hombres de hoy reciben en las formas de Inteligencia. Uno debe afirmar plenamente su personalidad, si no quiere ser absorbido hoy en todas las cosas que he indicado en el curso de las últimas conferencias). Por lo tanto, es que Ahriman puede aparecer como autor. Él hace uso, por supuesto, de un Ser Angelical. Él puede escribir como un autor. Y como estamos unidos en el signo de nuestra Asamblea de la Fundación de Navidad, no guardaremos silencio sobre estas cosas. Por lo tanto, ahora agregaré lo siguiente.

Una actitud muy diferente fue posible para uno de los autores más brillantes de los últimos tiempos, uno de los mejores autores: una actitud muy diferente era posible antes de que aparecieran sus últimos trabajos. Cuando escribí mi libro “Nietzsche, un luchador de su tiempo”, todo lo que había llegado ante el público fue Nietzsche, el escritor brillante, un hombre que había llevado las facultades humanas al más alto punto de eminencia. Fue solo después que uno se familiarizó con lo que Nietzsche escribió en el período de su decadencia. Hay sobre todo las dos obras El Anti-Cristo y Ecce Homo. Estas dos obras fueron escritas por Ahriman y no por Nietzsche. Es un espíritu Ahrimánico incorporado en Nietzsche. Aquí fue, por primera vez, que Ahriman apareció como un autor sobre la Tierra. Él continuará haciéndolo. Nietzsche se derrumbó por eso. Él se hizo pedazos. Debemos comprender la verdadera naturaleza de los impulsos a los que nos enfrentamos cuando nos encontramos cara a cara con las ideas que vivieron en Nietzsche en el momento en que escribió las brillantes pero diabólicas obras El Anti-Cristo y Ecce Homo —obras inteligentes en verdad.

He hablado de la gran inteligencia global de Ahriman. Por grandeza, majestad y brillantez, no censuramos un trabajo al llamarlo Ahrimánico. Solo los simplones podrían pensarlo, quienes no conocen la grandeza que puede haber en Ahriman. No culpamos cuando hablamos de Ahriman. Mucho en la Tierra depende de él. Verdaderamente puedo decir que en mi alma sangré, cuando por primera vez leí los escritos de Nietzsche sobre la “Voluntad de Poder”, que luego se publicaron de tal manera que los hombres no pudieron obtener una concepción correcta de ello. Pero si al mismo tiempo uno es capaz de mirar aquellos reinos que desde el dominio de Micael, desde los años ochenta del siglo pasado, fueron cortados por la más delgada de las finas paredes del reino terrenal; si uno sabe cuán inmediatamente este reino linda con lo físico, podemos decir: ‘Es un reino similar al que el hombre pasa después de su muerte’; si uno puede contemplar estas cosas y ver cuán grandes son los esfuerzos en esta dirección, entonces uno también sabe con qué poder impulsivo están llegando a la expresión en algo como el Ecce Homo y el Anticristo. Solo necesitamos considerar cuan Ahrimánicos son los comentarios que ocurren en el Anticristo. No sé si el pasaje sigue en la misma forma en las ediciones más recientes. Hay un pasaje donde está escribiendo sobre Jesús. (No estoy citando textualmente). Él dice: Renan describe a Jesús como un genio. Nietzsche no lo ve como un genio, porque continúa diciendo: Hablando con la estricta precisión de un psicólogo deberíamos usar una palabra muy diferente… En mi edición de las obras de Nietzsche hay tres matices en este punto. No sé si es así en las nuevas ediciones también, pero en el manuscrito se encuentra en este punto la palabra “idiota”, escrita en su totalidad. Que Jesús es descrito como un “idiota”, esta es la mano de Ahriman. Y muchas otras cosas de este tipo están escritas allí. Debemos recordar que en el momento mismo en que escribía estas cosas, había tendencias en el alma de Nietzsche hacia el catolicismo. No debemos olvidar que estas cosas fueron paralelas entre sí. ¿Quién, sabiendo esto, podría dejar de pensar que allí yace oculto un enigma profundo ? ¿Y cuáles son las palabras finales del Anticristo? Son algo así como sigue, aunque una vez más no estoy citando textualmente: “Me gustaría escribirlo en cada pared y tengo los materiales para escribirlo en letras radiantes que brillan a lo largo y ancho; Me gustaría escribir lo que es el cristianismo. Es la mayor maldición de la humanidad’ —Así termina el libro. Sin duda, aquí hay un problema. De hecho, debemos ver cómo ese reino que estaba separado solo por un delgado muro  del nuestro, y donde todas las batallas espirituales tuvieron lugar hacia el final y un poco más allá del final de Kali Yuga— debemos ver cómo ese reino se está esforzando por penetrar en el dominio físico de la Tierra.

