Conferencia VI. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo

Primero que todo, hoy intentaremos hacer brevemente un repaso de los temas tocados ayer por la mañana y por la tarde. Luego continuaremos hasta concluir con este particular periodo del desarrollo embrionario que ha sido el objeto de nuestro encuentro. Para empezar, permitámonos visualizar otra vez a manera de cuadro, tan precisamente como nos sea posible, cómo el desarrollo de las capas germinales ciertamente continua irradiando, emergiendo, tomando forma desde los cuatro principios arquetípicos que menciona Rudolf Steiner: Águila, León, Toro y Hombre. Al decir esto, inmediatamente vemos el zodiaco y reconocemos que es desde el zodiaco que estos cuatro principios se vierten, en cuatro direcciones diferentes, en la Tierra: formando, moldeando, configurando al ser humano. Podéis ver como esto es revelado una vez más en esta fase del desarrollo.

Pero a medida que el desarrollo avanza, que el embrión crece, desarrollándose de embrión a feto, y de feto a infante, poco quedara de estos sucesos que en un comienzo al ser tantos, nos permitió describirlos.

Ahora podríamos preguntarnos en qué lugar del crecimiento completo del ser humano se halla este cuadruple aspecto, que hemos sido capaces de discutir hasta cierto detalle. Y solo hay una respuesta: este cuadruple aspecto aún persiste en cada uno de nosotros en lo que llamamos GRUPOS SANGUINEOS. En cada uno de los grupos sanguíneos -no quiero entrar en detalles- un remanente de lo que una vez fue Águila, León, Toro y Hombre aun está trabajando. Se ha oscurecido, pero se puso en manifiesto en aquellas formas y figuras que fueron descritas ayer. Tan solo pensad lo que significa que ahora somos capaces de percibir las verdaderas fuerzas del Águila-ectodermo desarrollándose del modo simétrico lateral,  de ver a las fuerzas del León-mesodermo laborando a medida que se despliega el metamerismo y a las fuerzas del Toro-endodermo, en la polaridad delante-detrás. Así, amigos, es como es elaborado el ser humano a través de cuatro capas germinales y sus animales arquetípicos. Se podría decir que en este momento uno es su propia esfinge. Esto ya es decir mucho. Cada cosa que discutimos en esa ocasión previa, cuando describimos a la evolución del mundo como es dada por el Génesis y el desarrollo de las membranas, llegando luego al momento donde la Caída coincide con el desarrollo de la cavidad primitiva, con el ego, el Yo, como un dedo que toma forma a modo de vara central de todo el desarrollo del hombre -todo esto es presentado al hombre en el 3er periodo post-atlante de su desarrollo cultural en la imagen de la esfinge, para que los hombres pudieran ver, al menos simbólicamente, de que se trata todo esto.

Quizás pueda indicar algo entre paréntesis. En la actualidad, la esfinge ha sido puesta una vez más frente a los ojos de aquellos preparados para ver, en una nueva forma arquitectónica. Esta cerca de Basilea, donde estaba el Goetheanum; por debajo del Goetheanum estaba esa extraña forma de la caldera. No se cuantos de vosotros podéis recordarla, pero si miráis esa caldera con la laringe abriéndose y los dos senos curvándose hacia adelante y atrás, entonces no veréis otra cosa que una metamorfosis moderna de lo que en antiguos tiempos egipcios fuera la esfinge. Esto se vuelve perceptible -y tocaremos esto más tarde- cuando uno realmente a puesto su mente en ello y ha ingresado en el modo en que se manifiestan las formas, se configuran, en el embrión que crece y se desarrolla.

lc7

Pero ahora arribamos a uno de los temas mayores del día, así que consideremos lo siguiente: amigos míos, todo lo que sucede hasta el 17mo día se produce sola y exclusivamente a través de la interacción del germen físico provisto por los padres y la entidad que, siguiendo la descripción dada por Rudolf Steiner, he llamado germen espiritual. Este germen espiritual no es otra cosa que el arquetipo de la forma humana. Este arquetipo de la forma humana, si recordáis, deviene en existencia a la medianoche entre muerte y nuevo nacimiento, cuando es entretejido al punto central de la individualidad preparándose para la encarnación. Las Jerarquías, el alma humana enlazada a esa individualidad, ángeles y arcángeles -ellos comienzan a tejer, alcanzando incluso los extremos del universo, tejiendo el destino del individuo a modo de poderoso tapiz, una carpeta de vida y de karma, tejiendo el germen espiritual. Proviniendo desde vastedades todo abarcantes del universo, volviéndose mas y mas pequeño a su paso por las esferas de los planetas, constituyéndose a sí mismo a través de Saturno, Sol, Mercurio y Venus, ataviado con el cuerpo astral y el germen espiritual, el ego o Yo entra en la esfera de la Luna. Y allí, al momento de la fertilización física, el germen espiritual se desprende del cuerpo astral y del ego. Esto genera un vacuum y genera que otro grupo de seres, los Maestros originales de la Humanidad que habitan en la Luna, teja un cuerpo etéreo para ese ser humano, formándolo desde la luz y el calor, sonido y vida.

Ahora podemos visualizar lo siguiente: allí debajo en la Tierra, en el vientre materno, los gérmenes físico y espiritual están interactuando. La constelación del germen espiritual es tal que porta la imagen, no de lo individual, pero sí de la forma humana general. Esta imagen es implantada en el germen físico como forma física espiritual, no material, pero entretejida físicamente con substancia espiritual. Esto ocurre dentro de la organización materna, y las substancias terrenas conjuntamente con las substancias celestes del Hombre, recapitulan ahora el génesis del hombre deviniendo en existencia en la Tierra. Al mismo tiempo que esto está sucediendo en el útero, el órgano lunar de la mujer, otro proceso se produce en la esfera lunar del universo: con ayuda de la colonia de Maestros en la Luna, el cuerpo etéreo, el Yo y el cuerpo astral son reunidos durante esos 17 días santos -podemos llamarlos así- de nuestra existencia, estos días que son como una gran obertura al inicio de cada vida humana sobre la Tierra. Y en el momento en que se ha alcanzado el sexto día de la creación dentro de la recapitulación y se escucha el llamado: “hagamos al Hombre”, en ese momento el ser humano mismo, moldeado por el Yo, el cuerpo astral y etéreo, desciende a la Tierra.

Ahora considerad esto: es preparado un hogar, un primer lugar habitable para un ser que en curso normal de los eventos ha vivido cientos de años, si contamos a la manera terrestre, en un mundo que no conoce tiempo ni espacio. Allí no hay arriba ni abajo, ni derecha ni izquierda, ni delante ni detrás de la manera en que conocemos. Allí todo es cambio constante, un breve momento semeja eternidades, y allí tienen su existencia los elementos etéricos, anímicos y espirituales. Pero ahora algo que es substancia terrenal deviene en existencia aquí debajo y esos dos aspectos, el celeste y el terrestre -y esto es de por si tremendo- ha de ser reunido. Amigos, que hoy por hoy seamos capaces de hablar, de caminar, de pensar, que actuemos y hagamos o no todo lo que la Tierra demande -nada de esto sería posible de no ser por los eventos que suceden entre el 17mo y 40mo día del desarrollo embrionario, en el segundo acto de nuestro drama. Veréis, aquí no hay necesidad de diagramar al Yo. Cabe dentro de esta periferia externa del hogar provisto por la madre. Esto es el corion. Y desde el corion se desarrollo paso a paso la estructura que llamamos placenta. Si pudiéramos ingresar en el, podríamos poner en claro como esta placenta es, de hecho, una imagen del sol. Allí dentro, la entidad egóica de la individualidad que encarna está trabajando y posee su ser. Considerad, amigos míos, lo que significaría si mas y mas personas fueran capaces de acoger nuevamente estas imágenes: el Yo o ego de mi niño en crecimiento, de todos los niños que devienen en existencia en el Sol de la placenta durante el embarazo, vive como en una esfera de fuego. Si habéis visto las ventanas del primer Goetheanum, recordareis esta figura. Allí todo está presentado y delineado.

El cuerpo astral habita en los ritmos del amnión -y no estoy diciendo el fluido en si mismo- digo en donde los ritmos del liquido amniótico deviene y vuelve a desaparecer, entrelaza al Yo en el Sol de la placenta, sin que ni el uno ni el otro posean substancia material. El Yo en el lugar ocupado por la placenta, sin involucrarse en su actividad física, pero en el calor, en el fuego que irradia de ella como si fuese un Sol; el cuerpo astral en los ritmos del liquido amniótico, flotando constantemente alrededor de la forma del embrión. Al mismo tiempo, el cuerpo etéreo se involucra en todo lo concerniente a la formación de las capas germinales.

Mis amigos, aquí es dad la primer oportunidad de convertir paso a paso existencia cósmica en memorias terrestres. Veréis, ayer hice gran hincapié sobre el arriba-abajo, izquierda-derecha, delante-detrás; porque ahora puede ser experimentado el espacio, comenzando con el cuerpo etéreo. Este cuerpo etéreo comienza a colocarse en la orientación arriba-abajo  del mesodermo, sin embargo aun no hay un arriba-abajo, pero adivinando lo que ha de ser, comienza a colocarse en la orientación delante-detrás que el endodermo producirá algún día, y comienza a tomar la simetría, de alguna manera vaga aun, del ectodermo. Uno debe intentar sentir, experimentar esto, como estas fuerzas de desarrollo formadas por luz, calor, sonido y vida, se ajustan a las substancias; como la luz llega a experimentar la oscuridad y surge la simetría; como el sonido experimenta al movimiento, su sombra; como la vida se confronta a la muerte de las substancias; y como todo esto se reúne en delante-detrás, arriba-abajo, izquierda-derecha. Veis, así es como el cuerpo etéreo ingresa, paso a paso. A todo lo que deriva del devenir en existencia de la substancia, de los poderes de rememoración de la evolución de la Tierra y de la Humanidad, a todo lo que es agregado por las jerarquías, y por el León, el águila, el Toro y el Hombre, a todo esto ha de ajustarse sumisamente un cuerpo etéreo que se ha individualizado. Debe colarse, debe volverse una forma espacial en la Tierra. Esto es obligatorio.

Y el cuerpo astral, un cuerpo estelar, en principio expandido por todo el universo, luego inhalado al descender, empequeñeciéndose, ahora comienza a experimentar en los ritmos, lo que es tener un sentido del tiempo; no del hoy y de mañana, no de un año y un día, sino de la función básica que atraviesa todo lo que conocemos como tiempo: ritmo. Al devenir el liquido amniótico y volver a desaparecer, al fluir las aguas alrededor del embrión y dentro de él, en el cerebro y en la medula espinal, el liquido mengua y fluye -no es el agua sino el ritmo a través del cual el cuerpo astral ingresa en el proceso del tiempo. Y luego, amigos, reflejando la experiencia del espacio desde el cuerpo etéreo y la experiencia del tiempo desde el astral, el ego, el Yo, se alista a las lecciones en la escuela de la Tierra ha planeado para él.

Ayer os mostré un esquema de  los segmentos. ¿Tenéis una idea de lo que significa, cuando comenzamos a mirar estos cubos con creciente percepción, tales bloques de la manera en que se hallan uno detrás del otro, en nuestro propio cuerpo físico?.

fig16

Aquí tenéis finalmente la forma terrestre, y dejadme deciros, es un tremendo esfuerzo para el mesodermo adquirir tales formas. Estos son los verdaderos bloques con los que más adelante juegan los niños. El Yo lo experimenta por primera vez. O bien el Yo experimenta como desde los primeros inicios del pulmón se desarrolla gradualmente la circunferencia exterior, y comienza a obtener la experiencia de centro y periferia. Y cuando se desarrolla el cerebro también experimenta la simetría a medida que cobra forma. Ahora no estamos mirando a través del microscopio, lo hacemos con el ojo del Yo que permanece en la placenta. Y encontramos que: aquí se generan experiencias para el Yo, y es gracias a estas experiencias -crepusculares, oníricas- que el mundo del Espíritu se acerca al Yo. La luz que hemos conocido dentro del mundo espiritual, los encuentros que hemos tenido allí, las poderosas impresiones que nos rodeaban, todo esto debe caer, alejarse, perecer, de modo tal que el ser humano se vuelva parte de la Tierra.

Solamente a través del estudio de embriología, amigos míos, es cómo podemos llegar a obtener el sentir de tales experiencias. Nos hacen descender a la Tierra. Ahora que he tratado de describiros esto, seréis capaces de comprender lo que diré a continuación. Básicamente, y aquí retrotraigo lo dicho por mí al comienzo de este curso en Octubre, nosotros podríamos ser músicos, podríamos ser arquitectos, euritmistas, geómetras, matemáticos, si somos capaces realmente de comprender todo lo que sucede durante esos pocos días, esos 23 días en que se desarrollan las capas germinales y los órganos devienen. Y cuando esto ha pasado, al 40mo día, aun no llegamos a tener al ser humano. Lo que obtuvimos fue al ancestro del Hombre, el se ha desarrollado. Pero este ancestro del Hombre está formado por la música del universo, por la arquitectura del universo, por la euritmia, el logos, la matemática, la geometría del universo; y mirad, la fuerza de la alfarería labora en la forma del embrión, ya que es un trabajo de alfarero el que ha sido practicado en la formación de la laringe, por ejemplo, o produce una vesícula biliar en el disco del alfarero del hígado, o recorta las copas y los cálices de la pelvis renal. Ahora bien, la alfarería no es la única fuerza, también hay un tejer. El tejido cartilaginoso es producido, substancia ósea es tejida, tejido conectivo es extendido como una carpeta. Todos los poderes están representados. Debemos darnos cuenta mas y mas  de esto; solamente entonces percibiremos como en esos 23 días se introdujeron en el ser humano los cimientos para toda actividad futura.

Amigos, no podríamos dar forma a la más simple jarra, ni tejer la más pequeña carpeta, tallar madera, configurar cualquier material, si todo esto no hubiera sido puesto en nosotros. Encontrareis un reflejo de esto en el Libro del Genesis, en donde entre los descendientes de Caín son descritos los tres hijos y la hija de Lamech: uno es el instructor de todo artefacto en bronce o hierro, otro es el padre de quienes manejan el arpa y el órgano y el tercero es el padre de quienes habitan en tiendas y que poseen ganado. Y no quiere decir que estos tempranos ancestros hayan conducido al hombre a generar estas actividades; todo esto se halla dentro del embrión.

Por lo tanto, la forma del ancestro del Hombre aparece. Permitidme que os lo diagrame. Si miramos al embrión hacia el final del segundo acto de este drama, se ve algo como esto: aquí tenemos una cabeza gigantesca, una frente poderosa. Realmente, la cosa entera es cabeza, para empezar. Aquí corre la espina dorsal, concluyendo en una pequeña cola. Aquí tenéis los segmentos, creciendo ya hacia el centro y tomando forma -tejido óseo, tejido muscular, formando 50 o 60 de estas estructuras simétricas, metaméricas. Todavía no hay rostro. Y luego aquí, por debajo, encontramos un enorme bulto. Si lo miramos desde fuera, si estuviéramos por abrirlo, entonces veríamos algo muy extraño, serpentíneo, algo así -solo estoy esbozando porque es realmente complicado, y veríais sangre fluyendo a través de esta estructura. Este es el corazón.

Luego viene otra tremenda formación: el hígado. El cordón umbilical se adentra (por favor recordad, esto es solo un esbozo; un embriólogo podría mostrarles numerosos errores que he cometido; por ejemplo, el cordón umbilical debería ir aquí). Ahora entonces, dentro tenemos vida en ciernes, brotando. Los receptáculos sanguíneos comienzan a desarrollarse allí, por todos lados, en el cerebro, en torno al corazón, a través de todo el hígado, a lo largo del cordón espinal. Pero, veis, también podemos decir que aquí tenemos a los tres animales: el endodermo -el Toro; el mesodermo-el León, en el corazón; el ectodermo-el Águila, en esta forma.

fig17

Amigos míos, aquí veis los mismos principios, la misma tendencia formatriz que encontramos en el amnión, donde el amnión se vuelve mas y mas grande y donde de un modo u otro se traga al saco vitelino y al alantoides. Aquí veis como el ectodermo, que pertenece al amnión, se desarrolla poderosamente, produciendo algo que apenas si deja espacio al corazón y al hígado. ¿Qué significa esto?. Significa que sucede lo siguiente. Aquí, esbozado tan solo burdamente, esta la placenta. Aquí el ego, el Yo, tiene su asiento. Ningún animal, ni uno solo, posee una placenta semejante, ni los simios. Los simios tienen dos placentas, por ejemplo, una de  cada lado. Animales de presa poseen lo que se llama placenta-anillo, naturalmente, porque ellos son animales intermedios. Se requeriría un estudio especial completo para describir las diferentes formas que la placenta toma en los mamíferos. Pero aquí, en la placenta solar, se asienta el Yo, y los cuerpos astral y etéreo le comunican las primeras experiencias crepusculares de la Tierra.

Aquí el ectodermo se arquea. Amigos, aquí veis como la forma que deviene en existencia apunta al proceso de reencarnación. Rudolf Steiner ha demostrado esto bien claramente: el tronco y los miembros -no la cabeza- de una encarnación son transformados, metamorfoseados, se vuelve la cabeza que deviene. Esta tremenda cabeza se desarrolla desde todo lo hereditario que el Yo trae conmigo, que yo mismo he presionado en mi cuerpo etéreo en la esfera de la Luna, cuando mi complejo hereditario fue puesto en el. Y para comenzar, no soy más que cabeza. Pero por supuesto, la Tierra tendrá su parte. Y así agrega un corazón, forma un hígado y aquí, en estos dos lugares, los primeros rudimentos de los miembros, como aletas, se van desarrollando. Esta es la dirección que intenta seguir el desarrollo desde las capas germinales. Lo que el cuerpo etéreo ha traído desde la Luna, está trabajando aquí. Ya que ahora podéis ver en varios lugares en la forma humana a Aries, a Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. El Yo ha de experimentar mas, otras cosas.

Hemos tratado, amigos míos, de compartir las experiencias del ser que encarna, de la manera en que ha de confrontarse con esas formas, de cómo debe concordar con las tendencias formatrices que nacieron durante el segundo acto del desarrollo embrionario. Significa que nuestro ser -y cuando digo “ser” me refiero al Yo, y al cuerpo astral y etéreo- ha de concordar con todo lo que tras el nacimiento se volverán experiencias en el tiempo y espacio en la Tierra. Ahora mismo, en este proceso de encarnación, el ser experimenta todo sin luz, sin luz que provenga del exterior, a través de ojos y piel. Pero la luz del Espíritu esta allí en la célula del vientre. No experimenta la respiración sino al flotar aun, al ser absorbido y expulsado nuevamente por sí mismo; tampoco conoce aun la gravedad. Gravedad, la fuerza que activa a la voluntad, aun no está presente; el embrión flota en el útero como un astronauta en su capsula espacial. No hay gran diferencia. No respira, por lo tanto el sentir no está activo. No está iluminado por una luz exterior, así que el pensar todavía duerme aquí. Lo que  ocurre es un tejer, un organizar, un mirar atrás en la memoria por sobre los eventos cósmicos del pasado. Pero estas estructuras de las que os he hablado, borran ahora la memoria del pasado, de la existencia en el mundo espiritual. Y no solamente ha de descubrir al tiempo en el ritmo, y la experiencia del espacio en las dimensiones; la Tierra como estrella, como planeta, debe ser experimentada por adelantado. ¿Cómo se logra esto?  ¿qué es la Tierra en sí?. Nosotros experimentamos a la Tierra al permitir que la gravedad sea experimentada por los miembros, el menguar y fluir de la respiración por el pecho, y la luz por la cabeza. Esto no puede suceder en el útero.

Pero otra cosa sucede, y quisiera daros una idea sobre esto, porque es por demás una parte del alcance completo de experiencias a ser ganadas entre el 17mo y el 40mo día. Por lo que no debemos mirar a las formas como si se desplegasen mecánicamente, sino considerando que el ser que encarna debe concordar con los procesos formativos. Para eso diagramare una vez más a ese ectodermo-Águila, y todo el mesodermo entretejiéndose (solo es un esbozo, para que tengáis una idea -el corazón no se ve así, aun no tiene cuatro cámaras),y aquí está el hígado y allí el intestino, y aquí comienzan a desarrollarse los pulmones. Allí hay una triada. Y, amigos míos, aquí está la Tierra. Ya que todo el sistema nervioso, cerebro y cordón espinal están predominantemente permeados por una actividad interna formativo-luminosa.

Si uno sigue las descripciones de Rudolf Steiner sobre la base de las propias experiencias internas, hay entonces una adecuada justificación para una declaración como esta: pese a que una vez que el sistema nervioso, al estar completamente formado, se vuelve una simiente de muerte en nosotros, la luz del verano habita ahora aquí. Todo se expande, reluce, titila , lo que crece madura; el verano brilla aquí por sobre toda la Tierra. Y podemos decir: en el ectodermo no solo experimentamos derecha e izquierda, no solo simetría, sino también a la TIERRA EN VERANO. En el norte y sur del globo es al revés, pero esto no importa. Ahora tomemos al mesodermo: siempre se ha podido discernir una cierta dicotomía en el. Por un lado se conecta con el sistema de los miembros, pero también es soporte del endodermo. Configura al corazón, los receptáculos sanguíneos; asimismo contiene todo lo conectado al sistema sexual. Es realmente la organización que retiene  la memoria más fuerte y perdurable de la Caída. Este mesodermo experimenta con el corazón, o les hace llegar a las experiencias hechas por los miembros y todo el resto, a la PRIMAVERA Y EL OTOÑO.Y ahora no es difícil de enlazar a la parte remanente, al endodermo, con el INVIERNO.

fig18

Esto hará surgir una enorme cantidad de preguntas, pero solo me atendré a un solo aspecto ahora. No es posible discutir completamente todo en un curso, pero quiero daros tan solo una idea, para que la semilla pueda crecer y conducir a un estudio posterior. Veréis, se puede decir que el verano, portando toda esa configuración zodiacal, rodea a la primavera y al otoño que alcanzan la vida en el mesodermo; y directamente dentro tenemos al invierno del endodermo. ¿Qué quiero decir con el invierno del endodermo?.El conjunto del endodermo es un aparato para la transformación de la substancia. El conjunto del endodermo se ha consagrado, digamos, a la transformación de cuál sea la substancia, sea el hígado, el intestino o cualquier otra parte del sistema digestivo. Y esto es lo que sucede en invierno, cuando el color y la substancia cambian, cuando las semillas de las plantas fructifican la Tierra. La Tierra es la Madre y en ella, cada cosa que cae en la Tierra se transforma en invierno. Esta experiencia invernal es experimentada en la estructura endodérmica que se halla dentro de nosotros desde la boca al ano. Este es el punto del aspecto completo del desarrollo.

Amigos, el tubo gástrico que primeramente se desarrolla en la superficie del saco vitelino, por ejemplo, no tiene en principio una boca ni tampoco tiene un ano. Ved como este desarrollo es bien lo opuesto de la gástrula que os mostré ayer, en donde la abertura, siendo boca y ano al mismo tiempo, es la primer cosa. Aquí se está configurando un sistema de transformación de substancia. Esto es lo que hace. Luego hay un proceso secundario a modo de preparación de lo que sucederá cuando el niño sea traído a este mundo, digamos, que una boca abra hacia fuera, es decir hacia el amnión, y que un ano abra también hacia afuera, hacia el amnión. Pero eso es un proceso secundario, porque de acuerdo a la divina concepción de su devenir en existencia, el hombre no estaba en absoluto designado a ingerir y eliminar substancia alimenticia, porque al comienzo de Lemuria toda ingesta era al mismo tiempo un proceso respiratorio que ocurría sin esos orificios en el cuerpo. ¿Comprendéis lo que quiero decir?. Sería un despropósito lingüístico o un concepto erróneo pensar que ese hombre es un glotón. Se volvió uno solamente porque se convirtió a sí mismo en uno. No fue pensado para serlo. El hombre ni siquiera debería hablar. Debería escuchar, gesticular, respirar, es decir, debería vivir dentro de las esferas de luz y sonido de la existencia, aportando, tejiendo tonos y colores. Las cosas se tornaron diferentes porque intervino la serpiente que portamos con nosotros, el tubo gástrico se abrió y dio lugar a la boca y al ano. Pero el intestino, el hígado, el pulmón, todos los órganos digestivos, son procesos que transforman substancia, trabajando a la manera del invierno. Y eso es lo que experimentamos al ingresar en esa forma embrionaria. Y también experimentamos primavera y otoño en el mesodermo, entre arriba y abajo en el metamerismo que se está desarrollando, con los músculos brotando como en primavera. Pero entretanto, el musculo del corazón es transformación que conduce a la forma de la cruz, con lo cual también portamos a la muerte con nosotros. Y del mismo modo experimentamos  el descenso de arriba hacia abajo en el desarrollo de los riñones. Entonces llega el otoño.

