GA266.De los Contenidos de las Clases Esotéricas

Rudolf Steiner – Berlín 18 de Diciembre de 1906

English version

Hoy intentaremos acercarnos un poco más a la naturaleza de los tres Logos. Muchos teósofos hablan de estas cosas antes de conocer suficiente teosofía. Y esto sólo puede traer confusión y daño. Si la conciencia superior no es despertada en el hombre, no puede realmente formarse una idea acerca de los tres Logos. Y sin embargo uno puede preparar el alma para la visión correcta en el futuro componiendo las imágenes correctas. Todas las cosas espirituales dejan también una huella en el mundo físico. Así que vamos a observar las cosas del mundo físico que corresponden a estas elevadas fuerzas. La gente suele decir que el hombre tiene cinco sentidos. El ocultismo sólo nombra tres: el olfato, la vista y el oído. El sentido del gusto y el sentido del calor se encuentran entre estos.

Cuando huelo algo tomo partículas muy finas de esa sustancia particular en mi nariz. Por lo tanto, al oler, percibo la materia misma. Pero cuando miro con mis ojos sólo percibo una imagen del objeto que se produce por un proceso químico del ojo. El gusto es un sentido entre el olfato y la vista. Aunque tomo partes del objeto en mí mismo cuando lo pruebo, no percibo estas partes directamente como con el olor, porque primero debo someterlas a un proceso químico para probarlas.

Al oír, percibo vibraciones del aire y no objetos. También percibo oscilaciones particulares cuando siento calor, pero entonces es todo mi cuerpo el que percibe, mientras que al oír la percepción de las oscilaciones tiene lugar en un órgano especialmente desarrollado para ello. Los tres Logos están relacionados con estos tres sentidos. El tercer Logos es tan desinteresado que deja que su ser resuene a través del mundo. El segundo se reproduce en imágenes. El primer Logos deja salir su propio cuerpo. Ése es el grado más alto de desinterés, cuando uno puede dejar fluir su propia esencia.

Al principio del mundo el primer Logos comenzó a dejar fluir su ser; un espacio mundial lleno de fragancias. Dejo que el aroma del mundo fuera el Primer Logos. Toda la materia procede de su cuerpo. Él es el aroma del mundo. Seguidamente  comenzó a fluir el Segundo Logos y tejió en el aroma del mundo las imágenes y formas. Y el mundo empezó a tomar forma; luces y colores iluminados. Entonces el Tercer Logos resonó a través del desarrollo del mundo. El aroma del mundo fluía en el espacio, las maravillosas formas se iluminaban, y los sonidos del Tercer Logos saltaban en ese mundo fragante y brillante. Así podemos contemplar el mundo que nos rodea como una efusión de los tres Logos y avanzar gradualmente hacia su verdadera naturaleza. Ahora, un Logos no funciona por sí mismo —los tres viven y tejen completamente uno en el otro de modo que cada uno de los tres también se expresa en los otros dos. Pero no podemos percibir los efectos de los tres con la misma objetividad, porque ellos fluyen en diferentes momentos.

Cuando nuestra cadena planetaria vio por primera vez la luz, comenzó a fluir la corriente que salía del Tercer Logos. Y su sonido sólo se extinguirá cuando nuestra cadena planetaria haya llegado al final de su desarrollo. Pero las olas de los otros dos Logos no entraron por primera vez en el comienzo de nuestra cadena mundial, nos fueron dadas como herencia de las evoluciones anteriores del Mundo. Las corrientes de ondas que fluyen de los dos tienen una duración más larga que las del tercer Logos. Pero antes de que nuestra cadena planetaria alcanzara su meta en el Antiguo Sol, la transmisión del segundo Logos se había terminado iniciándose un nuevo flujo. Este nuevo flujo es el que realmente pertenece a nuestro sistema planetario en el que también estamos trabajando.

Mucho antes de que la nueva radiación del segundo Logos se hubiera completado y dispersado se prepararon las corrientes religiosas que  Buda, Zoroastro, Hermes y otros fundadores llevaron al mundo. Cuando la luz del segundo Logos brilló de manera preparatoria por última vez, se hizo la más radiante, y eso ocurrió en Cristo Jesús. Cuando vuelve a brillar ahora, es el segundo Logos quien irradia su nuevo ser.

La onda de flujo del primer Logos es incluso más larga que la del segundo. Cuando el segundo Logos ya esta fluyendo durante algún tiempo, la radiación del primero se completa y muere, comenzando su nueva explosión, que sólo entonces realmente pertenecerá a nuestra cadena planetaria. Así, el tercer Logos se convierte en el más claramente perceptible para nosotros. Suena fuerte y claro, y si queremos caracterizar su naturaleza decimos que tiene un sonido claro y vocálico: A.

El primer y el segundo Logos también resuenan en el tercer Logos, el primer y el tercer Logos irradian sus imágenes en el segundo Logos, y el segundo y tercer Logos desembocan su aroma en el primer Logos. Pero para empezar, sólo las interacciones del primer y segundo Logos son discernibles para nosotros a través del tercer Logos. Ahora bien, si podemos oír el A, alto y claro del tercer Logos, el sonido del segundo Logos también se puede escuchar allí.

Dado que nuestro segundo Logos aún está en desarrollo, su tono aún suena aburrido y, sin embargo, vocalmente lleno, como U. Nuestro primer Logos que surgirá en el futuro suena como un zumbido silencioso, bajo el tono como una débil consonante: M. Así tenemos el sonido de los poderes más sublimes expresados en AUM. Ese es el objetivo hacia el cual todos nos esforzamos: participar en la esencia de estas fuerzas del mundo sagrado. El alma humana sólo tiene valor para la evolución del mundo en la medida en que participa en estos poderes: AUM.

Primer Logos Segundo Logos Tercer Logos
Aroma Visión Sonido
Sustancia Imagen Movimiento
Antigua Luna Antiguo Sol Antiguo Saturno

HOMBRE TRIPARTITO

 

 

El sonido del tercer Logos, está totalmente en el plano físico. Podemos generar y emitir sonidos. Más tarde el hombre será capaz de colocar las imágenes del mundo exterior que recibe a través de sus ojos, de nuevo como formas a través de su glándula pineal y la sangre que luego tendrá bajo control. Él mismo generará oxígeno y convertirá la sangre azul que va al corazón en sangre roja sin usar el aire del exterior. Y donará la creación de imágenes y formas. Y cuando se vuelva más desinteresado, podrá dar su propia sustancia y crear seres a través de la glándula pituitaria colocándolos fuera.

Traducido por Gracia Muñoz en Julio de 2017.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Planetas.

2 comentarios el “GA266.De los Contenidos de las Clases Esotéricas

  1. […] Berlín 18 de Diciembre de 1906 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s