A estas cosas debemos mirar si entendemos cuál puede ser la posición de la humanidad hoy en día, hacia las cosas que deben emerger en la civilización desde el comienzo de la época de Micael. En la transición del Kali Yuga —la transición de la edad oscura a la luz— uno tendría que ver las cosas claramente, gráficamente, en lo espiritual y en lo físico juntos, si uno describiera (como lo hice en la Introducción a mi “Misticismo en el origen de la vida espiritual moderna”) el sentimiento necesario en este momento hacia lo espiritual y lo material. Desde todas las direcciones, uno quisiera reunir los medios de expresión para describir la poderosa transición que tiene lugar en los albores de la época de Micael. Y con todo lo que es el Movimiento Antroposófico, debemos sentirnos dentro de estas cosas. Pues todos estos hechos poderosos y abrumadores, se expresan desde el principio en el karma humano que ahora ha entrado en desorden. Debemos pensar en la gran verdad universal que yace inherente en las relaciones kármicas. Sin embargo, el mundo de hoy es tal que incluso en estas leyes y relaciones kármicas generales, las excepciones podrían entrar a través de muchos siglos. Y ahora el requisito es devolver estas excepciones cósmicas a su verdadero curso. Si pensamos en estas cosas —porque esta es la tarea, la misión del Movimiento Antroposófico—, sentiremos algo de la gran importancia de este Movimiento.

Esto, mis queridos amigos,  descansará ahora en sus almas. Deben decirse a sí mismos: Aquellos que de estas grandes decisiones sienten en sí mismos el impulso de llegar a la vida antroposófica hoy, serán llamados nuevamente a fines del siglo XX, cuando será alcanzado el punto culminante de la mayor expansión posible del movimiento Antroposófico. Pero solo sucederá si estas cosas realmente pueden vivir en nosotros, si puede vivir en nosotros la percepción de lo que penetra cósmicamente, espiritualmente, en el dominio físico terrenal. Sólo será así si penetra incluso en la Inteligencia terrenal, en las percepciones de los hombres, el conocimiento del significado de Micael.

Este impulso debe ser el alma de nuestro esfuerzo antroposófico. El alma en sí debe tener la voluntad de estar completamente en medio del Movimiento Antroposófico. Por lo tanto, mis queridos amigos, nos resultará posible que llegue un tiempo determinado, para llevar en nuestras almas pensamientos de una naturaleza de gran alcance. Pero no solo los preservaremos, los haremos vivir en nuestras almas. Y a través de estos pensamientos, nuestras almas crecerán y se desarrollarán antroposóficamente, de modo que el alma se convertirá en lo que se pretendía que fuera a través de su propio impulso inconsciente de llegar a la antroposofía. Repito: para que la misión de la Antroposofía pueda llegar al alma. Estas últimas palabras las he pronunciado en esta última hora, para que puedan dejar que trabajen en ustedes en la quietud y el silencio durante un tiempo: que la misión de la antroposofía realmente asirá al alma. Continuaremos con estas conferencias cuando volvamos a unirnos, eso será en los primeros días de septiembre. Para el tiempo intermedio, me gustaría haber puesto sobre vuestros corazones lo que he tenido que decir esta tarde en relación con el karma de los antropósofos individuales y de la Sociedad Antroposófica.

Las veintisiete conferencias impartidas por el Dr. Steiner en Inglaterra (del 11 al 30 de agosto) fueron las siguientes:

  • En Torquay: caminos verdaderos y falsos en la investigación espiritual. Un curso de once conferencias publicado en traducción al inglés bajo este título: publicado en alemán bajo el título, Das Initiaten-Bewusstsein.
  • Curso de siete conferencias sobre Educación.
  • Tres conferencias para miembros de la Sociedad Antroposófica, publicadas en traducción al inglés, junto con las que se dieron en Londres, en el volumen titulado, Cristianismo Cósmico: Karma en la vida de los Individuos, y en la Evolución del Mundo.
  • En Londres: tres conferencias para los miembros (ver arriba).
  • Dos conferencias para médicos y estudiantes de medicina: El Arte de la Sanación desde el punto de vista de la Ciencia Espiritual.
  • Conferencia pública sobre Educación (organizada por la Unión Educativa para la Realización de Valores Espirituales).

 

 

 

Traducido por Gracia Muñoz en septiembre de 2018.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Planetas.

Un comentario el “GA237c11. Evolución del principio de Micael a lo largo de los tiempos – La división en la inteligencia cósmica

  1. […]  GA237c11. Evolución del principio de Micael a lo largo de los tiempos – La división en la in… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s