Amigos míos, el Dr. Hillringhaus hablo sobre las experiencias internas conectadas con el riñón. Quizás pueda agregar algo a esto: en nuestro tiempo, cuarenta años atrás, pocos poemas fueron escritos en primavera, casi siempre en otoño. El otoño se volvió una tremenda experiencia. Todo esto emerge desde los riñones. Sucede porque ellos ofrecen la posibilidad de un despertar interior. Luz emerge en el hombre mientras oscuridad se acumula fuera. Pero asimismo la dicotomía, ya que se desarrolla la soledad. Al mismo tiempo emerge también la posibilidad de ser pleno en Espíritu. Y regresamos al Espíritu del otoño, digamos, a Micael, porque en la instancia final reconocemos al mundo como sabiduría, viviendo en todo lo que es endodermo.

Si queremos agregar algo mas a esto, podríamos tomar la descripción de Rudolf Steiner y en base a esto decir: la Tierra es el ciclo de verano a invierno, de primavera a otoño, creado por seres arcangélicos que rodean la Tierra. Podemos experimentarlo como URIEL-AGUILA, RAFAEL-HOMBRE, MICAEL-LEON, GABRIEL-TORO. Estas son nuestras experiencias al momento, ya que al reconocer a las estaciones en nuestras capas germinales, comenzamos a experimentar a los cuatro Arcángeles que influencian nuestras vidas. Al mismo tiempo experimentamos lo siguiente, lo cual sucede actualmente y que os mencione ayer: experimentamos como desciende el riñón y por el otro lado, como asciende el pulmón, y que el riñón que llevamos con nosotros es el resultado de la actividad de Lucifer, y lo que el pulmón logra con la contraparte de Jehová, se eleva, se alza. Y en lugar de tener al riñón arriba y al pulmón debajo, portamos con nosotros a través del diafragma -como consecuencia de la Caída- esa inversión que conducirá mas adelante -nunca antes (mi último diagrama debía de haber mostrado más bien un tubo, con sangre fluyendo a través)- a que el corazón desarrolle las cuatro cámaras. Surge la Cruz de la Tierra, suspendida como os he descrito ayer, desde arriba, a la derecha y atrás hacia abajo a la izquierda y al frente, integrando armoniosamente el espacio y determinando nuestro destino en nosotros.

Vídeo resumen de la gestación humana en 4 minutos.

Anuncios

Conferencia V. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo

Amigos, esta mañana estuvimos tratando de allegarnos a algún concepto sobre las capas germinales. Hemos llegado a ver que la formación de las capas germinales puede ser llamada como el 2º acto en el drama del desarrollo embrionario. Luego hicimos un intento de describir la formación de las capas germinales -al menos en los comienzos tempranos- y desde esta descripción llegamos a una imagen. Esta imagen surgió cuando dijimos que en el ectodermo, el mesodermo, el endodermo y la mesenquima percibimos a las mismas fuerzas formatrices tanto en el hombre como en cualquier otro lugar en el mundo. En el ocultismo, estas fuerzas se denominan Águila, León, Toro y Hombre y en el antiguo Egipto se les dio representación visual a través de la Esfinge.

Conectamos al ectodermo con el Águila, al mesodermo con el León y al endodermo con el Toro y por lo tanto el mesófilo ha debido ser denominado como aspecto general, el cual siempre deviene en existencia, rebrotando y que es lo íntegramente humano. Bien, esto podría ser llamado el primer paso de lo  que aquí se puede decir sobre las capas germinales, al menos desde un punto de vista. Esta tarde iremos un poco más lejos en la descripción de las capas germinales.

Veréis, es esencial el intentar obtener una imagen de esto. Las declaraciones hechas por la ciencia moderna no aportan en absoluto una imagen. Se describen simples células, las capas celulares son colocadas en conjunto, se presentan estructuras, pero uno no puede decir que esto cree un cuadro o una imagen. Se deja en nuestras manos el percibir una Gestalt en la masa de células mas o menos confusa con la que se nos confronta. Esto es lo esencial del asunto. Es por esto que voy yendo tan lentamente -porque nuestro pensar hoy es tal que la percepción de la Gestalt, de una imagen, se ha tornado tan difícil, porque el pensamiento ya no es más creativo y viviente. Y si uno viene con tales imágenes, entonces se dice que estas son mayor o menormente sólo “imaginación”.

Veréis,  si uno toma el concepto de Águila y ectodermo, que en si mismo ya es una abstracción -a menos que se le agregue aquello de donde es originado el ectodermo. Y más aun -ahora asumo que todo esto está dado- si juntáis todo esto y tratáis realmente de obtener una imagen, digamos que viendo al Águila del ectodermo, de donde se desarrollan los sentidos, los nervios y la piel, conjuntamente con el león mesodérmico y el Toro endodérmico, entonces obtendréis una configuración que cobra ahora efecto en el desarrollo embriónico. La última vez ya intente indicar que el embrión nunca crece hasta la integralidad desde las variadas formas de las cuales se desarrolla. Básicamente, el embrión consta de cientos de partes. Y que a cada hora y en cada día, esas partes conforman la integralidad. Este es uno de esos grandes milagros que ocurren dentro del desarrollo embrionario. Este proceso da la impresión como si desde todos los rincones del universo, desde todas las esferas  de la existencia, poder y substancia, forma y figura se aprestan, formando configuraciones que son independientes unas de otras, produciendo formas y substancias que en un principio nada tienen que ver entre sí. Y ahora, esta multiplicidad es nuevamente un todo integral nuevo. Una de las esferas formatrices involucrada es la del Águila y el ectodermo; otra es el mesodermo, el León, y esto será un todo solamente si es visto conjuntamente con el alantoides. Hablamos del alantoides previamente; en el embrión humano es al principio una estructura muy insignificante. Pero sabemos que en pájaros y reptiles es desarrollado y conformado hasta un  grado especial. Luego tenemos un endodermo  (Toro), y este endodermo será un todo solamente si incluimos al saco vitelino, el órgano del cual puede decirse que toma forma el endodermo, y del cual gradualmente se destaca más y más. Y finalmente está la mesenquima general, germinante, vital, con potencialidades en todas direcciones, rodeada por el corión. Por lo tanto tenemos a los cuatro principios formativos presentes en el embrión:  el Águila con el amnión, el Toro con el saco vitelino, el León con el alantoides y el Hombre con la mesenquima y el corión.

En el curso del desarrollo embrionario se desenvuelven estos cuatro principios y toman figura de modos bastante diferentes y divergentes. Hay una cosa que quiero mencionaros ya mismo, y es esto: veréis, es perfectamente obvio que algunas semanas tras la fecundación, en la 6ª, 7ª u 8ª semana, dos de esas membranas desaparecen completamente, se esfuman; se puede decir que son superadas y absorbidas por el embrión floreciente. Mirad una vez más el cuadro: por un lado el alantoides, ese pequeño rudimento, no mas realmente que una guía para el cordón umbilical en desarrollo, desaparece, dejando un mesodermo sin alantoides. Pero esto que ha sido el alantoides, al ingresar en el mesodermo por este lado, la estructura del mesodermo y de la placenta se desarrolla bien poderosamente desde el mesodermo por el otro lado. Así que este es nuestro cuadro: el alantoides desaparece, pero el amnión se desarrolla poderosamente -como, lo discutiremos más tarde- y conjuntamente con el mesodermo, el cordón umbilical deviene en existencia. Al mirar esto, mirad de un modo tal que podáis aprender a sentir los huesos, receptáculos sanguíneos, musculo, cartílago, corazón, tejido conectivo, articulaciones, riñones -el alantoides se ha retirado dentro de ellos, y es por cierto el alantoides quien tiene su resurrección en los sistemas renal y sexual, por ejemplo.

Un proceso similar ocurre con el saco vitelino. El tubo digestivo, el intestino, se ensanchan, creciendo mas y mas extensos, y el saco vitelino desaparece gradualmente dentro de ese proceso.Ya os he dicho que una circulación mas o menos cerrada, la CIRCULACION VITELINA, ya existía en los primeros estadios del desarrollo. Esto también desaparece completamente. Y uno podría realmente llegar a tener la impresión de que los elementos que existían previamente en el saco vitelino tienen su metamorfosis en el poder digestivo, que luego despliegan su actividad en el intestino y en las glándulas que lo circundan.

Luego hay aquí una tercera entidad, una que es completamente diferente, el amnión. Amigos, lo que sucede con el amnión es lo directamente opuesto de lo que ocurre en el caso del alantoides y del saco vitelino. Ya que ninguna otra cosa dentro del embrión -estoy hablando ahora de la estructura completa- crece tan fuertemente, tan continuamente, volviéndose más y más grande, que el amnión. Para el final del 2º mes, este amnión se ha tragado todo, digamos. Visualicemos al embrión así ( Fig. 9), bastante primitivo para empezar, y rodeado por el amnión. Este amnión crece y continúa creciendo, volviéndose más y más grande. Sólo una cosa escapa a su alcance, y esta es el cordón umbilical. Entonces debemos diagramarlo así, de modo que digamos: todo alrededor esta el corion. Pero el corion está completamente lleno con amnión, es decir, con FLUIDO AMNIOTICO; y esto está conectado con el ectodermo.

fig.9

Sin duda entenderéis que debemos seguir el desarrollo de tales formas en pos de preguntarnos: ¿qué hay detrás de esto?. Repito, el alantoides desaparece, el saco vitelino desaparece, el corion resta a modo de membrana envoltoria, y del amnión puede decirse que muestra el mayor y más exhaustivo desarrollo. Y debemos preguntarnos, amigos míos, ¿cual es la intención detrás de estos procesos formativos?. ¿Por qué una tétrada completamente balanceada da paso a un desarrollo amniótico excesivo?. Esta es la pregunta que os propongo.

¿Qué es lo que esto indica, cuando mas y mas agua rodea al embrión, flotando en la oscuridad, sin respirar, careciendo de luz y aire reales, pero rodeado por agua que va y viene?. Amigos, actualmente sabemos que el ó no es agua inmóvil, sino que está en constante circulación, que no solo pulsa rítmicamente, sino que se renueva bien definidamente y vuelve a desaparecer dentro del lapso de pocos días, no sabemos exactamente cuántos. El camino tomado por esta renovación y disolución no es aun conocido con exactitud. Lo que debemos visualizar es esto: aquí está el embrión, deviniendo en existencia y cobrando figura; ha perdido al alantoides, pero el mesodermo continúa desarrollándose. En su lugar, el cordón umbilical se ha vuelto mucho más grande y más importante, enlazando Cielo y Tierra, el Cielo del corion y la Tierra del embrión. El embrión ha perdido también su saco vitelino,y esta envuelto por el corion. Digamos que esto cambia muy poco, así como la mesenquima permanece eternamente joven. Pero ahora se desarrolla este tremendo amnión. Bien, ¿qué pensáis?

UN ORADOR: uno podría imaginar, y tanto la medicina como la agricultura hacen uso de esto, que donde quiera que el agua está en movimiento, un elemento cósmico se capacita para poder ingresar.Y se podría imaginar así que el embrión envuelto por el agua podría precisar el cosmos para ingresar desde fuera, para así tener el poder de desarrollar su forma completamente.

Dr.König: ciertamente necesita esto. Pero sabe, esto es aun un modo de pensar teológico por completo. El buen Dios quiere que tengamos corchos para nuestras botellas de vino, así que hizo crecer alcornoques. Básicamente es lo mismo. Pero hay más detrás de esto. Ud. esta bastante en lo cierto sobre una cosa, ya que cualquier cosa que está en agua permanece cósmica aun hoy. Suficientemente cierto, pero no haría falta tanta agua; no es necesaria y de hecho es excesiva.

UN ORADOR: ¿Seguramente todo lo lunar esta detrás de esto?

Dr.König: Todo el conjunto de la evolución lunar está detrás de esto, y algo más -y esto es Atlantis. Allí emergen las aguas de Atlantis, esto es Atlantis. Esto es lo que ocurre dentro de la mujer embarazada; deviene atlante en su existencia, y porque ella deviene atlante, porque de ella se podrida decir que retrocede una época entera de la evolución terrestre, las fuerzas cósmicas son capaces de ingresar y actuar como lo hicieron en Atlantis. Así es cómo podemos exponerlo. Pero esto no ocurre porque pueda ser así, sino porque es así. Y en el momento en que empezamos a considerar esto, podemos dar un paso adelante. Y ahora puede que Ud. se sorprenda, lo siento, pero no puedo remediarlo. Tenemos lo siguiente: aquí está el amnión, y en su modo de crecer y de desarrollarse hemos descubierto una imagen, un símbolo. Todo lo que nos cruzamos aquí es imagen o simbolo. Es la imagen de Atlantis, y conectado a esto tenemos al ectodermo, y a su vez este ectodermo esta conectado con la Antigua Luna.Ahora podemos entrever algo mas de esas fuerzas que están detrás de la formación de todo el sistema nervioso (como se hizo esto, lo diré mas tarde). Luego tenemos al alantoides. Ahora vera que este alantoides se relaciona con Lemuria. Ud. puede elaborar esto muy precisamente desde la zoología y el desarrollo histórico de los animales. El mesodermo tiene que ver con el Antiguo Sol. Pero Lemuria ha perecido. Y porque ha perecido, el alantoides desaparece, aquí la imagen ha sido grabada una vez más. Al igual que desapareció Lemuria, así ha de desaparecer el alantoides. Y finalmente esta el saco vitelino. El saco vitelino también desaparece, pues representa a Hiperbórea. Amigos míos, nunca olvidare la primera vez que tuve la ocasión de abrir el saco vitelino de un embrión, de un embrión muy precoz, ya que el saco vitelino solo existe en este estadio temprano y encuentro -de esto hace ya mas de cuarenta años- un fluido dentro que era tan glorioso y bello, tan brillante y sobrecogedor a mis ojos como el oro radiante. Vera, aquí se obtiene un cuadro bien diferente del saco vitelino que si uno lo ve en sapos o ranas, por ejemplo. En ese caso uno ve solamente algo que ha descendido. Pero aquí tenemos a “Hiperbórea”, y esta Hiperbórea -ve Ud., sorpresa tras sorpresa- está conectada con el endodermo, es decir, con Saturno. Pero Ud. se preguntara ahora: ¿y dónde está la mesenquima?. Bueno, se ha ido, ya que de ella se ha desarrollado todo. Saturno no podría haber devenido en existencia si antes no hubiera habido mesenquima y corion. Ahora hemos dado un gran paso hacia adelante.

                                      AMNION    –     ATLANTIS

                                     ALANTOIDES –  ECTODERMO – LUNA

                                                                 LEMURIA

                             SACO VITELINO  –     MESODERMO – SOL

                                                                 HIPERBOREA

                                                                 ENDODERMO – SATURNO

                                                                 MESENQUIMA – CORION

                                                                 Fig . 10

Si realmente queremos comprender esto, si realmente queremos llegar a un cuadro (Fig. 10 dibujada sobre la pizarra) el amnión es Atlantis. Y durante Atlantis viene el despliegue -léalo, lo que se despliega allí, memoria, los primeros pensamientos son formados en el hombre, todo inmediatamente conectado con un sistema nervioso que ya esta funcionando.Y este sistema nervioso se retrotrae al tiempo de la Antigua Luna. Por favor no diga: si, pero Atlantis es la 4ª época terrestre y Lemuria esta relacionada con la Antigua Luna. De eso estoy tan seguro como Ud. pero es el sistema nervioso el que ahora comienza a desplegarse en Atlantis de aquello que ha devenido en existencia en la Antigua Luna.Y así se abre paso el Sol a través  de Lemuria, y así se abre paso Saturno a través de Hiperbórea, y así vive la mesenquima en el corion, que es remanencia de Saturno. Aquí tiene la descripción de las fuerzas internas puestas en labor dentro del germen.

Demos ahora un paso más, y el punto es este: percibamos o tratemos de percibir la actividad de la Luna en el ectodermo con el Diluvio atlante, la actividad del Sol en el mesodermo con la Lemuria que ha perecido, la actividad de Saturno en el mesodermo con lo que es Hiperbórea. Podemos lograr esto estudiando las tendencias de desarrollo de las estructuras ectodérmicas, mesodérmicas y endodérmicas. Por ejemplo, yo hable del escudo embrionario y de como la chorda dorsalis o notocorda se desarrolla por debajo de este escudo. Si tomamos una sección transversal, tenemos al escudo embrionario aquí (Fig. 11), y debajo del escudo embrionario tenemos a la chorda dorsalis aquí, un tubo en corte transversal.

f11

Ahora el desarrollo procede de esta forma: el ectodermo -ya que todo esto es ectodermo, es la capa inferior del amnión- comienza a engrosarse a ambos lados de la notocorda. Estas estructuras engrosadas son los pliegues neurales, y a medida que se engrosan sucede que entre ellos la superficie cae. Así que debemos imaginar que justo a través de todo el escudo embrionario se forma una depresión, la ranura neural. Y  sigue adelante .Esta ranura neural se profundiza. La proliferación continúa, va hacia abajo, más y más profundo. El proceso continua y al final, esta proliferación se cierra en el centro. La ranura se cierra, se vuelve un tubo y sobre él, el ectodermo forma nuevamente un cubrimiento. Y así se han desarrollado dos cosas del ectodermo primitivo. Ahora se ha formado finalmente un integumento, y debajo del integumento, el tubo neural.

Amigos míos, esto introduce un proceso muy especial. Para ser más claro y evitar confundiros, debo diagramar siempre la notocorda dentro, y ahora tenemos dos, la notocorda y el tubo neural. Pero veréis, esto continua, y de repente nos damos cuenta que aquello que había estado fuera, ahora está dentro. Lo externo se ha vuelto interno.

Amigos, también podemos decir lo siguiente: el líquido amniótico se vuelve espíritu*. El espíritu fluyendo a través y alrededor de nuestro cerebro y espina dorsal es, básicamente, ninguna otra cosa que liquido amniótico. Aquí tenéis la tendencia de desarrollo de todo el ectodermo. Permitidme daros otro ejemplo: aquí tenemos el lado exterior de lo que será el rostro. Dentro, el cerebro ya ha comenzado a desarrollarse. Desde este cerebro, la primordia del ojo es empujada hacia fuera, se desarrolla una evaginación, yendo más y más lejos hasta formarse una especie de copa. Y en el momento en que esa copa alcanza la piel, un trozo de piel se engrosa y es separado exactamente del mismo modo en que os he descrito el sistema nervioso (Fig. 12). Es formada una VESICULA LENTICULAR, y al frente tenéis luego la CORNEA, los CRISTALINOS aquí, y esta es la parte ectodérmica del ojo. A medida que el desarrollo continua, los cristalinos se sitúan dentro de la COPA OPTICA.

f12

¿Cuál es el significado de esto?. Que la Luna -la fuerza que esta activa en el ectodermo- siempre tiene la tendencia de separarse. Por ello es que esta por fuera, porque se ha retirado de la Tierra, como los cristalinos, como un sistema nervioso. Solo que el sistema nervioso ha ingresado en el cuerpo y los cristalinos en el ojo. Debéis reconocer que estas tendencias segregativas representan la tendencia formatriz del ectodermo, y luego entenderéis qué es lo que se desarrolla. Amigos, esto no es mera separación, ya que al mismo tiempo lo externo se vuelve interno.

Miremos esto meditativa e imaginativamente. Aquí hay algo que está por fuera; esta parte externa se vuelve interna. Ha estado aquí fuera, un receptor de actividades que provienen del exterior, y ahora está dentro. Si uno quisiera elaborar un sistema nervioso que proveyese una base para el pensar y para la memoria, uno debería proceder de este modo. Primero tenemos un aspecto externo, y si quiero que lo que brilla sobre el (ya que todo esto es luz) surja y se desarrolle en mi, solo puede ser posible si se le permite reflejarse en él. Así es como se desarrollan todos los organos sensorios y todo el sistema nervioso. Y la piel permanece como aspecto externo.En cada organo sensorio obteneis una combinacion de fuera y dentro, sea en los cristalinos del ojo, o en el epitelio sensorio de cualquier otro órgano de los sentidos. No sucede otra cosa. Ambos deben actuar conjuntamente. En los nervios, como fuere, todo se ha retirado. Y el cerebro y el cordon espinal permanecen dentro como lo hace el embrión en el útero. Os lo diagramaré (Fig. 13). Cuando veis al cerebro de este modo, más o menos así, ¿qué veis?. Ninguna otra cosa que al embrion del modo en que yace dentro del vientre. Exactamente así, aquí están los brazos, aquí la panza, y aquí las piernas. Por esto es que el embrion yace de este modo, porque el cerebro yace así y está rodeado con líquido. Solo ha de ser dibujado correctamente. En obstetricia siempre veis tales formas. Y para nosotros, esto significa una vez más que debemos aprender a ver en imágenes. Esto, amigos míos, es lo que importa, nada más.

Se debe aprender a ver,y luego os dareis cuenta de como cada cosa es forma humana. No hay nada que no este en la forma humana. Todo es metamorfosis del Hombre.

fig13

Vayamos al próximo ítem. Hemos considerado al ectodermo. ¿Cómo se desarrolla y toma figura el mesodermo?.  Amigos míos,  esto es diferente. Regreso a la notocorda. Esta notocorda no puede ser llamada realmente mesodermo ya que básicamente, esta notocorda es aun parte del ectodermo, del endo-mesodermo, del meso-endodermo y del mesofilo, pero ha tomado forma definitiva. En el 20º, 21er día y subsiguientes, las primeras VERTEBRAS PRIMITIVAS comienzan a desarrollarse a lo largo de esta notocorda.

fig14

No os preocupéis, en un minuto os diré que es, tan solo quiero daros el diagrama. Digamos que son cuatro a cada lado, ocho todas juntas (fig. 14). Aquí veis un embrión en tal estadio (es mostrada una ilustración del libro de textos de Starck sobre embriología). He de mostraros esto, para que realmente obtengáis el cuadro. {Aquí la cinta no ha grabado; el dr. König hablo sobre las fuerzas cósmicas arquetípicas del Águila,  León, Toro y Hombre, y las diagramo arriba-abajo, por frente- por detrás, derecha- izquierda, y junto a ellas LENGUAJE y PENSAR (Fig. 15); un orador pregunto sobre lenguaje y pensar}.

¿Por qué el habla se desarrolla desde la vertical, el León, y el pensar desde el aspecto izquierda-derecha, o el Águila?

fig15

Dr. König: ¿Quién intentara contestar esto?. Pienso que es una buena pregunta, porque toca cosas básicas. No tiene caso que diga: Rudolf Steiner dijo esto. Debemos intentar y ganar una comprensión por nosotros mismos. Intentad, ya que no es buena cosa estar aquí parado y enseñar. ¿Qué pensáis?

UN ORADOR: quizas se podria comenzar nuevamente desde el desarrollo embrionario del mesodermo. ¿Que se desarrolla desde el mesodermo?. Básicamente el corazón, la sangre, huesos, receptáculos sanguíneos, músculos. Uno debería intentar visualizar la dirección en esto. ¿Qué es en realidad el sistema óseo?. Esta entre el Cielo y la Tierra, esta es la dirección. La sangre, si consideramos la circulación, proviene del corazón, fundamentalmente hablando, y va hacia arriba y hacia abajo desde aquí.

Dr. König: no es tan así, pero podría exponerse así. Me parece excelente. Continúe.

ORADOR: ya me he atascado. No puedo ubicar al lenguaje.

Dr. König: por cierto, podría llamarlo una especie de caminar. Pero piense, por ejemplo, tan solo en el hecho de que hablar se produce en el salir del aire, no hay otro camino posible. He conocido gente que hablaba al inspirar, pero sonaba de ese modo.

ORADOR: pensar consiste principalmente en organizar, y uno no organiza cosas de arriba hacia abajo, o de delante hacia atrás, sino siempre entre izquierda y derecha.

Dr. König: esto es de lo más interesante. ¿Podría fundamentarlo un poco más?

ORADOR: solo estoy pensando sobre un nivel de pensamiento, en realidad. Y uno puede observar en niños pequeños, cuando ellos piensan utilizan de una sus manos. Clasifican cosas de un lado y otro, y eso es lo que hacemos con nuestros pensamientos. No podemos decir realmente que pensamos arriba y abajo, o hacia atrás y delante; es un ordenar por lados y, cuando hablo, me ocurre que en comparacion debemos pensar en la palabra que fue usada al principio, y esto siempre esta allí, formando un lazo entre arriba y abajo. No es un arriba y un abajo físicos, sino más bien un arriba y abajo meditativos, psíquicos, y eso crea el lazo.

Dr. König: este es un posible acercamiento, pero algo insuficiente; sin embargo es posible, es un camino que está indicado allí. Las mentes sabias de los fisicos que estan entre nosotros han de destacarse en muchas cosas, y así lo hacen.

UN ORADOR: ¿Cómo es con niños pequeños, cuando comienzan a hablar?

Dr. König: ¿No lo recuerda?

UN ORADOR: ya no.

Dr. König: generalmente el niño comienza a decir sus primeras palabras al final del primer año, cuando se yergue en la posición vertical. En ese momento el niño comienza a hablar, y hago memoria algo que Rudolf Steiner dijo en una de sus conferencias a los trabajadores, no recuerdo cual, pero dijo que de hecho el loro es capaz de hablar por tener una columna vertical.

ORADOR: pensé que tenia que ver con la laringe.

Dr. König: para nada. El loro nunca habla con la laringe. Ningún pájaro habla o canta con la laringe. Esto no existe. Ellos poseen un órgano completamente diferente. Debo dibujároslo, ya que agrega a lo del aspecto de arriba y abajo. Es parte de los estudios zoológicos que fueron prometidos. Si tenemos la tráquea aquí, entonces del hombre está aquí arriba, y también en los animales pero mucho más pequeña. Y luego la tráquea se divide, y en pájaros cantores como en otros pájaros  también, se desarrolla un órgano que asemeja un instrumento llamado gaita. ¿Conocéis la gaita?. Bueno, se le parecen. Esto es la sirinx, con ella cantan los pájaros, los pájaros son gaiteros. Y el loro habla con el pico y la lengua. Pero allí tenéis otra vez un arriba y abajo. El aire pasa a través, no hay otro camino. Pero esto no es aun una respuesta, una de las muchas respuestas. ¿Quería decir algo?.

UN ORADOR: izquierda y derecha, ¿tienen algo que ver con percepcion, con observacion?.

Dr. König: izquierda y derecha tienen que ver principalmente con esto: que somos capaces de dejar cruzar nuestras líneas de visión, y es en esa direccion que entonces hacemos ideas de las percepciones. En el momento que esto ha sucedido, comienza el proceso del pensar. Si estudia al cerebro, el órgano del pensar, verá que no solamente esta construido en exacta simetria entre izquierdo y derecho, sino como cada cosa en el cerebro depende de la organización de la conexión entre izquierda y derecha. Existe un órgano especial en el cerebro, el CORPUS CALLOSUM o gran comisura transversal, que tiene tan solo un proposito: de entablar conexión entre los dos hemisferios. Los dos cordones nerviosos de la derecha van a la izquierda, y los de la izquierda van a la derecha. Si considera, por ejemplo, cómo los nervios ópticos cruzan y luego retornan, todo esto está conectado con el intercambio de izquierda y derecha, es decir, con el crecimiento del pensamiento. Con respecto al habla es asi: la palabra es formada aquí (se dibuja), y el sentir fluye hacia la palabra desde abajo, el pensar desciende desde arriba, entonces ve nuevamente el rol de arriba y abajo en esta dirección. Que las zancadas que damos hacia delante y hacia atrás es el caminar real, es obvio.

Que digerimos desde adelante hacia atrás tambien esta conectado con el hecho de que la boca esta aquí arriba y el ano abajo y detrás. Y la cosa maravillosa es que el corazon es tal que su eje pone en perfecta armonia a las tres direcciones en el espacio; ya que el eje del corazón va de arriba-atrás, de derecha-abajo, de adelante-izquierda. Por esto es que en nuestro hablar, León, Águila y Toro se combinan armonicamente.

UN ORADOR: no tengo claridad en otra cuestión. Ud. conecto al  ectodermo con izquierda-derecha, y al mesodermo con arriba-abajo. Pero los órganos del mesodermo muestran un marcado paralelismo.

Dr. König: ¿quiere decir simetria?.

ORADOR: y tambien una relacion izquierda-derecha.

Dr. König: si, pero yo dije que la simetria surge en aquello que se adapta por si mismo al desarrollo ectodérmico, por supuesto. Debe mirar el desarrollo de las formas y no el resultado final. Vera, los túbulos renales, por ejemplo, se desarrollan en secuencia. Uno tras otro, a la izquierda y a la derecha, por supuesto, porque no queda otro camino. Pero pienso que no es derecha-izquierda lo importante aquí, sino el metamerismo. Por ello os hable como la uretra, por ejemplo, crece de abajo hacia arriba y eventualmente se asienta en el tejido renal; y otra vez tiene la misma dirección. En el descenso de pronefros a mesonefros, de mesonefros a metanefros, nuevamente tiene la misma dirección. En el descenso de los testículos también, y si bien son simétricos, esto no es importante. Más contribuciones, por favor.

UN ORADOR: ¿no podria decirse que cada esfera es afectada por las otras, y gracias a esto cambia la direccion?

Dr. König: pienso que con respecto al conjunto del mesodermo, todo tiene que ver con el hecho de que se desarrolla el Sol-mesodermo, pero es tomado y permeado por el elemento ectodérmico, nervioso, lunar. En ese momento surge la simetría bilateral izquierda-derecha. Este es el punto central. Es notable, ¿verdad?, que los riñones, los órganos sexuales, músculos y huesos muestren una simetría bilateral. Esto es así porque el elemento que esta activo en el sistema nervioso los ha impregnado. En mi opinión, esta es la razón por la cual la gente piensa que los nervios mueven a los musculos.

UN ORADOR: esos tres principios para el ectodermo, endodermo y mesodermo, determinando la dirección, estructura y extensión del crecimiento, aplican del mismo modo en el reino animal.

Dr. König: exacto. Solo las direcciones son diferentes.

UN ORADOR: pero si es así, entonces uno diferiría en que en el reino animal no hay mesenquima.

Dr. König: no, si hay.

ORADOR: ¿entonces cual es la diferencia?

Dr. König: sabe, el animal tiene prácticamente todo lo que el hombre obtuvo. El hombre no es diferente por tener más o menos, no ha de hacerse diferencia con respecto al que, sino con respecto al dónde. Ningún animal podría vivir sin mesenquima, pues es la substancia primaria, y en cada animal vemos tambien un trazo del hombre. Pero el no cabe en el animal en tanto desarrolla un pensar, hablar y caminar. Y lo que debemos preguntarnos aquí es: ¿Qué son pensar, hablar y caminar en el animal?. Eso sería un punto de partida real. Pero si decimos que no pueden tener mesenquima, entonces imaginamos que somos algo mejor de lo que ellos son.

UN ORADOR: otra pregunta. ¿Se puede ir tan lejos como para hablar de un abajo y arriba en el embrion?.

Dr. König: Bueno, ya sabe, donde hay una cabeza, esto es arriba, no hay otro camino. Es asi.

UN ORADOR: originalmente se tiene la tendencia de colocar la cabeza abajo. Ella se eleva solamente en el curso de la evolución. ¿Cuando sucede esto en el desarrollo embrionario?.

Dr.König: el embrión, y quizás este bien si discutimos esto ahora, el embrión tiene esta forma hasta cercano el 2º mes. Incrementa un poco en tamaño, pero en principio queda igual; no tiene arriba o debajo, ni adelante ni detrás

https://www.youtube.com/watch?v=VVvNduFqB0Q

https://www.youtube.com/watch?v=z8Jd4At_frs

Conferencia IV. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo

Amigos, es de lo más satisfactorio el que estemos ahora capacitados para reanudar el curso que comenzó el pasado Octubre. En aquel momento intente mostraros cuan fundamental es el primer acto en ese gran drama del hombre que deviene, como lo vemos en el desarrollo embrionario. Cuando digo, el primer acto, quiero decir ciertamente que fue solamente el primer acto de un drama que abarca cuatro actos completos y separados hasta que el momento del nacimiento es alcanzado. Esta no es una insinuación a la ligera de que yo quiera volver atrás y conferenciarles tres veces más. Pero hoy y mañana quiero considerar tan solo el segundo acto, no más. Si quisiéramos exponer el tercer acto también hoy, no estaríamos capacitados para adentrarnos suficientemente en detalle y obtener realmente una noción de que es lo que está sucediendo durante el desarrollo embrionario.

El titulo del primer acto debería llamarse: LAS MEMBRANAS EMBRIONARIAS. Encontramos que estas membranas embrionarias no nos dicen nada por el momento acerca del embrión en sí mismo. Ellas forman el medioambiente dentro del cual el embrión será capaz de crecer y vivir. Esta es una de las leyes fundamentales tanto de la embriología como de la evolución mundial, no siendo el centro el que surge primero y el medio circundante tras él. El medioambiente es el primero y el centro cobra figura con él.

Quiero enfatizar esto, porque demasiado a menudo se olvida hoy esto. La gente piensa que son ellos quienes se hacen a ellos mismos, pero realmente, este es un modo muy estúpido de pensar. Nosotros no nos hacemos a nosotros mismos. Estamos formados desde el medio circundante. Cualquiera que piense que las membranas embrionarias son todo lo que nos pudo haber rodeado, ha tenido una idea equivocada. Cuando un niño nace, se aleja de esas membranas envolventes, pero solamente para ser recibido de una dentro de otro manto envolvente, el medioambiente social. Aquí está la familia inmediata y el círculo familiar más amplio de una persona y después el total de la Humanidad. Y esto es lo que el primer acto de embriología nos enseña: mira esas estructuras envolventes y trata de entender que son estas las que nos dan forma. Esta es la cosa maravillosa sobre la embriología humana. Os he destacado que el milagro se halla en el simple hecho de que ningún embrión se está desarrollando. Esto es diferente a la mayoría de los animales. Ellos se ven mucho más precipitados y habiéndose precipitado encaran ahora al mundo como formas incompletas -por otro lado, sin embargo, están más bien sobre-especializados. El hombre difiere en tanto ha de ser capaz de ir más lejos, encarando el futuro.

Del organismo membranoso (recapitularé brevemente para quienes no estuvieron aquí la ultima vez) se desarrolla ahora el 2º acto.

Se puede establecer entonces que las capas del germen primario -lo que ellas son, lo veremos más tarde- son las primerísimas estructuras embrionarias. Con las capas del germen comienza el desarrollo del cuerpo humano. Aun deberá pasar un largo tiempo hasta que se vuelvan órganos individuales. Las capas germinales son organizadores universales, organizadores que más tarde darán surgimiento a órganos específicos. Esta es la marca, más o menos, de la forma que ha de ser; todo es aún muy pequeño, apenas visible al ojo y envuelto en esa organización de membranas que hemos discutido en tanto detalle. Esquematicémoslo una vez más. Hacia el final de la 2ª semana, al 14vo o 15vo día, tenemos lo siguiente: poniéndolo de forma esquemática tenemos al corion circundante; aquí está el VILLI, embebido en los tejidos uterinos de la madre; y dentro hay una cámara de gestación, sin embargo esta cámara de gestación está repleta de substancia mesenquimal. Os he dicho que esa substancia mesenquimal es en realidad la substancia universal de la cual todo toma forma y figura. Dentro se encuentra el ENDOCISTO, con dos vesículas claramente diferenciadas, una arriba, el amnión y otra debajo entretejida más densamente, el saco vitelino.

fig1.png

Y así tenemos: la envoltura externa que podemos llamar mayor o menormente como los Cielos; luego el endocisto, que es la Tierra del hombre, o el hombre en la Tierra. Esto ha sufrido una diferenciación entre arriba y abajo. Amigos, si visualizáis este cuadro una y otra vez, si lo tomáis como base de un pensar meditativo, imaginativo, entonces podréis obtener una visión de cómo ha devenido el mundo. Ambos están relacionados, no por un cordón ya que todavía no hay cordón umbilical -sino por una estructura llamada tronco corporal, conectando Cielo y Tierra. Y en estos procesos nos volvemos capaces de ver la tragedia completa de lo que conocemos como Caída.

Mis amigos, permitidme recordar esto una vez más. Ensanchare el amnión y aquí dibujo el saco vitelino -esto no va más allá del 14vo, 15vo día; vamos al 16,17 y 19no día (Fig. 2). Por favor, tomad en cuenta que esta distancia de aquí es de 2mm. Veréis, no es siempre medición o contabilización lo que cuenta. Incluso en la escala más ínfima pueden suceder las más grandes cosas.

fig2.png

Aquí se desarrolla la cavidad primitiva, y de allí la vena primitiva de este modo. Cavidad primitiva y vena primitiva -extendiéndose entre el amnión y el saco vitelino- y os he dicho que aquí es donde el embrión deviene. La pintura de Michelangelo en la cual el dedo de Dios toca el dedo de Adán es la visión artística más maravillosa de lo que está sucediendo aquí. Intuitivamente, no sin embargo aparente para nuestros sentidos. El dedo de Dios puede ser agregado al cuadro aquí. Y este es el gesto para el devenir en existencia del Hombre. Puede decirse que el hombre hace su primer gesto en el estado embrional formando la letra I. Si abrimos el amnión y echamos un vistazo a lo que  sucede alli, encontrariamos esta estructura, esta forma, que hemos llamado ESCUDO EMBRIONARIO.

Y allí, siendo sin embargo tan solo una vena para empezar, esta la forma original del hombre. Al principio apenas perceptible, luego se engrosa y se desarrolla en la CHORDA DORSALIS (notocorda), esa hebra alrededor de la cual aparecerán dentro de poco los primeros segmentos. Y luego esta ranura se transforma en tubo, un palillo ahuecado. Las imágenes que vienen a la mente son: la vara de Moisés que se vuelve serpiente para desconcertar al faraón, el palo que hace surgir agua de las piedras, la vara de hierro con la cual sostenemos nuestra humanidad y que nos capacita para autodenominarnos un “yo”. En este momento, cuando el hombre ha pasado por la Caída, ha tenido que tomar esto sobre si -y pienso que debemos estar eternamente agradecidos por ello- en este momento, el primer acto del drama del desarrollo del ser humano llega a un final. Ahora -y retorno a la evolución terrestre- viene todo lo que ha de suceder durante la época lemúrica en conjunto con la Caída.

fig3

El continente de Lemuria perece en los catastróficos fuegos y una nueva Humanidad se desarrolla en el nuevo continente de Atlantis. La historia de las capas germinales es el 2º acto, pero ella es la historia de la transición de Lemuria a la Atlantida. Esto os da vuestras armas con respecto a la evolución del mundo.

Ahora debemos preguntarnos: ¿que son de hecho estas capas germinales? No está demasiado claro en la historia de la embriología cuando fue que surgió primeramente el término. Me inclino a pensar que el concepto está entre los que se le alegan a Ernst Haeckel. En su teoría gástrica, Haeckel trato de demostrar su concepción de como se desarrollaron las capas germinales en la historia de la Tierra. Permitidme contaros ya mismo que hoy por hoy la teoría gástrica, como todas las teorías, tiene muchos adherentes así como oponentes. De hecho no es más que más bien una hipótesis absurda del tipo de nociones que estaban muy en boga en el Siglo XIX. En su teoría gástrica, Haeckel dice cosas como estas: la gran pregunta, para él, así como lo sigue siendo hoy, era la siguiente: ¿cómo fue que en la evolución terrestre los organismos unicelulares se volvieron multicelulares?. Y él se imagino que se juntaron muchas células de tal manera que formaron una capa celular uniforme. Podemos estar seguros de que no es más que justamente una hipótesis que fue necesaria en aquel tiempo. Haeckel pensó que una gástrula se formaría en ese estadio, y que la gástrula es una forma que uno ve por doquier.

fig4

Al tener el intestino primitivo (archenteron) aquí y la capa cobertora externa aquí, tenemos ya dos capas germinales importantes, el ectodermo hacia fuera, y el primer intestino primitivo, el endodermo, hacia dentro. Esto nos da una idea de las dos capas germinales basicas. En el hombre, de todos modos, se desarrollan de una manera completamente diferente.

Hay una cosa que debo deciros, y es de lo más importante en este contexto: solo los animales superiores desarrollan membranas -esas membranas que forman el primer acto del mundo y  de la evolución humana. En los celentereos, en los invertebrados, las estructuras envolventes se desarrollan de un modo y forma bastante diferente. Pero las capas germinales, esos organizadores universales, son ubicables en todo el reino animal y en el hombre. Excepto por los organismos unicelulares -y realmente ellos no son animales sino una sombra proyectada en la pared, algo que devino a la existencia en un estadio bien tardío, como resultado de una deteriorización- no existen animales que no tengan ectodermo y endodermo. Esto es, tienen una parte externa, envolvente, abarcante, el ectodermo. Y no serian animales si una parte interna no cobrase figura dentro de esa parte externa, envolvente y abarcante. Por ello digo: el ectodermo es un elemento envolvente, pero no es una membrana, ni es piel, integumento -lo que fuere- lo que envuelve. Y lo envolvente desarrolla una capa interna hacia el interior, un elemento interno. En el momento de la transición del ectodermo en endodermo se desarrollan células que combinan el aspecto externo con el interno. En este punto emerge algo nuevo, un tercer elemento, de la polaridad de estos dos. Aquí dentro se desarrolla la tercera capa germinal, y este es el mesodermo. Estas son las tres capas germinales que se encuentran en casi -yo diría ciertamente- todos los animales, incluso las plantas-animales. El mesodermo puede ser visto como el niño que se desarrolla cuando el ectodermo y el endodermo se juntan. Si estuviera utilizando la terminología de la zoología moderna o de la psicología, debería decir: estas son las zonas erógenas, y de allí surge el mesodermo. Esto, por supuesto, es tomando en consideración cosas desde el punto de vista del animal, como lo hacen los embriólogos y los zoólogos modernos.

Pero considerad, podéis describir y por cierto definir todo lo que es animal al decir que consiste en ectodermo, mesodermo y endodermo. Este no es el caso del hombre, y porque no sucede así con el hombre, también es diferente en el caso de muchos animales superiores; no es tan simple, no como gusta repetir ad nauseam, en los libros de texto de embriología y zoología, tomando la línea primitiva propuesta por Haeckel. Por supuesto, la visión ortodoxa dice que los animales inferiores vinieron primero y que por esto las verdaderas circunstancias son más fácilmente explicables en peces, anfibios y reptiles.

En pos de entender lo que realmente sucedió en el mundo, han de ser tomados los siguientes pasos (diagramación, las explicaciones no son audibles en la cinta). Si recordáis las conferencias dadas por Rudolf Steiner en Diciembre de 1923, donde habló sobre los Misterios de Éfeso y describió el medioambiente de la Tierra antes de la Caída, era más o menos así: el mundo, es decir el mundo terrestre, era todavía bastante atmosférico, envuelto en una substancia densa que podríamos llamar leche, o proteína. Entonces la sílice llovía dentro de esta substancia. Y al momento en que la sílice entraba, comenzaba a crecer verdeante, luego desaparecía, verdeaba otra vez y volvía a desaparecer. Así fue como el mundo vegetal devino primeramente en existencia. Y si deseáis entender el verdadero trasfondo del amnión, entonces veréis ese estado siliceo-viridiscente de la existencia que ocurrió allí. Y luego se formaron asimismo substancias calcáreas, calcio vertiéndose como lluvia, condensando esta atmosfera láctea y proteica y formando los primeros grumos que podríamos llamar animales.

Ahora, si tomamos estas cosas que estamos viendo no como ayudas visuales en el sentido común y corriente, sino sabiendo ciertamente que así fue una vez el mundo, y el mundo era hombre, y el hombre era el mundo, entonces veréis como este estado de existencia condujo al desarrollo de la vena primitiva, de aquello que hemos llamado el “germen”. Ahora se produce aquí un cierto engrosamiento de la parte inferior del amnión  y también cierto engrosamiento de la superficie superior del saco vitelino. En el momento que esto ha sucedido, hemos alcanzado el final de la 3ra semana del desarrollo embrionario y finalmente podemos hablar de un endodermo en el embrión humano -y esta es la superficie superior del saco vitelino- y de un ectodermo -la cara inferior del amnión. Esto nos da la primer noción de cómo se desarrollan ectodermo y endodermo en el embrión humano. Es bastante diferente de lo que ocurre cuando allí hay una gástrula. La gástrula es un pálido reflejo de esto. Aquí el aspecto externo es desarrollado desde el elemento pseudo-vegetal viridiscente, y el endodermo se desarrolla del saco vitelino, como una ola pujante, substancia uniéndose en condensación. Y allí dentro se desarrolla el mesodermo, este mesodermo que no es nada más que todo lo que está tomando figura en conjunto con el notocordio. Así que aquí tenemos al ectodermo, aquí al endodermo, aquí al mesodermo y aquí a la mesenquima, que es todo lo que toma figura dentro del corion. Esto nos da ahora cuatro capas germinales primarias.

fig5.png

La substancia que estaba a disposición en el inicio del desarrollo embrionario era el MESOFILO. El mesofilo es la substancia común, básica. De esta substancia básica se sugiere el desarrollo de formas, las membranas. Y es solamente cuando las formas han sido encontradas, cuando se han desarrollado del mesofilo en lo que sería un momento de pausa -todo esta aun fluyendo, todavía generalizado- que se desarrolla la sangre, sangre blanca, roja, sangre universal, receptáculos sanguíneos, circulación. Es vida en ciernes la que se está desarrollando aquí. Y mucho de esta vida en ciernes resta en nosotros. Por ejemplo la circulación sanguínea, la sangre que se forma en nosotros, en la medula ósea, que portamos con nosotros como HIALOPLASMA, todo esto aun desarrolla mesenquima. Cuando las heridas son interrumpidas, la mesenquima se dirige a ellas en forma de millones de representantes, por la simple razón de que aun contiene fuerzas primarias, originales. Posee estos poderes porque ha permanecido generalizada y no ha sido aun especializada. Conformada como mesofilo en el principio, se desarrollan amnión, saco vitelino, cavidad primitiva y vena primitiva. Y los embriólogos premuran de algún modo cuando aplican el termino de capa germinal, ya que esto todavía es mesofilo general, con todas las posibilidades de desarrollo inherentes en el hasta el momento en que ingresa el Yo.

En ese momento, ectodermo, endodermo y mesodermo surgen en ciertos puntos -el por qué esta aun por descubrirse- y el mesofilo resta como una madre que ha dado a luz a tres niños. ¿Que se desarrolla de esos organizadores primarios, del ectodermo, endodermo y mesodermo?. Del ectodermo deriva la piel, pero también la parte más amplia de los órganos sensorios, y luego a través de los órganos sensorios, el sistema nervioso completo. Así que podemos decir que la cubierta del cuerpo, la organización sensoria y la organización nerviosa entera deriva del organizador primario ectodermo. Del endodermo deriva todo lo conectado con la digestión; no estoy diciendo con el metabolismo. Todo lo conectado con la digestión, de la boca al ano -el intestino entero- está formado desde el endodermo. Boca, paladar, dientes, esófago, estomago, intestinos y ano. En adición, muchas de las glándulas digestivas, por ejemplo el páncreas, el hígado, y -pero este es un caso muy especial- los pulmones. Estaríais en la pista equivocada, por lo tanto, si pensáis que el sistema inferior del hombre trimembrado, el sistema metabólico, deriva del endodermo. Eso sería una simplificación y esto no está permitido. Se puede decir que del mesodermo deriva todo lo que resta. Del mesodermo deriva el conjunto del esqueleto, el conjunto del sistema muscular, todos los tendones, las articulaciones, todos los receptáculos sanguíneos. El mesodermo hace también surgir al conjunto del sistema renal, al conjunto del sistema sexual. Pensad luego en la enorme tarea dada al mesodermo. Y lo que queda es el mesofilo. Este forma todo lo que es nuevo en nosotros, todo lo que fluye: linfa y sangre, formación linfática y formación sanguínea. Se está lejos de tener en claro y establecido de donde derivan la linfa y los nódulos linfaticos, si del mesodermo o del mesofilo, me pregunto yo si todo esto no surge conjuntamente con el mesofilo.

Pero imaginad todo esto: aquí tenemos uno más tres capas germinales. El ectodermo, el endodermo y el mesodermo -estas pueden ser llamadas como las tres CAPAS GERMINALES SINOPTICAS.Y luego resta un aspecto generalizado, y este es el mesofilo. Esto correspondería -no directamente pero más o menos- al Evangelio de San Juan, ya que es el único que apunta al origen  de la Palabra en el Mundo. Y ahora considerad el hecho de que el hombre está destinado a volverse un ser ternario. Que esto haya sido establecido en nuestro propio tiempo, por Rudolf Steiner, es uno de los grandes misterios en la evolución humana. Hasta aquí no se había puesto atención en ello. La gente no lo veía de este modo. Solo un concepto mitológico del mismo existía previamente. Ahora se ha vuelto accesible a la ciencia el hecho de que el hombre consiste en un sistema nervioso y sensorio, un sistema rítmico, y un sistema metabólico y de extremidades. Es una de las más tremendas formulaciones científicas no solo de nuestro siglo, sino de todos los tiempos.

Con respecto a los puntos que hemos estado considerando, puede ser dicho lo siguiente: el sistema de nervios y sentidos deriva indudablemente del ectodermo. El ectodermo puede ser visto como el gran organizador de la piel, órganos sensorios y nervios. El detalle  de esto será discutido mas tarde. Puede decirse que el sistema de extremidades y metabólico deriva de una fuente endo-mesodermal. Y el sistema rítmico posee receptáculos sanguíneos, arterias y pulmones, así que deriva de una fuente meso-endodermal. Ahora debemos aferrarnos a esto. Debemos aferrarnos a esto porque debemos evitar cualquier simplificación, cualquier noción de que ya lo tenemos, que esta es la estructura ternaria y que aquí están los tres desarrollos correspondientes. No, esto no es cierto, y no es cierto porque las tres capas germinales aun nos recuerdan a lo que una vez fueron los pensamientos de los Dioses cuando en el principio, tenían el deseo de crear. En ese momento la noción de una imagen del hombre trimembrada, exactamente diferenciada. Para el pensar de los Dioses era creación porque estaba pleno del poder de la voluntad. Y creación era pensar, porque estaba plena de la luz de los pensamientos divinos.; todo esto cambio. Cambió porque ocurrió la Caida. Gracias a la Caida, meso-endodermo y endo-mesodermo han de ser desarrollados. Esto conduce a una clara división entre la organización de sentidos, nervios y piel por un lado, y la organización corporal por otra.

Amigos, si no observamos estas cosas, si no descubrimos desde estas variaciones lo que ha sido en el pasado, entonces nunca obtendremos una imagen clara  de la naturaleza del hombre en la Tierra. Ya que no somos solamente hombres trimembrados, sino que también somos bimembrados. Somos bimembrados porque ciertamente tenemos una cabeza, y esta cabeza no es otra cosa que la metamorfosis completa de todo el conjunto de la organización corporal. Todo lo que tenemos aquí, concentrado, compactado, redondeado, lo tenemos también aquí, conformado y en forma bimembrada. La trimembración se inserta a si misma dentro de esta dualidad. Y porque la trimembración se inserta a sí misma en la dualidad, este meso-endodermo se convierte en el portador del la voluntad, el endo-mesodermo en el portador del sentir, y el ectodermo en el portador del pensar. Entonces surge el hombre.

Si fuésemos a fundar una universidad donde se enseñase desde nuestro punto de vista -y quizás estos seminarios de fin de semana son puntos germinativos de algo que ha por venir- entonces la embriología ha de volverse una de las asignaturas principales para el estudio general del hombre. Por supuesto, no debería ser enseñado por especialistas en embriología, sino demostrado por los mismos embriones; ellos saben de lo que se trata todo esto, esta maravillosa triplicidad. Y habiendo escuchado, uno podría decir, todo esto -y por cierto, esto no es más que un primer escuchar- podemos cuestionar la pregunta: ¿Qué son de hecho las capas germinales? Es realmente lamentable ver como los mayores especialistas sufren por estultifaccion general, creyendo que el ectodermo, por ejemplo, se desarrolla gracias a la proliferación celular. Por esta proliferación, estas células se deben juntar, formando la ranura y luego el tubo neural. Y de repente -como, no se sabe muy bien- esta estructura comienza a pensar. Crudamente expuesto, esto es lo que la ciencia quiere que creamos actualmente. Si uno dice algo diferente, uno es un romántico. Pero justamente tratemos de visualizar como, en este embrión, en la tercera semana, los organizadores primarios comienzan a tomar figura, y de ellos se desarrolla el sistema sensorio y nervioso, la piel, el intestino, glándulas, pulmones, músculos, nervios, toda la sangre.

¿Qué tenemos allí? Nada, queridos amigos, más que los cuatro que han sido los organizadores originales de todo el desarrollo de la Humanidad. Sabéis, los egipcios lo sabían también, y ellos lo representaron. Ya que este es el AGUILA, este es el LEON, este es el TORO, reluciendo abajo desde arriba como los principios formativos de los cuatro arquetipos del Hombre, los cuales fueron luego reunidos en la ESFINGE.Y la esfinge ha de ser vista como la imagen exaltada de las cuatro capas germinales, ya que el rostro que se ve en la esfinge es el rostro del hombre. Introduciéndose desde los Cielos, irradiando, dando forma y figura, están las fuerzas del Águila. Desde estas fuerzas se desarrolla la piel, plumas, escamas, órganos sensorios, ojos y oídos, y también el sistema nervioso, todo esto es el Águila en nosotros. Desde el polo opuesto actúa la fuerza del Toro, conduciendo a todo lo que es digestión. Se desarrolla la digestión, intestino, hígado y también los pulmones, ya que el pulmón se monta en la calidad animal y ocupa el sistema rítmico, porque la Tierra se ha vuelto demasiado rígida. Luego aparece el león y permea rítmicamente, perceptivamente, dando forma y figura: huesos, músculos, el sistema sanguíneo. Al mismo tiempo, el  Leon es el portador de la continuidad de la vida, del sistema sexual. Los detalles de estos desarrollos serán discutidos mas tarde.

Fig. 6
PENSAR       SISTEMA N-S                        ÁGUILA            ECTODERMO
SENTIR         SIST. RITMICO                      LEON             MESO-ENDODERMO
VOLICION    SIST. METABÓLICO             TORO              ENDO-MESODERMO

DISCUSION:

Surge la cuestión de la herencia

Dr.König: ¿Qué representa la herencia en todo este proceso de desarrollo que estoy tratando de describiros hoy como también en la última ocasión?. Hasta ahora no nos hemos cruzado con el término HERENCIA en absoluto. Ya que sería monstruoso negar simplemente la existencia  de la herencia porque sucede que a uno no le va. Sabemos perfectamente que la herencia existe; ¿pero adonde corresponde la herencia, y la espiral molecular, el descubrimiento que conjuntamente con los cromosomas, ha sido un golpe de genio, tiene algo que ver con la herencia?. Ya que es una opinión preconcebida, una con cierta justificacion, decir que el secreto de la herencia se halla oculto dentro del núcleo de la célula y que al haber captado esto, hemos casi resuelto el misterio.

Veréis, tengo la impresión que la herencia como proceso ha de ser tomado separadamente de lo que sea que actúa dentro de los cromosomas. Lo que quiero decir es esto: durante los últimos cuarenta años la embriología experimental (y justamente mas aquí en Freiburg) ha develado algo que yo considero de la mayor importancia: sin importar cuando dos tejidos o substancias, contenidos del embrión, se ponen en contacto entre sí, se influencian entre sí. Por ejemplo, el rostro deviene del ectodermo. Cuando la copa óptica toca la pared externa desde dentro, el efecto inmediato es que el ectodermo invagina, se cierra y forma una nariz, como mirando interiormente hacia la copa óptica. Veis, este es tan solo un ejemplo de lo que sucede todo el tiempo y por todo el embrión, patológica y normalmente. Podéis producir cualquier cosa implantando algo en ciertos puntos, sobre ciertos centros de organización. Podéis obtener nervios que crezcan como un brazo con tan solo situar el brazo contra un nervio, o incluso, en el caso de las yemas de las extremidades, hacer crecer una pierna de la yema de un brazo, si lo implantáis en el punto correcto. Pero cuando ya esta logrado el brazo, cuando el desarrollo ha llegado lo suficientemente lejos como para ser un brazo, entonces este nervio que normalmente mueve a la pierna, moverá el brazo como si fuese un brazo. Así podéis inducir cualquier cosa. Ha sido probado experimentalmente en ratones.

Ahora consideremos esto. Ya que veréis, en mi opinión, todo esto no tiene nada que ver con la herencia, sino que tiene todo que ver con la estructura formatriz de los cromosomas. Los cromosomas son osciladores sensibles; es su función transmitir la impulsión formatriz en la conformación de varias partes del embrión. Esto significa que las células de la mesenquima, digamos, contienen todas las posibilidades dentro de un sistema codificado. Al momento en que, para dar un ejemplo, estas células mesenquimales se vuelven células mesodérmicas, el código general se reduce, se torna especializado para el mesodermo, así como lo hace para el ectodermo o el endodermo; pero todavía posee todas las `posibilidades del organizador el cual, en el caso del ectodermo, puede volverse sentidos, nervios, piel, etc. Ahora, si algo anda mal con la codificación, digamos que un nervio no es enlazado con el miembro que se pretendía, sino con otro, entonces toda la cosa se re-codifica se vuelve a generalizar, y luego se especializa una vez más. Este es el único camino que yo puedo ver hasta el presente. La herencia en si no se encuentra dentro de los cromosomas. Perdonadme que suene tan dogmatico sobre esto. La herencia no es nada más que la substancia capacitada para el desarrollo del embrión por parte de los padres. Yo porto conmigo la substancia de mi padre y de mi madre. Con esto tenemos ya algo que enlaza e influencia mi parte propia, individual en esta corriente, una corriente que en sí misma es solamente substancia, es decir que algo que me ata a la raza, a la familia, a mi condición me sobreviene, ensombreciendo mi propia individualidad. Y los cromosomas son reguladores que asisten a la evolución del mundo y por lo tanto, forman al germen humano corporeamente. Aqui tenemos un primer punto de inicio para llegar a clarificar estas cosas.

ES HECHO OTRO APORTE A ESTA DISCUSION:

Tras lo que habéis estado diciendo, ciertamente es extraño considerar como todos los fenómenos a los que nos confrontamos en la embriología moderna son de hecho tales, que ellos deberían hacernos pensar dinámica y funcionalmente. Una cosa influencia a la otra y viceversa. Suficientemente extraño es que la mayoría de los biólogos están atascados en la pura mecanización y en el modo de pensar racionalista. Yo lo expresaría así, que en términos matemáticos su pensamiento está atado a un sistema limitado por reglas geométricas. En pos de obtener  el verdadero cuadro de los hechos al confrontarlos, ellos deberían abrirse paso hacia una forma matemática mas alta, funcional, un campo en donde los fenómenos pueden encontrar su verdadera interpretación.

Ahora quería volver a la trimembración  del hombre. El modo en que lo habéis expresado, nos confronta realmente no solo con la base  del diagnostico racional de las enfermedades -enfermedades que vemos solamente como un resultado final que es extremadamente complicado por su interacción entre alma y cuerpo- sino que también para una terapia racional. Es necesario retroceder suficientemente  lejos, realmente atrás en la embriología, en pos de comprender por qué un riñón, por qué un hígado se comportara tras 30 o 40 años de este y del otro modo. Ya hemos visto esto, para empezar, que el hombre también es un ser bimembrado, y como se desarrolla gradualmente la polaridad entre ectodermo y endodermo -dos principios tremendamente dinámicos. Uno es el cosmos de cuarzo, formándose en el proceso cuarcítico como el impulso ectodérmico, personificado en el principio del cuarzo, podríamos decir. El otro en el endodérmico, el proceso endodérmico anabólico del calcio. Así que uno seria mas  el principio del Águila, y el otro el principio del Toro. Aquí tenemos la base de dos grupos de enfermedades que más tarde serán polarmente opuestas. Uno, proviniendo del tiempo prenatal y portando al impulso ectodérmico sensorio y nervioso hasta el momento post nacimiento -un impulso formativo muy fuerte. O, para expresarlo más exactamente: en el hombre diurno, como un ser egoico, endureciendo, conduce procesos que llaman al hombre a la vigilia, está en oposición a los procesos anabólicos de la plata que empuja a la consciencia del hombre al sueño. Si la salud ha de ser mantenida, estos impulsos ectodérmicos no deben irrumpir en los procesos endo-mesodérmicos; ellos se encuentran, digamos, en la región respiratoria media. Por un lado tenemos un grupo entero de enfermedades que conducen a la vigilia excesiva, artritis, esclerosis, si estos procesos aumentan demasiado poderosamente. Por el otro lado tenemos al grupo que abarca desde las inflamaciones hasta la tuberculosis. Ahora, sin importar si el superior, plomo-cuarzo o impulso ectodérmico se abre paso a través del patrón de substancia apropiado para el momento -y también para el estadio de conciencia, a través de esa región mesodérmica, respiratoria, media, entonces genera carcinoma o manía, según Steiner. Estas dos enfermedades están fuera del desarrollo normal, como hemos visto en nuestro estudio de embriología. Esto aplica tanto a su aspecto estructural, substancial como al estado de consciencia. Con la una, la gente está muy vastamente despierta, muy “dura” en su substancia; con la otra, demasiado dormidas y demasiado “blandas” en su substancia. El aspecto espiritual adjunto a la substancia queda exprimido. La persona sufre ilusiones, incluso alucinaciones del tipo maniaco. Los psicólogos tendrán que comprender estas conexiones si realmente desean ayudar en la curación de las almas humanas. Y esta comprensión conducirá a una terapia racional.

Entre los dos polos descritos anteriormente, tiene su existencia la respiración, o el sistema rítmico. En el presente, los pulmones están considerados consecuentemente como los órganos respiratorios por excelencia. Pero el esquema dado recién demuestra bastante claramente que no puede ser así, o al menos no solamente así. Respira aire, pero han de ser vistos como pertenecientes a la esfera de la nutrición. Esto es obvio desde muchas observaciones clínicas, y también desde la fisiología, bien abajo en la estructura anatómica, los VASOS DE RAMIFICACION. El hígado, el riñón y la cabeza también respiran, si bien no en un modo perceptible a nuestros sentidos, si lo hacen en la percepción sensoria. Con respecto a esto, pertenecen a la esfera del  León. A través de las diferencias en su estructura espiritual y substancial -modificado por el verdadero elemento individual- ellos proveen la base de nuestras variadas cualidades emocionales. Ésta es la esfera en donde los dos polos que se mencionaron, se encuentran. Desde el inicio de la bimembración en “Adán y Eva”, como Ud. nos ha mostrado bellamente, tenemos a las dos tendencias polares hacia la enfermedad. Y esto puede verse ya en la embriología. Y cuando se considera la sección media, que luego se convertirá en la columna vertebral, etc., se puede justamente comenzar a obtener una primera comprensión acerca de como todos estos elementos se superponen y al mismo tiempo portan la marca de lo individual, cuando estamos cara a cara con el paciente. Y uno debería estar preparado para recibir impulsos terapéuticos desde tal acercamiento.

Dr.König: ciertamente si, considero  importantísimo que estas cosas sean destacadas. No deberían quedar suspendidas en un vacio, sino que provean la base para una visión médica y humana. Esto es lo que importa. Seria excelente si pudiéramos tener otras contribuciones sobre esto. Este es el único camino de justificar lo que hasta aquí ha sido solo una descripción esquemática.

UN ORADOR: yo quisiera hacer mención de que hay libros de texto medicinales que citan órganos individuales ya dentro de la 3er semana.

Dr.König: eso es bien erróneo, han de ser libros viejos. En los estadios tempranos del desarrollo, como he mostrado, el corazón se desarrolla en el exterior, pero aun no es un corazón. Después del 13avo día, tiene lugar un tremendo crecimiento, y eso que ha estado naturalmente lado a lado, luego es uno dentro del otro. Aquí tenemos el comienzo del segundo acto con una increíble diversidad. El libro sobre embriología de Starck brinda una descripción exacta, este es el que debería leer. Es el mejor libro sobre embriología que tenemos en el presente. Muy mecanistico, pero muy exacto también.

UN ORADOR: volviendo al desarrollo de los animales -en el momento en que aquí está el endodermo, obtenemos la polaridad dentro-fuera. La conclusión a sacar  debería ser que para que los animales desarrollen una continuación de este aspecto deben tener también una vida interior; de alguna manera, tenuemente o de alguna forma u otra debe de haber vida interior. Ahora quisiera saber cómo procede este desarrollo en relación a los órganos. Que órganos se desarrollan en que animales en el momento en que emerge un endodermo. Donde quiero llegar es a esto: seres que poseen un riñón han de ser seres sensibles, ya que el riñón es el órgano a través del cual algo sensible puede emerger del común de lo que es meramente vida como tal. Es del mayor interés como, cara a cara con personas con una enfermedad renal, por ejemplo, uno encuentra que muestran una marcada hipersensibilidad en el momento en que el proceso superior del riñón, el elemento formatriz más fuerte, prepondera. Nerviosismo, se le llama, es decir que gente tal está demasiado despierta, perciben todo y más tarde el resultado es alta presión sanguínea. Por el otro lado están aquellos que permanecen con sus riñones demasiado en el elemento puramente vital, ellos no lo transforman en esfera sensible, justamente porque están enfermos. Todo lo que va en dirección de una posible infección del riñón, en tanto, presentara por consiguiente siempre la dificultad de cómo salir de de esa esfera fluida hacia algo que sea un sentir verdadero. Esa gente permanece en ella, dormida. Lo que quisiera saber es  ¿cuando surge el riñón del desarrollo animal, de lo que es tan solo mera vida, como algo que es sensible?

Dr.König: el riñón, déjeme decirlo directamente, es quizás  un órgano particularmente complicado, como lo sabemos del estudio sobre animales. Quisiera apuntar tan solo a esto. Esta es una pregunta importante, y debo pedirle que no equipare riñón con riñón. Como sabe, el hombre posee un PRONEFROS que cambia en un MESONEFROS y finalmente se transforma  en lo que llamamos nuestro riñón, el METANEFROS. En realidad, todo es riñón -pronefros, mesonefros y metanefros- todo comienza a desarrollarse en la cabeza del ser humano. A la altura del oído, del cuello, desarrolla  túbulos muy pequeños que están interconectados (no puedo darle detalles exactos; los que son fisiólogos no lo recordaran mas, y los demás no lo sé). Los túbulos están conectados con el COELOM y asimilan substancia residual del coelom. Pero esto se puede encontrar solo en el embrion, en ningún otro lado, y más tarde el mesonefros desciende y finalmente se transforma en el riñón que conocemos como tal.

Así que tenemos un proceso que va desde arriba hacia abajo. Luego, toda la estructura del mesonefros se vuelve parte del sistema reproductivo, pero nuevamente, menciono esto tan solo de pasada; sería demasiado complicado entrar en detalles.

fig7

Pero todo esto es el riñón, y en el comienzo -y en los animales inferiores hacia el final- el riñón es un pequeño sistema de minúsculos túbulos continuamente repetidos con algún tipo de órgano terminal que absorbe y elimina. ¿Ud. Conoce a los zoofitos, los pólipos y las medusas?, no tienen riñón en absoluto. Consisten solo de endodermo y ectodermo. Permítame diagramarselo, porque es de tremendo interes, y podría incluso inducirlo a que haga un curso de zoología y todo.

Fíjese, estos son los pólipos; todavía son sésiles y tienen tentáculos, así ( Fig.8) y dentro esta el intestino o endodermo. Algunas veces, pero no siempre, se desarrollan yemas sexuales y se desprenden. Una flor o un fruto, como quiera, se desprende. Esto nunca se desarrollara en un pólipo. Un pólipo se desarrolla solo aquí, por frotación, desprendiéndose a si mismo del progenitor, y luego estableciéndose aquí. Pero una vez que la fruta se desarrolla, todo esto se muere. Y aquí, una primera sensación del sistema sensorio se desarrolla, y un sistema digestivo. Allí  (b) tenemos mucho mas endodermo, y aquí (a) mucho mas ectodermo, y así uno posee formación de la cabeza y el otro no. Es una de las más bellas imágenes que uno pueda utilizar. Hasta ahora no hay riñón, pero en el momento en que algo nuevo se pone en acción, aquí en el aguijón, empieza a moverse a su propio ritmo por primera vez. Los pólipos no hacen esto, son sésiles las medusas son movidas desde fuera (c), como el polvillo es movido desde fuera. Pero aquí comienza a moverse. ¿Y como se mueve?. Se mueve con ayuda del ” sistema de receptáculos acuosos”. Y el sistema de receptáculos acuosos es una imagen de la vida interior del hombre. Para expresarlo con claridad, significa: alli, donde me muevo, tengo una vida interior. Y movimiento, riñón y vida interior corresponden juntos.

fig8

No hay riñón si no hay movimiento. Y allí no hay movimiento si no hay riñón y esto, por supuesto, es exteriorización. Si tengo una vida interior, la exteriorizo, la expreso, y lo hago en cualquier forma de actividad motora. Y eso que cobra expresión -ya que es catabolismo- eso esta funcionando. Así es como es. Este es al punto que uno debe mirar, para poder llegar abajo primeramente hasta la raíz, podría decirse, que es tan importante. Partiendo de aquí, todos los animales tienen riñones, sistemas de receptáculos acuosos, etc. Pero están lejos de tener riñones como los nuestros. Solo aparecen gradualmente en los mamíferos superiores.

UN ORADOR: si como lego se me permite preguntar: ¿podría darnos un esbozo de cómo se desarrolla el germen en las plantas, como para redondear el cuadro?

Dr.König: me temo que podría llevar a la confusion, porque tiene tantos aspectos, que uno no seria suficiente. Llevaria una hora entera explicarlo. Se debería dejar en claro que no hay germen ni ovulo, sino algo bien diferente.

UN ORADOR: quisiera preguntar lo siguiente: este cuadro de cómo se desarrolla el riñón, le da a uno una base de la cual comenzar un numero de cosas. La imagen del riñón, este órgano que en el hombre desciende de arriba hacia abajo. Y en el campo del masaje y en varios síntomas de enfermedad, por supuesto, tenemos aquellas zonas aquí arriba en el cuello donde “encontramos”  a los riñones nuevamente. Ahora sería muy interesante obtener una imagen pictórica  del pulmon, por ejemplo, ascendiendo de abajo hacia arriba. ¿Cómo se ve esto?.

Dr.König: puedo brindarlo tan solo brevemente, porque lo discutiremos mañana por la mañana. Debería darle un esbozo de esto, porque entonces mañana tendré más tiempo para otras cosas.

Vera, ni siquiera tengo que dibujarlo. El pulmón sube hasta la zona media porque en el hombre, y en conexión con esto también en los animales superiores, especialmente en los más altos, quiero decir en los mamíferos, si bien no en todos los mamíferos, se desarrolla un DIAFRAGMA, un diafragma que separa el abdomen del tórax. En la mayoría de los vertebrados el tronco, esto es el tórax y el abdomen, forman una sola cosa. Los pulmones se amplían todo hacia abajo, los riñones todo hacia arriba, puede ser de un modo o de otro, el corazón está aquí arriba, y solamente en el momento, en el momento cósmico, cuando se desarrolla el diafragma, el corazón desciende, es rodeado por los pulmones, y los riñones quedan allí debajo. No piense que el pulmón asciende. No, el pulmón no puede volver porque el riñón desciende, esta es la razón. Y si Ud. recuerda el desarrollo embrionario del riñón, como la uretra surge de la vejiga y se aferra al metanefros. Esto le hará ver de repente lo que significa que pro -y mesonefros se desarrollen en metanefros; el metanefros se mantiene firme y el mesonefros se desprende y se vuelve parte del sistema sexual masculino. Todo esto es dramático. Nuevamente tiene algo que debe caer, y el pulmón es el contra-impulso a la Caída de LUCIFER; esto es. Uno debe saber estas cosas si pretende entender estos procesos, y este todo escrito en este drama. Lo que le he contado es justamente es parte del 3er acto. Ya que sucede más tarde, durante la época atlante tardía ahora siento que con este cuadro debemos llegar al final.

 

Conferencia III. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo

Amigos, las cosas que estamos discutiendo han de llegar a una conclusión temporal esta mañana. Y quisiera enfatizar la palabra temporal, porque yo veo todo esto sólo como un inicio y espero que sea continuado de alguna forma y en algún momento por un grupo como este. Os habréis dado cuenta que cada cosa que he intentado describir ha sido solamente un intento, y lo que tengo para contaros esta mañana será más que un simple intento, mucho mas de hecho.

Quizás me permitiréis contaros algo personal sobre esto, porque suele ser tradición -antes de que fuera incorporado algo a la ciencia de finales del Siglo XIX- que el investigador, el hombre en busca de conocimiento, siempre escribía debajo algo de su propia cosecha cuando publicaba alguna cosa. Leed a Carl Ernst von Baer, leed a Carl Gustav Carus y a todos aquellos grandes hombres, y veréis que ellos siempre agregaban algo sobre sí mismos.

Se cumplen cuarenta años desde que comencé a ocuparme del tema de la ley biogenética y su relación con el desarrollo precoz del embrión. En aquellos días yo era un asistente al Instituto de Embriología en Viena. Creedme, este tema siempre desaparecía por los subsuelos, volvía y luego desaparecía otra vez. Pero una cosa se me ha vuelto clara en estos cuarenta años y quiero que vosotros la entendáis, particularmente los amigos más jóvenes y colegas. No penséis por favor que existe solamente una interpretación; siempre hay numerosas interpretaciones. Y si hoy he de mostraros una y luego insinuaros otra, incluso una tercera, ello no significa que una sea mejor que la otra, y la segunda peor que la tercera. Todo depende enteramente del punto de vista desde el cual uno mire las cosas.

Aun mas, en el trato con formas orgánicas, no se debe jamás olvidar del descubrimiento fundamental hecho al comienzo de este siglo en Praga. Primero en filosofía, luego llevado a la psicología; aun subsiste hoy día pese a no ser tomada suficientemente en serio como debiera -la teoría de la Forma (Gestalt)-.

Básicamente no es para nada una teoría, sino simplemente la multiplicidad del yo humano que puede ver los fenómenos de dos, tres, cuatro, cinco vías diferentes, dependiendo del trasfondo sobre el cual los vea.

Yo puedo ver los fenómenos desde el punto de vista de la génesis humana, puedo verlos desde el punto de vista de la evolución mundial, puedo verlos desde el punto de vista de que son un cuerpo físico, uno etéreo, uno astral y un Yo. En el embrión que se desarrolla vemos imágenes cósmicas que no pueden ser inmovilizadas. Debemos aprender a mirar imaginativamente, lo que no significa dar rienda suelta a la fantasía, sino mirar hasta que, de repente uno empieza a oír, a percibir, desde la forma y la estructura que es lo que la “Gestalt” tiene que decir, que cantar, que contar. Y es entonces cuando no pueden darse disputas. Pensad tan solo, que maravilloso!. Ya que si otro dice: “bueno, sí, pero yo lo veo diferente”, ahora seremos capaces de decir: “maravilloso, me quito el sombrero puesto que no soy yo quien está en lo cierto, ni tampoco tu, sino que el mundo es tan vasto y la consciencia humana tan estrecha que en uno de nosotros, o en el otro, en un tercero y un cuarto, surgen muchos, muchos acercamientos diferentes frente a la interpretación.

Estas no son diferentes posibilidades, sino las diferentes formas que toma el elemento imaginativo en uno u el otro de nosotros. Es de lo más lamentable que entre aquellos que se autodenominan seguidores de Rudolf Steiner uno aun continua cruzándose con gente que simplemente cree que han alcanzado el único dogma verdadero, y que aquel que no haya acogido tal dogma es de hecho un necio. No vale la pena siquiera hablar con él. Bueno, esto es simplemente estúpido, porque va en contra de todo aquello que Rudolf Steiner quería de nosotros, que no consistía en repetir lo que él nos dijo, sino recrearlo, darle vida nueva, fuera de los poderes de nuestro propio yo, fuera de nuestra propia individualidad. Cualquiera que no haya reunido el coraje para hacerlo, no debería atreverse jamás a llamarse a sí mismo un seguidor de Rudolf Steiner. Perdonadme por la disertación, pero es de tremenda importancia, particularmente con respecto a la embriología.

La noche pasada, y bastante deliberadamente hacia el anochecer, os estuve mostrando como el desarrollo se estaba desplazando hacia el 17mo día y las cuatro membranas: el corion, el amnión, el alantoides y el saco vitelino. Esto fue de hecho una abstracción teológica. Pero siempre se ha de empezar por algún lado.

Yo dije, y vosotros me habéis creído, que primero que todo deben desarrollarse los cuatro órganos envoltorios, para crear un lugar habitable para el cuerpo físico, el etéreo, el astral y la organización del yo que están descendiendo. Y así es que deje todas las demás cosas de lado y fui directo a mi objetivo, el 17mo día.

Entretanto algo me ha llamado la atención sobre ese 17mo día. He sabido esto por largo tiempo, pero recién lo he vuelto a considerar. En el 7mo capítulo del Libro de Moisés (y luego leeré algo del capítulo 8vo) encontramos una marcada referencia sobre el 17mo día: ” en el año seiscientos de la vida de Noé, en el segundo mes, en el 17mo día del mes, el mismo día en que las fuentes del gran fondo se rompieron, y las ventanas del cielo fueron abiertas”. Y en el 8vo capítulo, luego de que el diluvio hubo pasado, leemos: “y el arca se poso en el 7mo mes, en el 17mo día del mes, sobre las montañas de Ararat”.

Dos veces se nos trae abruptamente a la consciencia el 17mo día, y esto es de gran importancia. Nuevamente, no sé por qué tiene que ser el día 17mo, pero si Moisés da este número en la Biblia, debe significar que este día 17 tenia probablemente gran significado en los antiguos misterios (desafortunadamente no tenemos la oportunidad de preguntarle a Rudolf Steiner hoy). Oh, y antes de que me olvide, oiremos algo más sobre el 17mo día  en esta discusión, algo que puede ser de lo más oportuno para nuestra penetración en una configuración como esta, del 17mo día.

El cuadro abstracto que os he presentado, amigos, debe ser llamado una abstracción porque se refiere solo a un aspecto, a la ontogénesis, la cual está muy en el primer plano. Lo que nos interesaba era lo que sucedía hasta el día 17, el día en el cual el yo, el cuerpo astral y el etéreo descienden, siguiendo al germen espiritual que descendió antes que ellos. El germen físico y el germen espiritual han producido en mutua interacción la cuádruple estructura envoltoria. Ahora, el ser eterno del hombre con sus envolturas suprasensibles se introduce en ellas, las llena, primero el aspecto etéreo habitando el amnión -esto cambia enseguida- el cuerpo astral viviendo en el punto donde está amarrado el alantoides, y el aspecto egóico entrando en el corion, para empezar, actuando solo desde la periferia. Todo alrededor del trofoblasto está elaborando activamente su camino hacia el tejido materno. Aquí os estoy tratando de dar cuadros de esta ontogénesis. Pero yo solo estoy describiendo el primer plano. Todo esto, amigos, si la ley biogenética es cierta, todo esto es al mismo tiempo una recapitulación de lo que ha sucedido antes. Si dejamos de mirar a la estructura en desarrollo desde el punto de vista de la ontogénesis, sino que la consideramos desde la luz de la filogénesis, entonces ese amnión, ese saco vitelino, alantoides, mesodermo  extra embrional y corion se tornan algo bastante diferente. Puedo decir esto ahora porque es lo que hemos aprendido ayer.

Ya veis, no hay solamente una forma desarrollándose obedeciendo las leyes de la ontogénesis. Si nuestro modo de pensar es el correcto, y también en referencia a la historia pasada del mundo, entonces el Hombre Original mismo, si se puede decir de este modo, debe hacérsenos presente. Podríamos preguntarnos ¿a que semejaba este hombre original?. Permitámonos dejar esta imagen del hombre original como una pregunta abierta por ahora, y ante todo tratemos  de darle vida a la abstracción de las cuatro membranas: a partir del momento en que ellas se desarrollan y toman forma, todas esas membranas u órganos envoltorios están repletas y rodeadas de sangre. Si vosotros me preguntaseis como se desarrolla esa sangre, debería decir que de todo tipo de maneras. Veréis, el hecho de que en el ser humano adulto, y en el niño prontamente luego del nacimiento, la sangre se forma casi sin excepción de la médula ósea, es una condición final.

Fundamentalmente, incluso aquello que toma forma como hombre original se desarrolla de por si por el proceso de la formación sanguínea. Si estáis por preguntar: ¿pero qué parte de la sangre se genera primero?

Yo debería decir: todo -corpúsculos sanguíneos, capilares y receptáculos sanguíneos, suero sanguíneo- es indistinguible. Todo está todavía tan vivo, tan en el estadio formativo, todavía en aras, hinchándose, brotando, disparando de tal modo que los receptáculos sanguíneos son transformados en corpúsculos, corpúsculos en suero sanguíneo, suero sanguíneo en corpúsculos sanguíneos, suero en receptáculos -un cambio constante, tomando nueva figura y forma. En este estado cada parte aun  tiene la función de formación sanguínea. Ya en el periodo embrional, el hígado, las meninges cerebrales, todo tipo de órganos están formando células sanguíneas, porque se puede decir que ellos mismos se han desarrollado de la sangre. Solamente que habréis de pensar sobre la sangre que os menciono como una substancia material, orgánica; es la fuerza de la sangre la que está trabajando aquí. Y desde la sangre, el corion y todo lo demás que deviene, podría decirse que coagula, e incluso lo que lleva luego su actividad directa hacia el tejido materno, el trofoblasto, amigos, no es otra cosa que la fuerza de la sangre.

Permitámonos visualizar otra vez como empezó todo (Fig. 9).Tenemos al ovulo que se había dividido en  un numero de células. Recordáis, 11 + 1,55 + 5, etc. A este estado lo llamamos mórula, refiriéndonos a Saturno, y ahora podemos decir: “en el principio Dios creó los Cielos y la Tierra. Y la Tierra era informe, y vacía, y la oscuridad era sobre la faz del fondo”. Tal está escrito en el primer capítulo del Génesis.”Y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”. Esto es lo que podemos ver ahora. Lo que estaba sin forma y vacío es permeado con la entidad que  hemos llamado germen espiritual, reitero que yo lo estoy indicando justamente en la forma humana. Este es el primer Día.

Luego viene un llamado.”Y Dios dijo: sea la luz y la luz fue. Y Dios vio que la luz era buena, y Dios dividió la luz de la oscuridad. Y Dios llamo a la luz Día y a la oscuridad Noche. Y el anochecer y la mañana fueron el primer día”.

Trataremos en vano de descubrir que es esa luz. Pero en el momento en que miramos a la sangre y a su formación del modo en que he tratado de describirla, podemos decir de una: sea la luz. Y la sangre se genera. Amigos, puede parecer antojadizo en un primer momento, pero miremos los hechos -debéis daros cuenta que esta no es la sangre que fluye por nuestras venas. Esto es aun algo diverso del “jugo especial” de Goethe. Todavía es sangre original que solo mas tarde se dividirá en formas separadas tales como sangre humana, animal, sangre de animal inferior y vegetal. Es una sangre en la cual la clorofila y la hemoglobina son todavía una substancia común y unitaria, yo diría, con la diferenciación entre contenido de magnesio y contenido de hierro aun por venir en un estadio posterior. Ya que este es el misterio de la luz, hasta ahora apenas entendido, que en la clorofila esta transformada, que desde la sangre nuestra propia luz puede nacer como luz interior Hasta que veamos que esa luz es la fuerza universal detrás de la sangre, formándola, a menos que miremos lo que está comenzando a emerger aquí y escuchemos las palabras: sea la luz! -no estaremos percibiendo realmente que es lo que está sucediendo aquí. “Y Dios separo la luz de la oscuridad. Y Dios llamo a la luz Día, y a la oscuridad Noche”. Esto no es todavía alternancia, uno tomando el lugar del otro; lo que estamos viendo aquí esta vivido, tejiendo, creando, formando constantemente sangre por un lado y por el otro -oscuridad.

f9

mitosis celular

Ahora se puede dar forma, dar figura; podéis ver al trofoblasto siendo configurado, al tejido celular embrioblástico conformado, ya con algún endurecimiento pero todavía muy a la tentativa solamente, dentro del fluido y las esferas aéreas. Ahora viene el próximo paso, y en el Segundo Día leemos: “Y Dios dijo: sea el firmamento entre medio de las aguas, y divídanse las aguas de las aguas. Y Dios hizo el firmamento y dividió las aguas que estaban por debajo  del firmamento de las aguas por sobre el firmamento; y así fue. Y Dios llamo al firmamento Cielo. Y el anochecer y la mañana fueron el segundo día”. El corion es ahora el firmamento. Debajo del firmamento es entretejido el hombre, en la forma del hombre original -es la única manera de expresarlo. Sobre este firmamento, es decir mas allá de él, se halla lo que los antiguos llamaban esferas de cristal, donde se arriba a algo que a la forma en desarrollo le es de naturaleza celeste. El vientre materno, portador, dador de calor -es lo que aquí se convierte en cielo.

Y ahora escuchad: “Y Dios dijo, (este es el 3er Día) sean las aguas bajo el Cielo reunidas en un lugar, y que la tierra seca aparezca; y así fue. Y Dios llamo a la tierra seca Tierra; y  a las aguas reunidas las llamo Mares, y vio Dios que era bueno”. No me es necesario contarlo, debéis solamente echar un vistazo: adentro las aguas están reunidas en un lugar, el amnión, así que por debajo ha de  aparecer la tierra seca, el saco vitelino, esto es la Tierra. Ahora ya tenemos los mares y la tierra, y todo en derredor de lo que esta allí abajo esta el conjunto de la atmósfera. Esto, mis amigos, se ha llenado ahora con el sistema fibroso. Ya lo he mencionado. Pero no solamente esto, todo aquí alrededor aparece la luz, aparecen la sangre y los receptáculos sanguíneos; todo está vivo, brotando y disparando, no toma fin. Y ahora se desarrolla algo muy especial, ya que la sangre comienza a tomar figura todo en rededor, en torno al saco vitelino, y si leéis en el Génesis -y debéis aprender a pensar imaginativamente- “Y Dios dijo: que la Tierra produzca hierba, que la hierba dé semilla, y que el frutal dé fruta según su especie, cuya simiente esté en ella misma”, etc.

Estas no son las flores que vemos fuera, tiene poco que ver con ellas. Esta es la planta original descrita por Rudolf Steiner en una de sus conferencias. En una atmósfera saturada de sílice, formas verdes aparecerán y desaparecerán, una y otra vez. De un modo similar se podría decir que los seres vegetales hacen aquí sus primeros intentos de aparición, incorporándolos en la atmósfera que  se desarrolla en la tierra. Esto todavía es sangre, es aún hombre, animal, existencia universal de la Tierra, y esto desarrollara paso a paso esa leche que una vez nos nutrió a todos en ese estadio. Veis, esto ahora comienza a estimularse con vida y veréis por qué os dije ayer que os di un cuadro abstracto. Gradualmente empezamos a entenderlo.

Ahora el 4to Día.”Y Dios dijo: que haya luces en el firmamento de los Cielos… para que den luz sobre la Tierra; y así fue. Y Dios hizo dos grandes luces: la luz más grande para gobernar el día y la luz menor para gobernar la noche. Hizo también las estrellas”. Bueno, si miráis por sobre estas fibras aquí, miradas correctamente semejan estrellas. Más adelante os contare mas en conexión con esto. Entonces, debo mencionar una cosa de lo mas extraordinaria, hasta ahora observada dieciocho o veinte veces, creo: un pequeño globo se separa del saco vitelino, tornándose la Luna, se podría decir, en ese cielo estrellado, y es durante este estadio que varios  elementos del tronco corporal se desarrollan. Este tronco corporal crece mas y mas en dirección del Sol, que es la placenta. ¿Que mas  queréis?. Ambos emergen aquí.

Ahora llegamos al 5to Día y fue escrito: “Y Dios dijo: que las aguas generen en abundancia la criatura móvil que tiene vida, y aves que puedan volar sobre la Tierra en el amplio firmamento del Cielo”. Aquí corresponden todos los animales, del mismo modo a como se desarrollaron las plantas. Y nuevamente podemos verlo, ya que aquí emerge el alantoides, del cual les he hablado. El alantoides es el portador de lo astral y por con-siguiente cercanamente ligado al mundo animal. Si estudiáis el desarrollo del alantoides en embriones animales, en pájaros por ejemplo, o en anfibios y reptiles, os daréis cuenta que esta es por cierto la estructura en la que podemos ver la creación arquetípica para todo lo que es animal.

Luego viene el 6to Dia, comenzando por relatar que primero que todo fueron creados los animales, y luego uno aparece entre los animales, como el pastor entre las ovejas, y Dios dice: “hagamos al Hombre”. Y ahora el hombre es creado. En este estadio, el hombre no es más que esa forma  arquetípica que hemos estado considerando. Esta figura doble, la lemniscata, donde Cielo y Tierra se juntan, donde se desarrolla un punto de cruce que luego toma también forma física en la cavidad primitiva. En esa cavidad primitiva entra el ego humano al 17mo día.

Esto, mis amigos, es una interpretación de lo que puede ser tenido en cuenta como el desarrollo del Hombre Original, de la Tierra, del Cielo, de la existencia entera. Permitirme agregar una vez más: he tenido muy buenas razones para citar hoy más del Génesis que de la Ciencia Oculta. En el Génesis todo está dado en imágenes visuales, de modo que obtenemos una impresión inmediata de lo que en la Ciencia Oculta esta desarrollado paso a paso, oración por oración, en conceptos.

f10

Mis amigos, miremos una vez más esas imágenes primordiales que hemos estado considerando. Lo dibujare un poco más amplio sobre la pizarra (Fig. 10). Estos son el amnión y el saco vitelino. No me digáis que estos órganos se ven algo diferente en ciertos libros de texto. Ya lo sé. No es que no me interese, pero si intentamos rigidizarlo demasiado, la forma viva se distorsiona, y después de todo puede ser visto de un modo bastante distinto. Dejémoslo aquí por el momento. El punto aquí es la palabra: “hagamos al Hombre”. ¿Como hizo “Dios” esto?. Echemos juntos otro vistazo a esa forma de la que hablamos, con el nodo primitivo. En el envés del amnión veríamos este tipo de figura (Fig. 10). Mas o menos aquí se desarrolla la cavidad primitiva. La cavidad primitiva, también llamada blastotorus, se desarrolla desde el nodo primitivo. Y esta cavidad primitiva se abre paso, continua desarrollándose, y se convierte en un palillo. Este es el proceso primitivo que podéis también llamar VENA PRIMITIVA. Ocurre también un engrosamiento en la otra dirección, hacia la parte posterior. La vena primitiva, viniendo desde la cavidad, gradualmente se torna hueca, formando un tubo. Por favor, no penséis que ya es un tubo, es solamente que la substancia exterior es más densa que la interior. Eso es todo. Así que básicamente, obtenemos lo siguiente: una forma dactilar crece en el espacio entre el amnión y el saco vitelino. Este es el ego, el yo, y con esto la forma humana esta determinada. Desde aquí se desarrollará la cabeza -hago tan solo una pequeña marca para indicar la posición, porque aun no se encuentra aquí- aquí la espalda, aquí el vientre. Esta figura única establece al hombre en su imagen arquetípica. Ahora, si preguntaseis: ¿que es esto?, nuevamente no habría una sola respuesta, sino muchas diferentes.

Este no es un proceso unitario, ya que una gran cantidad de cosas diferentes ocurren en un desarrollo semejante. Si leéis el primer capítulo del Génesis hasta el final y tenéis la paciencia de comenzar con el segundo capítulo, entonces os cruzareis con algo que es una pesadilla para el clero, en particular para los teólogos.

Ya que aquí leemos: “en tanto los Cielos y la Tierra fueron terminados, y todas sus multitudes. Y al 7mo Día Dios concluyo el trabajo que El había hecho; y El descanso en el 7mo Día de todo Su trabajo que El había hecho… estas son las generaciones de los Cielos y de la Tierra cuando estos fueron creados, en el día en que el Señor Dios hizo la Tierra y los Cielos. Y cada hierba del campo antes de que fuera en la Tierra, y cada hierba en el campo antes de que creciera”. Así que primero Dios creó a todas las plantas, y de repente leemos luego que ni arboles ni plantas habían crecido aun.

Veis ahora, lo misma cosa aplica aquí. Ahora estoy, digamos, borrando nuestra primera imagen de la situación, borrando la segunda imagen, provista por el Génesis, que teníamos ante nosotros una o dos horas atrás. Y profundizando un poco más, se podría decir: aquí está el Hombre Original, el arquetipo que nos fue mostrado después. Aquí está Adán, aquí esta Eva. Ambos forman el ser humano completo, aquí aun no hay separación. Es por esto que estoy muy en contra de llamar a esto mesodermo y a aquello endodermo en este estadio, como hacen los embriólogos modernos. Ya que veréis, la cavidad primitiva debe primeramente ensancharse y volverse la RANURA NEURAL. La ranura neural es el sitio donde el notocordio ejercerá su influencia (de la notocorda de desarrolla más tarde el primordio de la columna vertebral, y es la notocorda la cual nos dará el poder  de permanecer erectos luego del nacimiento). Este es el estadio donde al final uno puede decir que el ser humano comienza a hacer su aparición. Esto equivale a decir, que en el momento cuando entre Adán y Eva, entre el alantoides y el saco vitelino, un tercero deviene en existencia -no dudaré en llamarlo CAIN- en este momento se ve el primer flash de la triplicidad en esta dualidad. Esta triplicidad representa lo que gradualmente llamaremos ectodermo, mesodermo y endodermo.

Ya que hablamos de Adán y Eva, por supuesto que preguntareis: ¿Y donde esta Abel?. Evidentemente, si los archivos son correctos, entonces son correctos y Abel deviene. Es el, cuya ofrenda es recibida por quien está arriba, es él quien les hace posible -si recordáis lo que os conté ayer- a los poderes divinos de brindar sus influencias. Eso lo relaciona a él con el Sol. Abel es eliminado tan solo por debajo, arriba comienza a vivir.

Este es un modo de mirarlo. Pero también existe otro modo. Como sabéis, así como a la primera creación le sigue una segunda, en esta segunda creación escuchamos hablar del Jardín del Edén. Os estoy dando tan solo una breve descripción, para contornear el punto de vista.; lo podéis leer vosotros mismos.

Recordareis que son cuatro los ríos en el Jardín del Edén. Ahora bien, si estudiáis los inicios precoces del sistema vascular en el embrión, veréis estos cuatro ríos. Veréis las corriente viniendo desde el corion, la corriente viniendo del saco vitelino, luego todas las corrientes pasando en torno al amnión, y finalmente los primeros inicios de la corriente central conjunta al embrión. Leedlo nuevamente. Es maravilloso interiorizarse en estas cosas. “Y un río salía del Edén que regaba el jardín; y de allí se partía y se volvía cuatro corrientes. El nombre de la primera es Pison: este era el que atravesaba toda la tierra de Havilah, allí donde hay oro”. Esta es la luz que hasta ahora permanece completamente indiferenciada y puede, como sangre, volverse planta, animal u hombre”. Y el oro de esa tierra es bueno: allí hay bedelio y piedras de ónix. Y el nombre del segundo río es Gihon: el mismo es el que atraviesa toda la tierra de Etiopía. Y el nombre del tercer río es Hiddekel: ese es el que va hacia el este de Asiria. Y el cuarto río es el Eúfrates”. Debéis observar esto en lenguaje pictórico, las metáforas de estos cuadros. Y así es como continua, mis amigos.

Siempre existen nuevos modos de interpretar estas imágenes, pero ahora, tras estas varias indicaciones, hay una cosa importante que deseo mencionaros. Se trata de lo siguiente, y os lo menciono porque tengo la sensación de que esto puede y debe ser el punto de partida del cual  se desarrolle la continuación de este seminario. Ya sabéis, siempre estamos hablando de la trimembración del hombre, pero no creo que tengamos  lo suficientemente en claro que el hecho de que esta trimembración, tal como la conocemos, existe en el hombre solamente después  del nacimiento. Si uno se pregunta: ¿como es esto en el embrión?.

¿Que sucede cuando observamos al embrión y preguntamos donde se halla su trimembración?. Bueno, no podemos decir: en su cabeza, en su sistema rítmico y en su sistema orgánico. Esto no marcharía, estaría bastante equivocado. Si realmente observamos al embrión -y olvidemos los estadios primarios que hemos estado discutiendo y tomemos al embrión al final de la 7ª u 8ª semana- entonces veremos cuan tremendamente se ha desarrollado el amnión (Fig. 11). Ha aparecido allí la placenta, con el corion remanente al descubierto, porque todo está concentrado en este punto. De él se ha desarrollado el cordón umbilical, creciendo para adentro hacia el embrión. El embrión mismo se encuentra y habita aquí dentro, los primordios de los miembros están allí, comenzando a desarrollarse, la cabeza es grande, el corazón es una enorme protuberancia, el hígado ya está desarrollado, y los receptáculos sanguíneos, todo está mas o menos allí. Y todo en torno, lo estoy esquematizando como una especie de base, alrededor esta el amnión y el liquido amniótico. Ahora, si miramos esto y preguntamos: ¿donde vemos la estructura trimembrada?

f11

Yo creo que solo hay una respuesta: la forma representando al embrión mismo corresponde al sistema de nervios y sentidos. A su alrededor esta es amnión, pulsando como un corazón. Esta no es un agua quieta, lo que es importante, es agua absolutamente plena de movimiento, pulsando, renovándose a si misma una y otra vez; pulsando de un modo tal que uno bien podría llamarla un corazón, y un pulmón, respirante y pulsante pulmón y organización cardíaca. Así que una vez más el amnión se ha convertido en algo diferente: el sistema rítmico. El corion y la placenta son en este contexto básicamente el órgano que representa al sistema del metabolismo y el de los miembros.

¿Por qué lo expongo de este modo?. Para mostrar nuevamente que las leyes pertinentes a la embriología son las mismas, excepto que está visto que estas leyes operan de modos bastante diferentes. Imagináoslo de este modo -dejad que vuestra cabeza con sus órganos sensorios aun en ella, con los órganos nerviosos que todavía están funcionando de una manera totalmente diferente, descienda  un poco; que vuestra organización torácica se expanda y comience a pulsar alrededor de esa cabeza y que todo en torno al conjunto entero obtenemos el poder paternal de lo motor y de la esfera metabólica que nos nutre. Experimentareis inmediatamente que el tipo de consciencia allí dentro debe ser bastante diferente de la consciencia de vigilia que poseemos durante  el día. Allí dentro no solamente está oscuro, sabéis, sino que no hay aire que respirar, ni hay nada comiendo ni bebiendo. Debemos esperar hasta después del nacimiento. Entonces la luz despertara a los sistemas sensorio y  nervioso, el aire hará del sistema rítmico el que poseemos luego de nacer, y a través de las substancias de la Tierra los sistemas metabólico y orgánico se convierten en lo que han de ser. A través de luz, aire y tierra se desarrollaran un arriba, un medio y un abajo. Aquí finalmente se revela que el ECTODERMO es el cimiento de todo sistema nervioso y sensorio, el MESODERMO de cada sistema rítmico, y el ENDODERMO de cada sistema metabólico y orgánico. Pero al mismo tiempo, el endodermo es una extensión bastante considerable centrado en la organización de la cabeza, mientras que endodermo y mesodermo se unifican. Esta trialidad ha de ser reconocida.

Habiendo visto esto, retornemos una vez más a la figura del amnión, saco vitelino y ese elemento que ya conocemos como el CANAL VITELINO, del cual hablamos y que además llamamos Caín. En este punto sucede lo siguiente: el lado inferior del amnión comienza a engrosarse, la superficie superior del saco vitelino comienza a engrosarse, y desde la cavidad primitiva comienza a desarrollarse el SISTEMA MIOMERICO y gradualmente se divide en secciones, es decir que las VERTEBRAS PRIMITIVAS comienzan a aparecer no quiero adentrarme en esto, tan solo mencionarlo.

fig12

Así que veis, aquí está el ectodermo, aquí el endodermo y aquí el mesodermo. Podríamos decir que Caín aparece entre Adán y Eva, obtenemos el primer inicio de la trimembración humana. Muchas semanas de vida embrional han de pasar antes de que este ser, en respuesta a la luz, al aire y a la tierra, se vuelva cabeza, tórax y sistema metabólico y orgánico. Luego el poder de verticalidad se tornara aparente en el hombre inferior, el lenguaje se desarrollara en el hombre medio, y la luz del pensamiento aparecerá en el hombre superior. Los orígenes se encuentran en este punto.

Ahora, si me preguntáis, ¿que punto es este en la historia de la Tierra, más que en el Hombre Original?. Solamente hay una respuesta: el punto de la Caída. Aquí veis a la serpiente. Y ahora, en el momento en que este Yo, este dedo se desarrolla, aparece de pronto el sistema nervioso para esconderlo y cubrirlo. El intestino comienza ahora a cerrarse, conteniendo aún al saco vitelino como una extensión, pero luego -y sigo con esto- el intestino se cierra y, que es lo que hace el saco vitelino?. Es quemado en los catastróficos fuegos de LEMURIA.Y cuando todo esto ha pasado y ya tenemos a los primordios del sistema nervioso, al intestino, al mesodermo, a la columna vertebral, cuando el hígado ya ha previamente eclosionado y se está generando el bazo, cuando aquí, detrás de los oídos se desarrollan los riñones precoces, los pronefros, cuando el corazón ingresa desde fuera, entonces el hombre esta recapitulando su transición por ATLANTIS. El conjunto del desarrollo embrionario siguiendo por este estadio no es nada menos que una recapitulación de todo el desarrollo atlántico. Y cuando la trompeta explota por causa del sonido de los dolores de parto, entonces el niño nace como un nuevo Arca, en las aguas que fluyen de la madre. Todo niño recién nacido es básicamente un arca. En él, el hombre puede una vez más afianzarse en si mismo en su devenir. Así es básicamente como uno debería verlo. Tengo la impresión de que esto establece un cierto espacio de tiempo para aquello que llamamos ontogenia y fitogenia. Vemos la Caída, vemos el final de Lemuria, vemos todos los periodos atlánticos con sus primeras razas. Pero en realidad, lo que hizo Noé y lo que sucedió con el diluvio, pasa en realidad todo otra vez con cada nacimiento humano. El niño pequeño, a medida que crece, comienza por la India Antigua, teniendo en este estadio la sabiduría de los siete Rishis. Y gradualmente va creciendo hasta convertirse tan estúpido como lo somos los adultos.

PUNTOS DE LA DISCUSIÓN

Dr.König: “Para empezar, el germen espiritual no es ni femenino ni masculino, su forma física es ambos, masculino y femenino. Pero al momento en que, de acuerdo con la ley bajo la cual hacemos nuestra aparición, nos volvemos mujer si atraemos al aspecto masculino de lo etéreo, es decir, preponderantemente éter lumínico y calórico. Por el otro lado, si descendemos como hombre, atraemos al aspecto femenino de lo etéreo, donde preponderan el éter vital y sonoro. Eso es todo”.

UN ORADOR: “Durante el intervalo hicimos una breve excursión por la filosofía. Ahora, mirando los procesos que Ud. nos ha descrito, puedo ver como estadio tras estadio de separación, o de una cierta polarización, se manifiesta por sí mismo, por ejemplo, cuando esa parte más firme, rodeada por el corion, se vuelve distinta de su medio ambiente, cuando Cielo y Tierra están separados, y luz y oscuridad. Me parece que aquí vemos algo pictórico cuando quizás sucede algo en la esfera del pensamiento. Quiero decir que algo así sucede en el Idealismo -que algo  se establece, y en contraste a esto desarrolla un otro, digamos Yo, en referencia con el Tu, y luego estos dos pueden actuar e interactuar de un modo nuevo. ¿Se puede exponer así, que una secuencia completa de tales divisiones están ocurriendo en pos de que los dos puedan luego trabajar conjuntamente de una manera nueva?. Entonces surge la pregunta: ¿existe algún tipo de contra proceso a esa secuencia de divisiones y nuevas combinaciones, un modo por el cual algo sea retomado?. Quiero decir, existe una involución, como se podría denominar, opuesta a la evolución, tal que la Luna sea reasimilada y el Sol sea reasimilado, tal como sucede en el proceso de la evolución mundial?. Brevemente, hay allí en la esfera de vida también algo de retracción?.Donde podría uno encontrar esto?”.

Dr.König: “Creo que esta es una maravillosa contribución, la que Ud ha hecho. Yo no diría siquiera: ¿podría uno verlo así?. Yo diría bien definitivamente que uno no puede verlo sino de este modo, ya que todo lo que hemos expuesto no han sido de hecho más que pensamientos e ideas, solo que han sido presentadas en imágenes. Nada más. Solo que son pensamientos e ideas divinas. Si Ud. toma a los filósofos idealistas-piense en Hegel o en Schelling, o en la tesis y antítesis de Hegel, pues esta todo allí. Involución tiene lugar todo el tiempo. Por de pronto, es solo a causa de que algo es retirado por lo cual algo se desarrolla. El alantoides, por ejemplo, da inicio al cuerpo troncal, por decirlo crudamente, de forma abstracta. Al mismo tiempo es la imagen arquetípica de todo desarrollo animal. Y hay nuevamente algo diferente. Desaparece. La vesícula umbilical, que tiene completamente una tremenda circulación propia desarrollándose a su alrededor, desaparece, se disuelve enteramente, simplemente se va. En su lugar, el amnión se propaga en torno, envolviendo al embrión por completo y transformándose en el “corazón” del embrión; ya que el amnión pulsa, es tragado, ingresa en la madre, es reproducido otra vez, es un continuo ir y venir, y luego, al nacer, se detiene. Solo los animales tienen la agudeza de comer sus propias membranas, el hombre no lo hace, porque el se encamina desde aquí. Así sucede todo el tiempo. La estructuras son establecidas, reconstruidas y derribadas. Para citar uno de los ejemplos mejor conocidos, solo mire la manera en que se desarrolla el sistema circulatorio. Primero semeja una lira, tantos receptáculos a la derecha y tantos a la izquierda. Luego todo se funde sobre un solo lado. Solamente se desarrolla el otro lado, se torna asimétrico así continua, receptáculo va, receptáculo viene. Es un derroche terrible, atroz, un desperdicio de material constructivo y de ideas, pero sin esto nada resultaría de lo otro”.

UN ORADOR: “Ud. dijo, para empezar, que casi nada ha quedado de la idea de Haeckel sobre filogénesis en conjunto con la ontogénesis, particularmente con respecto al estadio embrional. Pero hemos visto que en el principio tiene lugar la división celular, que la mórula existe, y que ahora la fase entra se denomina blastogénesis, y luego dijo que los científicos hablas de  endodermo y ectodermo. Esto indicaría que se desarrollara una gástrula también”.

Dr. König: “Pero no lo hace. Es exactamente el por qué ya no se habla de filogenia. Pero todavía se habla de anatomía comparativa. Vera, esto es algo bastante diferente. Aquí y en los animales uno ve endodermo, ectodermo, etc, y se da cuenta de que son lo mismo. Pero no tiene una explicación filogenética, uno dice tan luego: es el mismo tipo de substancia, la misma forma y la misma estructura. No sabemos de donde viene. Esta es la diferencia”.

UN ORADOR: “Quisiera agregar algo sobre la fenomenología matemática del numero 17. Un rectángulo, un triangulo, un cuadrado y un hexágono puede ser construidos con regla y compás. Extrañamente, la siguiente forma que puede hacerse de este modo es el polígono de 17 esquinas. Unas pocas palabras más; es la serie 2(2n) + 1 .La construcción es solamente posible si este número es un numero primo, con lo que obtenemos la secuencia 3,5,17,257. Esto puede ser construido también. Con los otros no se sabe si el numero es primo o no”.

Dr. König: “Si, uno puede ver una cosa. Diecisiete es igual a tres mas dos veces siete, y diecisiete es igual a cinco más doce. Así que aquí se tiene el aspecto espacial y al hombre, y aquí un aspecto de tiempo. Aquí se empieza a manifestar algo”.

UN ORADOR: “Ahora tenemos substancias que pueden prevenir algo de lo que hablamos ayer, la maduración del ovum. En vista de lo que hemos discutido, uno debería considerar: que está sucediendo allí?.Una memoria que se extiende hacia el pasado es borrada. Y surge la pregunta: qué consecuencias tendrá para el cuerpo y para el hombre?”.

Dr. König: “Bueno, no creo que pueda decir mucho sobre esto en este momento. Pero si, pienso que la formulación usada por el Dr. Werner, que esas drogas anticonceptivas previenen la “recolección de Espíritu” nos da un punto de partida desde el cual podemos aproximarnos gradualmente a esta pregunta. Ya que es lo mismo para todos nosotros, al preguntarnos: que pasa allí, cuando la evolución del ovum que va desde el folículo primario hasta el folículo Graafiano se interrumpe. Y a la inversa, cuando el desarrollo es acelerado, algo que hoy también ocurre, y se producen quintillizos, septillizos en camadas, no nacidos. Estos son cuestionamientos que nos urgen y confrontan hoy en día”.

UN ORADOR: “Con respecto a la pregunta del Sr. Werner. Si la recolección es detenida en la esfera física, el objetivo de Ahriman es alcanzado, como describe el Dr. Steiner en sus IMAGINACIONES DE PASCUA* ya parece arrastra ciertamente al hombre a la Tierra. A través de esto el hombre queda desconectado. No solamente en su consciencia, sino también en el mundo terrestre”.

Dr. König: “Considero que es una contribución muy importante. Estas cosas interfieren mucho más profundamente de lo que anticipamos”.

*Traducido al ingles como Las cuatro estaciones y los Arcángeles, publicado por la Rudolf Steiner Press, Londres,1968.

Conferencia II. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo.

Amigos, la mañana fue solo una obertura. Ahora intentemos ir directos a la “medias res” y considerar primero todo el proceso que conduce a la fertilización, no hasta el desarrollo embrional todavía. En el hombre existe -y también en los animales superiores y en parte de los inferiores, pero nos limitaremos principalmente al hombre- dos portadores de fruto: hombre y mujer. Y sucede así que estos dos son fundamentalmente diferentes en sus constituciones, que hay una profunda brecha entre hombre y mujer, una tal que no se encuentra en ninguna especie animal -excepto en los mamíferos mas superiores que a su vez la obtuvieron del hombre. Estamos, por decirlo así, confrontados por dos polos de la existencia humana y esto ciertamente nos ha presentado montones de problemas desde el principio. Sucede asimismo que dichos órganos portadores de fruto, también son distintos en esos polos, los ovarios en la mujer y los testículos en el hombre. Quisiera decir unas pocas palabras sobre su anatomía y fisiología, tan solo indicaciones, porque tengo la impresión que en un curso como este, se debe tratar de aportar acercamientos, y quizás luego sea posible elaborar esto o lo otro desde esos puntos de vista.

El ovario es un órgano relativamente estable. El testis, o testículo, está a partir de cierto momento, esto es desde la pubertad, en constante avance, es un órgano tremendamente vital. Todo lo que produce el testis es siempre nuevo. Millones y millones de células espermáticas, diríamos, engendradas y creadas en él. Es un manantial de continua e inacabable vitalidad.

Por otro lado, cuando nace una niña, el ovario contiene ya el número total de gérmenes, sólo algunos de ellos se desenvolverán gradualmente en el curso de su vida, uno u otro de los cuales podrán ser fertilizados. Debemos observar tal polaridad realmente -nada nuevo para nosotros, si hemos estudiado medicina- y luego en conexión a esto, se hará evidente algo distinto  .

Los ovarios se hallan dentro del cuerpo, están por así decirlo mayor o menormente sostenidos en su posición al final de la cavidad abdominal, sin embargo permanecen en un estado de suspensión. Este es el gesto del polo femenino.

Por el otro lado, el testis emerge desde el cuerpo, se abre paso desde la forma exterior del abdomen y desciende, debe moverse hacia abajo cuando el hombre alcanza la madurez. Con esto -lo que os voy a decir ahora sonará extraño, pero es así- el testis cae bajo la influencia de la gravedad. Fundamentalmente se transforma en un miembro, no uno perfecto, pero no por menos un miembro. Esto os dará alguna indicación de las fuerzas formatrices y fisiológicas que están detrás de estos dos órganos.

En el organismo femenino existe una cualidad de suspensión, mantenimiento, poder de soporte, de preservación; y en el órgano generativo masculino hay algo de “manantial” que ahora está bajo la influencia de la gravedad y se ha emancipado a si mismo del cuerpo. Por lo tanto, no estaría divagando si digo -recordándoos el esquema que os dibuje esta mañana al hablar de los del anatomistas Eustacchi y Fallopio- que desde el punto de vista de la anatomía comparativa, como también de la anatomía patológica, esto es así, que el oído y el ovario, el ojo y el testículo conllevan una profunda relación entre ambos. Existen ciertas enfermedades oculares que afectan solamente al hombre, por ejemplo el daltonismo, pero también algunas otras, por la razón de que el ojo es específicamente masculino y el oído mucho más un órgano femenino. En la cabeza, o mejor dicho, en el rostro, esto esta combinado en cada ser humano; pero donde el poder de síntesis triunfa, el poder analítico del cuerpo falla.

f3

Me estoy refiriendo a una descripción dada por Rudolf Steiner en su primera conferencia del curso sobre EDUCACION CURATIVA, en que algo visto sintéticamente arriba se desarma analíticamente abajo y uno de los más grandes análisis universales a establecer es justamente el que aparece en el hombre y la mujer. Allí arriba -si hago un esquema de la estructura básica del rostro (Fig. 3)- es de este modo, tenemos aquí el oído y aquí la boca y todo esto junto no representa realmente otra cosa que algo lunar, femenino, receptivo. Dentro de esto vemos al ojo y a la nariz como algo solar-vital. Estos dos son desvinculados, y bien abajo se vuelven, digamos, la potencia masculina y femenina.

Ahora, no os he contado todo esto simplemente porque es interesante. Os lo he contado para poder obtener algún cuadro de fondo sobre lo que ocurre en el ovario, como somera preparación de la fertilización. Desde el nacimiento, o podríamos decir desde el periodo embrional en adelante, este órgano contiene un gran número de los así llamados folículos primordiales u OVOCITOS PRIMARIOS.

Esto significa que el tejido ovárico contiene gran cantidad de óvulos (en este momento no recuerdo la cantidad, creo recordar que son 6.000 de cada lado). Al principio estos óvulos son pequeños, pero gradualmente se desarrollan y maduran. Y este proceso de crecimiento y maduración, que ocurre tras la pubertad y está conectado con la menstruación, este proceso de maduración es el que nos interesa. Procederemos paso a paso. Hablamos del folículo primordial, que es un ovulo con un núcleo bastante amplio. Sabéis lo que es una célula y lo que es un núcleo, no necesito explicarlo. Alrededor de esta célula se forma una capa de otras más pequeñas (Fig 4) y el conjunto es llamado FOLICULO PRIMORDIAL.

fig.4

Al momento en que comienza a madurar, el ovulo crece un poco, el núcleo se vuelve un tanto menos visible, pero también crece; y las células en derredor del ovulo se vuelven más cúbicas. Se puede decir que la cosa entera empieza a tirar y brotar. Montones y montones de células se congregan alrededor de este gran ovulo individual. El ovulo es tan solo visible en esta etapa; cuando crece un poco más toma el tamaño aproximado de la cabeza de un alfiler, lo cual lo hace justamente visible. Estas células continúan incrementándose y finalmente forman complejas capas celulares alrededor del ovulo. El paso siguiente es así: aquí está nuevamente el óvulo, ahora un poco más amplio, con su núcleo y a su alrededor el complejo celular que ahora se ha vuelto más bien grande y más denso de un lado. Todo esto sucede dentro del ovario. Ahora, una cavidad denominada ANTRUM, se desarrolla allí dentro. Y luego va más lejos. El antrum se expande hasta formar un espacio semilunar y a su alrededor hay células por todos lados. Esto se llama FOLICULO DE GRAAF. Así que tenemos una estructura alargada en la cual una cavidad llena de fluido ha sido desarrollada y el ovulo, rodeado de células pequeñas, se proyecta en este espacio hueco a modo de península. Esto es de lo más interesante, no solo porque la cosa entera es llamada folículo de Graaf, descrita por primera vez por el holandés de Graaf en el S XVII, sino porque para quien posea buen ojo dirá de repente: este es el mismo tipo de estructura que tienen los oídos primarios y los órganos de equilibrio de los animales inferiores. Nuevamente una relación que quiero, meramente deseo indicar. Básicamente, la estructura anatómica de este órgano del equilibrio se ve exactamente igual al folículo de Graaf.

equilibrio.oido.gif

Luego, la presión del fluido dentro del folículo de Graaf se incrementa mas y mas y el ovulo es liberado.

Debemos visualizarlo de este modo, que el folículo de Graaf se mueve con su borde superior cerca de cualquier superficie del ovario, luego irrumpe y el ovulo entra en el oviducto, en el tubo de Falopio. No se sabe exactamente como. Probablemente al estar al final del tubo, el ovario absorbe el óvulo. En todo caso, ahora sabemos definidamente que ese óvulo está dentro del tubo, y esta en disposición de ser fertilizado -como, lo discutiremos más adelante- y que este es el estadio preliminar que conduce a la fertilización. Amigos, tengo que describir y explicar estas cosas en detalles, porque de otra manera no llegaremos a las ideas verdaderas. Ahora, si miramos todo esto, ¿qué es lo que nos dice?. Primero hay una célula y esta se rodea de muchas otras, y luego toda la cosa comienza a brotar. Tras este proceso, se desarrolla fluído dentro, el fluido toma una forma lunar y finalmente, cuando todo esto ha sucedido, el ovulo es soltado.

Aquí, no tenemos otra cosa que los estadios preparatorios del desarrollo terrestre que conduce a la repetición de algo que ha sucedido con anterioridad, por cierto como evolución de SATURNO, SOL Y LUNA. Considerad: hubo un comienzo de la existencia terrestre, allí se inicia esta creación, luego surgió, creado y formado desde el calor, el germen humano como ANTIGUO SATURNO.

Esto pasó por todos los diversos estadios -ya sabéis cómo se describe en la Ciencia Oculta- luego fue retrotraído en una Pralaya, reaparecido, pasó por una segunda encarnación, la encarnación solar, adquirió las propiedades del aire y de la luz, otras substancias, elementos etéricos le fueron agregados. De nuevo el conjunto es retirado y vuelto a aparecer. Comenzó la evolución lunar y cuando ésta fue completada tras haberse realizado otra Pralaya, comenzó el desarrollo de la Tierra.

En su Ciencia Oculta, Rudolf Steiner lo describe de este modo y quiero leéroslo: “al final del intervalo (es decir al final de esta Pralaya de la evolución lunar y el inicio de la evolución terrestre) los seres que habían tomado parte de los procesos evolucionarios de Saturno, Sol y Luna reaparecen, dotados de nuevas facultades. Gracias a sus obras precedentes, los seres que se hallaban por encima del hombre habían obtenido el poder de hacer avanzar su evolución a tal grado que durante la época terrestre el será capaz de desarrollar una forma de consciencia que está un peldaño por encima de la consciencia onírica que poseía durante la evolución lunar. Pero primero el hombre ha de estar preparado para recibir este nuevo don.

Durante las evoluciones de Antiguo Saturno, Antiguo Sol y Antigua Luna había incorporado a su ser el cuerpo físico, el cuerpo de vida (etérico) y el cuerpo astral. Pero esos miembros del hombre le habían otorgado tales facultades y poderes como para hacerle posible vivir con una consciencia pictórica. Les faltaban los órganos, la forma y figura que le permitiesen percibir un mundo conformado por objetos sensorios como le es propio al periodo terrestre… esta preparación toma lugar en tres  estadios preliminares. Durante el primero, el cuerpo físico es llevado hasta un nivel de desarrollo que le capacita para someterse al cambio necesario de forma y figura que proveen las bases para la consciencia objetiva. Este estado preliminar de la evolución de la Tierra puede ser descrita como la repetición del periodo de Saturno a un nivel más alto. Ya que en este periodo, durante el tiempo de Saturno, elevadas entidades están trabajando solamente en el cuerpo físico. Cuando el desarrollo de este cuerpo físico está lo suficientemente avanzado, todos los Seres deben pasar una vez más hacia una forma superior de existencia, antes de que le suceda el cuerpo de vida o etéreo . El cuerpo físico ha de ser remodelado a como era, para que cuando sea desarrollado una vez más, sea apto de recibir un cuerpo vital altamente desarrollado.

Luego de este intervalo dedicado a una forma superior de existencia, continúa una especie de recapitulación de la evolución solar a un  nivel superior, para el desarrollo ulterior del cuerpo de vida. Luego -después de un nuevo intervalo- lo mismo es hecho para el cuerpo astral, recapitulando la evolución lunar.”

Amigos, si acercamos nuestro material de interés hacia la base de estas palabras de Steiner, entonces podemos comenzar a comprender por qué estas cosas son como son. Ciertamente, todo esto no es esencial para el mero desprendimiento del óvulo. ¿Para qué, después de todo?. El ovulo podría moverse hasta la superficie, el tubo lo atrapa y ya está. Pero primero esta esto, luego viene lo otro y una tercera cosa más: y esto es una ley, porque detrás de todo yace esta poderosa evolución en la cual todos nosotros poseemos nuestra existencia. Allí es en realidad donde uno comienza a vislumbrar en lo que están involucrados los procesos, si estudiamos esos estadios preliminares muy básicos, que se repiten, una y otra vez, en cada mujer entre la pubertad y la vejez.

Pero, sabéis, hay una cosa que debemos comprender. Esta evolución no ocurre en el macho, porque el macho no es el portador de la historia pasada de la Tierra. La mujer, por decirlo así -y no me malinterpretéis, lo expongo de esta manera para ser comprendido- la mujer porta consigo la memoria de la Tierra. El conjunto entero está ahora inscrito directamente en lo físico, esta inscrito y se tornó la Palabra del Pasado, de tal forma que la Palabra que se volvió Pasado relaciona al cuerpo humano, digamos, atrás hasta los inicios originarios de donde surge.

f5c2

Pero esto es solo una cosa. Si nos preguntamos ahora: ¿cómo se desarrolla el ovulo en sí?, ¿qué es lo que está sucediendo y tomando lugar aquí?. Bien, aquí tenemos al ovocito y dentro de él al núcleo en el transcurso de su desarrollo, el cual justamente he descrito, se produce asimismo una separación. Del ovocito original, el ovocito primario (Fig. 5) se separa una pequeña e independiente célula nucleada, mucho más pequeña en tamaño, el primer cuerpo polar. Y al momento en que el primer cuerpo polar se ha separado, tenemos al ovocito secundario. El cuerpo polar mismo se divide nuevamente en dos pequeñas células. El ovocito continúa su desarrollo y forma ahora otro cuerpo polar, el segundo cuerpo polar. En ese momento se convierte en ovocito de tercer orden u ovum maduro. Y solamente este ovocito es apto de ser fertilizado. Se ha vuelto capaz de la fertilización porque la separación del segundo cuerpo polar involucró una “división reduccional”, así que el ovulo no contiene ahora 46, sino 23 cromosomas. Esta es una manera de observarlo.

Pero hay algo más, como veréis. Aquí tenemos una célula y durante todo el proceso evolutivo se forma el primer cuerpo polar y luego el segundo cuerpo polar, o célula polar si lo queréis, es formado. ¿Qué es lo que ha estado sucediendo?. Mis amigos, nuevamente esto no es otra cosa que lo que Rudolf Steiner describe como la evolución de la Tierra. El cuenta como prontamente luego de esta repetición del Antiguo Saturno, del Antiguo Sol y de la Antigua Luna fuese producida, la Tierra se torna más y más el hábitat de los seres humanos en desarrollo, sin embargo ellos son completamente suprasensibles. Las almas de los seres humanos observan lo que está sucediendo allí, que se halla aun completamente en la esfera de calor y luz.

Luz que todavía no es visible, calor que todavía no es perceptible, digamos que todo aun permanece en el reino del Espíritu, que es el mundo astral al que ingresamos luego de pasar el portal de la muerte. Pero durante este estadio de la evolución de la Tierra, donde hay algunos signos de consolidación, cuando algo acuoso comienza a conformarse, ocurre una tremenda primera intervención  y esta es la separación del Sol de la Tierra. En embriología podemos decir que un último remanente de aquello que ocurrió entonces, con la separación del Sol, es la formación del primer cuerpo polar. Qué pequeño que parece esto ahora, ridículamente pequeño y ahora puede ser denominado como el eco final de ese tremendo evento. Esto lo podemos visualizar del siguiente modo: los seres más elevados tuvieron que dejar la Tierra, digamos, para dejar que dé un paso sucesivo por sí misma y se retiran con su propia substancia, luz, sonido y vida, para formar lo que se convertiría en el Sol. Pero esto conduce a un proceso de endurecimiento, algo que Steiner describe como sigue: “si la evolución hubiese seguido por este camino, la Tierra hubiera quedado endurecida bajo la influencia de su elemento solido. La cognición suprasensible, mirando atrás por sobre estas condiciones, percibe cómo el cuerpo humano se vuelve mas y mas sólido cuando sus almas salen de ellos.

Luego de un tiempo, las almas que retornasen a la Tierra no hallarían ningún material apropiado con el cual unirse… entonces se produjo un evento que dio un giro nuevo a toda la evolución. Fue eliminado todo lo que podría conducir a un endurecimiento permanente en la substancia sólida de la Tierra . Ese fue el tiempo en que nuestra Luna actual abandona la Tierra. Las influencias que contribuyeron a la permanencia de la forma y que hasta ahora trabajaban directamente desde la Tierra, ahora trabajan indirectamente de un modo menos poderoso desde la Luna”. Este es el tremendo segundo paso, que es el paso de la formación del segundo cuerpo polar, ya que ahora ha ocurrido la división reduccional  y al final, el ovum es capaz de ser fertilizado.

Dos oraciones más adelante en la Ciencia Oculta, leéis: “como resultado, apareció ahora una divergencia en la organización física de los seres humanos y esto debe ser considerado como el comienzo de la separación en masculino y femenino. Las formas humanas delicadamente constituidas que previamente poblaban la Tierra dieron a luz a la nueva forma humana, su descendiente, a través de la interacción de dos fuerzas dentro de ellas -la fuerza germinal y la fuerza vivificante. Estos descendientes sufrieron ahora un cambio. En uno de los grupos estaba activo el poder germinativo del alma y del espíritu “. (La fuerza germinal del Espíritu!, “practicar memorias espirituales”, esto es lo que el ovocito de tercer orden está diciendo realmente. El ha pasado por todo esto),” en el otro grupo es más activa, la fuerza germinativa vivificante ” – y, ¿os dais cuenta que es lo que Steiner está describiendo?.

Ninguna otra cosa que ahora liberados de la Luna, los cuerpos humanos se han convertido en los poderes germinales de la Tierra. Y ahora reciben un poder germinativo espiritual   -me estoy refiriendo a la figura- las células que se aproximan (Fig.6) que hasta entonces –y estoy citando a Rudolf Steiner- habían tenido que buscar refugio en los planetas circundantes porque no hallaban cuerpos que habitar en la Tierra. Cualquiera que haya mirado por el microscopio y haya visto las células espermáticas pulular hacia el ovulo, no puede evitar ver en ese cuadro lo que una vez sucedió en el nivel espiritual, psíquico y físico cuando cientos de miles de almas afluyeron de vuelta hacia la Tierra. Ahora, con la fertilización, hemos arribado propiamente al inicio del desarrollo embrional. ¿Veis lo que quiero decir?, solo ahora empieza.

Los preformistas están convencidos de que ahora que los dos se han juntado y fusionado, todo lo que vaya a ser necesario esta ya allí. Rudolf Steiner nos lo ha contado de otra manera. Gracias a él sabemos que en ese momento, cuando el espermatozoide ingresa en el ovulo, todo se transforma en un caos y que ese caos dará paso gradualmente a un cosmos formado. Hasta aquí es donde quiero llegar por el momento.

Amigos, hemos llegado ahora a ese momento en la evolución del mundo, de la Tierra, cuando luego de la separación de la Luna los seres humanos pueden hallar un lugar habitable en la Tierra nuevamente, porque la substancia de la Tierra se ha vuelto flexible y esta otra vez a su disposición.

Cito de la Ciencia Oculta: “debido a la separación de la Luna, el cuerpo humano se ha vuelto flexible por un tiempo; pero cuanto más continua creciendo sobre la Tierra, tanto más ganaron terreno las fuerzas solidificantes, hasta que a la larga, la parte realizada por el alma organizando el cuerpo se torno mas y mas limitada. El cuerpo cayó en decadencia, mientras el alma ascendió hacia otros -mas espirituales- modos de vida”. Ya veis, todavía no resulta, y algo nuevo ha de suceder.

“Se puede percibir como los poderes adquiridos por el hombre durante las evoluciones de Saturno, Sol y Luna comienzan gradualmente a participar en el desarrollo continuo a medida que la Tierra evoluciona del modo descrito. Primero el cuerpo astral -conteniendo aun el cuerpo vital y el cuerpo físico disuelto en el- es encendido por el fuego terrestre. Luego este cuerpo astral se separa en una parte astral más fina, especifica -el alma sensible- y en una parte etérea más grosera, la cual a partir de ahora es afectada por el elemento terrestre. Lo etérico del cuerpo vital hasta ese momento latente, hace su aparición. Y mientras en el ser humano astral se desarrollan, las almas intelectual y espiritual, las partes más groseras, receptivas al sonido y a la luz son incorporadas al cuerpo etéreo. Finalmente, cuando el cuerpo etéreo se condensa aun mas, es decir que pasa de ser un cuerpo de luz a uno de fuego, o cuerpo de calor, la evolución ha alcanzado un estadio como el descrito arriba, en el que las partes de la Tierra solida son incorporadas al ser humano”.

Veis, nada es aún sólido, todo está en la esfera del mundo etérico, de los elementos etéricos, en fuego, luz, sonido y vida. “Habiéndose condensado en fuego, el cuerpo puede unirse ahora -por virtud de los poderes del cuerpo físico que le han sido implantados- con las substancias de la Tierra física las cuales han sido enrarecidas hasta el estadio del fuego. Pero por sí mismo ya no es capaz de introducir las substancias aéreas en un cuerpo que mientras tanto se ha vuelto más sólido. Y aquí es donde las elevadas entidades que habitan el Sol se introducen e insuflan el aire en su cuerpo. Mientras que por virtud de su pasado el hombre porta consigo el impregnarse a sí mismo con el fuego de la Tierra, entidades más elevadas deben guiar el soplo de aire en su cuerpo”.

El hombre ya no puede hacerlo por sí solo. Algo bastante nuevo sucede ahora. Seres superiores intervienen. En la Biblia esto esta expresado cuando Jehová insufla el aliento, o vida eterna, en el hombre.

Amigos, ahora debemos hacer el intento y visualizar que significa esto. Seguramente, y tan solo os estoy proponiendo esto como primera demanda, el punto es que ahora esta evolución terrestre -los  estados preliminares que hemos estado describiendo- debe volverse una evolución humana. Hasta ahora no hemos siquiera mencionado al hombre. Ya que ciertamente es ahora solamente que el hombre entra en ella. Y la preparación para el devenir del hombre debe proceder de un modo tal que el aliento de los seres divinos pueda fluir en el. Es decir, el hombre no lo puede ya lograr por sí mismo, no puede generar su encarnación; algo nuevo, una influencia divina es añadida. Y podemos decir que el primer paso del desarrollo humano significa simplemente que debe de haber una repetición de esa condición que una vez ocurrió en pos de prevenir el declive del hombre en la Tierra. Y esa condición temprana no es otra cosa que la dirección que ahora toma todo el desarrollo -y esto lo digo claramente- de que el embrión posea una placenta. Esto es lo que hace falta ahora. Podemos entender esto?. El embrión no puede tomar el aire por sí mismo. Esto debe provenir de lo que representa a aquellos poderes, de uno de quienes representan a la evolución de la Tierra aquí en la Tierra y esa es la mujer embarazada. Solo porque una placenta se desarrolla en este estadio, una placenta que -no quiero decir que se vuelve órgano de nutrición para el embrión porque eso es demasiado complicado- es un órgano que vincula con algo más elevado. Por cierto, se puede decir que allí hay ahora un órgano del Sol, todo el conjunto del desarrollo debe ser orientado en esta dirección. Ya que solamente si esto sucede, el hombre, el ser humano que encarna, será capaz de entender el punto esencial.

Ahora, para adentrarnos un poco en nuestro tema, quisiera llamaros la atención sobre esta línea interesantísima (Fig. 6) que Rudolf Steiner llama “GERMEN ESPIRITUAL”. El germen espiritual,  amigos, es ese par estructural de nuestra existencia individual que al momento de la fertilización se combina con el germen físico. Y he de destacar que el germen espiritual no es un hombre, ni la individualidad, ni tampoco es el cuerpo astral o el etéreo, sino que es la forma básica del cuerpo físico de cada ser humano. Por supuesto que esto está conectado con el karma, ya que si tengo cabello rubio o negro, ojos verdes o azules, hombros amplios o estrechos -depende un poco de la herencia, pero también depende de mi personalidad.

Aquí se reúnen las dos herencias, mi propia espiritual que traigo conmigo y la otra que recibo a través del Ángel de mis padres (Fig. 6).

f6c2

Ahora las cosas se vuelven realmente complicadas. ¿Qué es el germen espiritual?. Amigos, el germen espiritual es una forma de magnitud infinita. Para empezar, el germen espiritual es tan grande como el Universo mismo. Y este germen espiritual es dado a luz, conformado en figura y estructura por mí mismo, es decir, de lo que queda una vez que he atravesado el portal de la muerte, luego de la revisión de la vida que pasó, cuando he pasado por el Kamaloca, cuando he atravesado el Devacán inferior.

Lo que resta como individualidad eterna comienza, alrededor de la medianoche entre muerte y nuevo nacimiento, a tejer el germen espiritual. Todas las jerarquías, dice Rudolf Steiner, todas las almas que conocimos en las vidas pasadas y aquellas que hemos de conocer, toman parte en este proceso. Ellos tejen nuestra forma pero -a algunos no os gustara esto- esta forma es supra-individual, no es otra cosa que la forma humana per se. Si no hubiese nada mas allá del germen espiritual, seriamos todos muy parecidos. Pero este no es el caso. El germen espiritual -y quizás deba indicar esto- se combina luego con nuestra individualidad eterna y con un cuerpo astral en la esfera lunar. Allí, el yo, cuerpo astral y germen espiritual están presentes.

Desde ahí fuera, también, intentamos entonces de reunir a nuestros padres, de influenciarlos para que nos aporten la constelación prescrita. Luego, al momento en que ocurre la fertilización, el germen espiritual desciende y en su forma humana -sabéis lo que quiero decir- se combina con el germen físico (Fig. 6).Ahora dos cosas se han reunido, el germen espiritual y el germen físico. Pero un vacio ha aparecido donde antes estaba el germen espiritual y en este vacuum ingresan fuerzas que se convierten en el cuerpo etéreo y es este cuerpo etéreo quien luego da su impronta individual a la forma universal del germen espiritual del hombre y lleva a cabo el karma que nos corresponde. Estos tres, el yo, el cuerpo astral y el cuerpo etéreo, son quienes luego descienden al 17avo día. Pero para este día el desarrollo debe ser tal que un hogar esté dispuesto para los tres, para asi poder instalarse.

Los siguientes pasos en el desarrollo del germen, son bastante simples. Vuelvo ahora al ovum fertilizado. Conocemos las condiciones previas. Permitámonos examinar ahora que sucede dentro de la organización materna. Y más o menos podemos decir: luego de la fertilización, probablemente uno o dos días tras la fertilización, el ovulo se ha movido a través de la trompa de Falopio -ya sabemos lo que es esto- hasta la cavidad del útero. Al mismo tiempo el ovulo comienza a dividirse en dos, de dos en cuatro, etc. El proceso entero que se establece ahora es denominado BLASTOGENESIS.Y esta blastogénesis es dual desde el principio, de tal modo que por un lado se desarrolla la estructura celular del embrioblasto y por el otro la estructura celular del trofoblasto (Fig. 7).

Permitidme contaros de una cual es la diferencia. El embrioblasto es la estructura celular de la cual se desarrollara gradualmente el embrión. El trofoblasto es la estructura que hace posible para el embrión el “instalarse”, de incrustarse a sí mismo en la substancia de la cavidad uterina. Esta estructura que hemos obtenido aquí, se vuelve ahora activa gracias al poder germinal vivificante, como lo expone Rudolf Steiner, afluye a él a través del germen. Empieza a propagarse y nuevamente el trofoblasto es el activante, el embrioblasto es aquel que escucha, digamos, el oído.

Hoy en día estamos en condiciones, por ejemplo, de dar un número exacto de células a ser encontradas tanto en el embrioblasto como en el trofoblasto cada día. Y aquí nos cruzamos con algo de gran interés para aquellos con sentido para las matemáticas, la aritmética, la geometría. Luego de 72 horas el número total no es más de 12 células. Estos son los 12 BLASTOMEROS y unos de ellos es embrioblasto y once son trofoblastos. Al comienzo del quinto día son en total 5 embrioblastos y 55 trofoblastos, y al final del quinto día son 88 trofoblastos y 8 embrioblastos. Se torna evidente que aquí hay una relación permanente de 1 + 11, lo cual da 12. Si esto es exacto o correcto, no puedo deciros. Solo puedo leerlo de la literatura de la que estoy seguro que es científicamente correcta y adecuada. Por lo que podemos percibir que incluso la división celular está gobernada por una ley inmutable.

f7c2.png

Bien, esto continua y gradualmente se desarrolla una clara diferencia entre el embrioblasto y el trofoblasto. Esto queda expuesto completamente alrededor del 7mo día y en ese día o cercanamente, la simiente en desarrollo es implantada en la pared del útero. Antes de esto, todavía duerme en la esfera fluídica de la cavidad uterina. Pero en este punto se sujeta a sí mismo y el trofoblasto rompe el tejido maternal e invade más y más. Esto semeja luego a algo así, aquí tenemos al embrioblasto (Fig. 8) que ya contiene una pequeña cavidad y en torno al embrioblasto se desarrolla el trofoblasto. El conjunto entero está rodeado, permeado, saturado por el germen espiritual. La forma humana está trabajando en el. Pocos días después, a veces horas, se desarrolla lo siguiente. Por un lado, las células del embrioblasto  se incrementan en número y tamaño, pero la cavidad también crece y alrededor de esta cavidad el trofoblasto se convierte en un muy pequeño y delicado VILLI en desarrollo. Esta cavidad que se ha desarrollado se denomina CAVIDAD CORIONICA.Y esta cosa blanca alrededor es el CORION. Corion y trofoblasto son dos cosas diferentes, ¿está claro?.

Sin embargo, el corion y el trofoblasto se han unificado muy estrechamente (esto va para mis colegas). Ahora un paso más adelante. Veréis, hasta aquí no hay rastros de un embrión o de alguna estructura embrionaria. Pero ahora vemos como aquí el embrioblasto se divide y forma dos pequeñas vesículas, una vesícula superior y una vesícula inferior. Repito que esto puede tener una forma bastante diferente. Debéis visualizar el conjunto al mismo tiempo. Ahora se desarrolla un sistema fibroso en la cavidad coriónica. Ya no es más meramente fluida, pero alguna estructura se desarrolla en el líquido. La forma ha entrado. La vesícula superior se transforma en AMNION. El amnión es esa envoltura en la que más tarde se sostendrá el embrión flotando completamente en agua. La vesícula inferior se transforma en lo que se denomina SACO VITELINO. Veis, aun nada acerca del embrión, pese a ser el 13avo o 14avo día de desarrollo. Ahora continua (Fig. 8). Todo crece más ampliamente, y el saco vitelino impulsa una evaginación, la cual tratare en un minuto. Todo el corion esta alrededor. Ahora algo se condensa de las células y este engrosamiento en torno al ALANTOIDES se transforma en la así llamada HEBRA PRIMITIVA, los comienzos de lo que más tarde será el cordón umbilical. Así que veis, en unas pocas semanas el trofoblasto alrededor del embrión, alrededor de la simiente habrá desaparecido, y solamente se lo puede encontrar como la placenta con el cordón umbilical apuntándole. ¿De qué se trata esto? Tenemos, mis amigos, al corion, tenemos al alantoides, tenemos al amnión y tenemos al saco vitelino (Fig. 8). Aquí están, las cuatro estructuras que envuelven el embrión.

f8c2

Totalmente desarrolladas al 17mo día. Completamente desarrollado de un modo tal que ahora, en ese día, la individualidad del ser humano puede unificarse con la vivienda que ha sido aquí construida. Ya que en el corion entra el ego, el cuerpo astral pasa a habitar el alantoides, el cuerpo etérico vive en el amnión, y el saco vitelino forma, digamos, los cimientos del desarrollo físico -que discutiremos mas tarde. Esto es algo que primero que todo ha de ser comprendido. Que es lo que se está desarrollando aquí, como se desarrolla, como se relaciona con la filogénesis y la evolución del mundo, no es un tema que tocare ahora, ya que tengo la impresión de que demasiado de algo bueno puede resultar más bien indigerible. Pero de esto ya volveremos a hablar, lo consideraría como importante.

Conferencia I. Embriología y evolución del mundo

6 conferencias impartidas por el Dr. Karl König

Traducido del alemán por Diego Milillo.

Amigos, ciertamente es de lo mas bienvenido que un grupo como este se pueda reunir en pos de una discusión semejante, sobre el tema de la embriología y la evolución del mundo. Realmente es bastante particular en si mismo que se deba discutir científicamente sobre estas cuestiones. En general no se considera conveniente ir a través de una ciencia a la otra, ya que hoy en día cada ciencia ha adquirido tan tremendas proporciones que ni siquiera un centenar de especialistas podrían obtener un cuadro completo de ella. Es por ello que soy completamente consciente de que lo que estamos por hacer es algo único.

Es más: no intento en lo más mínimo impartiros conocimiento. Mi único deseo es que al momento en que partamos, mañana al mediodía, quizás se haya podido establecer entre nosotros un entendimiento sobre las posibilidades que existen de mirar a la embriología en un modo nuevo. Y ya desde el principio deseo declarar, y estoy bastante convencido de ello, que hoy, aparte de la Antroposofía y de la Ciencia Espiritual, resulta aun imposible ver y saber la verdad en el campo de la embriología. Así como es imposible cristalizar en lo exterior una verdad absoluta y recta de aquello que avanza y que tiene su seidad dentro de la esfera de la vida. Siempre estamos tomando uno de los diversos puntos de vista y el cuadro cambia según el modo en que lo miremos.

No hay otro camino. Y no va a importar si sostenemos esto o lo otro; la única cosa que importará es que trabajemos juntos en un seminario como este, que tratemos de entendernos mutuamente, empezar a ver nuevos puntos de vista -y no será muy fácil en este caso en particular, porque la mitad de los participantes son colegas médicos y la otra mitad no se tornara posible mas y mas, queridos amigos, a tanto hagamos un esfuerzo común. Cuanto menos esperéis: “el nos dirá que es qué “- no, no lo hará; por el contrario, el os pedirá que digáis lo que creéis, lo que suponéis, en qué modo uno ve esto o aquello.

Bueno, ahora embriología. Quisiera empezar diciendo algo acerca del alcance del estudio embriológico y sobre la historia de la embriología. Siendo al caso el único camino para indicar el marco dentro del cual nos estaremos moviendo.

Hay muchos modos de estudiar embriología, así como para cualquier otra cosa. Rudolf Steiner, por ejemplo, pidió que la embriología debería considerarse nuevamente en conjunción con la astronomía. Consideremos que en una ocasión declaró bien definidamente que desde el momento del nacimiento cada ser humano lleva la constelación de su nacimiento inscrita sobre la superficie de su cerebro, el córtex, con lo que podría decirse que siempre estamos transportando nuestra constelación natal con nosotros. Si uno mira el curso de los planetas allí fuera y el desarrollo de los órganos dentro del embrión en crecimiento, entonces podríamos encontrar ciertas correspondencias remarcables, a partir del momento en que uno no usa solo el microscopio sino que considera las cosas como un todo y estudia el acceder a la existencia, la formación y transformaciones del cerebro, del hígado en ciernes, el descenso de los riñones, entonces uno puede encontrar que hay procesos que se aplican en astronomía y que se hayan ocultos dentro de este proceso formativo; uno sería capaz de hacer esto si lograse interesar a un astrónomo que lo ayudase a comprender los conceptos que aplican en su ámbito. Y se podría enlazar la embriología no solo con la astrología, sino por ejemplo -y esto sería muy iluminativo- con el ámbito completo de la geometría proyectiva.

Esto he intentado hacerlo en varias ocasiones en el pasado con mi amigo, el fallecido Sr. George Adams, y pudimos encontrar  promisorios puntos de contacto aquí y allí, por ejemplo en el desarrollo del ojo, del hígado, del riñón. Dios no geometriza solamente allí fuera, sino que lo hace directamente también en el embrión humano, en el feto humano. Todo esto es complicado en extremo y solo un matemático y un geómetra genial podrían hacer algo de este tipo, en colaboración con algunos embriólogos.

También existe la posibilidad -y esto es algo maravilloso- de estudiar la embriología desde el punto de vista de la psicología. Esto significa tratar de aprender cada vez mas como se desarrolla la consciencia del niño dentro del vientre de la madre. En este campo ya se han hecho un gran número de observaciones.

Olvidamos por ejemplo que el niño, quiero decir el embrión o mejor dicho, el feto está más consciente en el 3º y 4º mes y que tiene una consciencia mejor y más comprehensible que en el momento en el que empieza a dar patadas. Que  los ojos también están abiertos en un comienzo y que después se cierran los parpados, lo cual indica que el niño en desarrollo entra en un dormir profundo y  luego comenzará a despertar lentamente, paso a paso.

Les muestro todos estos diversos puntos de vista  para que no tengan la impresión de que el punto que tomaremos en consideración hoy es el único.

También es posible considerar la embriología completa como un proceso muy especial y fundamental de la fisiología, quiero decir por supuesto, incluyendo a la bioquímica. Aquí también se han hecho innumerables observaciones. Desafortunadamente hay mas especulaciones e hipótesis que observaciones. Pero uno podría reconstruir por completo una nueva base utilizando este acercamiento. Por cierto, amigos, si esto fuera hecho sensiblemente, se podría desarrollar completamente una nueva fisiología, ya que en ninguna otra parte es más obvio que justamente aquí, en el embrión en crecimiento, que no es el corazón quien impulsa a la sangre, sino que es la sangre la que impulsa al corazón. De hecho existen bastantes circulaciones sanguíneas en el embrión en desarrollo previamente a que el corazón se vea ligado a estas circulaciones. Considerad después de todo, que el corazón no se desarrolla dentro del embrión, sino que originalmente lo hace por encima de la cabeza y sólo gradualmente -tarda unos pocos días, pero no por ello menos gradual- desciende a través de la frente y penetra en el cuerpo. ¿Entendéis esto? Incluso entonces está lejos de ser ligado a la circulación. Pero la sangre fluye y los receptáculos sanguíneos siguen desarrollándose, y todo trabaja y circula, el corazón late pero por sí solo, bien independientemente de la sangre como hasta ahora, la cual corre hacia dentro y fuera, fluyendo.

Aquí debo destacar que en los pasados 50-55 años se ha llevado a cabo mucha labor en el campo de la así llamada embriología experimental. Hemos aprendido una gran relación de estos experimentos. Por ejemplo, que los puntos de crecimiento de los órganos individuales se influencian mutuamente y no es gracias a ningún accidente sino a un complejo de células, tomemos alguna parte a desarrollar del ojo, se ve ligada a otro complejo de células del cual surge la primordial óptica; ellos se influencian mutuamente de manera profunda y fundamental. Bien, cientos y hasta miles  de tales observaciones han sido hechas y existen muchos volúmenes exhaustivos sobre embriología experimental para quienes estén interesados en ella.

Una de nuestras tantas posibilidades es estudiar embriología en conjunto con la historia de la Tierra. Tuve que mencionar todas las otras o no hubiera sido posible darse cuenta de que sea como fuere lo que tomemos y estudiemos, solo es una pequeña sección de la configuración completa del complejo que es la embriología, la verdadera embriología. Ahora, antes de que vayamos más lejos y mencionemos algo sobre la historia de la embriología, echemos un vistazo a las dos columnas que flanquean el portal de la embriología, dos columnas que no son sino dos tendencias de pensamiento respectivas al origen de la nueva vida.

Una de las tendencias es llamada PREFORMACION, no solo desde el S XVIII sino de mucho antes. Y la otra lleva el nombre de EPIGENESIS. Aquellos de mis colegas que recuerden sus días estudiantiles sabrán lo que esto quiere decir. Para el resto tratare de brindar una breve explicación.

El devenir, todo lo que se introduce en la existencia, puede ser observado desde dos puntos de vista. O bien lo miramos de tal modo que estamos convencidos que eso que se introduce en la existencia hasta tenerlo delante nuestro, posee ya una forma preexistente en el óvulo; simplemente crece, y se despliega a medida que crece, pero ya existía en si mismo desde el comienzo. A causa de esto, pietistas equivocados condujeron a los hombres e incluso a los naturalistas en el siglo XVIII a la firme convicción de que los ovarios de Eva ya contenían a todos los seres humanos por devenir, un poco más pequeños por supuesto, pero pese a todo de millones de formas. Y luego simplemente se desplegaron desde allí, donde el buen dios los había puesto. Eso es Preformación.

Epigénesis es la otra columna; dejo a los ocultistas que descubran cual es Jachim y cual Boas; esto no nos concierne aquí. Pero el punto de la Epigénesis es el que proviene del vacío, por así decirlo, del caos, un cosmos es formado paso a paso a través de lo que deviene en la existencia y a través de la idea de eso mismo. Que ese cosmos sea una forma humana, un ratón, un pez, una fruta, lo que sea.

Estos son dos puntos de vista. Y, queridos amigos, estaríamos nuevamente fuera del camino que va al jardín -al menos yo lo veo así- si pensáramos: por supuesto, Epigénesis es verdadera y preformación es falsa. Sí, claro, suponer  que todos los seres humanos estaban contenidos en forma física en Eva es erróneo. Pero si uno lo mira desde otro punto de vista, entonces puede que no parezca tan ridículo a como parecía al principio. Después de todo, en los últimos diez años hemos resbalado hasta la peor posible teoría preformativa que se pueda pensar, si bien no ha sido tomada en cuenta como tal. Desde que hemos descubierto lo que se cree que es la verdadera química de los cromosomas y los genes, y no solo la química, sino la disposición de la molécula-gen gigante en esa inspirada estructura de la espiral con cada posible variación. La cual digamos que gobierna la herencia -aquí tenemos a la preformación, en el ovulo y en el esperma y todo lo que ahora hace falta es que de un modo u otro se elabore hacia fuera de una manera cibernéticamente correcta. Realmente, no debería andarse uno con ínfulas y creer que se está dentro del área de la Epigénesis. No es asi. Ambos acercamientos deben siempre, una y otra vez, ser vistos el uno desde el otro, deben complementarse mutuamente.

Y si ahora se me permite avanzar y decir algo sobre la evolución del mundo, entonces Preformación y  Epigénesis representan a los dos puntos de referencia que hace 130 años atrás, por ejemplo, fueron tomados por un lado en la Academie Française por Cuvier, y Geoffroy de Saint Hilaire por el otro. Uno, Cuvier, sostenía el punto de vista de que en la historia de la Tierra había habido revoluciones y que con cada revolución se produjo un nuevo acto de creación y que todo el conjunto de los reinos animal y vegetal no es otra cosa que el resultado de los perpetuantes actos de creación que se fueron produciendo. Esta es la típica preformación aplicada a la evolución terrestre.

¿Se comprende esto?. Por el otro lado esta Geoffroy de St.Hilaire que piensa y ha pensado -y a quien Goethe menciona con tanta alegría en su conversación con Eckermann (luego puedo leerles el pasaje) que todo se despliega a través de la evolución. Nuevamente, pese a los escritos tempranos de Steiner, pienso que estaríamos equivocados y precipitándonos al declararnos definitivamente en favor de la Epigénesis y mirar hacia abajo altaneramente por sobre los “preformistas”. Bueno, estas cosas también deben ser mencionadas.

Ahora, si nos preguntamos a nosotros mismos: “¿en qué año nació la embriología?”, uno puede decir que la embriología nació entre 1522 y 1524. Los historiadores entre vosotros sabreis que ese fue el tiempo de Lutero, de Carlos V, el tiempo de Paracelso, de Nicolás de  Cusa y muchos más. No me adentraré en esto; pero tres científicos italianos nacieron uno tras otro en 1522, 1523 y 1524. 1522 Ulisse Aldrovandi, 1523 Gabriele Fallopio y 1524 Bartolommeo Eustacchi. Esto es de lo más interesante, ya que básicamente estas tres personalidades se convirtieron en los fundadores  de la embriología humana y animal.

Aldrovandi fue el primero en hacer algo que hoy nos resulta bastante obvio, pues echó una mirada al abrir la cascara de un huevo de gallina para ver por cierto cómo estaba formado y desarrollado el embrión del pollo. Y noto que allí no había un pollo pequeñito, sino extrañas y desconocidas formas, las cuales se desarrollan gradualmente partiendo de un germen que tiene una apariencia casi caótica. Esto fue un tremendo paso hacia adelante en la observación; todavía no era un experimento, sólo fue una observación.

Fallopio, quien nació un año después, investigó el embrión humano y descubrió que después del nacimiento hay una placenta, que el embrión está envuelto en membranas, y que de una manera u otra -no llego a descubrirlo del todo- los receptáculos sanguíneos del niño en desarrollo están conectados con la placenta y las membranas. Este es el segundo descubrimiento.

Y Eustacchi estaba particularmente interesado en la región bucal y estudio de embriones animales para ver cómo se desarrolla un diente. Y poco a poco lo descubrió.

Por lo tanto, históricamente podréis ver esto en primera instancia: Copérnico revoluciona nuestro cuadro del universo y ve al Sol en el centro y a los planetas a su alrededor. Y los tres italianos, Aldrovandi, Eustacchi y Fallopio miran ahora hacia otro aspecto del cosmos y allí comienzan a experimentar maravillas. Amigos, uno debería escribir un libro sobre esto alguna vez, puesto que detrás de todo esto se hayan escondidos otros hechos que quizás puedan ser mencionados aquí partiendo de la base de que todos somos amigos reuniéndonos, digamos, en el nombre de Rudolf Steiner.

Primeramente esta esto: sucedió justamente porque por entonces, en los ’20 del S XVI, el Arcángel Gabriel inaugura su reinado. Con ello se inicia la historia de la embriología. Fue Gabriel quien anuncio el nacimiento del Niño Cristo. Y en la historia espiritual tenemos un lazo aquí. Pero hay algo mas detrás de esto y es lo siguiente: Fallopio es tan conocido por los anatomistas como Eustacchi, porque sus nombres fueron dados a los órganos anatómicos descubiertos por ellos. Fallopio descubrió el tubo femenino, el pasaje que conduce de la cavidad uterina hasta un punto cercano al ovario.

trompa de falopio

Y Eustacchi es conocido porque descubrió otro pasaje -ya he dicho que él estaba interesado particularmente en la boca- que conduce desde la garganta hacia arriba al oído. Y si miráis al ser humano, mis queridos amigos, y veis – aquí esta la garganta (fig. 1) y la trompa del oído, el canal de Eustacchi sube, luego conduce aquí hacia el oído interno y al oído medio y la garganta continua aquí. Si miráis abajo, hacia la organización femenina, entonces encontrareis aquí la trompa de Falopio, aquí el útero y la vagina y aquí encontráis el ovario, justo donde allí encontráis el oído.

Trompas de Eustaquio y Falopio

Y esto no es estar jugando ya que significa que detrás de las cosas que podemos ver se proyecta el brillo de la imagen arquetípica de algo que no deberíamos perder jamás de vista al estudiar embriología. Que OIR y CONCEBIR -lenguaje y desarrollo- es básicamente el mismo proceso, puesto que al principio era la PALABRA. La palabra, que crea a nuestra palabra humana, que ha creado al germen humano. En los misterios de Éfeso se enseñaba esto que acabo de decir, solo que de otra forma -mucho mas pictórica y directa, más espiritual- con lo que se decía: habla, hombre y a través de ti mismo tu revelas el devenir hacia el existir del mundo. El devenir hacia la existencia del mundo el cual es también revelado en devenir en existencia del embrión, el devenir en existencia que encuentra su revelación cuando el ser humano está hablando.

Así que veis, este es el nacimiento de la embriología. Este misterio es introducido en la historia cien años después de que el alma espiritual comienza a moverse en los seres humanos. Ahora se debe ganar la cognición de sí mismo. Pero esto puede ocurrir solamente si el devenir hacia la existencia del Hombre es igualmente comprendida.

Cuarenta años más tarde, en 1563, se hace la primera autopsia de una mujer embarazada y eso conduce a todo lo que sigue luego en este ámbito. Como siempre, ha habido hombres de genio que ya habían hecho tales cosas adelantándose a su tiempo. Historiadores de arte pueden contarme que Leonardo da Vinci ya había ido al cementerio de Milán aprovechando la oscuridad y exhumó cadáveres de mujeres embarazadas que habían muerto, así que podría haber descubierto qué proceso se estaba produciendo. Pero oficialmente, digamos, sin la intervención de la policía, fue en 1563 que una mujer embarazada fue por primera vez examinada post mortem y luego diseccionada.

Esta es la primera gran ola, que luego trae muchas otras de mayor alcance tras ella. Luego viene el S XVII, y donde los astrónomos tienen al telescopio, los anatomistas –no había embriólogos en ese momento- tienen al microscopio. Para quienes están familiarizados con el tema necesito tan solo mencionar nombres como Swammerdam y Leewenhoeck.

Leewenhoeck fue el primero en ver células espermáticas bajo el microscopio. En ese tiempo, mis queridos amigos, no se sabía nada de nada sobre fertilización. El ovulo humano todavía no se conocía y mayor o menormente aun se sostenía la visión de Aristóteles. El pensaba que el primer germen del que se desarrolla un ser humano está formado por una mezcla de semen masculino y sangre menstrual. Gradualmente, siguiendo el propio instinto, son dados los primeros pasos en esta dirección. El gran William Harvey, que descubrió la circulación cerrada del hombre, también descubrió la circulación placental. El sabe a que se enfrenta aquí. Pero veréis, la idea de la evolución, la idea de la evolución del mundo, un gradual digamos, un intencionado desarrollo, aun no existe todavía. Y ciertamente en el S XVIII, luego de los descubrimientos hechos por Swammerdam y Leewenhoeck y todos los demás, resurgieron nociones sobre la preformación, indicando una reincidencia. Hasta que llega Caspar Friedrich Wolff -este no es el filosofo Wolff, sino el embriólogo Wolff- altamente estimado por Goethe (había nacido en 1734, exactamente cien años antes que Haeckel, en Berlin, y murió sesenta años después en 1794). Fue él quien estableció la Epigénesis del desarrollo embrionario. Wolff fue uno del los que entendió a la planta arquetípica de Goethe y hay un pasaje en el que Goethe dice de él: “estoy contento de poder decir que por más de 25 años he podido aprender de él y a través de él. Espero que el destino me permita poner por escrito en detalle como he podido marchar con y al lado de este excelente hombre, cómo me he esforzado en discernir su carácter, convicciones y enseñanza, cuan vasto me ha sido posible concordar con él, cómo me he visto estimulado a ir más allá que él, para que nunca haya de perderle de vista y permanecer siempre agradecido”.

Bueno, uno debe mencionar a toda esta gente, de otra manera no se tiene derecho siquiera a dar un paso mas allá. Este paso apunta a Herder y Goethe. A través de ambos, es aportado un aspecto completamente nuevo al conocimiento de la embriología y de la evolución mundial de aquel tiempo. Pero no es primero Goethe, sino Herder quien toma las riendas.

En él se despierta la idea de la evolución. Es inherente a él y desde la infancia había tenido la convicción de que estaba destinado a algo grande. No me concabe describiros la vida de  Herder aquí, pero hay algo con lo que quisiera llamaros la atención y es el encuentro extraordinariamente significativo que tuvo lugar entre Herder y Goethe en el hotel ” ZumGeist” (El Espíritu) en Estrasburgo en 1770. El joven Goethe de 21 años se reúne con Herder quien es cinco años mayor, pero que ya posee más experiencia y es mucho más conocido. Herder está trabajando sobre un tratado el cual -es por esto que lo menciono- nuevamente está conectado con nuestro tema. Es una tesis para la Academia de Berlín, “Sobre el desarrollo del habla”. Goethe, el joven Goethe, toma profundo interés por este tratado, puesto que en este tratado la idea de la evolución, la idea de algo deviniendo en existencia, la idea del hombre desenvolviéndose y desarrollándose, y fuera de sí mismo -fuera de su alma- dando nacimiento al lenguaje, se halla destacada por primera vez. Bien, esta idea de que el hombre y la humanidad se despliega y se desarrolla se hallaba presente y preexistía en Herder como una cosmovisión comprensiva. Goethe la toma de él y atraviesa con ella la esfera orgánica. Y podría decirse ciertamente que el origen de los estudios científico-naturales de Goethe puede ser encontrado allí en Estrasburgo, en el encuentro entre Goethe y Herder.

Esto surge de la noción de evolución puede ser visto bastante claramente en lo dicho por Goethe, al final de su vida, cuando el 2 de Agosto de 1830 se regocija de la disputa entre Cuvier y St.Hilaire en la Academie Française. Le dice a Eckermann: “ahora Geoffroy de St.Hilaire está definitivamente de nuestro lado y con él todos los escolares de importancia y seguidores en Francia. Este evento me es de inmenso valor. Y tengo el derecho de sentirme jubiloso sobre la victoria final en un tema al cual ofrendé mi vida y que preeminentemente es por lo tanto mío”. Goethe nunca fue más efusivo. Esto muestra cuán profundo siente acerca de la idea de la evolución, la idea de la Epigénesis, la cual a través de Herdery  y de los espíritus de su época se volvió una cuestión de vida.

Amigos, algo de gran importancia ocurrió al mismo tiempo en que la disputa mencionada por Goethe tuvo lugar en París. En ese momento, Charles Darwin, con 21 años de edad, navegaba alrededor del mundo en el barco H.M.S. Beagle. Durante esos tres o cuatro años embarcado en el Beagle, desarrolló un nuevo acercamiento. La idea de la evolución que había sido enunciada por Herder y Goethe, es una cuestión vital para él y ahora trata  de encontrar explicaciones para algo que en Goethe aun era un concepto e idea. Darwin procede a racionalizar este concepto de la evolución y arriba a la teoría de la selección natural; llega a la lucha por la supervivencia. No hace falta que profundicemos en esto, todos lo conocemos. Al mismo tiempo, un año antes de que Darwin comenzase su viaje, el más grande embriólogo conocido por nosotros, Carl Ernst von Baer, publica en 1828 la labor estándar de toda la embriología futura, su trabajo sobre el desarrollo del huevo de gallina. Todavía hoy es un placer leer ese libro. Un placer porque en su compromiso personal, su entusiasmo, alma espiritual y observación objetiva, todo está unificado. Sin este libro, cualquier otro estudio embriológico sería impensable.

Cien años después del nacimiento de Caspar Fiedrich Wolff, dos años después de la muerte de Goethe, nace Ernst Haeckel. Ya de joven y siendo discípulo de Johannes Müller, asume las ideas de Darwin transformándolas de  visión racional a cosmovisión comprensiva. Finalmente, en Haeckel, aparece el verdadero concepto del árbol filogenético, y conjuntamente con este concepto, asume una idea originalmente concebida en los ’20 por el anatomista Meckel, para entonces completamente olvidada. Esta idea nos interesa aquí. Es la LEY BIOGENETICA.

Amigos, cuando uno la menciona ahora, no nos parece en lo más mínimo inusual, expresada como Haeckel intentó en muchas formas diferentes, que la ontogénesis, el desarrollo embrionario, es una recapitulación de la filogénesis, del desarrollo de la raza y del mundo. Cuando alguien dice ahora algo como esto, que ontogénesis y filogénesis están relacionadas, que aquello que se despliega dentro del cuerpo de la madre -sea humana o animal- o se despliega en el desarrollo de la madre Tierra, algo que podemos ver mayor o menormente como obvio en el desarrollo de cualquier germen, algo que por cientos y miles de años, de hecho a través de millones de años ha ocurrido por Epigénesis, es una visión comprensiva y probablemente una de las más grandes ideas jamás pensadas. Rudolf Steiner menciono esto tan a menudo, y no quiero citar ahora su libro, la absoluta devoción con la que Steiner hablo de Darwin, Haeckel y todos los demás evolucionistas. Fue Steiner quien intento ayudar a que esas ideas repercutiesen. Y fue gracias a él que gradualmente pudiéramos ser capaces de entender que a despecho de las tendencias que se desarrollaron de esto, hombres como Darwin, hombres como Haeckel trabajaron realmente para la renovación del cristianismo. Esto es bastante obvio en lo que dice Steiner en sus conferencias sobre el quinto Evangelio en Kristiania. Allí llamó la atención sobre esto.

Ahora, en la concepción del Enigma del Universo al final del siglo pasado, esta idea, esta formulación de la ley biogenética, fue incluso para los científicos una de las ideas fundamentales sobre las que se puede llegar a entusiasmar, con la cual se puede encender al corazón -hasta el comienzo de este siglo cuando fueron investigados por primera vez los embriones precoces de humanos, simios y animales superiores. Y se encontró -el resto lo mencionare más adelante, lo que conduce a esto- que de hecho no es tan simple como Haeckel lo había imaginado. Puesto que no es absolutamente cierto que durante el desarrollo del germen la mórula esta primero, luego se desarrolla la gástrula se desarrolla de la mórula y de la gástrula se desarrollan paso a paso los órganos individuales (Fig. 2). Así que del ovulo fertilizado aquí -estoy hablando ahora para el lego- se desarrolla a través de la división celular, así se pensó, en una mórula, una mora. Y que el agua se colectaba dentro de este grupo de células, así que las células estarían solo en el exterior, en numerosas capas, y la mórula se torna una estructura hueca, la blástula. Y que luego a través de una invaginación en algún lugar de la blástula se desarrollaba en una gástrula y la invaginación se convertía en la boca y el intestino primitivo. Este fue el cuadro que los estudios primarios de Haeckel produjeron como la forma arquetípica de toda ontogénesis. Y eso lo llevo a decir: primero hubo organismos unicelulares. Del unicelular se desarrollaron organismos primitivos con numerosas células; luego estos se volvieron multicelulares, y a través de  la invaginación, algo como simples plantas-animales, por ejemplo. Pero al investigar al ser humano, a los simios y a los mamíferos superiores, se encontró que esto no era así. El asunto es mucho más complicado. El proceso va en una dirección bastante diferente y porque “lo que no debe ser, no puede ser”, se concluyo rígidamente que la ley biogenética era una atractiva hipótesis, pero nada más en realidad. Bueno, yo mismo estuve allí cuando sucedieron estas cosas .

En ese tiempo, en 1925,’26,’27, yo era manifestante en el Instituto de Embriología en Viena. Yo sé el shock que nos produjo ver esos embriones precoces de la segunda y tercera semana de desarrollo a través del microscopio.

 fig2

Bien incomprensible, mis queridos amigos, porque fue revelado lo contrario a lo que nos habíamos permitido pensar hasta entonces. El embrión en si no es siquiera visible durante las primeras dos semanas y media; no se está desarrollando. Lo que si se desarrolla (y algo similar sucede con los monos, los cuales estábamos estudiando, y con algunas variaciones en los mamíferos superiores) lo primero de todo son los ÓRGANOS ENVOLVENTES. Solamente cuando estos órganos envolventes están establecidos y desarrollados hasta cierto grado es cuando de repente comienza a aparecer la primera forma embrional, como de la nada. Eso fue un buen shock para nosotros en aquellos días. Ahora está dado completamente como seguro, porque no se tiene ya mas el coraje, la inclinación o la intención de preguntar: ¿qué significado tiene esto que se está desarrollando aquí?.

Amigos, hoy hemos llegado hasta aquí, y uno puede afirmar con la mayor reverencia, gratitud y respeto, que durante los últimos 30 años se ha llegado a conocer la totalidad del desarrollo embrionario precoz del hombre, por ejemplo sabemos de las OVA humana -así las llaman- de casi cada uno de los días, del primero, segundo, tercero, cuarto día tras la fecundación. Sabemos exactamente cuantas células se formaron al cuarto dia, cuantas en el sexto, en el octavo, etc. También se nos ha revelado abiertamente cuando el ovulo es implantado en el vientre materno. Incluso podemos presumir más aun, en suma, del hecho de que  es posible desarrollar el embrión humano artificialmente. Si el Papa mismo, Juan XXIII, no hubiera intervenido, este experimento se hubiera prolongado mas allá del 28avo día. Todo esto es factible hoy día. No se sabe donde nos puede conducir, y sería difícil decirlo; pero estas cosas ya no son más posibilidades -como lo eran hace cuarenta años- ya que se han vuelto certeza; lo sabemos. Los comienzos se hallan allí donde, a través de Oskar Hertwig, sus discípulos y muchos otros, el ovum fue reconocido y descrito experimentalmente, donde la fertilización y su significado fueron demostrados y esta visión fue lograda. Ahora lo sabemos exactamente: cada ser humano comienza como un ovum fertilizado, y eso es todo lo que es. Prejuicios religiosos permanecen aquí y allá, pero para nosotros científicos no entran en consideración. Así que ¿por qué no se debiera experimentar con seres humanos como con animales?. Y de esto se trata bastante el asunto hoy día, particularmente en genética. Hemos por lo tanto arribado al punto en donde el misterio ha sido revelado. Donde el misterio ya no es visto como misterio, sino como algo ordinario, banal. ¿Y que es lo que el misterio resulto ser?. Es una célula con cuarenta y seis cromosomas. En esos cromosomas hay muchas, muchas células, y hoy por hoy se está tratando mayor o menormente de influenciar esto. Sucede sin embargo que su naturaleza bioquímica es más o menos conocida, porque se ha encontrado una construcción que, si bien no es realista, es impresionante. Esto y no otra cosa es el hombre. Bien, estas perspectivas han de ser asumidas, uno debe conocerlas, porque simplemente refutar considerarlas seria un pecado. Hay solo una cosa que se puede hacer sobre ellas, y esto consiste en tratar de desarrollar otro acercamiento, donde se intente ver los misterios del devenir de una manera nueva, tomando en cuenta una vez más el misterio que ha sido revelado. Y esto es lo que debemos tratar de hacer.